Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

HMS Royal Oak

El HMS Royal Oak, fue un acorazado de la Clase Revenge cuya quilla fue puesta en el astillero Devonport en Plymouth, Devon, Inglaterra, el 15 de enero de 1914.   Fue lanzado al agua hacia fines de ese año, el 17 de noviembre, y luego de los trabajos de acabado del buque y completadas las pruebas de navegación fue puesto en servicio el 01 de mayo de 1916, en plena Primera Guerra Mundial.   Participó en la Batalla de Jutlandia como parte de la 3ª División de Acorazados del 4º Escuadrón de Batalla, sin recibir ningún daño.

HMS Royal Oak

HMS Royal Oak

El nombre "Royal Oak" (roble real) tiene una larga tradición en la Marina Real inglesa.   Recuerda un episodio de la campaña de Cromwell contra Carlos II de Inglaterra, en la que el rey, perseguido por las tropas de Cromwell tuvo que refugiarse en lo alto de un roble hasta que sus perseguidores dejaron de buscarlo.

Carlos II fue elevado al trono después de la muerte de Cromwell, y desde entonces mandó agregar un roble a las armas reales, por esa razón, desde el año 1660 hasta el siglo XX, la escuadra inglesa siempre contó con un buque llamado HMS Royal Oak.

El acorazado que costó 2.478.000 libras esterlinas, fue reconstruido y modernizado junto con sus gemelos HMS Revenge, HMS Resolution y HMS Royal Sovereign.

La nave originalmente desplazaba 29.150 toneladas y tenía 189 metros de eslora, 27 metros de manga y 8,7 metros de calado.   Su velocidad era de 21,5 nudos y la nave tenía un rango de navegación de 4000 millas.   Contaba con una tripulación en tiempo de paz de 1146 hombres entre oficiales, suboficiales y marineros.

El buque fue reformado entre 1934 y 1936, aumentando su desplazamiento a 34.420 toneladas al terminar las modificaciones, las que incluyeron el aumento de la manga a 31,1 metros para incrementar la flotabilidad, idea de Churchill quien pensó antes de comenzar la guerra que podía ser utilizado para atacar Alemania en las propias puertas del Mar Báltico, donde hay poca profundidad para un buque de ese calado.

Durante la remodelación le retiraron los cuatro tubos lanzatorpedos.   Sus cañones antiaéreos de 4 pulgadas fueron reemplazados por baterías del mismo calibre, pero dobles, para aumentar su poder defensivo contra los modernos aviones que diferían mucho en velocidad y poder de fuego en comparación con los de la Gran Guerra.

Durante la Guerra Civil en España le ordenaron patrullar alrededor de la península Ibérica, siendo atacado en dos oportunidades tanto por las fuerzas franquistas como las republicanas.   No hubo mayores daños en el buque y apenas se hicieron protestas que recibieron las disculpas del caso.

El "Royal Oak" se contaba entre los buques británicos de línea, con la protección más sólida, ya que a diferencia de los de la clase "Queen Elizabeth", se había sacrificado en él la velocidad, en beneficio al reforzamiento de su blindaje por debajo y por encima de la línea de flotación.   Al buque se le incorporó también una catapulta para el lanzamiento de los dos aviones de exploración que llevaba a bordo.

Así, al comenzar la Segunda Guerra Mundial, el buque contaba con 8 cañones de 381 mm, 12 cañones de 152 mm, ocho cañones antiaéreos dobles de 4 pulgadas, 16 cañones dobles de 2 libras que luego fueron aumentados a 24 piezas.

En 1938, el Royal Oak regresó a la Home Fleet y fue nombrado buque insignia del Segundo Escuadrón de Acorazados con sede en Portsmouth.  Es de recordar que el 24 de noviembre de 1938, la nave llevó el cuerpo de la Reina Maud de Noruega, nacida en Gran Bretaña, que murió en Londres, para su funeral en Oslo, acompañado por su esposo el rey Haakon VII.

En diciembre de 1938 el buque dejó de tener valor para la Royal Navy, pero en vista de la crítica situación internacional, en junio de 1939 fue reincorporado al servicio, realizando poco después un viaje de entrenamiento en el Canal Inglés en preparación para otra gira de 30 meses por el Mediterráneo.   Sin embargo, debido a que la guerra era inminente, la nave fue enviada a Scapa Flow, y fondeada poco antes que Gran Bretaña declarara la guerra el 3 de septiembre de 1939.

En octubre de ese año, el Royal Oak se unió a la búsqueda del Gneisenau, que se encontraba en el Mar del Norte como una distracción para encubrir las acciones de los acorazados de bolsillo Deutschland y Graf Spee.   La búsqueda no dio ningún resultado en especial para el viejo Royal Oak con su velocidad máxima de 20 nudos, que no era insuficiente para mantenerse al ritmo del resto de la flota británica.   Como consecuencia, el 12 de octubre, el Royal Oak regresó a la base de Scapa Flow, en muy malas condiciones debido a las fuertes tormentas del Atlántico Norte: un gran número de sus balsas salvavidas Carley quedaron destrozadas así como muchas de las baterías de pequeño calibre.   El mando naval declaró a la nave de 25 años como no apta para el servicio.   Preocupado por los sobrevuelos de aviones de reconocimiento alemanes sobre Scapa Flow, el almirante de la Flota Metropolitana, Charles Forbes, ordenó que la mayor parte de la flota se dispersara a puertos más seguros.   Pero, el Royal Oak permaneció fondeado en Scapa porque los mandos consideraron que sus baterías antiaéreas podían ser útiles para la defensa aérea de la base.

Lo que temían los británicos ocurrió el 14 de octubre, pero no por causa de un ataque aéreo sino por la incursión del submarino alemán U-47 comandado por el teniente de navío Gunther Prien, que penetró sin ser visto en Scapa Flow y hundió al Royal Oak.

Winston Churchill fue convocado al Parlamento para explicar lo ocurrido resaltando la osadía del comandante Prien y el 17 de octubre de 1939, el Secretario General del Almirantazgo Británico publicó un comunicado oficial declarando: "Tengo el sentimiento de comunicar la noticia del hundimiento del acorazado "HMS Royal Oak", al parecer ocasionado por un submarino alemán.  La lista de los supervivientes será publicada en cuanto sea recibida".

Sin embargo, la BBC de Londres adelantó que se habían salvado solamente unos 370 tripulantes mientras que otros 800 habían perecido.   Entre las víctimas más notables se encontraba el contralmirante Henry Blagrove, comandante de la 2ª División de Acorazados.   Entre los supervivientes figuró el comandante del buque capitán W. G. Benn y el comandante R. P. Nichols.

Aunque el HMS Royal Oak era un viejo y obsoleto acorazado que pertenecía a la reserva, era un buque emblemático para la Royal Navy y por ello el Almirantazgo no pudo disimular la importancia de tan significativa pérdida para la marina inglesa.

Aprovechó el secretario del Almirantazgo para añadir que siempre fue norma de Gran Bretaña reconocer hidalgamente tanto los éxitos como los fracasos políticos o militares.  Sin embargo, anotó que el acorazado en cuestión, que ya tenía 25 años de existencia, no había sido modernizado tan completamente como lo fue el HMS Queen Elizabeth y otros acorazados de la reserva de la Marina.

Lo que más impactó a la opinión pública británica fue la gran cantidad de jóvenes de menos de 20 años que murieron en el ataque, sobre todo porque cerca de 100 de ellos tenían menos de 18 años debido a la tradición naval de entrenar niños de 15 a 17 años en labores marineras a bordo de los buques de guerra.   A partir de entonces, el Almirantazgo cambió las normas relacionadas con el servicio de menores de edad.

Actualmente el HMS Ark Royal permanece en el fondo del mar en las coordenadas 58°55'50"N 2°59'0"O.   El lugar está marcado con una boya donde se realiza una ceremonia anualmente para recordar a las víctimas del episodio bélico.

Naufragio del HMS Royal Oak

Posición en que se encuentra actualmente el casco del HMS Royal Oak en Scapa Flow

Buques de la Royal Navy que llevaron el nombre Royal Oak.

-HMS Royal Oak - buque de línea "second-rate"* pero con 76 cañones, lanzado en 1664 y hundido por los holandeses en 1667 durante la incursión a Medway (Batalla de Chatham).
-HMS Royal Oak - buque de línea "second-rate"* pero con 70 cañones, construido en 1674, reconstruido en 1690, 1713 y 1741.  Fue desguazado en 1764.
-HMS Royal Oak - buque de línea "second-rate"* pero con 74 cañones, construido en 1769, renombrado HMS Assistance in 1805 y desguazado en 1815.
-HMS Royal Oak - buque de línea "second-rate"* pero con 74 cañones.  Fue renombrado HMS Renown antes de su lanzamiento en 1798.
-HMS Royal Oak - buque de línea "second-rate"* pero con 74 cañones, lanzado en 1809, desguazado en 1850.
-HMS Royal Oak - fragata blindada lanzada en 1862 y vendida en 1885.
-HMS Royal Oak - acorazado de la clase Royal Sovereign lanzado en 1892 y desguazado en 1914.
-HMS Royal Oak (08) - acorazado de la clase Revenge lanzado en 1914 y hundido en 1939, en Scapa Flow.

* "second-rate", designación naval británica del Siglo XVIII para los buques de línea que contaban con 90 a 98 cañones.


Publicado: 17 mayo/2011