Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Servicios Secretos de Polonia

Poco antes de que Polonia fuera invadida por Alemania, los servicios de inteligencia polacos fueron desmantelados dejando al país desguarnecido.  Pero, poco antes de que ello ocurriera, los servicios de seguridad alemanes descubrieron las actividades del coronel polaco Jerzy Sosnowski.

El caso Sosnowski-Natzmer
Jerzy Sosnowski

Coronel Jerzy Sosnowski

A mediados de 1933, el Abwehr se enteró sobre las actividades de la red polaca de agentes, probablemente debido a la traición de teniente Jozef Gryf-Czajkowski, que era un agente doble y que previamente había mantenido el puesto de Sosnowski en Berlín.  También ayudó en la operación la actriz alemana Maria Kruse, otra de los amantes de Sosnowski.

Este oficial fue sorprendido entregando a un agente provocador informes sobre los planes de invasión de Polonia.  Esto ocurrió en una estación de radio berlinesa y los documentos habían sido robados de las instalaciones de la Oberkommando der Wehrmacht (OKW), por una secretaria apellidada von Natzmer quien fue seducida y engañada por Sosnowski.

Sosnowski fue detenido por la Gestapo el 27 de febrero de 1934, durante una fiesta en un apartamento en la calle Lützowufer 36. Pocos días después fueron detenidas, Benita von Falkenhayn, Renate von Natzmer e Irene von Jena.  Günther Rudloff logró evitar la detención, al declarar que debido a la cooperación con los polacos, pudo obtener información de inteligencia útil. Los alemanes siguieron investigando y descubrieron más sobre las actividades de Rudloff.   No tenía escapatoria y frente a la pena de muerte, se suicidó el 7 de julio de 1941.

El proceso comenzó en febrero de 1935.  El día 16 del mismo mes, von Falkenhayn y von Natzmer fueron condenados a muerte y posteriormente decapitados, mientras Sosnowski con Jena von fueron condenados a cadena perpetua. Sosnowski, se sorprendió por la muerte de sus amantes, como declaró a la revista Time en la edición del 17 de agosto de 1936, diciendo: Estoy consternado por la muerte de esas mujeres. Hasta el momento en que fui liberado en un intercambio de prisioneros por más de 14 meses no vi la cara de ninguna persona.  Mis alimentos me los pasaban los guardias a través de una ventanilla que sólo se abría por un lado a la vez. La trágica muerte de esas personas me atormentó día y noche y sólo obtuve paz mediante las oraciones.

El agente fue liberado en abril de 1936, cuando él fue intercambiado por tres espías alemanes, capturados en Polonia.   Los polacos siemp0re sospecharon de Sosnowski por sus sorprendentes éxitos y fue acusado de fraude y alta traición y puesto bajo arresto domiciliario.  El juicio comenzó el 29 de marzo de 1938, en el Tribunal de distrito militar de Varsovia. Sosnowski negó todos los cargos, pero el 17 de junio de 1939, fue declarado culpable de traición y colaboración con Alemania y condenado a 15 años, así como una multa de 200.000 zlotys.  Trató de apelar la decisión, pero el estallido de la Segunda Guerra Mundial frustró la diligencia.

Después de la derrota polaca, los alemanes capturaron toda la documentación de los archivos del servicio de inteligencia polaco.  El análisis de los documentos mostró en primera instancia importantes documentos procedentes de Dortmund.

Dortmund

Los servicios de seguridad alemanes hicieron una investigación en los valles del Ruhr y fueron detenidos tres polacos los cuales fueron acusados de espionaje y ejecutados.


Publicado: 17 octubre/2002 - Actualizado 20 junio/2013