Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Operación Tidal Wave [Ploesti] (01-8-1943)

Para Alemania e Italia, las refinerías de Rumania tenían importancia capital y significaban el éxito o el fracaso en la guerra.  El complejo de Ploesti formaba parte de un conjunto de siete refinerías ubicadas a 56 kilómetros al norte de la capital rumana, Budapest.  Las instalaciones comprendían refinerías, depósitos de crudo, diesel, gasolina y derivados dispuestos en un área de 50 kilómetros cuadrados.

Las refinerías estaban en la agenda de bombardeo de los Aliados desde el comienzo de la guerra, pero llevar a cabo una misión de ese tipo, no era fácil debido a la distancia, en especial al corto alcance de la aviación de caza que debía dar protección a los bombarderos.

Bombardeo de Ploesti

Bombardeo de Ploesti abaja altura

Proyecto Halverson

En mayo de 1942, al Coronel Harry A. Halverson, le encomendaron el que fue llamado Proyecto Halverson, que se trataba de dirigir una escuadrilla de bombarderos B-24, que saliendo de Florida debían terminar en China.  La misión de Halverson era bombardear Tokio.  Pero cuando los aviones llegaron a Egipto, se les ordenó permanecer en ese país y preparar el bombardeo de las refinerías de Ploesti.  La fecha establecida fue el 12 de junio de 1942 y el plan era realizar un bombardeo a baja altura.

Desde las 10:30 de la mañana del día 11, los aviones despegaron con un minuto de diferencia cada uno y debían llegar al blanco al día siguiente.  Diez de los aviones bombardearon la refinería de Astra en Ploesti, uno atacó el puerto de Constanza y otros dos atacaron blancos no identificados.  Tres de los aparatos se perdieron en Turquía y fueron internados y el resto logró alcanzar bases amigas en Irak.   Los daños causados fueron insignificantes, pero la misión fue considerada exitosa.

Ploesti

Operación Tidal Wave

El 01 de agosto de 1943, fue planificada la Operación Tidal Wave, para dar un golpe contundente en las refinerías de Ploesti.  El plan consistía en realizar un bombardeo a baja altura, criticado por algunos, pero que finalmente recibió el visto bueno del General Arnold y de Roosevelt.  Se construyó una replica tridimensional a escala de 1:5000 y otra bidimensional de tamaño real de Ploesti en el desierto, para efectuar las prácticas, en las que se realizaron pruebas meticulosas sobre la operación.

La controversia sobre la altitud de bombardeo continuó, pese a la orden del general Arnold, pues los líderes de los cinco grupos y el jefe del 9º Comando de Bombardeo Mayor General Uzal Ent, estaban a favor del bombardeo de altura.   Firmaron una carta solicitando efectuar el bombardeo como ellos recomendaban, pero el Mayor General Lewis Brerenton, comandante en jefe de los grupos, ordenó que se prosiguiera conforme al plan original, porque Ploesti era tan vital que valía la pena arriesgar hasta el 100% de bajas.

La artillería antiaérea ligera alemana estaba concentrada en el norte y este en previsión de ataques soviéticos y la pesada en el sur, porque según el coronel Karl Cyrstenberg los aviones estadounidenses volarían al límite de su radio de acción y por tanto se aproximarían directamente desde el sur.

Ploesti

Un total de 177 aviones en cinco grupos despegaron como se había planeado, el 01 de agosto de 1943.  Un avión se estrelló al despegar.   Como debían viajar en absoluto silencio de radio, los grupos de aviones se separaron durante la extensa ruta a través del Mediterráneo.   Cuando se encontraba cerca a Corfú en Grecia, inexplicablemente el avión que llevaba el navegante de ruta se precipitó al mar.   El segundo avión, que llevaba al navegante de ruta de reemplazo, descendió a baja altura para ver si habían supervivientes, pero eso le causó un gran retraso y la imposibilidad de remontar la altura a tiempo por lo que, regresó a su base dejando al grupo líder sin un navegante de ruta experto que dirigiera a la escuadrilla en la aproximación a baja altura.

Al llegar a las montañas se encontraron con una cubierta de nubes que alcanzaba los 17 mil pies de altura.  Dos de los grupos pasaron uno por encima, mientras que los otros tres grupos lo hicieron a diferentes altitudes alrededor de los 12 mil pies.  Cuando los dos primeros grupos llegaron al primer IP "Punto Inicial", los tres grupos restantes estaban retrasados media hora.

Ploesti

Los dos primeros grupos, sin saber qué había ocurrido con los otros dos, alcanzaron el IP en Pitesti dirigiéndose al IP final de Floresti, que resultó no ser tal, sino Targoviste.  Prosiguieron el vuelo sin percatarse del error sino hasta llegar a los suburbios de Bucarest.  Es decir que en vez de rodear la capital como estaba planeado, para evitar las enormes defensas antiaéreas de la capital rumana, se habían dirigido directamente a ella.  En vista de la situación Mayor General Ent, rompió el silencio de radio y ordenó girar al norte para bombardear blancos de oportunidad en Ploesti.  Los líderes de los grupos trataron de alcanzar el objetivo de la mejor manera posible, pero llegaron casi al mismo tiempo, al mismo blanco y en rutas de colisión.

De los 178 aviones que despegaron para la misión, 54 fueron derribados y otros 53 resultaron seriamente dañados.  Sólo 31 Liberators B-24 de los 89 que aterrizaron en Bengasi estaban en condición de volver a volar.  En cuanto al bombardeo, los daños en la refinería fueron mínimos (40%) manteniendo 400.000 toneladas de producción después del bombardeo y poco después la refinería recuperaba el 95% de su producción máxima.

El general Alfred Gerstenberg comandante a cargo de la defensa de Ploesti, había dispuesto en las refinerías 2000 generadores de humo puestos de tal forma que los vientos constantes en la zona hicieran que todo se cubriera con una nube de humo que escondía las instalaciones desde el aire.   Por otro lado, las defensas antiaéreas en Ploesti fueron las más grandes entre todos los teatros de guerra del mundo.

PLoesti

5 de mayo de 1944

En vista de la amenaza inminente teniendo en cuenta que los Aliados ya se encontraban en Italia, el general Gerstenberg obtuvo más cañones antiaéreos, radares y miles más de generadores de humo.  Sin embargo, el apoyo de la aviación de caza del Eje no pudo ser mantenido y menos incrementado debido a la crítica situación de las fuerzas del Eje en todos los frentes.   El día 5 de mayo, comenzó una serie de bombardeos, no sólo de Ploesti sino de refinerías en Alemania por parte de la 15ª y la 8ª Fuerza Aérea de EE.UU.  Ese día 500 bombarderos B-17 efectuaron un bombardeo sobre las refinerías alemanas.  El ataque se repitió el día 18, pero el mal tiempo sólo permitió el despegue de 300 superfortalezas.  El día 31 de mayo, 460 aviones B-17 reanudaron el bombardeo y 6 días después 300 Liberators B-24, volvieron a atacar las refinerías de Ploesti.   En esos días, la RAF sembró de minas el río Danubio, que era la vía de transporte del combustible durante el verano.

10 de junio de 1944

El 10 de junio de 1944 comenzó una serie de bombardeos efectuados por la 15ª Fuerza Aérea de EE.UU que atacó Ploesti cuatro veces perdiendo 43 bombarderos pesados y 12 más que se estrellaron al aterrizar.  El día 18 de mayo, la misma fuerza realizó el primer bombardeo exitoso en las refinerías.

Ese día 46 cazabombarderos P-38 Lightning despegaron de Vincenzo par atacar las refinerías llevando una bomba de 500 Kgs cada uno.  Poco después abortaron la misión 8 aparatos.  Lograron lanzar 36 bombas exitosamente destruyendo partes importantes de la refinería y ametrallando diversas instalaciones.  Se perdieron 14 aviones del primer grupo y 8 del 82º Grupo de Caza.  Fueron derribados 33 aviones del Eje.

B-24 Liberator

23 de junio de 1944

Siguiendo a la peligrosa misión del 18 de mayo, el 23 de junio se realiza el ataque más exitoso a las refinería con 761 bombarderos dirigidos a diferentes blancos rumanos.  Las bajas fueron enormes pero los resultados fueron considerados como muy buenos.  Para entonces las refinerías estaban protegidas por más de 12 mil antiaéreos y toda la caza alemana disponible defendía los yacimientos y refinerías.  Sin embargo no era suficiente para contener los que llegaron a ser hasta 1500 bombarderos atacando la vena yugular del Tercer Reich que surtía de combustibles a su maquinaria bélica.  Los días estaban contados.

19 de agosto de 1944

Ese día 19 de agosto de 1944, se realizó la última misión contra las Refinerías de Ploesti.  En total se lanzaron más de 13 mil toneladas de bombas con la pérdida de 350 aviones y unos 3000 hombres muertos o capturados.  Once días después el Ejército Rojo entraba en las instalaciones.


LIBRO

Fortress Ploesti: The Campaign to Destroy Hitler's Oil por Jay A. Stout.


Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 22 febrero/2004