Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Operación Ironside

La Operación Ironside fue un plan engaño militar, que formó parte de Operación Bodyguard, todo un plan para distraer a los alemanes haciéndolos pensar que la invasión de Francia no se realizaría en las playas de Normandía.

La puesta en marcha de la operación estuvo en manos de agentes dobles que se encargarían de diseminar la información falsa. La intención era inducir a los alemanes a pensar que la invasión se realizarIa en la zona de Burdeos para anclar un número importante de fuerzas, incluyendo a la 17ª División Panzer, fuera de Normandía.

Como ocurrió con muchos de los engaños de Bodyguard, la fuerza destinada a Ironside nunca existió. El supuesto plan de invasión incluía un ataque inicial de dos divisiones desde el Reino Unido, seguido por otras ocho divisiones procedentes de Estados Unidos. Los agentes Tate, Bronx y Garbo transmitieron fragmentos del plan a sus manejadores alemanes durante el mes de mayo de 1944.

En realidad no existen indicios que Ironside lograra inducir a los alemanes a un ataque en la Bahía de Vizcaya, particularmente porque estaba fuera del alcance de la cobertura aérea desde Inglaterra y porque ponía a sus barcos de asalto bajo la amenaza submarina alemana, amenaza que no era tan significativa en el estrecho Canal de la Mancha.

La Operación Ironside formó parte de la Operación de Bodyguard, engaño militar estratégico de gran envergadura destinado a confundir a los mandos alemanes en cuanto a las intenciones aliadas durante el período previo al desembarco en Normandía.

La planificación general de Bodyguard y Ironside, estuvo en manos de John Bevan y la sección de control de Londres (LCS) siglas de "London Controlling Section". El LCS había sido creado en 1942 tras los éxitos en operaciones de distracción realizadas en el Medio Oriente por Dudley Clarke. Después de algunos intentos iniciales en la planificación de engaño, el departamento fue asignado para ejecutar Bodyguard.

Ocurrió en enero de 1944, que los aliados interceptaron comunicaciones indicando que los comandantes alemanes estaban preocupados por la posibilidad de desembarcos en la región del Golfo de Vizcaya en Francia. En febrero, fuerzas navales y aéreas alemanas realizaron ejercicios en contra una posible invasión en la zona. Ironside tuvo la intención de reforzar esa creencia.

El propósito de Ironside fue hacer creer que, diez días después del Día-D, las fuerzas aliadas desembarcarían en la región de Burdeos, en el estuario del Garona. Esta fuerza establecería una cabeza de puente antes de avanzar para encontrarse con las unidades de la Operación Vendetta, otra de las operaciones de engaño en la costa mediterránea de Francia.

Inicialmente, Bevan sugirió que la fuerza de invasión ficticia debería proceder de Estados Unidos, pero se determinó que sería tomada como inverosímil. Al final se acordó que sería más realista que el ataque inicial se hiciera con dos divisiones desde el Reino Unido, desembarcando otras seis divisiones procedentes de la costa este de Estados Unidos una vez establecida una cabeza de puente. Las divisiones elegidas eran las de infantería 26ª, 94ª, 95ª y 104ª y las blindadas 10ª y 11ª, al mando del Teniente General Lloyd Fredendall.

El 23 de mayo, le encargaron al agente Tate transmitir la información a sus contactos, diciendo que un amigo en Estados Unidos había detectado seis divisiones listas para embarcar en la costa este.

El 29 de mayo, la agente Bronx envió un telegrama cifrado dando cuenta de una invasión dirigida a la región de Burdeos dentro de una semana. También envió una carta ratificando la información, explicando que provenía de un oficial británico borracho en el "Four Hundred Club", y que después le había hecho jurar que guardara el secreto, agregando que la operación se había retrasado un mes. En junio, el agente Garbo, uno de los más importantes agentes dobles, pasó un informe de uno de sus informantes ficticios que las divisiones llegaron a Liverpool y se preparaban para dirigirse a Burdeos.

El Comité Veinte consideró que Ironside no era muy factible y como resultado recomendó cautela para que los agentes no insistieran mucho en esos argumentos. La mayoría de los mensajes fueron enviados con palabras de precaución o inseguridad, para evitar poner en riesgo el plan. Garbo informó explícitamente que no estaba seguro de su informante y que él estaba un tanto escéptico del informe.

Los documentos de inteligencia alemana indican que nunca hubo una firme creencia sobre que los aliados desembarcarían en la región de Burdeos. Antes de la ejecución de Ironside los comandantes alemanes habían considerado la idea y realizaron ejercicios de preparación, pero después por las intercepciones de información pensaron que se trataba de incursiones menores con el propósito de dar cubierta de poco calibre. En realidad el Alto Mando alemán creyó más en la posibilidad del ataque en Calais que fue la Operación Fortitude South, que era parte de Bodyguard.

Esto retrasó la movilización de la 17ª División Panzer a Normandía, porque parece que los alemanes no consideraron los desembarques en esa zona como probables. Parte del problema fue que Bordeaux no era un objetivo aliado factible porque estaba fuera del radio de acción de la cubierta de caza desde el Reino Unido.

La teoría de operación Ironside fue reutilizada en julio de 1944, en apoyo a la Operación Ferdinand. Debido al escaso interés en la operación original por la inteligencia alemana, el LCS siguió promoviendo la idea de una invasión después del 28 de junio (cuando la decepción inicial debía haber terminado). El agente "Lucy" (Rudolf Rössler) envió mensajes en julio 10, 12 y 18 refiriéndose a la fuerza Ironside.

A mediados de julio, los aliados empezaron las actividades de engaño para encubrir la Operación Dragoon, la invasión del sur de Francia en agosto. Pero los mandos aliados estaban un tanto preocupados por el impacto que tendría en la Inteligencia alemana la reiteración de los informes. Después de discutirlo, los planificadores de engaños de SHAEF, estaban preocupados por el impacto en el continuo engaño de Fortitude y decidieron que se presentaría una nueva historia a los alemanes. Sugeriría que los aliados decidieron reforzar a la Resistance francesa y se hacía hincapié en las mejores condiciones de Burdeos para el desembarco de material pesado.

Una vez más, el engaño se diseminó mediante agentes dobles, principalmente informando sobre la llegada de equipo pesado y de tendido de puentes desde Nueva York, donde la supuesta fuerza de invasión estaba basada. Los informes fueron desestimados por la Inteligencia alemana y el interés en la región de Burdeos dejó de tener importancia.


Bibliografía

Archivos Nacionales de Gran Bretaña
KV Records of the Security Service
KV 2 The Security Service: Personal (PF Series) Files
Subseries within KV 2 WORLD WAR II
Subsubseries within KV 2 Double Agent Operations
Piece details: KV 2/2098 : full details
Access conditions Retained Until 2005
Record opening date 12 Aug 2005
Closure status Open Document, Open Description
Restrictions on use
Immediate source of acquisition


Publicado: 10 setiembre/2005 - Actualizado 3 noviembre/2013