Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

La Interallié

El Mayor Roman Garby-Czerniawski era un apuesto deportista que fue miembro del equipo olímpico polaco de esquí.   Era oficial de la aviación de Polonia graduado en la  Wyzsza Szkola Wojenna (escuela militar) y tenía entrenamiento en inteligencia y encriptamiento de mensajes.   Cuando las fuerzas alemanas derrotaron la las fuerzas polacas en octubre de 1939, Czerniawski pudo escapar a Francia.   Siete meses después, Francia sucumbió a la Blitzkrieg alemana y Czerniawski, al igual que otros miles de polacos trataron de ocultarse o escapar a Gran Bretaña, siendo muchos de ellos reclutados por el servicio de inteligencia británico SOE, para trabajar como espías.

Czerniawski

Roman Garby-Czerniawski

Czerniawski permaneció en Francia y quiso organizar su propia red de espionaje.  Para ello se puso en contacto con miembros de otros grupos de resistencia polacos existentes en Marsella.   En su búsqueda de colaboradores, en París Czerniawski asistía al café La Fregate donde conoció a la francesa Mathilde Carré.

Mathilde era una joven de alrededor de 30 años que había estudiado leyes y luego durante la guerra fue enfermera en varios hospitales militares.   Estaba casada con Maurice Carré, quien prestaba servicio en el ejército.  Para pasar el tiempo libre, Mathilde en compañía de una amiga visitaba también el café La Fregate, lugar donde conoció al Mayor Roman Czerniawski e instantáneamente entre ambos se encendió la chispa del amor.   Pero, una vez que Francia firmó la Capitulación, la unidad de Czerniawski fue estacionada en Lunéville, cerca a Vosges, donde conoció a una atractiva y rubia viuda llamada Renée Borni que trabajaba en un hotel.   Al igual que con Mathilde, Czerniawski quedó enamorado de la viuda, pero decidió no decirle nada a Mathilde sobre su afair en Lunéville.

Czerniawski le contó a Mathilde que había sido capturado por los alemanes en Lunéville pero que había logrado escapar en compañía de otro oficial polaco.   Las conversaciones entre Czerniawski y Mathilde eran muy extensas.   Czerniawski le contó que tenía entrenamiento en Inteligencia y estaba decidido a formar una red de espionaje y resistencia aprovechando sus contactos con una red de espionaje polaco establecida en Marsella.   Así lo hizo, y pronto la red creció y Mathilde se convirtió en parte esencial de la organización, tanto en la Francia ocupada, como en la que todavía se mantenía bajo control francés.

Mathilde Carré

Mathilde Carré

Czerniawski y Mathilde viajaron a París pasando primero por Marsella y Vichy, donde contactaron a M. Duvernoy de la unidad de inteligencia francesa 'Deuxiéme Bureau' (Segunda oficina) y así la red quedó adscrita a la red franco-polaca de espionaje.  

Fueron el Comandante Simmoneau y el Coronel Archard de la Segunda Oficina quienes le dieron a Mathilde los conocimientos básicos del espionaje con entrenamiento en el uso de tinta invisible, códigos, nombres en clave y formaciones militares.   De día recibía el entrenamiento y de noche las pasaba en el bar del Hotel Ambassadeurs en compañía de una gran cantidad de periodistas estadounidenses que cubrían las actividades del Gobierno de Vichy.   En ese bar surgió por primera vez el apelativo de 'La Gata' por su temperamento y apariencia casi felina con sus ojos verdes, abundante cabellera negra y sus bien formadas piernas.

Por aquellos tiempos, el Coronel Paul Archard era el jefe de la red de espionaje franco-polaca y le dio a Mathilde primero el nombre en clave "Lily" y luego "La Chatte" (La Gata).   En cuanto al Mayor Roman Czerniawski, como era bien conocido por los alemanes le asignaron el nombre en clave "Valenty" para los polacos y "Armand" o "Víctor" para los franceses.

De regreso en Toulouse Maurice Carré, que hacía una visita de franco, buscó a su esposa Mathilde.   Maurice le pidió que regresaran juntos a África, dado que nada se podían hacer en Francia debido al caos en que se encontraba.   Ella no respondió, pero le dijo que iría primero a París para recoger algunas cosas de casa de sus padres y que mientras tanto, él viajara al campo para tomarse un descanso.   Nunca más volvieron a verse y más bien Mathilde le envió a Maurice los documentos para el divorcio, cuyo trámite había iniciado en París.   Desconsolado Maurice Carré regresó al ejército francés y moriría después en Italia en los combates ocurridos cerca a Cassino.

A mediados de noviembre, Czerniawski o 'Armand' y La Gata, llegaron a París encontrándose en un apartamento que Mathilde había alquilado.   Recibieron ayuda del prominente abogado parisino Maitre Michel Brault, cuyo sobrino, encandilado por la simpatía de Mathilde, le dio una carta de recomendación para que lo visitara.   Luego de explicar las verdaderas razones de su presencia en París, Brault les dio un puesto de trabajo para justificar su estancia en la ciudad, mientras realizaban su trabajo de espionaje.

Czerniawski bautizó su red de espionaje con el nombre de 'Interallié' y antes que terminara el año tenía unos doscientos agentes esparcidos en toda Francia, con una red de radio y comunicaciones mediante correo entre Marsella y Londres.  

A la cabeza de la organización se encontraban sólo 'Armand' y La Gata.   Poco después la pareja se mudó a un apartamento más cómodo en el número 14 de la Rue du Coronel Moll, que quedaba detrás de L'Etoile.   Ese lugar se transformó en un centro de inteligencia donde 'Armand' tenía, sin ningún atisbo de prudencia, una serie de mapas desplegados con la señalización de todas las unidades alemanas en Francia.   De hecho, tanto Czerniawski como Mathilde no empleaban el menor método de precaución para realizar sus actividades, comunicando a todos los que conocía, hasta sus verdaderos nombres y todo lo que hacían y les contaban sin ninguna preocupación sus métodos de trabajo y sus hallazgos.  

Como carecían de recursos financieros tenían que convencer a los colaboradores a trabajar gratis, poniendo en riesgo su vida sólo por amor a la patria.  Mathilde se paseaba por todo París con su abrigo negro y su sombrero rojo, atuendo que se convirtió en característico.   Pero algunos franceses no deseaban trabajar para los británicos, otros tampoco para un polaco y muchos no estaban dispuestos a recibir órdenes de una mujer.   Mathilde pues, tenía que recurrir a su encanto personal y aún así, muchas veces recibía una negativa.

Mathilde llamó a su amigo de la infancia, René Aubertin que había regresado a sus labores como ingeniero y le propuso que colaborara con la red Interallié, a lo que el joven accedió.   Aubertin les presentó al 'Tío Marco', un ingeniero químico llamado Marc Marchal que tenía un negocio de química industrial y que conoció a Aubertin en el regimiento de tanques donde prestaron servicio.   Marchal había formado una pequeña red de espionaje con amigos del ejército, no dispuestos a aceptar la derrota.   Más que entusiasmado, el 'Tío Marco' se unió a Interallié.   También estaba 'Paul', Lucien de Roquigny, un polaco aristócrata que escapó a Francia y que apenas conoció a Mathilde, como ocurría con la mayoría de los hombres, se enamoró de ella.

Czerniawski y Mathilde se mudaron varias veces.   Se encontraban entonces en una casa de ladrillos rojos marcada con el número 8 de la Rue Villa Léandre, cuando sintió la necesidad de volver a ver a su otra amante Renée Borni a quien llamó para que lo visitara.   Apenas se vieron las caras, Mathilde y Renée se odiaron mutuamente.   'Armand' comenzó a enseñarle a Reneé los secretos del espionaje y a codificar y descodificar mensajes, tomando desde entonces el nombre de 'Violette'.   Ante tal situación, Mathilde optó por alquilar un cuarto en la casa de una señora llamada Madame Alice en la Rue Cortot.  

Mientras tanto, Interallié siguió funcionando a pesar de los problemas personales creados por 'Armand'.   La red recibió muchas felicitaciones de Londres y tanta era la satisfacción de 'Armand' que escribió un documento titulado "Un año de Interallié".   Pero, no sólo se limitó a eso, sino que para el aniversario de la organización, el 16 de noviembre de 1941, hizo una pequeña fiesta en la casa de la Rue Ville Léandre con varios invitados para un brindis con la sorpresa de recibir un mensaje de felicitación por radio de la BBC de Londres.

Días antes, se enteraron que uno de los colaboradores había sido arrestado en Cherburgo y la casa de otro había sido visitada por la Gestapo.   Uno de los invitados a la fiesta fue el amigo de Mathilde, René Aubertin que se encontró con Mathilde y después de almorzar se dirigieron a la fiesta.   En plena reunión, las dos mujeres, Mathilde y René Borni comenzaron a tener un enfrentamiento de celos después que la viuda alardeó por un abrigo de piel que 'Armand' le había regalado, pero no pasó a mayores porque en esos momentos comenzaba la transmisión de la BBC.   En pocos minutos, después de las noticias, el anunciador dijo: "Voici quelques messages personels".   Y al último, el esperado: "Nous souhaitons bon anniversaire à la famille réunie à Paris", repitiéndolo lentamente.   Después de terminada la transmisión de la BBC, el operador de radio polaco envió el mensaje a Londres "Vive la Liberté", seguido de la identificación de Interallié.   La fiesta terminó a las 11 de la noche.

Hugo Bleicher

Hugo Ernst Bleicher

Una noche de mediados de octubre de 1941 un joven cabo alemán de la Luftwaffe estaba sentado en un café de Cherburgo bebiendo junto a un estibador alcohólico francés.   Ambos trabajaban en el depósito de combustible de la Luftwaffe.   El estibador le contó que una tal Madame Buffet le había pedido detalles sobre los aviones y los suministros que recibía la Luftwaffe.   Sin pensarlo dos veces, el cabo lo cumunicó el hecho a sus superiores.   El asunto fue pasado a la Abwehr en St. Germain, La Abwehr sospechaba que estaban haciendo espionaje por la forma como la RAF bombardeaba sitios precisos donde habían tropas o equipo militar alemán, pero desconocía la existencia de Interallié.   El jefe de la Abwehr, St. Germain, comisionó al Capitán Erich Borchers que no hablaba bien el francés para ocuparse del caso.   Borchers formó pareja para el caso con el Sargento Hugo Ernst Bleicher, perteneciente a la Policía de Seguridad, versado en varios idiomas y con gran habilidad para interrogar prisioneros.

Los dos alemanes arrestaron al estibador alcohólico y pronto les contó todo lo que sabía sobre Madame Buffet y el misterioso "Kiki" que llegaba de Cherburgo para recolectar la información los primeros días de mes.   Arrestaron a Madame Buffet y le encontraron gran cantidad de información en su casa, incluyendo listas de nombres de las personas que colaboraban con los informes.   Llegado noviembre sacaron al estibador de la prisión y lo llevaron a la estación del tren para que identificara a "Kiki" quien fue rápidamente arrestado.   Resultó ser un suboficial de aviación llamado Raoul Kiffer quien confesó que fue reclutado en París por Interallié, pero que juró no conocer la identidad de su jefe "Armand", pero que se comunicaba dejando mensajes en el café La Palette en Montparnasse.

Llevaron a Raoul Kiffer a París.   Hábilmente Bleicher convenció a Kiffer a colaborar y lo trasladaron al Café La Palette a dejar un mensaje pidiendo una reunión urgente con "Armand".   Kiffer fue tan buen colaborador de los alemanes que años después, en 1949, fue juzgado y condenado por traición por un tribunal francés.   Un tal "Christian", el polaco Bernard Krutki, que recogió el mensaje, fue arrestado y encerrado en la prisión de Fresnes.   Pero Krutki se negó a colaborar.   Bleicher encerró a Kiffer en la celda de 'Christian' y logró sacarle la información obteniendo la dirección de la casa de 'Armand' en el 8 de Rue Villa Léandre en Clignancourt.   Esto ocurrió el 16 de noviembre, la fecha en que se realizó la fiesta de 'Armand'.

El día 18, los agentes de la Abwehr cercaron la casa, al tiempo que Bleicher y Borchers tocaban la puerta.  Arrestaron a 'Armand' y a Renée Borni.   Pero, el radioperador logró escapar por los techos y nunca fue encontrado.   'Armand' fue llevado a la sede de la Abwehr en el Hotel Edouard VII en la Avenue de L'Opera.   Renée Borni se rindió rápidamente al interrogatorio de Bleicher y contó todo sobre su rival Mathilde Carré.

Mathilde se enteró de los arrestos y debió ir a su casa en la Rue Cortot también en Clignancourt muy cerca de la casa de Armand, para destruir todos los papeles incriminatorios que tenía.   Caminó por la calle Des Saules pasando por el cabaret Au Lapin Agile en la esquina de la Rue Saint Vincent donde habían varios miembros de la organización, pero se atemorizó y decidió seguir hacia la Place du Tertre por la Rue des Saules y la Rue Norvins cuando fue interceptada por un civil que hablaba con acento alemán. El hombre la invitó a tomar un café; asustada apresuró el paso a su casa en la Rue Cortot. El hombre la siguió hasta la puerta de la casa y cuando iba a entrar fue arrestada.  

Esperaron en una camioneta cerrada hasta que apareció Renée Borni que señalándola dijo "Ella es La Gata".   Mathilde fue llevada al Hotel Edouard VII y después a la prisión La Santé, donde le incautaron el diario que desatinadamente siempre llevaba consigo.

Au Lapin Agile

Au Lapin Agile

Según relató en sus memorias, esa misma noche Mathilde decidió colaborar con los alemanes.   A la mañana siguiente le ofrecieron un excelente desayuno y luego apareció Hugo Bleicher quien cortésmente le ofreció un cigarrillo.   Sacó el diario de Mathilde y le dijo: "Acá usted escribió: miércoles 19 de noviembre, 11 AM, Café Pam Pam.   Eso quiere decir que usted tiene una cita en ese lugar.   Sabemos todo sobre Interallié y la organización dirigida por Roman Czerniawski alias 'Armand'.   Usted nos va a ayudar a capturar al agente en el Café Pam Pam.   Si lo hace, trabajaremos juntos y quedará libre, de lo contrario será ejecutada inmediatamente sin ningún juicio".   "¿Cuánto dijo que le pagaban los ingleses? Seis mil francos o sea 33 libras esterlinas."   "Ah si, los ingleses siempre le piden a la gente trabajar para ellos, pero sin pagarles lo suficiente".   La Gata tomó la decisión de colaborar y Bleicher le prometió en pago una cantidad importante.

Fueron al café Pam Pam para encontrarse con Duvernoy, agente de la Segunda Oficina de Vichy, quien se sentó en la mesa donde esperaban Bleicher y Mathilde.   Luego de presentar al alemán como un amigo de confianza, conversaron y al final Bleicher le ofreció llevarlo en su automóvil.   Dirigiéndose hacia la Place de la Concorde, Bleicher le anunció a Duvernoy que estaba arrestado.

De manera similar, uno a uno de los integrantes de Interallié, más de medio centenar, fueron cayendo en la trampa tendida por Bleicher y Mathilde Carré, incluyendo sus amigos Marc Marchal ("Tío Marco"), y René Aubertin.   Para este último, fue una sorpresa que su amiga de la escuela lo traicionara de esa forma en el Café Graff de Montmartre, cerca al Moulin Rouge.   Primero llegó el "Tío Marco" y poco después apareció René Aubertin.   Bleicher se encontraba sentado en una mesa separada y otros dos agentes de la Abwehr estaban bebiendo en la barra del bar.   Apenas Mathilde, Marchal y Aubertin comenzaron a conversar, Bleicher y los agentes de la Abwehr se acercaron y los encañonaron, informándoles que estaban arrestados.   Fueron llevados al Hotel Edouard VII y encerrados en celdas separadas.   Fue después que todos dedujeron que habían sido traicionados por La Gata, pues no podía ser coincidencia que ella estuviera presente en todos los arrestos.

Como medida de seguridad, Bleicher llevó a Mathilde Carré a vivir a su casa y como podía suponerse se convirtieron en amantes.   La casa de Armand en el 8 de Rue Villa Léandre fue ocupada por agentes de la Abwehr quienes arrestaron a todos los que tocaron la puerta terminando así con la red Interallié.   Los arrestos continuaron en París, extendiéndose a la red en Marsella.

Hugo Bleicher y su jefe, el Capitán Erich Borchers, decidieron sacarle provecho a todos los documentos y pistas dejadas tan meticulosamente por 'Armand' y acordaron establecer un centro de operaciones llamado "La Gatera" donde no podía faltar la figura principal: La Gata, Mathilde Carré.   Este nuevo centro iba a ser usado para la contra inteligencia, reanudando las comunicaciones con la SOE en Londres.  En la nueva casa se instalaron Mathilde, Bleicher, Borchers, otros tres alemanes de la Abwehr y nada menos que Renée Borni, la encarnizada enemiga de La Gata, pero que Bleicher la necesitaba para codificar los mensajes.   Ambas mujeres no se hablaban y los enfrentamientos continuaron a tal punto que Bleicher tuvo que ordenarle a Renée que se retirara a su habitación cuando Mathilde estuviera presente.

La Gatera

La Gatera

Como el operador de radio había escapado y no fue encontrado, Mathilde recordó que al comenzar Interallié había un operador llamado 'Marcel' que se retiró por no estar satisfecho con el trabajo.   Fue encontrado y arrestado, accediendo a prestar sus servicios.  La historia contada a Londres fue que 'Armand' y 'Violette' (Renée Borni) habían sido arrestados y La Gata y el radioperador 'Marcel' llevarían las comunicaciones como antes, pero por motivos de seguridad su nombre sería en adelante: 'Victoire'.   Así en noviembre de 1941 se reanudaron las comunicaciones diarias entre "La Gatera" y el SOE en Londres.

La primera solicitud de Londres fue información sobre las defensas en St. Nazaire y luego, ante el beneplácito de Bleicher, Mathilde sugirió pedirles dinero.   La respuesta fue inmediata, Londres les comunicó que 50.000 francos estaban esperándoles en la conserjería de una casa en el Boulevard Malesherbes cerca a Le Madelaine.   No todos los mensajes enviados a Londres eran conocidos por Mathilde, pues Bleicher enviaba y firmaba muchos otros con el nombre 'Victoire'.   Así pasó cuando enviaron mensajes distractivos sobre el estado de los buques alemanes en Brest, el Scharnhorst, el Gneisenau y el Prinz Eugen.   Los tres buques no sólo salieron de Brest, sino que cruzaron el Canal Inglés ante las propias narices de los británicos que nada pudieron hacer para detenerlos.

Tiempo atrás, en junio de 1940, cuando las fuerzas británicas se embarcaban de regreso a Inglaterra ante el avance alemán, un oficial francés llamado Pierre de Vomecourt no aceptaba la derrota y se embarcó en los últimos buques que lograron salir de Cherburgo.   En Londres presentó un plan de alzamiento nacional al General De Gaulle, quien no lo aceptó.   Sintiéndose rechazado por los franceses de Vomecourt se presentó ante los británicos, hasta que cansado de esperar se dirigió ante el SOE para ser lanzado en paracaídas junto con otros agentes para organizar la resistencia.   Utilizando el nombre en clave 'Lucas', el 11 de mayo de 1941, descendió en la región de Chateauroux en Francia.   Pierre de Vomecourt era el primer agente francés del SOE que puso pie en tierra francesa junto a un operador de radio y su aparato radiotransmisor.   'Lucas' se reunió con sus dos hermanos, y todos inmediatamente se plegaron a la nueva red del SOE en Francia la organización de la resistencia llamada 'La Firma'.   Pero, pocos meses después el radioperador fue arrestado por la Gestapo y 'La Firma' se quedó incomunicada con Londres.

'Lucas' estaba al borde de la desesperación pues se estaba quedando corto de dinero y no encontraba la forma de comunicarse con Londres.   En esos días fue enviado a Francia el agente 'Benoit', un tal Mayor B. H. Cowburn, que era un británico que tuvo negocios en Francia antes de la guerra y que hablaba el francés perfectamente.   'Benoit' se puso en contacto con 'Lucas' y le contó sobre la existencia de la red franco-polaca de 'Armand', pero que había sido arrestado.   Sin embargo la SOE le había dicho que la red era manejada por 'Victoire' o Mathilde Carré, también conocida como La Gata.   El enlace de 'Lucas' era el respetable abogado Maitre Michel Brault, quien lo puso en contacto con la Resistance en la costa occidental de Francia y que por su intermedio había conocido a 'Victoire' en el Café George V en Les Champs Elysees.

Allí se encontraron 'Lucas' y La Gata quienes simpatizaron inmediatamente citándose para el día siguiente.   Pero Bleicher estaba receloso de ese recién llegado de Londres, pues bien podía intentar convertir a La Gata en una doble agente o quizás eliminarla si descubrían que trabajaba para la Abwehr.   Por otro lado, Bleicher recelaba también de La Gata, pues ella podía aprovechar la oportunidad de hacer el doble juego.  Sin embargo, no sé sabe en realidad qué es lo que pasaba por la mente de Mathilde Carré en esos momentos.   Pero Bleicher aceptó que asistiera a la cita en la oficina de 'Lucas' donde le contó toda su historia, sobre cómo había tomado en sus manos las comunicaciones con Londres.   De regreso con Bleicher, La Gata le dijo que confiara en ella, que todo lo tenía arreglado y que debía trabajar sola y debían mudarse a otra casa para no despertar sospechas.   Bleicher aceptó y La Gata alquiló el departamento en el 26, Rue de la Faisanderie.

Hugo Bleicher y Mathilde Carré se mudaron en enero, simulado ser el matrimonio Monsieur y Madamme Jean Castel.   Como Jean Castel, un exitoso empresario belga, no sería raro que dispusiera de automóvil con chofer.   También podía "viajar constantemente" sin que pareciera raro.   Bleicher le dijo a Mathilde que con 'Lucas' trabajarían juntos, al aparentar ser belga se evitaba que se notara cualquier desliz en la pronunciación, y por tanto no había razón para que 'Lucas' no conociera a Monsieur Castel.   Mientras tanto debía transmitir a Londres todos los mensajes que 'Lucas' le diera e incluso Bleicher aceptó la idea de Mathilde de pedirles dinero.   Londres verificó la validez de los mensajes de 'Lucas' y al pedido de dinero respondieron enviándole una buena cantidad a la casa de un diplomático en Vichy.   Mathilde fue a buscar el dinero y lo obtuvo sin ninguna dificultad.   Bleicher estaba eufórico.   Pocos días después Londres informó sobre un envío de armas, pero el avión no apareció en el lugar acordado.

Con un poco de libertad, 'Lucas' y La Gata intimaron y se convirtieron en amantes, Pero, las reuniones en restaurantes y otros lugares privados entre Bleicher, La Gata y 'Lucas' no cesaban hasta que la sospecha de que algo raro sucedía comenzó a dar vueltas en la cabeza de 'Lucas'.   Los arrestos se sucedían uno tras otro y siempre había algún detalle que apuntaba en dirección a La Gata.   'Lucas' decidió confrontar a Mathilde para aclarar qué era lo que tenía ella que ver en todo ese asunto de los arrestos.   En la siguiente reunión 'Lucas' comenzó a hacerle preguntas tras preguntas, hasta que Mathilde Carré no pudo soportar más la presión y se derrumbó.   Le confesó la identidad de Bleicher y le contó la historia de su arresto y cómo fue obligada a colaborar, pero no le dijo toda la verdad, sino lo suficiente para que le creyera, ofreciéndose a trabajar para el SOE.   Mathilde comprendió que se encontraba en verdadero peligro, pues bien podía ser eliminada por la resistencia o por los alemanes.   Por su parte 'Lucas' sabía que no podía eliminar a La Gata porque Bleicher conocía todos sus movimientos y relaciones, además aunque él podía esconderse, no podría avisarles a los demás miembros de la red sobre el peligro que corrían.  Lo peor era que 'Lucas' no podía avisar a Londres, porque dependía de las comunicaciones que controlaba Bleicher.   Además La Gata estaba dispuesta a redimirse vengándose de los alemanes y podía sacar provecho de ello.

Acordaron que 'Lucas' viajara a Londres para contarles a los británicos la verdadera situación de la Resistance y regresaría inmediatamente con un general británico.   Bleicher aceptó pero quiso consultar con la Abwehr y la Gestapo antes de decidir.   Pero, 'Lucas' le contó todo a su hermano que vivía en Vichy y éste le informó a Londres sobre lo que ocurría.

'Lucas' se encontró nuevamente con La Gata y le dijo que ella debía ir a Londres con él, comunicándole a Bleicher que así podía la Abwehr infiltrar al SOE.   Mathilde no se amedrentaba fácilmente, así que aceptó la propuesta y Bleicher quedó maravillado con las posibilidades que se le presentaban.  La Abwehr en Berlín quiso conocer los pormenores antes de aprobar el viaje de La Gata y envió a un alto oficial para evaluar la situación.   El viaje fue aprobado y se hicieron los arreglos por ambas partes para facilitar el embarque en Moulin de la Rive, para el día 12 de febrero.  El embarque, en botes de goma para abordar una torpedera fue un desastre que terminó con todos nadando en busca de la playa.   Tuvieron que regresar y luego de una gran peripecia, estaban de vuelta en París contándole a Bleicher lo que había ocurrido.

Fue acordado un nuevo intento para la noche del 18 de febrero en Pointe de Bihita al sur de Trebeurden.  Pero, la noche transcurrió, sin que apareciera ningún bote y regresaron a un hotel.   A la noche siguiente nuevamente esperaron en vano y decidieron regresar a París.   Se enteraron después que habían elegido mal el lugar de la reunión y nuevamente acordaron hacer un nuevo intento.   Esta vez, la lancha torpedera apareció en la noche y ambos embarcaron salvando la distancia en un bote de goma.   Llegados a Londres el 27 de febrero de 1942, Mathilde Carré fue alojada en el tercer piso de Porchester Gate en Bayswater Road mirando a Hyde Park.

Sin embargo, todo no fue como Mathilde pensaba.  El MI5 la utilizó para enterarse de todo lo que sabía sobre la Abwehr, convirtiéndose en triple agente.   Estuvo todo el tiempo vigilada y no se le permitió entrar en contacto con nadie.   Podía salir de compras o a cenar, pero siempre bajo estrecha vigilancia y adonde fuera, además de su acompañante, siempre había un par de agentes encubiertos que observaban todos sus movimientos.   Por su lado, Pierre De Vomecourt regresó a Francia en abril de 1942 sin que Bleicher lo supiera.   Pero, veinticinco días después un agente de la red fue arrestado y los alemanes le encontraron documentos que hablaban de la llegada de Lucas a Francia.   Bleicher tampoco fue avisado por la radio desde Londres sobre la llegada de 'Lucas'; sospechando que algo había salido mal ordenó el arresto de Vomecourt quien pasó el resto de la guerra en prisión.

En Londres, ante tanta vigilancia y limitaciones en sus movimientos, llegó un momento en que Mathilde se dio cuenta que estaba muy vigilada, no tenía libertad de movimientos y algo muy raro estaba pasando.   Protestó enérgicamente, pero nada pudo hacer al respecto.   Finalmente, cuando dejó de ser útil para el MI5, Mathilde fue arrestada y encerrada, primero en Holloway y después en la prisión de Aylesbury.  De nada le valieron las protestas ni las actitudes agresivas.   En prisión, Mathilde comenzó a escribir sus memorias que comenzó así: "Las memorias de una Gata - Londres, 6 de abril de 1942".

Renée Borni

Renée Borni (en camilla durante el juicio).

Mathilde Carré fue mantenida en prisión y en enero de 1945 entregada a los franceses para su juzgamiento.  Fue encarcelada primero en Rennes y después en La Santé.   En total había pasado siete años en la cárcel, cuando junto con Renée Borni ambas mujeres fueron acusadas por traición a la patria.   Se realizó un juicio que comenzó en París el 3 de enero de 1949.   Las memorias que escribió en prisión fueron entregadas por los británicos a la policía francesa y durante el período de acusaciones, el procurador leyó del diario: "Lo que más quería era una buena comida, un hombre, y escuchar el Réquiem de Mozart.   No hubo testigos británicos que quisieran declarar en su favor.   El Coronel Paul Archard y el Comandante Simmoneau de la Segunda Oficina de Vichy, hicieron lo posible por defenderla.   Un testigo que curiosamente no fue convocado para declarar en el juicio fue Hugo Bleicher, tal vez porque podía hablar sobre asuntos que avergonzarían a la inteligencia británica.   También fue convocado René Aubertin, el amigo de la infancia, quien sólo se presentó para decir la verdad sobre los cerca de 90 miembros de la resistencia arrestados por la traición de La Gata.   Después de tres días de juicio, desfilaron todos los traicionados por Mathilde y que fueron arrestados por Bleicher.   Finalmente se presentó como testigo a Pierre de Vomecourt, 'Lucas', quien relató todo lo que había ocurrido desde su lanzamiento en paracaídas en Francia el 11 de mayo de 1941 hasta su arresto.   Contó cómo conoció a La Gata, cómo trabajaron juntos, hasta que Mathilde le confesó que trabajaba con los alemanes.

El Juez Drappier dictó sentencia el 7 de enero de 1949.  Por atenuantes, Renée Borni fue condenada a 2 años y 6 meses de prisión y el pago de 50 libras, regresando al hospital donde recibía tratamiento médico.   Mathilde Carré, La Gata, fue finalmente declarada culpable y condenada a muerte.   La primera apelación fue rechazada y su defensa sólo pudo apelar en última instancia la conmutación de la pena ante el Presidente Charles De Gaulle.

Tres meses después, la pena de muerte fue conmutada por 20 años de cárcel, pero Mathilde Carré fue liberada en setiembre de 1954 después de pasar 12 años en prisión.   En 1959 escribió su biografía en el libro "On m"appelait la Chatte" (Yo era llamada La Gata), donde contó su historia rechazando muchas de las acusaciones de las que fue objeto.   Luego escribió "Ma Conversion" libro en el cual relataba el porqué y cuándo se convirtió a la religión católica y fue publicado después de su muerte.   Ambos libros fueron firmados no con su nombre, Mathilde Carré, sino que fueron publicados con su primer nombre en código Lily Carré.

La única entrevista que concedió Mathilde Carré después de su liberación fue al escritor Gordon Young.   Sin embargo no añadió nada a lo que se sabía por el expediente del juicio.   Young escribió el libro 'The Cat with two faces'.   Después de eso Mathilde se mudó de la casa de sus padres y nunca más se supo sobre el lugar donde pasó los últimos años de su vida.

Para evitar que siguieran capturando y fusilando a sus compañeros, Roman Garby-Czerniawski aceptó trabajar como agente doble y los alemanes lo dejaron "escapar" a España y Portugal, desde donde viajó a Londres para incorporarse al "XX-comitee" con el nombre "Brutus".  Después Czerniawski se convirtió en triple agente colaborando en la Operación Fortitude.  Cuando Mathilde Carré fue entregada a los franceses en enero de 1945 para su juzgamiento, Czerniawski dejó de ser utilizado por el "XX-comitee" puesto que corrían el riesgo que sus actividades se pusieran al descubierto.

LIBROS

The Cat with two faces por Gordon Young


Ver detalles en Amazon US/International

Daring Missions of World War II (Hardcover) por William B. Breuer


Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 09 junio/2009 - Actualizado 19 junio/2013