Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Batalla de Westerplatte (01-09-1939)

Al término de la Primera Guerra Mundial, la Liga de Naciones le otorgó a Polonia una salida al Mar Báltico mediante un corredor que desembocaba en el mar, en territorio alemán de Prusia, pegado a la ciudad de Danzig.   Entre los términos de la concesión, Polonia sólo podía mantener una guarnición de 88 soldados en Westerplatte, lugar ubicado en la desembocadura del Vistula.

Westerplatte
Click para ampliar

Polonia obtuvo su independencia después de la Gran Guerra, pero sus deseos eran que Danzig formara parte de su territorio, sin embargo el censo de 1919 demostró que apenas el 2% de la población de Danzig era de ascendencia polaca y por esa razón la solicitud fue denegada.   No obstante, mediante el Tratado de Versalles, Danzig fue declarada Ciudad Libre convirtiéndola en un mini estado con su constitución, himno nacional, parlamento y gobierno.   Por supuesto que tenía además su propia moneda y un sistema de correo con sus propias estampillas.   Pese a ello, los asuntos externos eran manejados por los polacos y la Liga de Naciones.

Cuando el Partido Nacionalsocialista asumió el poder en Alemania, ante la inmensa mayoría alemana en Danzig logró que el parlamento obtuviera el 50% de los votos en favor de la anexión.   Alemania demandó la reincorporación de Danzig a su jurisdicción, así como la construcción de una autopista con soberanía alemana (Reichsautobahn Berlin-Königsberg), cruzando el corredor polaco y Danzig para unir la Prusia Oriental con el resto de Alemania.   A cambio ofrecieron extender el pacto de No-Agresión por otros 25 años.

Desembocadura del Vistula

Desembocadura del Vistula

Por recelo, los polacos se opusieron a esta demanda, hasta que en marzo de 1939, la alianza militar anglo-polaca canceló el Pacto de No-Agresión entre Alemania y Polonia firmado en 1934, eliminando la posibilidad que Polonia negociara concesiones.   Esto trajo como consecuencia el deterioro de las relaciones entre ambos países y una escalada de disturbios entre alemanes y polacos a lo largo de la frontera y en especial en Danzig.

En Westerplatte había una fortificación polaca, al mando del Mayor Henryk Sucharski, que servía como "Wojskowy Sklad Transportowy", una estación militar de tránsito donde la guarnición autorizada de 88 soldados fue aumentada secretamente a más de 200 efectivos, entre los que se encontraban 27 civiles reservistas del ejército que fueron incorporados a filas al comenzar el ataque.  Westerplatte se encontraba separada de Danzig por un muro de concreto y contenía cinco fortificaciones de concreto, barracas, trincheras y barricadas para su defensa.   Todo el conjunto estaba protegido con una red de alambre de púas.

Westerplatte
Click para ampliar

Durante la Primera Guerra Mundial, el día 26 de agosto de 1914, el crucero ligero alemán SMS Magdeburg embarrancó cerca al faro de Odensholm en el Mar Báltico.   Se estaban haciendo muchos esfuerzos para salvar el buque, cosa que parecía imposible, cuando aparecieron los cruceros rusos Bogatyr y Pallada que lo destruyeron matando a la mayoría de la tripulación.   Poco después, los cuerpos fueron enterrados en Danzig y se erigió un monumento para honrarlos.

Como parte del plan de ataque a Polonia en 1939 el acorazado alemán Schleswig-Holstein, al mando del Capitán Gustav Kleikamp, junto al acorazado Schlesien, fueron a Danzig pretextando una visita con el propósito de honrar a los caídos en el crucero SMS Magdeburg.   La flotilla echó anclas en la desembocadura del Vístula.   A las 04:30 horas del día 01 de setiembre de 1939, el SMS Schleswig-Holstein y las torpederas de escolta T-192 y T-963, levaron anclas adentrándose en el canal y poniéndose en posición frente el fuerte polaco Westerplatte.   A las 04:45 el Capitán Kleikamp ordenó abrir fuego contra el fuerte.  Luego de una hora de bombardeo, el comandante de la operación terrestre, Mayor Sucharskiemu, ordenó el desembarco del 3.Marine-Stoßtrupp-Kompanie, una unidad de infantería de marina, a las órdenes del Teniente Wilhelm Henningsen y un pelotón de zapadores procedente de Dessau-Roßlau.

Westerplatte

Andanada del Schleswig-Holstein

Luego de cruzar el muro se enfrentaron a una fuerte resistencia polaca.   Las fuerzas alemanas se encontraron entre fuego cruzado frenándolos en el intento de tomar las instalaciones defendidas por los supuestos 88 soldados de la guarnición.   El fuego cruzado les hizo pensar que habían francotiradores bien camuflados, pero eran sólo los servidores de los puestos fortificados.   Las redes de alambres de púas les impedían los movimientos rápidos o sorpresivos y cuando lograban perforar las barricadas, certeros ataques con morteros los inmovilizaban una vez más.

Los alemanes sabían que el Westerplatte no se parecía mucho al lugar de veraneo y descanso que ellos construyeron antes de la guerra, pero la defensa polaca resultó más fuerte que lo que habían calculado por haber 200 hombres en vez de 88.   El primer asalto fue detenido y después del cañoneo del Schleswig-Holstein, que arrojó 90 granadas de artillería de 280 mm., 407 granadas de 170 mm. y 366 granadas de 88 mm., el segundo con 30 hombres, también fue detenido.

En lo que no se equivocaron los mandos alemanes fue cuando decidieron que era necesario enviar al Schleswig-Holstein para destruir las fortificaciones de concreto en Westerplatte, además de dar apoyo a las demás fuerzas de invasión hasta donde el Vístula le permitiera ingresar.   Después de los dos primeros asaltos, los polacos incluso lograron hacer un contraataque destruyendo el puesto de la policía alemana que se encontraba al otro lado del muro, pero poco después tuvieron que retroceder.

Al finalizar el primer día de combates, los polacos habían sufrido una veintena de bajas, mientras que los alemanes tuvieron 16, incluyendo la muerte del Teniente Henningsen que cayó mortalmente herido y murió al día siguiente.

En los días siguientes el asedio se mantuvo.   Apenas los alemanes observaban algún movimiento en las líneas polacas abrían fuego.   El día 2 de setiembre, se unió al ataque alemán medio centenar de aviones Ju 87 Stukas y artillería alemana del Heeres con Howitzers de 210 mm.   El ataque destruyó los búnkers 1, 2, 4 y 5, además del cuartel del Mayor Sucharski quien quedó totalmente aturdido por una explosión, a tal punto que por un tiempo tomó el mando el Capitán Franciszek Dabrowski.

Prisioneros polacos

Prisioneros polacos marchan al cautiverio

El único cañón de campaña de 75 mm. de los polacos fue silenciado luego de atacar puestos alemanes en la ribera opuesta del Vístula.   Los morteros polacos Stokes wz. 31 de 81 mm., sólo pudieron disparar 104 veces, antes de ser destruidos.  Es evidente que los polacos tenían previsto aumentar el contingente militar en Westerplatte puesto que al finalizar la lucha se contaron medio centenar de ametralladoras ligeras y pesadas, numero desproporcionado para el total de efectivos existentes durante la batalla.

El día domingo 3 septiembre el asedio se mantuvo sin variantes.   Los alemanes atacaban con artillería apenas observaban algún movimiento.   Un nuevo intento para atacar los puestos de guardia 4 y 5 fracasaron.   Al día siguiente el bombardeo comenzó a las 12:30 y se mantuvo hasta las 21:45.   La comida caliente se terminó en las barracas polacas, sólo contaban a partir de entonces con enlatados y galletas

El día 5 el bombardeo comenzó a las 09:00 y terminó a las 10:45.   La situación es insostenible para los polacos y así lo hace saber el Mayor Sucharski a sus oficiales.   A las 22:00 el mayor Sucharski está dispuesto a rendirse pero el Capitán Dabrowski se opone.

El día 6 las SS Heimwehr Danzig (fuerzas de policía SS en Danzig), abren fuego de mortero contra Westerplatte.   Para entonces la mitad de los polacos han caído prisioneros.   Westerplatte pide ayuda, pero es imposible que llegue, a lo largo de toda la frontera polaca las fuerzas Panzer avanzan arrolladoramente.   El Mayor Sucharski les dice a sus oficiales que lo mejor es la rendición para evitar más muertes inútiles.   A estas alturas la mayoría de los oficiales y suboficiales están de acuerdo.

Rendicion de Sucharski

Rendición del Mayor Sucharski

El día 7 de setiembre a las 06:30 se inicia el bombardeo desde mar y tierra.   El asalto final esta por llegar cuando el Mayor Sucharski decide la rendición.  Nadie se opone esta vez, después que hubo intentos de deserción de al menos 5 soldados polacos que fueron ejecutados.

Después de la guerra, en Polonia han habido muchas controversias sobre lo que ocurrió en Westerplatte.   Algunos dicen que durante la mayor parte del combate, desde el primer día, el Mayor Sucharski estuvo con una concusión que lo mantuvo al margen de la batalla y que fue el capitán Dabrowski quien dirigió la defensa.   Otros afirman que los polacos estaban dispuestos a rendirse doce horas después del primer disparo del acorazado Schleswig-Holstein.   Sin embargo, para la historia polaca la defensa de Westerplatte es un hito que señala la defensa a última instancia de un puesto militar durante la invasión alemana y se recuerda que el Mayor Sucharski fue ascendido a general de brigada, condecorado con la más alta distinción militar polaca (Virtuti Militari), sobrevivió la guerra, falleciendo en 1946.


LIBRO

Westerplatte 1939 [i.e. neunzehnhundertneununddreizig] (Einzelschriften zur militarischen Geschichte des Zweiten Weltkrieges) (Edición en alemán)

William K. von Uhlenhorst-Ziechmann: "Westerplatte, 1939 - A play in three acts."  Exposition Press, New York 1955
Ver detalles en Amazon


Publicado: 22 abril/2010