El Incidente de Venlo

Durante los años 30, el Servicio Secreto de Inteligencia británico (SIS) o también conocido como MI6, tenía en La Haya uno de los más grandes centros de espionaje y recopilación de información, que era filial de la Organización Z, creación del Coronel Claude Dansey, Jefe de Operaciones Encubiertas del MI6.   En Roma, Dansey había sido Oficial de Control de Pasaportes o Passport Control Officer (PCO), nombre mediante el cual se encubría a los agentes de inteligencia asignados a las embajadas británicas.   Al estallar la guerra en Europa Dansey se encontraba en Londres.

Claude Dansey

Coronel Claude Dansey

La Estación de La Haya estaba a cargo de dos agentes con limitada experiencia, el Capitán Sigismund Payne Best, quien había estudiado en Munich desde 1908 hasta 1913 y fue oficial de inteligencia en Francia, Bélgica y los Países Bajos durante la Primera Guerra Mundial.   Conoció a Dansey mientras ambos servían en Holanda en 1917.   El otro oficial era el Mayor Richard H.Stevens quien adquirió alguna experiencia en inteligencia con el Ejército de la India en la frontera noroccidental y llegó a la jefatura del PCO cuando reemplazó a su jefe Monty R. Chidson quien a su vez había asumido el cargo por el suicidio del Mayor Hugh Reginald Dalton, el 4 de setiembre de 1936.   Según Best, Stevens sólo aspiraba a alcanzar él ascenso a teniente coronel.   El propio Stevens se consideraba la persona menos adecuada para el puesto porque según él mismo, "era el hombre equivocado en el lugar equivocado".  Su corazón y su mente estaban en la India.

Uno de los primeros personajes que establecieron veladas conexiones entre los agentes alemanes y británicos de la Organización Z, fue un tal Dr. Franz Fischer también conocido como Dr. Fischer.   Lo que no sabían Best y Stevens fue que el Dr. Fischer era un agente del "Sicherheitsdienst" (SD) o Servicio de Seguridad de las SS, una sección de las SS Generales, donde Fischer estaba clasificado como el agente F479.

Sigismund Payne Best

Sigismund Payne Best

Richard H. Stevens

Richard H.Stevens

Fischer salió de Alemania de manera encubierta aparentando ser uno de los tantos refugiados que escapaban a Francia y logró penetrar exitosamente en un grupo de exiliados de París que eran dirigidos por el Dr. Klaus Spieker.   A comienzos de 1938 Spieker pudo simular un ofrecimiento de Johannes Travaglio, un agente de la Abwehr en Sttutgart, para "persuadir" a un militar opositor a viajar a Holanda y reunirse con el Mayor Stevens, para entonces el oficial de inteligencia de la Embajada Británica en La Haya.   La posibilidad de realizar conversaciones directamente con un oficial líder de los disidentes entusiasmó al Capitán Best, quien personalmente le había solicitado a Fischer propiciar un encuentro de ese tipo.

En setiembre de 1939, poco después del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, los dos oficiales británicos, el Capitán Sigismund Payne Best y el Mayor Richard H. Stevens, fueron instruidos por Dansey para entrar en contacto con el Dr Franz Fischer, quien les había manifestado que ya tenía el contacto y la garantía del viaje del oficial disidente.   Como consecuencia, lo que los oficiales británicos creían que se trataba de conversaciones para llevarlos a un acuerdo de paz entre Gran Bretaña y Alemania con el tal "Mayor Solms", en realidad se trataba de una reunión con Johannes Travaglio.   La primera reunión se efectuó en el Hotel Wilhelmina de Venlo, una localidad en la frontera germano-holandesa.   En la reunión, el Dr. Fischer presentó a Best al Mayor Solms. Luego de esa reunión, el Dr. Fischer le comunicó a su jefe en la SD, el Dr. Helmut Knochen que la inteligencia británica deseaba conversar con un oficial de mayor rango con autoridad suficiente para discutir los términos de paz.

Walter Schellenberg

Walter Schellenberg

Reinhard Heydrich, Jefe del "Sicherheitsdienst" (SD) seleccionó al joven Walter Schellenberg para conducir el juego de las arriesgadas conversaciones con la inteligencia británica en Holanda.   Hay discrepancias entre los lugares de las reuniones incluso se sabe que Schellenberg no fue a la primera reunión del 20 de octubre de 1939, sino que mandó a dos hombres de las SS llamados Salich y Christensen, mientras que en sus memorias el propio Schellenberg hace un detallado recuento de su encuentro con Best y Stevens en Arnhem el 21 de octubre de 1939 después de haber sido llevado desde Zutphen por Best.   Un nuevo encuentro fue acordado para el 30 de octubre de 1939 en la mismas oficinas de la Inteligencia Británica en La Haya.

La reunión del 30 de octubre, casi fue cancelada por la policía holandesa alegando razones de seguridad, pero pese a todo, sí se realizó.   El oficial de inteligencia holandés Dirk Klop, quien se hizo pasar por el agente británico "Capitán Coppens" fue enviado por Best a recoger a los alemanes a la frontera y llevarlos a su oficina en La Haya.   Uno de los alemanes fue Grosch que presentó a Schellenberg quien asistió como el "Capitán Schaemmel" (nombre verdadero de la cabeza de la sección de contraespionaje de las SD) y el tercero fue el "Coronel Martini", un amigo personal de Schellenberg llamado Profesor Max de Crinis, austriaco y profesor de medicina psiquiátrica en Berlín, quien actuó como la mano derecha del "general".   Por todos los testimonios conocidos los agentes de las SS se reunieron con los agentes británicos en las oficinas de Best en La Haya, donde discutieron deshacerse de Hitler, hacer arreglos de paz con las potencias occidentales y devolver la soberanía a Austria, Checoslovaquia y Polonia.   Alemania volvería a ser lo que fue antes de la Primera Guerra Mundial, se le devolvería sus antiguas colonias y se crearía un frente común anti-soviético.

Caf Backus

Café Backus

Las conversaciones fueron reportadas al Gabinete del Primer Ministro Neville Chamberlain el 2 de noviembre y aunque tenía la oposición de Churchill, para entonces Primer Lord del Almirantazgo, gozó del apoyo de todos los miembros del Gabinete.

Como los británicos insistían en hablar con alguien de mayor rango, para discutir el acuerdo de paz, fue pactada para el 9 de noviembre una reunión con un supuesto general de la Wehrmacht.    Acordaron que la reunión se se realizara en el Café Backus, de la localidad de Venlo a 8 kilómetros de la frontera con Alemania.   La tarde del encuentro los agentes británicos Best, Stevens, el oficial de inteligencia holandés Klop y su chofer Jan Frederik Lemmens, fueron secuestrados por orden de Himmler.   Al llegar el automóvil con los agentes británicos fueron recibidos por oficiales del SD que adoptaron el disfraz de refugiados armados con subametralladoras.   Klop trató de huir y en medio de una balacera fue herido y capturado.   Minutos después, todos esposados, fueron llevados en dirección a la frontera donde un grupo armado de las SS los esperaba para protegerlos de la policía holandesa.

Los secuestrados fueron trasladados a Düsseldorf para ser interrogados, donde debido a sus graves heridas Klop murió.   Lo que había sucedido en el Café Backus no fue conocido por la inteligencia británica hasta el 21 de noviembre, cuando Heinrich Himmler hizo pública la captura de los agentes británicos y holandeses.

Las razones por las cuales los alemanes interrumpieron las falsas conversaciones de paz no se conocen con certeza.   El 8 de noviembre Georg Elser planeó poner una bomba en la cervecería Bürgerbräukeller de Munich donde Hitler dio un discurso por el aniversario del "Putsch" de la Cervecería de 1923.   La bomba explotó diez minutos después que Hitler abandonó el local.   Se especula que Hitler quiso distraer la atención pública inventando el complot internacional para asesinarlo forjado por agentes extranjeros.   Otra posibilidad, se especula, es que Hitler se cansó de jugar con los agentes británicos y decidió ponerlos en ridículo con el secuestro de los agentes.   En todo caso, el complot de la inteligencia británica y la holandesa le daba el pretexto para la invasión de Holanda en 1940.

Los agentes Best y Stevens fueron encerrados en Sachsenhausen y después llevados al campo de concentración de Dachau donde fueron sometidos a severos interrogatorios.   Por las informaciones que proporcionaron (Stevens tenía una lista con los nombres de los agentes británicos) desarticularon las operaciones del MI6 en Europa Occidental durante los primeros años de la guerra.   Todos o casi todos los agentes británicos de la lista fueron arrestados, la mayoría de ellos en Checoslovaquia.   Por esa razón los británicos tuvieron que transferir las operaciones de sabotaje y subversión a la recién creada "Special Operations Executive".   Sin embargo, antes de eso, la credibilidad en las falsas conversaciones llevaron al gobierno de Chamberlain y su Ministro de Asuntos Extranjeros a continuar con su política de apaciguamiento y evitar el conflicto con Alemania.  

El asunto de Venlo hizo que los británicos no volvieran a considerar más una posibilidad de acercamiento con Alemania y puede haber influido en la decisión de no aceptar las insinuaciones que durante los primeros años de la guerra Hitler intentó para evitar el conflicto con Gran Bretaña.   Pero además, las SD perdieron una gran oportunidad de sacarle aprovecho el éxito alcanzado por la inteligencia alemana durante las falsas conversaciones, éxito que pudo ser usado a largo plazo para infiltrar agentes dobles en la inteligencia británica.

El Capitán Sigismund Payne Best y el Mayor Richard H. Stevens fueron liberados al finalizar la guerra.


- LIBRO: Hitler's Last Chief of Foreign Intelligence: Allied Interrogations of Walter Schellenberg por R. Doerries (Author)
Amazon
Ver detalles en Amazon
- LIBRO: The Venlo Incident por S. Payne Best (Author)
Amazon
Ver detalles en Amazon

Publicado: 27 marzo/2009






Principal




Para tu Smartphone

Libro de Visitas

Blog de Exordio

Búsqueda sólo en el Blog



Página protegida por Copyscape en contra de copia y violación de contenido