Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Campos de Concentración en Australia (2)

En 1939, el Gobierno australiano promulgó la Ley de Seguridad Nacional.  Era más extensa y draconiana que la Ley de Medidas de Guerra de la Primera Guerra Mundial.  De hecho, una parte importante de la legislación era la directiva para registrar los nombres de quienes podría sospecharse que eran potenciales enemigos del Estado.  Largas listas de sospechosos fueron creadas por los servicios secretos.  En septiembre de 1939, cuando el primer ministro Robert Menzies declaró la entrada de Australia en la guerra, la policía estaba preparada para actuar y se dio la orden de proceder con las detenciones.

HMT Dunera

El HMT Dunera cuando era buque de línea.

Aquellos descendientes o nacionales de países enemigos fueron acorralados y enumerados – muchos tuvieron apenas unas horas para recoger sus pertenencias antes de su internamiento.  En algunos casos se separaron a miembros de una familia o se detuvo a algunos miembros y a otros se los dejó en libertad condicionada a la inamovilidad.   Esa fue a menudo una experiencia traumática.

Inicialmente, muchos de los detenidos fueron conducidos a viejas prisiones o cuarteles abandonados.  Pero, como los números fueron creciendo, el Gobierno vio la necesidad de construir nuevos campamentos a la medida.  Se trazaron los planes para la construcción de los primeros especialmente diseñados campos de concentración.  El proyecto incluyó cuatro complejos en Tatura, Victoria, tres en Hay y uno en Cowra, Nueva Gales del Sur, tres en Loveday, Australia Meridional y Harvey en Australia Occidental.

El número inicial de detenidos en Australia era relativamente pequeño, pero cada semana aumentó rápidamente cuando el gobierno comenzó a aceptar barcos con personas para ser internadas, procedentes de Gran Bretaña.

Para septiembre de 1940, el Gobierno australiano había completado tres campamentos de alta seguridad en los cuales fueron internados más 2 mil refugiados alemanes y austriacos, la mayoría de ellos judíos, los cuales procedían de campos de Gran Bretaña donde se encontraron recluidos hasta que la posibilidad de una invasión alemana fue casi inminente y decidieron enviarlos a Australia.

El primer buque de transporte llevando detenidos fue el HMT Dunera, que zarpó de Liverpool el 10 de junio de 1940 con destino a Sydney La nave fue construida originalmente como transporte de tropas a fines de los años 30 y hasta antes de la guerra, fue buque de pasajeros de la British-India Steam Navigation Company.  Al estallar el conflicto la nave con nuevos colores fue incorporado a la Royal Navy como transporte de tropas.

Los prisioneros fueron mantenidos a bordo del Dunera en condiciones crueles e inhumanas a tal punto que después de terminado el conflicto, la infame odisea del barco obligó al Gobierno británico a pedir disculpas por el atroz maltrato dado a inocentes refugiados civiles.

Hmt Dunera

El transporte Dunera con los colores de la Royal Navy.

Hacinados en ese barco viajaron 2.800 personas, casi todos los cuales era refugiados judíos cuyo asilo inicial desde Alemania había sido revocado.  Estaban acompañados por 200 italianos y 251 prisioneros de guerra alemanes.  Los "Dunera Boys", como se les conoció, fueron tratados con desprecio hasta su llegada a Australia.

Uno de los presos describe la sensación de impotencia que tuvo en Liverpool mientras estaba en el barco. "No había justicia. No había ley. Hubo sólo encarcelamiento. Eres un espía así que tienes que ir." Otro de los internos, Berna Brendt, recordó más tarde con extrema amargura su paso por la nave . "A los guardias británicos en el Dunera, podría haberlos asesinado con mis propias manos", dijo. "Realmente eran escoria humana."

El 07 de septiembre de 1940, los presos arribaron a Campo Hay transportados en cuatro trenes procedentes de Sydney, donde embarcaron inmediatamente después de la penosa travesía marítima.  Fueron internados en los campos 7 y 8 (situados cerca del recinto ferial de Hay) bajo la custodia del 16° Batallón de Guarnición del Ejército Australiano.  El otro complejo de detención en Hay era el campamento 6 (cerca del Hospital), que en noviembre de 1940 fue ocupado por internos civiles italianos. 

Las condiciones en estos campos eran variadas, y posteriores relatos destacaron las capacidades creativas de los internos y sus intentos por hacer lo mejor de una mala situación.  Pero todos los campos funcionaban bajo disciplina militar, y muchos internos sufrieron daños irreversibles por su encarcelamiento y el maltrato.  Muchos estaban clínicamente deprimidos y varios internos se suicidaron.  Además hubo serios disturbios causados por la indisciplina de los soldados que causaron malestar entre la población de las ciudades aledañas a los campos de detención, como veremos en los relatos de la tercera parte.

Campos de Concentración en Australia (Parte 3)


Bibliografía


The Dunera affair: A documentary resource book
Por Bartrop, Paul R and Eisen, Gabrielle (Autors).
Ver detalles en Amazon US/International



The Dunera Scandal: Deported by Mistake
Por Cyril Pearl (Autor).
Ver detalles en Amazon US/International



Memories in my Luggage Literary Portraits of German Migrants to Australia
Por Sabine Nielsen (Autor).
Ver detalles en Amazon US/International



Japanese Prisoners of War Hardcover
Por Phillip Towle (Editor) y Margaret Kosuge (Editor)..
Ver detalles en Amazon US/International


The Internment of Aliens in Twentieth Century Britain (Special Issue of "Immigrants & Minorities")
Por David Cesarani (Editor), Tony Kushner (Editor) .
Ver detalles en Amazon US/International



Break-Out! - The Japanese POW Break-Out at Cowra, 1944
Kindle Edition
Por Hugh V. Clarke (Autor)
Ver detalles en Amazon US/International



Escape to Death: The Japanese Break-Out at Cowra 1944
Por Hugh Clarke (Autor)
Ver detalles en Amazon US/International



Italian Farming Soldiers: Prisoners of War in Australia, 1941 to 1947
Por Alan Fitzgerald (Autor)
Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 22 diciembre/2015