Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Donald Maclean

Donald Maclean

Donald Maclean nació en 1913.  Fue hijo de un miembro del Gabinete Británico y fue educado en la escuela privada Gresham y al terminar sus estudios ganó una beca con la que ingresó al Trinity College de Cambridge en 1931.  Fue en esa universidad de Cambridge, mientras estudiaba Lenguas Modernas que Maclean conoció a Anthony Blunt, Kim Philby y Guy Burgess.  Todos ellos tenían ideas marxistas y por ello se afiliaron al Partido Comunista.

En su segundo año en Cambridge, su padre murió, y en su último año fue reclutado para la inteligencia soviética por Anthony Blunt.   Así se convirtió en uno de los cinco del Círculo de Cambridge.   Luego de graduarse con honores postuló a los exámenes de Servicios Civiles.

Maclean era alto con gran tamaño físico pero subido de peso y flácido. Los que lo conocían notaba su debilidad aunque tenía una personalidad amable. No tenía cualidades para político, pero era joven e inteligente. Podría haber tenido éxito con las mujeres, pero era demasiado tímido y hasta torpe en sus relaciones personales. De hecho fue considerado de ambigua definición sexual.

Después de salir de Cambridge, Maclean se unió al servicio diplomático. En 1938 fue nombrado Tercer Secretario en la Embajada Británica en París.

En 1939, un agente de la KGB llamado Walter Krivitsky desertó a Occidente y el MI5 fue informado que él sabía de 61 agentes en el Reino Unido que trabajaban para el KGB. Aunque el hombre no conocía los nombres, dio descripciones detalladas de los que sabía que trabajaban para la KGB. Una descripción claramente expuso el entorno en que se movía Donald Maclean. Sin embargo, el MI5 dudó de la integridad de Krivitsky y su testimonio no fue corroborado y más bien fue enviado al archivo.

En mayo de 1940, ante la inminente caída de Francia, todo el personal diplomático británico fue retirado de París y Maclean tuvo también que regresar a Londres. En 1944, Maclean fue enviado a Washington DC y mientras trabajaba en la embajada británica tenía acceso a secretos nucleares altamente sensibles. Estos secretos fueron enviados a Moscú por Maclean. Sin embargo, aunque Maclean nunca tuvo acceso a información técnica, informaba a Moscú sobre el progreso y desarrollo del proyecto. Con toda esa información, la KGB pudo estimar la cantidad de uranio que tenía Estados Unidos para fabricar bombas atómicas. Algunos historiadores creen que después Stalin decidió iniciar el bloqueo de Berlín (1948) y darle su apoyo a Corea del Norte durante la Guerra de Corea, porque sabía que, por la información enviada a Moscú por Maclean, Estados Unidos no era tan poderoso como trató de hacer creer al mundo en cuanto a su capacidad nuclear.

Tras la guerra mundial, Maclean trabajó en Londres antes de ser asignado al cuerpo diplomático en Egipto. En 1950, fue regresado a Londres como resultado de lo que se describió como un "raro comportamiento". Esto era un eufemismo para la participación de Maclean en orgías homosexuales – comportamiento que lo ponía en gran riesgo de chantaje.

A pesar de su poco éxito en el servicio diplomático, Maclean fue nombrado jefe del Departamento Estadounidense de Asuntos Exteriores.

Sin embargo, por su comportamiento atrajo la atención del MI5 que comenzó a vigilarlo. En 1950, Maclean, junto con Guy Burgess, fue advertido que el MI5 iba a interrogarlos acerca de sus actividades. Ante la posibilidad de ser descubierto, Yuri Modin su controlador de la KGB los llevó subrepticiamente a la URSS.

Establecido en la capital soviética, mientras que Burgess no logró integrarse en la sociedad rusa, Maclean si lo logró y poco después se convirtió en ciudadano soviético. La KGB lo recompensó por su trabajo haciéndole coronel honorario de la KGB.

Donald Maclean murió de un ataque al corazón en 1983.


Publicado: 4 noviembre/2001 - Actualizado: 21 setiembre/2016