Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

SMERSH

SMERSH ("Smert Shpionam" o "Muerte a los Espías"), fue un servicio de contrainteligencia de la Unión Soviética, la contraparte de la Abwehr, pero con siniestros propósitos, formado por orden de Stalin para proteger la retaguardia del Ejército Rojo en el frente "para arrestar a los traidores, desertores, espías y criminales durante la Guerra Patriótica".  Esta unidad entró en funcionamiento el 19 de abril de 1943 con el nombre de Departamento de contrainteligencia de la NKVD de la URSS (SMERSH) y puesta bajo la dirección de Viktor Abakumov, un policía subalterno protegido de Avrenty Beria, jefe máximo de la policía soviética desde 1938 hasta 1953.

Viktor Abakumov

Viktor Abakumov

Actividades de SMERSH

—Clasificar mediante investigaciones a los prisioneros de guerra soviéticos recuperados del cautiverio, con el objeto de determinar si se mantenían leales a la URSS, si habían sido adoctrinados por los alemanes y sobre todo para descubrir si habían luchado del lado alemán contra el Ejército Rojo.

—Tenía autoridad para investigar a los miembros de la propia NKVD, sin importar el rango o el cargo desempeñado. Si se encontraba alguna evidencia en cualquier miembro de la NKVD que supusiera indicios de estar comprometidos en cualquier actividad subversiva, la SMERSH podía efectuar arrestos y usar la tortura para forzar confesiones y podían hacer juicios públicos sumarios con condenas que iban desde el confinamiento en campos de concentración o el fusilamiento.

—Podía también buscar y asesinar a desertores, agentes dobles, confidentes, soplones y colaboradores.

—Mantenía también unidades especiales llamadas "zagradotryads" (fuerzas de barrera), en el frente de batalla, autorizadas a disparar contra cualquier unidad soviética, sin importar rango o cargo, en caso intento de desobedecer órdenes o retroceder ante el enemigo.

—Fue usada también por INO, el departamento responsable de las operaciones de inteligencia en el extranjero encargadas de eliminar a los "enemigos del pueblo" fuera de la Unión Soviética.

—También se encargaba de incautar las obras de arte y todo objeto de valor, incluyendo metales valiosos, como oro, plata y piedras preciosas o cualquier bien que tuviera algún valor para la Unión Soviética.  Entre estas funciones se encontraba la detención y enjuiciamiento sumario de todo soldado soviético, que si bien podía apropiarse de cualquier tipo de bien privado, incluyendo personas, no podía tomar propiedad pública del enemigo, pues desde ese mismo instante esos bienes pasaban a ser propiedad del pueblo soviético.

Cuando la guerra estaba por concluir con la caída de Berlín, SMERSH recibió el encargo de encontrar a Adolf Hitler, en este caso excepcional, si fuera posible vivo, o recuperando su cadáver. Unidades de SMERSH al mando del Teniente Coronel Iván Klimenko, asignados al 79 Cuerpo de Fusileros, fueron encargados de recolectar obras de arte y objetos de valor y en especial Hitler y su entorno, encontraron los restos esparcidos de 11 personas y dos animales, semienterrados en cráteres de bombas en los jardines de la Cancillería. Klimenko acompañado de la intérprete Yelena Rjevskaïa, realizó una investigación para confirmar los eventos acontecidos durante los últimos días previos a la captura del Führerbunker, para confirmar que los restos hallados correspondía efectivamente al de Hitler, los de Eva Braun, Josef Goebbels, Marta Goebbels, otras 7 personas y dos perros, todos los cuales fueron enviados a Moscú.

Los cuerpos parcialmente incinerados y destrozados por las bombas, fueron llevados a una clínica convertida en morgue ubicada al norte de Berlín en los suburbios de Buch, donde un equipo de cuatro médicos dirigidos (poco probablemente) por el Dr. Shkravaski quienes llegaron a la conclusión de que los restos eran de Hitler y su entorno. Fueron comparadas las evidencias de la oficina del odontólogo de Hitler con las muestras recolectadas de parte del maxilar inferior, algunos dientes que permitió hacer una identificación positiva. El 9 de mayo de 1945, cuando las autopsias fueron terminadas los rusos concluyeron que Hitler había muerto. Todo ello se mantuvo en secreto, pues Stalin tenía planes para su Operación Mito, que mantendría a la inteligencia occidental entretenida buscando a Hitler dándole así un respiro a la NKVD y luego a la KGB.

SMERSH, como una unidad autónoma fue desmantelada en 1946 y absorbida por la NKVD en 1946. Aunque su existencia fue de sólo tres años, en occidente se la hizo permanecer activa en novelas de ficción tales como SMERSH de Ian Fleming y Nemesis de James Bond, en este caso con el nombre S.P.E.C.T.R.E, acuñado para evitar cualquier connotación política en contra de la URSS que sirviera para deteriorar todavía más las tensas relaciones entre la OTAN y el Pacto de Varsovia


Publicado: 14 marzo/2005