Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Emil Julius Klaus Fuchs

Klaus Fuchs

Emil Julius Klaus Fuchs, nació en Rüsselsheimen, Alemania, el 29 de diciembre de 1911, en el seno de una familia luterana.  Su padre era pastor de la Iglesia Luterana en su ciudad natal, pero luego se convirtió en cuáquero simpatizante socialista. Klaus estudió física y matemáticas destacando siempre entre sus compañeros por su mente brillante.  Desde joven fue atraído por la doctrina comunista y se unió al Partido Comunista Alemán.

En 1933 cuando Hitler asumió la Cancillería del Reich, Fuchs tuvo que escapar de Alemania debido a la persecución que los nacionalsocialistas emprendieron contra todos los grupos de izquierda.  Viajó apresuradamente a Francia y de ahí fue a Inglaterra.

Fuchs se estableció en Escocia y gracias a una beca completó sus estudios en la Universidad de Bristol, pero en base a la experiencia sufrida ocultó sus verdaderas tendencias políticas sin siquiera hacer contacto con ningún miembro del Partido Comunista Británico.  Sin embargo, la inteligencia alemana le seguía los pasos y como resultado, en 1934 el cónsul alemán en Bristol informó a la policía que Fuchs era un miembro del Partido Comunista Alemán.

Habiéndose doctorado en física en la Universidad de Bristol, debido a sus conocimientos de física quántica y su experiencia con partículas, pronto se vio inmerso en trabajos relacionados con la energía nuclear.  Simultáneamente fue becado para estudios avanzados en física en la Universidad de Edimburgo. Al estallar la guerra, Fuchs fue detenido y enviado a Québec, Canadá, pero liberado por la mediación del Profesor Max Born de la Universidad de Edimburgo.  Comprobada la capacidad de Fuchs para cooperar con el esfuerzo de guerra por sus conocimientos en energía atómica, fue regresado a Inglaterra y pronto se entregó de lleno al trabajo en el terreno nuclear, en la Universidad de Birmingham, junto a Rudolf Peierls, otro científico alemán refugiado.  Pero en dos ocasiones más, fue sometido a investigaciones de seguridad.  Sin embargo, no ocurrieron mayores contratiempos pues el viejo informe del cónsul alemán fue descartado, dado que en esos momentos Gran Bretaña se encontraba en guerra con Alemania y por tanto la policía consideró que el informe era poco confiable, pues lo más probable era que las intenciones de la policía alemana eran castigar la defección del científico.   Tras la segunda investigación, en 1942, Fuchs obtuvo la ciudadanía británica. Por aquel entonces ya había establecido contacto con la red de espionaje soviética en Gran Bretaña.

Klaus Fuchs tuvo acceso a prácticamente toda la investigación llevada a cabo en el terreno nuclear en Gran Bretaña y EE UU, pues en 1942 fue enviado a la Universidad de Columbia, en Nueva York, participando en los procesos seguidos en la fabricación de la bomba atómica como miembro del Proyecto Manhattan y más adelante en la dirección del Departamento de Física Teórica del Centro de Investigaciones Nucleares de Harwell, en Gran Bretaña.

Desde entonces hasta después de finalizada la Segunda Guerra Mundial, Fuchs mantuvo muy bien informados a los soviéticos mediante notas detalladas de los procesos de fabricación de las bombas atómicas.  Su enlace era un agente llamado "Raymond" cuyo verdadero nombre real fue Harry Gold.

Cuando el 5 de setiembre de 1945 Igor Gouzenko, cabeza de la inteligencia alemana en Canadá, buscó protección a cambio de información, delató a muchos agentes y en las investigaciones apareció el nombre de Fuchs como el principal proveedor de secretos nucleares a los soviéticos.   Los datos se confirmaron cuando el químico Harry Gold de Filadelfia, confesó al FBI que había sido el contacto de Klaus Fuchs en los Estados Unidos durante la etapa final de la Segunda Guerra Mundial.  A partir de febrero de 1950, y tras muchos interrogatorios, David Greenglass -hermano de la esposa de Julius Rosenberg- fue obligado a firmar una declaración, en la que aceptaba haber sido cómplice de Harry Gold. Greenglass había trabajado en el centro de investigación de Los Álamos y al FBI no le costó demasiado conseguir que ampliara su confesión. Presionado por el FBI y creyendo así que su responsabilidad ante los tribunales sería menor, Greenglass declaró que había sido captado, en 1944, por su cuñado Julius Rosenberg para una red del espionaje soviético, que incluía a Fuchs.

Hasta su detención en 1950, Klaus Fuchs vivió una doble vida, por un lado el de un respetable científico nuclear que ayudó a vencer a las potencias del Eje y por otro el de un avezado espía que mantuvo relaciones muy estrechas con el espionaje soviético durante la guerra fría.

Klaus Fuchs fue condenado a 14 años de cárcel, pero fue dejado en libertad en 1959.  Se trasladó entonces a Alemania Oriental, donde fue recibido con los brazos abiertos pasando a ocupar un importante puesto en el Instituto de Investigación Nuclear.

Emil Julius Klaus Fuchs murió el 28 de enero de 1988


Publicado: 14 abril/2005