Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Plan Z de construcciones navales del Almirante Raeder

El Tratado de Versalles prohibió a Alemania construir buques con más de 10.000 toneladas de Registro Bruto, además la flota alemana había quedado reducida a una reducida escuadra sin mayor capacidad táctica, menos estratégica, que la de vigilar el tráfico marítimo en sus costas.

La necesidad de construir una poderosa flota era evidente, pero en vista de las limitaciones, los ingenieros alemanes estaban obligados a planificar una flota diferente.  Se hacía imperioso diseñar un tipo de nave con las características de un acorazado, pero con las limitaciones que el tratado imponía.

Acorazados de Bolsillo

Para ese efecto, utilizaron aleaciones muy ligeras pero de gran resistencia y en especial reemplazaron los remaches, por la soldadura de penetración.   De esa forma, el casco resultaba más liviano que cualquier otro barco de su época, con las mismas dimensiones.  En consecuencia, fue posible equipar a la nave con cañones de gran potencia de fuego, una posibilidad impensable en buques con mayor calado de esa época.

Acorazados de Bolsillo

Acorazado de Bolsillo

Así nacieron los "Panzerschiffen" o como lo llamaron los británicos "Acorazados de Bolsillo", buques con la versatilidad de un crucero, pero con la potencia de fuego de un acorazado.  Se planificaron tres barcos gemelos, el Admiral Scheer, el Deutschland y el Graf Spee, este último puesto en servicio en 1934.

El Plan Z

Con el advenimiento del Tercer Reich, la Kriegsmarine elaboró el Plan Z (Zielplan) que tenía como objeto construir entre 1939 y 1946 una poderosa flota compuesta de:

Plan Z de construcciones navales 1939-1946
plan z
Cant Tipo Clase D
Ap As T A C
16 Portaaviones Zeppelin 23.550 16x15 12x10.5 - 43 2
6 Acorazados H 65.000 8x15.9 12x5.9 6x21 6 2
8 Cruceros Pesados P 26.100 6x11.1 4x5.9 8x21 2 2
6 Cruceros Recon. Spähkreuzer 5.500 6x5.9 4x88 10x21 1 -
3 Cruceros de Batalla Schlachtkreuzer 42.100 6x14.96 12x5.9 - 4 2
233 Submarinos - - - - - - -
D: Desplazamiento en tn - Ap: Armamento principal - As: Armamento secundario - T: Torpedos - A: Aviones - C: Catapultas

Sin embargo, para el mes de gosto de 1939, habían sido construidos o estaban en proceso de construcción solamente los siguientes buques:

1 Portaaviones
2 Cruceros de Batalla
3 Acorazados
1 Crucero pesado
5 Cruceros ligeros

Las fuerzas enemigas

Es interesante mencionar, que las flotas combinadas anglo-francesa contaban con 21 Cruceros de Batalla, 7 Portaaviones, 22 Cruceros Pesados, 61 Cruceros Ligeros, más un número enorme de buques menores.

La debilidad del Plan Z

El Plan Z del Almirante Raeder no tuvo la aprobación del Almirante Doenitz, pero fue ratificado por Hitler.  Según el criterio de Doenitz, cuando se comenzaran a construir los barcos se iniciaría una carrera armamentista, que Inglaterra tenía cómo ganarla.  Por otro lado, la situación geográfica de Alemania no le permitía poner ese número y tamaño de buques a buen resguardo, excepto los submarinos, que podían ser fácilmente escondidos bajo toneladas de concreto armado.  Sin duda que, cuando el Almirante Raeder elaboró el Plan Z, no tuvo en cuenta esos aspectos o si los tuvo no aparecieron en el Plan Z.  Pero, lo cierto es, que al comenzar la guerra, Alemania no había construido ni siquiera el 35% de los buques que le permitía el Acuerdo Naval Anglo-Alemán, menos el Plan Z, que para 1939, prácticamente no había puesto en servicio ningún buque correspondiente a ese plan.  De hecho el Plan del Gran Almirante Raeder sólo podía ser terminado en 1946.

Buques corsarios

A Alemania sólo le quedaba como posibilidad aplicar el plan alternativo de operaciones de Raeder que consistía en sacar los acorazados de bolsillo para usarlos como buques corsario, azotando las rutas de navegación de los mercantes aliados.  El Graf Spee tenía esa misión y para el efecto el 21 de Agosto de 1939, Adolfo Hitler en la Cancillería le deseaba suerte al Capitán Langsdorff y más tarde el buque se hacía a la mar, zarpando del puerto de Willhelmshaven . Tres días después levaba anclas el Deutschland rumbo al Atlántico.  El Deutschland (Alemania) era para Hitler motivo de preocupación, pues temía que algún día se diera la noticia del Alemania enviado al fondo del mar. No pasaría mucho tiempo antes que ordenara cambiarle el nombre por Lutzow.


Publicado: 13 abril/2001