Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Amy Elizabeth Thorpe "Cynthia"

Amy Elizabeth Thorpe

Amy Elizabeth Thorpe, nació el 22 de noviembre de 1910, en Minneapolis, Minnesota, EEUU, hija de un oficial de la Infantería de Marina.    A la edad de 11 años, Betty, como llamaban a Amy sus amigos y familiares, escribió una novela romántica cuya trama se desarrollaba en Nápoles, utilizando tarjetas postales y folletos turísticos para ambientarla adecuadamente.

Cuando su padre renunció al servicio decidió estudiar leyes y con familia se trasladó a la capital de EEUU.   En Washington, Amy conoció al Comandante Alberto Lais, de 48 años, Agregado Naval en la Embajada de Italia, con quien sostuvo una relación platónica, después de que el oficial leyó la novela, quedando encantado con el argumento.    En 1928, al cumplir 18 años, Amy Thorpe era una agraciada joven de ojos verdes y cabello rubio, que atraía con facilidad las miradas de los hombres y se convertía en el centro de atracción de las reuniones sociales a las que asistía.

En 1930, la joven de 19 años tuvo un romance con Arthur Pack, segundo secretario de la Embajada Británica y 19 años mayor que ella.   El romance culminó en matrimonio y así ella adquirió una segunda nacionalidad y fue desde entonces conocida como Betty Pack.   Cinco meses después de su boda, Amy dio a luz un hijo, pero debido a varias circunstancias decidió darlo en adopción.   Su matrimonio se estaba deteriorando, entre otras cosas por la diferencia de edad de la pareja y los devaneos de la joven, pero aún así, tuvieron una hija en 1934.

Amy Betty Pack

Amy el dia de su boda, desde cuando fue conocida por sus allegados como Betty Pack

Arthur Pack fue trasladado a Madrid cuando estaba a punto de estallar la Guerra Civil.   En la capital española, Amy se interesó por las operaciones del Servicio Secreto.   Ayudó a escapar a los nacionalistas rebeldes, transportó suministros de la Cruz Roja a las fuerzas de Franco, coordinó la evacuación del personal diplomático británico en destructores ingleses y se inmiscuyó en asuntos diplomáticos.    Esas actividades terminaron cuando fue acusada ante los nacionalistas de ser una espía de los republicanos, tal vez por una mujer celosa del comportamiento de Amy con los hombres.

En el otoño de 1937, acompañada por su hermana menor y una niñera, Amy Pack abordó en París el Expreso de Varsovia, uniéndose al servicio secreto británico en la capital polaca.   Las actividades de Amy fueron favorecidas por el hecho de que su esposo, que en ese momento estaba trabajando en la Embajada Británica en Varsovia, le dijo que estaba enamorado de otra mujer.   Poco después de eso Amy sufrió una trombosis cerebral, que la obligó a permanecer hospitalizada en Londres.

Una vez recuperada, Amy Pack fue reclutada por la inteligencia británica que la envió nuevamente a Varsovia donde debía relacionarse con personalidades de alta posición.   Ella confesó que su primera conquista masculina fue un alto oficial polaco, quien según la propia confesión de Amy, "le permitió hacerle el amor cuantas veces quisiera, porque eso le permitía recibir gran cantidad de información política."   Su siguiente conquista, fue un joven oficial polaco que conoció en una fiesta del embajador americano.   El joven oficial era ayudante del Ministro de Asuntos Exteriores Jósef Beck.   Aunque el oficial era casado, le envió flores al día siguiente y se inició una nueva relación amorosa.   Amy se enteró por su nuevo amante que los polacos estaban trabajando en romper la clave de la máquina encriptadora Enigma.   Sobre cuánto aportó Amy Pack a los aliados para develar el "Secreto Ultra" no se puede saber con certeza y queda sólo a la especulación, pero no hay duda alguna, que el crédito le corresponde a los polacos, quienes con ayuda de los franceses, lograron romper el código de la máquina Enigma.

En Praga, con la ayuda de un oficial alemán admirador de su belleza, Amy obtuvo pruebas concluyentes de que Hitler pretendía desmembrar Checoslovaquia.    Hasta dibujó un mapa, de memoria, con las pretendidas nuevas fronteras, pero por razones que nunca se aclararon, en 1938 el embajador británico ordenó a la joven abandonar el país.    En abril de ese año después de que los esposos Pack solucionaron gran parte de sus problemas personales, fueron enviados a Chile, donde se hicieron cargo de los asuntos comerciales de la Embajada Británica.

Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, Amy le ofreció sus servicios a la inteligencia británica y según las instrucciones que recibió, comenzó a escribir artículos periodísticos en castellano e inglés para la prensa chilena.   Sus jefes la pusieron bajo el mando de la Coordinación de Seguridad Británica MI6, dirigida por el canadiense William Stephenson, organización encargada de la inteligencia en el hemisferio occidental que trabajaba estrechamente con William Donovan jefe de la OSS.   Stephenson bautizó a Amy con el nombre codificado "Cynthia" quien estuvo dispuesta a espiar en las embajadas japonesa, italiana y alemana.

Cuando Stephenson se enteró que el nuevo Agregado Naval Italiano en Washington era, el entonces ya Almirante Alberto Lais y viejo amigo de Cynthia, le ordenó abandonar a su esposo quien se encontraba enfermo y viajar a Nueva York donde después de un tiempo recibió la orden de establecerse en la ciudad de Washington, con el trabajo encubierto de periodista y con la primera asignación, que era obtener los códigos secretos de la Regia Marina Italiana.

Cynthia rentó un lujoso apartamento en Georgetown que le serviría de base de operaciones.   Según publicaciones inglesas, Cynthia obtuvo del Almirante Lais, quien contaba ya con 60 años de edad, los pormenores sobre los códigos secretos de la marina y los planes para sabotear los barcos británicos surtos en puertos de EEUU, y de barcos italianos para evitar que fueran capturados.   Se especula también que los informes sirvieron para planificar la Batalla de Cabo Matapán el 28 de marzo de 1941.

Las publicaciones inglesas, también dicen, que las aventuras amorosas de Cynthia contribuyeron en muchas de las victorias de la flota británica en el Mediterráneo.  Las relaciones con Lais, "más sentimentales y sensuales, que sexuales" según la propia confesión de Cynthia, dijo que "le permitieron obtener información del oficial italiano y de su ayudante, con consentimiento del propio Almirante Lais."

Después del supuesto affaire con el oficial italiano, la siguiente asignación de Cynthia fue relacionada con la antibritánica Francia de Vichy.    En mayo de 1941, haciéndose pasar por periodista americana, Cynthia llamó por teléfono a la Embajada Francesa y se presentó ante el capitán Charles Brousse, ex piloto de la marina francesa y Agregado de Prensa de la legación diplomática.  Brousse de 49 años, casado varias veces y anti-alemán por convicción, cayó, totalmente embobado, en las redes de Cynthia, quien lo "entrevistó" para un artículo sobre las políticas de Vichy, en cuanto a EEUU y Gran Bretaña se referían.

La relación con el francés fue de una delicada sutileza por parte de Cynthia, quien logró convertirse en confidente y amante del diplomático, circunstancias en que le "confesó" que estaba trabajando para los americanos.   En poco tiempo Brousse comenzó a pasarle a su amante, copias de los telegramas de la Embajada, de los archivos, de las cartas y pormenores sobre las actividades de la embajada y de altas personalidades del gobierno de Vichy.  Para evitar la molesta vigilancia del FBI, Cynthia se mudó al Wardman Park Hotel donde Brousse vivía con su esposa.

En marzo de 1942, le encargaron obtener los códigos de la flota francesa.    Inmediatamente Brousse se ofreció y se puso a trabajar con Cynthia en la elaboración de un plan para obtener los bien guardados libros con los códigos.

El diplomático convenció al vigilante nocturno de la Embajada, que quería tener unos encuentros furtivos con su amante, en su oficina, y que debía dejarle una puerta abierta para que ella pudiera entrar en las noches.

Una de esas noches, Cynthia entró en la embajada en compañía de un agente canadiense especialista en cerraduras, quien pudo abrir la puerta donde se guardaban los libros con los códigos navales.  La joven le pasó los libros por una ventana a otro agente, quien los llevó a un lugar seguro para ser fotografiados.  Una vez hecho el trabajo devolvieron los libros a su lugar.

Aunque los agentes no lo sabían, esos códigos fueron usados para ayudar a la flota de invasión en el norte de África en 1942.    Con los códigos adecuados pudieron transmitir las "órdenes" correspondientes para evitar movimientos hostiles contra las fuerzas de desembarco.   Luego de la invasión los miembros de la Embajada de Francia en Washington fueron detenidos e internados, incluyendo al capitán Brousse.

Después de esa operación, Cynthia fue mantenida al margen de las operaciones de espionaje hasta el final de la guerra, trabajando en Londres para el MI6.   Después de la guerra, Amy se enteró que su esposo se había suicidado en 1945 y contrajo matrimonio con Charles Brousse quien se divorció de su esposa.

Amy y Charles se mudaron a un castillo medieval situado en una montaña de Francia.   Dieciocho años después, el 01 de diciembre de 1963, Amy Thorpe Brousse murió de un cáncer en la boca.  La tragedia se completó cuando Charles Brousse murió 10 años después, electrocutado por una frazada eléctrica, que ocasionó un incendio que a su vez destruyo parte del castillo.

Años antes, en 1951, el Almirante Alberto Lais murió y el autor británico que publicó todos esos pormenores, fue enjuiciado por los hijos del diplomático, quienes le levantaron cargos por difamación, en una corte italiana, y ganaron el juicio.  En 1988 los dos hijos de Lais protestaron también la publicación de la supuesta seducción de que fue objeto su padre, en el libro "Washington Goes to War" de David Brinkley y lograron que el Ministerio de la Defensa de Italia publicara avisos de prensa en la costa Este de EEUU, negando los hechos que le imputaban.


Bibliografía

"Sisterhood of Spies", Elizabeth P. McIntosh
"Washington Goes to War", David Brinkley
"Love Sex and War: changing values, 1939-45" , John Costello
"Crossing by Night" por David Aron
"Cynthia", Montgomery H. Hyde: Farrar, Straus and Giroux


LIBRO

LIBRO: Washington Goes to War por David Brinkley.


Ver detalles en Amazon US/International

Sisterhood of Spies por Elizabeth Mcintosh


Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 16 noviembre/2002 - Actualizado: 15 julio/2016