Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Operación Weserübung Sud

Dinamarca y Noruega estaban en la mira de los beligerantes, pero ninguno parecía tomar la iniciativa.  Tanto Alemania como Inglaterra se beneficiaban con las importaciones de hierro de Noruega y Suecia.  Esta situación no podía continuar y por tanto la invasión de los países escandinavos era sólo cuestión de tiempo.  En la primavera de 1940, ambos rivales se decidieron a actuar, pero Alemania ganó por puesta de mano y una muy bien planeada invasión que en el caso de Dinamarca apenas tomó unas horas.

Durante cuatro años los daneses vivieron sin causar ningún conflicto a los alemanes y sólo cuando el rumbo de la guerra cambió, comenzó la "resistencia".  No ocurrió lo mismo en Noruega donde las cosas no fueron tan sencillas para los alemanes.

Mapa de la invasión a Dinamarca


Directiva de Adolf Hitler

Los puntos 3 y 4 de la Directiva para la operación Weserübung dicen:

"El cruce de la frontera danesa y el desembarco en Noruega deberán tener lugar simultáneamente.  Hago énfasis en que las operaciones deben prepararse lo más rápido posible.  En caso de que el enemigo amenace la iniciativa contra Noruega, debemos ser capaces de tomar nuestras contramedidas inmediatamente.

Es muy importante, que nuestras medidas tomen por sorpresa a los estados escandinavos así como a nuestros oponentes occidentales.  Todos los preparativos, particularmente los de transporte y aprestamiento, proyecto y embarque de tropas, serán efectuados con este factor en consideración.

En caso de que los preparativos de embarque, no puedan ser mantenidos en secreto, los mandos y las tropas serán engañados con objetivos ficticios.   Las tropas deberán ser puestas al tanto de los objetivos reales, solamente después de hacerse a la mar.

Adicionalmente a esto, habiendo asegurado los lugares más importantes, el Grupo irrumpirá lo más rápido posible desde Fuenen a Skagen y hacia la costa este.  En el Seeland las bases serán capturadas muy temprano.  Estas servirán de puntos de partida para la ocupación posterior.  La Marina proveerá fuerzas para asegurar la conexión Nyborg-Korsoer y para la veloz captura de los puentes Kleine-Belt así como para las tropas de desembarco será necesario levantarlos.  También preparará la defensa de la costa.

La Fuerza Aérea suministrará escuadrones, cuyo objetivo primario serán demostraciones de fuerza y lanzamiento de panfletos.  Se debe asegurar el uso de todas las defensas danesas terrestres y aéreas."

Entrega de una nota diplomática

Eran las 5:20 de la madrugada del día 9 de abril de 1940 cuando el encargado de negocios de la Embajada alemana en Copenhague entregaba una nota diplomática al Gobierno danés.  En ella se explicaban los motivos del plan "Weserübung-Süd", según el cual desde las primeras horas del amanecer habían invadido Dinamarca dos divisiones de infantería y una brigada de blindados.

Media hora después el gabinete se reunía con el Rey Christian X para discutir los pasos a seguir en las horas siguientes.  A las siete de la mañana habían decidido que Dinamarca no ofrecería la menor resistencia y aceptaría —bajo protesta— las exigencias alemanas.

La nota emanada de la Cancillería del Reich argumentaba extensamente la necesidad de las operaciones contra Dinamarca y Noruega, por cuanto que Francia e Inglaterra intentaban un bloqueo contra Alemania, con objeto de poner en peligro su abastecimiento e impedir el comercio del Reich con los países neutrales.  Según los argumentos de la nota diplomática, las medidas tomadas por París y Londres tenían como objetivo evitar que Alemania adquiriera el mineral procedente de los países escandinavos y, al mismo tiempo, preparara un ataque desde Noruega y Dinamarca.

Contenido de la nota diplomática

Decía textualmente:

"Alemania no está dispuesta a consentir la realización de tales planes por parte de sus enemigos.  Por este motivo el Gobierno del Reich ha iniciado en el día de hoy determinadas operaciones militares que conducirán a la ocupación de importantes puntos estratégicos en territorio danés.  El Gobierno del Reich se hace cargo, mientras dure la guerra, de la defensa del reino de Dinamarca.  Está decidido desde ahora por todos los medios a salvaguardar la paz en el Norte contra los ataques ingleses y franceses.

Las tropas alemanas no han entrado en Dinamarca como enemigas.  El Alto Mando alemán no tiene el propósito de utilizar los puntos estratégicos daneses como plataforma de sus operaciones contra Inglaterra y Francia, al menos y en tanto que los ataques de estas dos naciones no le obliguen a ello."

El Gobierno Alemán exigía que el reino danés comprendiera las razones para el comportamiento alemán, solicitaba deponer toda resistencia y exigía que el gobierno danés tomara las medidas necesarias para facilitar el desplazamiento de las tropas alemanas, con el propósito de evitar un inútil derramamiento de sangre.  Toda resistencia sería aplastada con todos los medios.

Al Gobierno del Rey Christian X no le quedó otra alternativa que aceptar las exigencias y las seguridades ofrecidas por los alemanes con el objeto de preservar la unidad nacional y la independencia política.  En consecuencia pidió a a la ciudadanía y a las fuerzas armadas deponer toda actitud hostil hacia las fuerzas armadas alemanas.

tropas alemanas cruzando la frontera

Tropas alemanas atraviesan la zona alambrada en la frontera.

La operación militar

Dos días antes de la invasión, el General Kurt Himer, Jefe de Estado Mayor del cuerpo expedicionario alemán, vestido de paisano arriba a Copenhague en compañía de un jefe de batallón.  Los militares instalaron su cuartel general a bordo del buque de transporte Hansestadt Dantzig, tranquilamente anclado en el puerto y llevando a los efectivos del batallón con todo su equipo, incluyendo artillería ligera y equipos de comunicaciones.

El día 9, a la hora convenida, desembarcaron las tropas y avanzaron hacia la Ciudadela, cuartel de las fuerzas comandadas por el General W. Pryor, que protegían el Palacio Amalienborg.  El general Pryor presentó una pequeña resistencia con la Guardia Real, pero pronto sus fuerzas fueron reducidas.

El General Himer detuvo a tiempo el bombardeo de la ciudad, al momento que el General Pryor rendía la plaza.  Lo único que cayó del cielo danés fueron panfletos de propaganda.  A las dos de la tarde se completó la ocupación de Dinamarca con el saldo de 20 bajas por el lado alemán y 13 muertos más 23 heridos por parte de los daneses.

tropas alemanas

De manera informal tropas alemanas ingresan
en Copenhague, con protección de la policía y tropas danesas y gran cantidad de público espectador.
Nótese que los soldados alemanes no tienen armas en las manos.

Dinamarca claudica sin resistencia

La respuesta del Primer Ministro Thorval Stauning, a nombre del gobierno danés el 9 de abril de 1940, decía:

"El Gobierno danés se da por enterado de la nota entregada por usted esta mañana.  A través de la misma he tenido conocimiento de que las tropas alemanas no han entrado en Dinamarca como enemigas y de que el Gobierno del Reich no tiene el propósito de atentar contra la integridad e independencia política de Dinamarca, ni ahora, ni en el futuro.

Tras la recepción de este comunicado, el Gobierno danés, consciente de la situación, ha decidido regular por sí mismo todo lo relativo a la ocupación.  Protesta seriamente, sin embargo, contra la violación de que ha sido objeto la neutralidad de Dinamarca."

Con aire despreocupado tropas alemanas
toman posiciones en Copenhague.
Nótese la tranquilidad de los soldados.

Proclama radial

Al mismo tiempo que se entregaba esta respuesta al encargado de negocios de la Embajada alemana, el Primer Ministro Stauning a nombre del Rey Christian X, daba a conocer por radio la siguiente proclama:

"Tropas alemanas han atravesado esta noche la frontera danesa.  Tropas alemanas desembarcarán en distintos puntos de nuestro país.  El Gobierno danés ha decidido, bajo protesta, seguir representando los intereses del país y, habida cuenta de la ocupación llevaba a cabo, pone en conocimiento de todos lo siguiente:  Las tropas alemanas que se encuentran en nuestro país han llegado a un entendimiento con las Fuerzas Armadas danesas, y es deber del pueblo deponer toda resistencia."

Reacción de los Aliados

La respuesta de Gran Bretaña fue la invasión de las Islas Feroe el 12 de Abril y comenzó a confiscar las naves mercantes danesas surtas en puertos amigos, con el resultado de que 2/3 de las naves con bandera danesa pasaron a manos de los Aliados.  El embajador danés E. Reventlow mantuvo su status diplomático en Londres.  El embajador en Washington H. Kauffmann se reservó su posición hasta que en Abril de 1941, firmó con los EE.UU. un acuerdo mediante el cual permitía la ocupación militar de Groenlandia por fuerzas de ese país.


LIBROS

The German Invasion of Norway: April 1940 Paperback por Geirr H. Haarr (Author)


Ver detalles en Amazon US/International

The Gathering Storm: The Naval War in Northern Europe, September 1939-April 1940 Hardcover – por Geirr Haarr (Author)


Ver detalles en Amazon US/International

Operation Weseruebung: Operational art in joint warfare por Len Jasczak (agotado)


Publicado: 5 enero/2002