Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Carta de Instrucción #1 del General George S. Patton

Este documento es una prueba de los métodos que empleaba el General Patton y que lo hicieron uno de los más competentes oficiales superiores estadounidenses que actuaron en la Segunda Guerra Mundial.  Analizando a fondo se podrá ver, que al igual que Sun Tzu, sus métodos son aplicables a la vida civil en muchas áreas como en el comercio y la industria.

Cuartel General
Tercer Ejército de Estados Unidos
APO 9563 U.S. Army

6 de Marzo de 1944

Asunto: Carta de Instrucción Número 1
Para: Comandantes de Cuerpos, Divisiones y Unidades Separadas

I. General

Oficiales Superiores, esta carta les orientará en los principios del mando, procedimientos de combate y administración que se usan en este Ejército y les guiarán en la conducción de sus diversos comandos.

II. Comando

a. Liderazgo

 (1) Máxima obligación
Cada uno de ustedes, en su esfera de influencia, dirigirá en persona.   Cualquier comandante que falle en lograr este objetivo, y que no esté muerto o gravemente herido, no habrá cumplido con su máxima obligación.

 (2) Visitas al frente
El Comandante General o su Jefe de Estado Mayor (nunca ambos al mismo tiempo) y un miembro de cada una de las secciones del Estado Mayor, Señales, Médicos, Pertrechos, Ingeniería e Intendencia, deberán visitar el frente diariamente.  Para evitar duplicidad de funciones, el Jefe de Estado Mayor designará el sector que cada uno visitará.
La función de estos oficiales de Estado Mayor será la de observar, no de mediar.  Además de los hechos relacionados a la propia especialidad, deberán observar y reportar cualquier situación militar de importancia.   Recuerden que vale más elogiar, que reprochar.  Recuerden también que vuestra misión primordial, como líderes, es ver con vuestros propios ojos y ser vistos por vuestra tropa, mientras realizan el reconocimiento personalmente.

b. Ejecución

Al llevar a cabo una misión, el promulgar la orden representa no más del diez por ciento de la responsabilidad.  El restante noventa por ciento, consiste en asegurar, mediante la supervisión personal en el sitio, y por vuestro equipo, la apropiada y contundente ejecución de la orden.

c. Conferencias de Estado Mayor

Diariamente, lo más temprano posible, cuando el G2 y G3 puedan presentar los mapas, se realizará una conferencia de Estado Mayor con la presencia del Comandante General, el Jefe de Estado Mayor y las cabezas de las secciones de Estado Mayor, el Cirujano Mayor, el Oficial de Señales, el Oficial de Pertrechos, el Oficial de Ingeniería y otros Jefes de Estado Mayor de secciones especiales, cuando sean llamados.  También estarán presentes los oficiales de Estado Mayor mencionados en el Párrafo II a (2) arriba, que hayan visitado el frente el día anterior.  Cualquier persona presente, que tenga algo que decir lo hará de forma concisa (nota: si un inspector de Estado Mayor, vio algo durante su visita al frente que requiriera inmediata atención, debe reportar el hecho al Jefe de Estado Mayor tan pronto como regresa de la inspección.)  El Comandante General, expondrá sus intenciones y el Jefe de Estado Mayor, asignará los sectores para los inspectores de Estado Mayor, del día.

d. Día de Descanso

El personal de Estado Mayor comisionado y enlistado, que no descansa, no dura.  Todas las secciones deben seguir un rol de obligaciones y forzar su cumplimiento.  La intensidad de las operaciones de Estado Mayor durante el combate es periódica.   En los niveles de Ejército y Cuerpo de Ejército los más ocupados son los períodos entre una y tres horas al clarear el día y entre tres y cinco horas después de obscurecer.  En los rangos inferiores y en los equipos administrativos y de suministros, los tiempos de esos períodos son diferentes pero igualmente definidos.  Cuando sea necesario, todos trabajarán todo el tiempo, pero esas emergencias no son frecuentes:  los hombres descansados trabajan más y más fuerte bajo alta presión.

e. Ubicación de los Puestos de Comando

Cuanto más cerca del frente se encuentren los Puestos de Comando, menor tiempo es desperdiciado en llegar y regresar del frente.  La situación ideal, para el Puesto de Comando del Ejército, es ubicarse a media hora de viaje en un vehículo C & R del Puesto de Comando de la División.  Los tiempos, de viaje al frente desde los Puestos de Comando de las unidades inferiores, serán respectivamente más cortos.
Se ahorra mucho tiempo y comunicación radial, si los Puestos de Comando de las unidades superiores están en, o cerca de, uno de los Puestos de Comando del siguiente mando inferior.
Todos los Puestos de Comando de una División y de unidades superiores deben tener al menos dos mandos; el que le sigue —y este es al que se refiere el párrafo (e)— debe ser lo más móvil posible con el mínimo tráfico por radio.

III Procedimiento de Combate

a. Mapas

Estamos llanos a creer, que obtenemos gran mérito únicamente por medio del estudio de mapas, en la seguridad del Puesto de Comando.  Esto es un error.
Los mapas son necesarios para ver el panorama general de la batalla y para permitir la planificación inteligente.
Más allá —y esto es muy importante— el estudio de los mapas nos indicará dónde existen situaciones críticas o dónde podrían surgir, y para indicar dónde el Comandante deberá estar.  En los mandos superiores un mapa de cotas, a escala razonable, de todo el teatro de operaciones, mostrando caminos, vías férreas, trochas y poblados es más útil que mapas a gran escala, congestionados con símbolos de terreno e información no esencial.

b. Planes

Los planes deben ser simples y flexibles.  Realmente ellos constituyen un plano de detalles, desde el cual ustedes construyen, a medida que las necesidades lo demandan, o la oportunidad lo ofrece.  Ellos deberán ser hechos por la gente que irá a ejecutarlos.

c. Reconocimientos

Usted, nunca tendrá reconocimientos suficientes.  Utilice todos los medios, antes, durante y después de la batalla.  Los reportes deben ser sobre hechos positivos y negativos, no opiniones.  No crea ciegamente en interceptaciones de comunicaciones.  Verifíquelas.  Algunas veces esos informes son enviados para que sean interceptados.
Las informaciones son como los huevos: cuanto más frescos mejor.

d. Órdenes

 (1) Órdenes Formales
Las órdenes formales deben ser precedidas de cartas de instrucción y por conferencias personales.  De esa forma, el propósito completo de la operación será más clara, conjuntamente con la misión que debe cumplir cada cual de las unidades mayores.  Así, si las comunicaciones se rompen durante el combate, cada Comandante podrá, y así deberá actuar, para lograr el objetivo.  La orden en sí, debe ser corta, acompañada de un boceto —dirá qué debe hacerse, no cómo hacerse.  Es realmente un memorando y la adquisición de una responsabilidad para el Comandante que la emite.

 (2) Órdenes Fragmentadas
Después de la Orden Inicial, usted algunas veces podrá recibir una orden formal adicional, pero usted recibirá muchas órdenes fragmentadas, por escrito u oralmente, por teléfono o personalmente.
Anote todas las órdenes verbales y repítalas al superior.  Haga que los subalternos hagan lo mismo con usted.
Mantenga un diario con todas las órdenes y mensajes y las acciones resultantes pegadas a ellos, en secuencia.
Haga usted cortas sus propias órdenes; emítalas a tiempo y personalmente, de viva voz, cuando sea posible.  En batalla es siempre mejor, para el superior, ir donde el subordinado, que para el subordinado ir donde el superior a recibir las órdenes.
Una División debe tener 12 horas, y mejor dieciocho horas, entre la recepción física de la orden, en el Cuartel General de la División, y el momento en que deba ser ejecutada.

 (3) Órdenes Preventivas
Las órdenes preventivas son vitales y deben ser emitidas a tiempo.   Este requisito aplica no solamente a las unidades de combate, sino también al Oficial Médico, Oficial de Señales, Intendencia, Pertrechos e Ingeniería quienes deben recibir las órdenes preventivas a tiempo.  Ellos también tienen que hacer planes y tienen unidades que movilizar.  Si ellos no funcionan, ustedes no podrán pelear.
Las órdenes formales o no, que involucren a un rango más allá del mando inferior que le sigue, son altamente perjudiciales.

 (4) Mantenga a las tropas informadas
Utilice todos los medios, antes y después de los combates, para decirle a las tropas qué es lo que van a hacer y después, qué es lo que han hecho.

IV Administración

a. Suministros

(1) Generalidades
La responsabilidad de los suministros, recae igualmente en el que los provee que en el que los recibe.
Las unidades de avanzada, deben anticipar sus necesidades y solicitar los suministros a tiempo.  Ellos deben estar listos para usar todos sus medios para ayudar a mover los suministros.
Los servicios de suministros, deben poner lo solicitado en el lugar preciso y en el momento exacto.  Ellos deben hacer más; por reconocimientos deben anticipar las demandas y comenzar las entregas, antes que sean solicitadas.
La 'determinación desesperada' de lograr el éxito, es tan vital, como lo es hacer llegar el suministro a la línea de fuego.

(2) Reemplazos
Los reemplazos son suministro de 'piezas de recambio.'  Deben ser solicitados a tiempo por la línea del frente y la necesidad de ellos debe ser anticipada a la retaguardia.  El estimado a conciencia es tan preciso y mucho más expedito que los errores acumulados.  Durante las calmas, usted debe hacer un balance de cuentas.  Mantenga las unidades completas.  Una compañía sin fusileros, es tan útil como un tanque sin gasolina.

(3) Hospitales
Los hospitales de evacuación o los hospitales de campo deben ser mantenidos cerca del frente.  Visite a los heridos personalmente.

b. Condecoraciones
Las condecoraciones tienen el propósito de elevar la mística de las tropas en el combate; por tanto deben ser otorgadas prontamente.  Mantenga un oficial del equipo, entrenado y dedicado en escribir las citaciones y velar para que las condecoraciones sean otorgadas.

c. Disciplina
Hay un solo tipo de disciplina —LA DISCIPLINA PERFECTA.  Si los mandos no obligan y mantienen la disciplina se convierten en asesinos potenciales.  Hay que dar el ejemplo.

V Rumores

Los reportes basados en informaciones obtenidas por medio de reconocimientos conducidos en la noche, deben ser tomados con escepticismo.  Lo mismo debe hacerse con informes de heridos que regresan del frente y de rezagados.  Ellos buscarán justificarse pintando escenarios alarmantes.
Es riesgoso y generalmente imposible, mover reservas en la oscuridad a cada llamado de auxilio.  Las unidades no pueden ser totalmente destruidas en un ataque nocturno.  Ellas deben mantenerse firmes.  Se debe lanzar el contraataque a la luz del día, y posterior a un reconocimiento, asegurándose que sea coordinado.

VI Condiciones

Las altísimas condiciones físicas son vitales para la victoria.  Hay más comandantes de cuerpo y división cansados, que cuerpos y divisiones cansadas.  La fatiga hace de nosotros unos cobardes.  Los hombres en buenas condiciones no se cansan.

VII Coraje

"NO ESCUCHES LOS CONSEJOS QUE TE DICTAN TUS TEMORES."

/f/ G. S. Patton Jr.
G. S. Patton
Teniente General, Comandante del Tercer Ejército de Estados Unidos.


Bibliografía

Tomado y traducido de las Memorias de Batalla "WAR AS I KNEW IT" del general George S. Patton, Jr.