Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Orden Laconia

Este es el documento conocido como la Orden Laconia, que se utilizó en los Juicios de Nuremberg para condenar al Gran Almirante Dönitz por crímenes de guerra.

La orden 56 fue emitida después del incidente del Laconia, en el cual el comandante del submarino U-156 trató de rescatar a más de 2.000 hombres, entre los que se encontraban mujeres y niños y pidió ayuda a cualquier barco en los alrededores para salvar a los supervivientes.   Las respuesta fue un ataque aéreo ordenado por la aviación de Estados Unidos desde la Isla Ascención.   Debe recordarse que bajo este mismo tipo de órdenes operaban en el Pacífico los submarinos estadounidenses.  Se presenta además de la traducción al castellano, el original en alemán.


A b s c h r i f t.

Hauptquartier, den 7.10.43.
Ordenung No. 56
Der Oberste Befehlshaber
B.d.U

1) Se da por terminado todo intento de salvar supervivientes de buques hundidos, así como rescatar hombres nadando y ponerlos en botes salvavidas, poner a flote botes salvavidas volcados, entregar comida o agua.  Ese tipo de rescate contradice el principal objetivo de la guerra que es destruir los barcos enemigos y sus tripulaciones.

2) Las órdenes de rescatar a los comandantes e ingenieros jefe se mantiene en efecto.

3) Se deberá rescatar a supervivientes, únicamente si su interrogatorio es importante para el submarino.

4) Mantenerse firmes.   No olvidar que el enemigo no se preocupa por las mujeres y los niños cuando bombardea las ciudades alemanas.

DÖNITZ
GROßADMIRAL.


A b s c h r i f t.

Hauptquartier, den 7.10.43.
Ordenung No. 56
Der Oberste Befehlshaber
B.d.U


1) JEGLICHE RETTUNGSVERSUCHE VON ORDER ANGEHÖRIGEN VERSENKTER SCHIFFE, ALSO AUCH DAS AUFFISCHEN SCHWIMMENDER UND ANBORDGABE AUF RETTUNGS- BOOTE, AUFRICHTEN GEKENTERTER RETTUNGSBOOTE, ABGABE VON NAHRUNGSMITTELN UND WASSER HABEN ZU UNTERBLEIBEN. RETTUNG WIDERSPRICHT DEN PRIMITIVSTEN FORDERUNGEN DER KRIEGSFÜHRUNG NACH VERNICHTUNG FEINDLICHER SCHIFFE UND DEREN BESATZUNGEN.

2) DIE BEFEHLE ÜBER DAS MITBRINGEN VON KAPITÄNEN UND CHEFINGENIEUREN BLEIBEN BESTEHEN.

3) SCHIFFBRÜCHIGE NUR DANN RETTEN, WENN IHRE AUSSAGEN FÜR DAS BOOT VON WICHTIGKEIT SIND.

4) BLEIBT HART. DENKT DARAN, DAS DER GEGNER BEI SEINEN BOMBENANGRIFFEN AUF DEUTSCHE STÄDTE KEINE RÜCKSICHT AUF FRAUEN UND KINDER NIMMT!

DÖNITZ
GROßADMIRAL.


Publicado: 20 noviembre/2001