Cartografía militar

Como el fin de un ejército es presentar batalla y las batallas se realizan en el aire, mar o tierra es necesario que las unidades cuenten con mapas cartográficos que les sirvan de referencia en esas esferas geográficas.   Para el efecto, durante la Segunda Guerra Mundial, los militares utilizaron mapas estratégicos, mapas tácticos, mapas logísticos, mapas organizacionales etc.  También utilizaron mapas globales, continentales, regionales, de zona, de área etc.  Es decir dependiendo de las necesidades, el mapa podía cubrir desde todo el globo terráqueo, hasta un área reducida de algunos kilómetros cuadrados, o por qué no, de una construcción específica.

En todo mapa, aparte del contorno del terreno es necesario especificar con símbolos la ubicación de las fuerzas amigas y enemigas (si se conocen), así como de los accidentes del terreno.  Además, en los mapas se muestran los movimientos de las unidades indicando no sólo su posición sino las fechas y horas a partir de un momento predeterminado.

Bulga

Mapa de la Batalla del Bulga.
(Documento no-militar.  Ver nota abajo en bibliografía)

Los mapas militares se confeccionan a escala, salvo excepciones, para que quienes los usan puedan tomar medidas y calcular distancias y los tiempos que se pueden emplear para cubrirlas.  De la misma forma se usan como referencia para determinar la posición real de una unidad o unidades en el campo.

Como la artillería es un arma independiente, altamente especializada, utiliza mapas especialmente construidos para realizar las misiones de bombardeo.   Estos mapas emplean sofisticados sistemas de ingeniería para asegurar que las misiones cumplan su cometido de acuerdo a las condiciones ambientales.

Mapa

Mapa real de bombardeo.
(Ver nota abajo en bibliografía)

Por razones de seguridad, también se hacen mapas de zonas minadas con indicación precisa de los senderos libres y marcas que los determinan, muy importantes a nivel táctico.  Por otro lado, a nivel estratégico el clima juega un papel importantísimo, tanto para el movimiento de los ejércitos de tierra, pero particularmente determinante para la aviación y las operaciones anfibias.  Para el efecto, se utilizan las cartas climáticas que son mapas con su propia simbología que se emplean junto con los informes meteorológicos pasados y las predicciones futuras, para definir los tiempos en las operaciones de envergadura.  En muchos casos, cuando las operaciones son de gran escala o alejadas de las propias líneas fue importantísimo usar informes de propagación radioeléctrica, para garantizar las comunicaciones en alta frecuencia.   A nivel de campo, para cortas distancias, el uso de frecuencias elevadas (VHF y UHF) permitían las comunicaciones siempre y cuando no hubiera obstrucciones del terreno.  Esos datos eran marcados en los mapas hasta a nivel de división, si era necesario, para que los mandos tomaran las precauciones del caso.

Overlay

Transparencia real para el mapa de bombardeo.
(Ver nota abajo en bibliografía)

En el caso de las misiones aéreas, se utilizaban mapas de navegación donde se especificaban las rutas a utilizar y donde se marcaban las correcciones realizadas durante las misiones.  Los mapas de bombardeo aéreo incluían las referencias utilizadas para determinar los blancos principales y alternos.   Esos mapas, en los que el navegante realizaba anotaciones eran analizados para determinar el resultado de las misiones.  En ambos casos, se utilizaban fotografías aéreas para ayudar a identificar el terreno.

mapa

Mapa de navegación de bombardeo aéreo.
(Ver nota abajo en bibliografía)

Los navegantes de los aviones de bombardeo contaban además con mapas cartográficos donde se indicaban las zonas donde la artillería antiaérea enemiga se concentraba y les permitía a los navegantes trazar la ruta de regreso evitando ese peligro.

Carta

Carta meteorológica del Día-D.
(Ver nota abajo en bibliografía)

Los mapas militares de la época, aparte de los símbolos topográficos convencionales utilizan una simbología militar para identificar las diferentes unidades de tropa.  De acuerdo al mapa y a la misión específica en que se iba a utilizar, se indicaban las agrupaciones de acuerdo a los siguientes símbolos:

Así, un numero de escuadras componen un pelotón, varios pelotones componen una compañía, varias compañías forman un Batallón, y así sucesivamente hasta llegar al Grupo de Ejércitos.  El nombre de las unidades depende del país al que pertenecen y en algunos de ellos algunas de esas unidades no existen.

Simbolos

Símbolos militares para representar las unidades en el campo

Obviamente un Mapa Cartográfico Estratégico utilizará generalmente símbolos de Grupos de Ejércitos, Ejércitos y Cuerpos de Ejército, si fuera necesario, pero no empleará los símbolos de Regimiento o Batallón, a menos que una unidad de ese tipo tuviera una misión específica y crucial para el desarrollo de la campaña.  De la misma forma, un Mapa Táctico, por ejemplo a nivel de pelotón, usará un mapa que no incluirá unidades mayores, a menos que fuera necesario indicar los límites operacionales de su división o Ejército y dependiendo de la naturaleza de la misión.

En los mapas, los límites entre unidades se especifican con una línea interrumpida por el símbolo que representa a la unidad. Por ejemplo: -----XX----- determina los límites entre divisiones.

Simbolos

En la actualidad sofisticados sistemas cartográficos computarizados permiten imprimir un mapa cartográfico para un efecto específico, tomando los datos requeridos de una base de datos que es actualizada en tiempo real y se ayuda, tanto el sistema que los crea como el soldado que los usa mediante sistemas de posicionamiento global, fotografías satelitales, marcadores laser etc.  Pero, durante la Segunda Guerra Mundial tales ayudas no existían y por tanto los cartógrafos tenían que recurrir a técnicas manuales donde la regla de cálculo, las tablas, nomogramas, tablero de dibujo, compás, transportador, papel, lápiz y borrador eran las herramientas más importantes para el cartógrafo.


Bibliografía

Imperial War Museum's Victory in Europe Experience: From D-Day to the Destruction of the Third Reich (Hardcover), por Julian Thompson.  Carlton Book 2005 en asociación con el Imperial War Museum.

NOTA: Este libro contiene gran cantidad de facsímiles de documentos, mapas y cartas militares usados durante la guerra mundial por los Aliados.  Es muy recomandable para quienes nunca han tenido un original o facsimil en las manos.  Vale la pena comprarlo porque más que un libro es un álbum muy interesante.


Adquirirlo en Amazon
Publicado: 13 enero/2006






Principal




Para tu Smartphone

Libro de Visitas

Blog de Exordio

Búsqueda sólo en el Blog



Página protegida por Copyscape en contra de copia y violación de contenido