Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Deuxième Bureau francés

Para el Deuxième Bureau (Segunda sección del servicio secreto francés corrrespondiente al Ejército), las experiencias obtenidas durante la Primera Guerra Mundial, eran su Biblia.  Como se recuerda, la Gran Guerra tuvo carácter continental, en un frente estático que permanecía inalterado por meses y meses.  Era una guerra de trincheras, dirigida por generales de muy avanzada edad, que pocas ganas y vigor tenían para visitar el frente y menos para dirigir una batalla montado en un carro blindado o a la sazón en un caballo.

Métodos obsoletos

Los métodos de seguridad usados por el Estado entre 1914-1918, para los Aliados fueron los mismos durante el período 1918-1938.  Pero, si bien el trabajo intelectual es el mismo ya sea que se peleen las guerras con lanzas, tanques o misiles, los medios materiales sí evolucionan.  De una incipiente tecnología de comienzos de siglo se pasó a usar técnicas que en muchos casos, eran secretos celosamente guardados, amén de sistemas de comunicaciones más sofisticados que el simple teléfono y telégrafo.

El convencimiento de ser fuertes
Henri-Maurice Gauché

Henri-Maurice Gauché

El Tte. Coronel Henri-Maurice Gauché, jefe del Deuxième Bureau, estaba convencido que su organización había alcanzado el grado de perfeccionamiento, que los años y la experiencia le dieron con los métodos usados veinte años atrás. 

Gauché estaba orgulloso de su red de espionaje y es cierto que era bastante extensa, pero su error fue estar convencido que los métodos de la época de Mata Hari seguían siendo los más adecuados; sus análisis omitían detalles muy importantes y tomaba mucho en cuenta las cifras sobre las cantidades de efectivos y del material que disponían los alemanes, sin darle mucha valor a los nuevos métodos y tácticas que empleaban. 

Henri-Maurice Gauché se sentía muy confiado y eso no distaba mucho de la creencia de los mandos militares de que el ejército francés era el más poderoso de occidente y además era indestructible.

Desconocimiento de la realidad

El servicio de inteligencia francés mantuvo informado al Gobierno y al Estado Mayor de los equipos militares construidos en Alemania, pero no tenía la menor idea, de los métodos y técnicas desarrollados para la utilización de esos equipos.  De hecho, a partir de 1939, los servicios franceses ignoraban los volúmenes de fabricación de armamento alemán y se enteraron de la Blitzkrieg, no tanto por lo que les comunicaron los polacos que escaparon al exilio, pues los informes del General Faury, Presidente de la Misión Militar Francesa en Polonia, puso al día a la Deuxième Bureau sobre la guerra moderna aplicada por la Wehrmacht, sin embargo, debido al estancamiento del intelecto castrense francés, no fueron capaces de aplicar los correctivos necesarios y sufrieron en carne propia los efectos de la Blitzkrieg en 1940 cuando Alemania invadió Francia y los Países Bajos.

La Línea Maginot

La confianza que los franceses tenían en la Línea Maginot, nubló la vista de los mandos y el Deuxième Bureau no fue capaz de dar informes detallados sobre la inminente invasión alemana.  Sus informes no pasaban de ser "alertas" de lo que todo el mundo sabía que sucedería.   Toda la campaña de Francia sorprendió a los servicios de seguridad franceses que se mantuvo todo el tiempo a la defensiva.

La Cinquième Bureau

Al firmarse el Armisticio, el Deuxième Bureau permaneció en Vichy y poco o nada pudo hacer para ayudar a los Aliados.  Los métodos alemanes estaban muy por encima de sus capacidades.  Los franceses en el exilio, poco hicieron en esos primeros meses de guerra.  Sin embargo, la Cinquième Bureau (Quinta Sección) en Vichy sí logró muchos éxitos desenmascarando a los agentes pagados por los alemanes a quienes lograron neutralizar.

Un acierto no aprovechado.

En el único aspecto que sí tuvieron previsión fue en la recomendación de bloquear los suministros de materias primas a Alemania y en especial en el sabotaje de los campos petrolíferos rumanos.  Sin embargo, pese a los esfuerzos, las acciones de sabotaje no pasaron de ser unas "aventuras" que no dieron ningún resultado en concreto, pues los pocos daños que causaron eran subsanados en muy poco tiempo.


Bibliografía

- Porch, Douglas. "Why Did France Fall?" MHQ: The Quarterly Journal of Military History 2, no. 3 (Spring 1990)
- Austin, Roger. "Surveillance and Intelligence under the Vichy Regime: The Service du Controle Technique, 1939-45.
- Gauché, Henri-Maurice. Le deuxième bureau au travail, 1935-1940. Paris: Dumont, 1955


Publicado: 23 marzo/2001