Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Operación Source (14-09-1943)

El acorazado Tirpitz fue un dolor de cabeza para el Almirantazgo Británico debido a la amenaza que significaba el enorme poder de la nave alemana de la Clase Bismarck.   Todavía no cicatrizaba la herida del hundimiento del HMS Hood por el buque hermano del Tirpitz, el Bismarck, el 24 de mayo de 1941.

Desde mayo de 1940, 700 aviones británicos trataron de bombardear, minar o torpedear al buque alemán sin resultados.   Cuando la nave se encontraba en Noruega, los mandos navales británicos planificaron la Operación Source para hundir al acorazado.   La operación estaba subdividida en tres planes operacionales para cubrir las eventualidades, el Plan Funnel para atacar el blanco en Kåfjord, el Plan Empire para realizar la misión en Narvik y el Plan Forced para operar en Trondheim.   Con estos tres planes contra el Tirpitz, el Almirantazgo deseaba asegurar definitivamente el hundimiento del acorazado alemán.

Tirpitz

Acorazado Tirpitz

Durante varios días de exploraciones aéreas, el Tirpitz y el Scharnhorst no fueron encontrados en su fondeadero porque se hicieron a la mar para realizar una misión en Spitzbergen (Operación Zitronela), pero esas exploraciones aéreas británicas no pudieron detectar la salida de las naves alemanas.   Simplemente reportaron que los dos buques no se encontraban en Kåfjord entre el 5 y el 7 de setiembre.   Sólo el Lützow fue visto todos los días en su fondeadero en Langefjord.   Sin embargo, el día 10 de setiembre de 1943, el Spitfire de exploración encontró a las tres naves en sus lugares habituales.

La Operación Source fue pensada para utilizar minisubmarinos clase X que podían minar las aguas depositando dos cargas de amatol bajo la quilla del Tirpitz, pero el plan de ataque requería las condiciones climatológicas adecuadas.    Las fechas elegidas fueron las comprendidas entre el 20 y el 25 de setiembre de 1943, cuando habría suficiente oscuridad para brindar cobertura a las pequeñas naves y a la vez suficiente iluminación lunar para que pudieran llegar al blanco sin perder el rumbo.

Los submarinos madre elegidos para remolcar a los minisubmarinos fueron los submarinos Clase S: HMS Sceptre, HMS Seanymph, HMS Stubborn, HMS Syrtism; y los Clase T: HMS Thrasher y HMS Truculent.   Los comandantes de la flotilla recibieron el 6 de setiembre las órdenes de prepararse y las pequeñas naves fueron izadas al buque escampavía HMS Bonaventure para montar las cargas de amatol en ambas bandas de cada minisubmarino

Minisub clase X

Minisub Clase X

Una vez finalizada la preparación el 11 de setiembre, los minisubmarinos fueron remolcados a 75 millas frente a las Shetland para de ahí tomar rumbos paralelos, con una separación de 20 millas de distancia entre buques, hasta llegar al punto de partida a 150 millas de Altafjord en la isla Sørøy.

X-5

X-5

El 14 de setiembre el Spitfire de exploración aerofotográfica confirmó la presencia de las naves alemanas en sus respectivos fondeaderos y fue emitida la orden de ataque.   Los minisubmarinos X-5, X6 y X7 atacarían al Tirpitz, el X-9 y el X-10 atacarían al Scharnhorst en Kåfjord y el X-8 al Lützow en Langefjord.

Así dispuesto, el Truculent (X-6) y el Syrtis (X-9) zarparon de Loch Caimbawn, seguidos con intervalos de 2 horas por el Thrasher (X-5), Seanymph (X-8) y Stubborn (X-7).  El Sceptre (X-10) zarpó al día siguiente.

HMS Bonaventure

HMS Bonaventure

Luego de dejar a los minisubmarinos, las naves madre tendrían que permanecer patrullando el área, esperando el regreso de las naves X.   Cada minisubmarino tendría que atravesar los campos minados navegando en superficie al anochecer y aproximarse hasta Stjernsund, para de ahí tomar rumbo a Altenfjord.   Se esperaba que las naves estarían en posición el 21 de setiembre y listas para realizar el ataque el día 22.

Pérdida del X-8 y X-9

Pero hubo problemas.   Los cables de remolque del X-7, al mando del Teniente Cameron, y del X-8 al, mando del Teniente Place, se rompieron y debieron maniobrar para encontrase y reemplazar los cables por nuevos.   Las maniobras no fueron fáciles en alta mar y menos con silencio de radio, por lo que retrasaron la travesía en 36 horas.   El X-8 volvió a tener problemas y se vio obligado a abortar la misión, expulsando las cargas de amatol, que al estallar en el fondo dañaron al minisubmarino y se hundió, aunque la tripulación fue rescatada por el HMS Sea Nymph.   Peor suerte corrió el X-9, pues el 17 de setiembre no sólo se rompió el cable de remolque sino que el minisubmarino desapareció y no volvieron a encontrarse ni la nave ni sus tripulantes.

El 20 de setiembre, los 4 minisubmarinos estaban en posición para comenzar el ataque y esa misma anoche, el X-5, al mando del Teniente Henty Henty-Creer, X-6, Teniente Donald Cameron, X-7, Teniente Basil Charles 'Godfrey' Place y X-10, Teniente Ken R. Hudspeth, se dirigieron a la costa.   A la mañana siguiente el X-6 tuvo que sumergirse para evitar ser avistado por un barco de patrulla.   Luego emergió para recargar las baterías y hacia la medianoche buscó refugio en la entrada de Kåfjord.   El X-7 pasó el día oculto en los islotes Brattholm.   Ambas naves no hicieron contacto como se esperaba.  El X-10 tuvo dificultades y buscó refugio en Stjernøy para reparar los desperfectos.   El teniente Hudspeth no logró reparar todas las averías pero aún así cerca de las 6pm se dirigió a Kåfjord.   Pasada la medianoche un barco lo obligó a sumergirse.   Se posó en el fondo para continuar con las repararaciones y esperar que anocheciera para dirigirse al blanco.

En Kåfjord no encontraron al Scharnhorst pero el Tirpitz estaba en su fondeadero protegido por las redes antisubmarinos.   También se encontraban en las cercanías los destructores de escolta Z30, Z31 y el Erich Steinbrink además del buque escampavía Neumark, un barco noruego y el buque de defensa antiaérea Nymphe (ex-Tordenskol).

Kafjiord
El Tirpitz en el Kåfjord (foto del Imperial War Museum)
(Click para ampliar)

X-6

El Teniente Cameron del X-6 preparó el ataque para el día 22 a las 06:30 y entró en el fiordo Kåfjord.   Media hora después estaba deslizándose por la abertura para botes de la red anti-torpedos.   Siete minutos después tocó fondo en la playa y sin quererlo quedó a la vista de los vigías del Tirpitz pero lo confundieron con una marsopa animal muy común en los fiordos noruegos y que suele asomarse en las playas.   Pocos minutos después vuelve a embarrancar y emerge a 27 metros del Tirpitz siendo identificado.   Las violentas embarrancadas causaron daños en la nave pero Cameron se acercó a ciegas y emergió cerca al Tirpitz siendo recibido con andanadas de armas cortas y granadas.   La maniobra fue correcta, dadas las circunstancias, porque el ángulo al que se encontraban ambas naves impedía al Tirpitz usar el armamento de grueso calibre.   Nada podía hacer Cameron para escapar por lo que decidió retroceder para ponerse a la mitad del acorazado y soltó las cargas de amatol a la altura de la torreta B. Barrenaron el submarino y se dispusieron a ser tomados prisioneros por una torpedera que se acercó a gran velocidad.

X-7

El X-7 tuvo problemas con una red antisubmarinos donde se enredó al entrar al fiordo, pero pudo liberarse a costa de daños menores y se deslizó sin ser descubierto, colocándose a popa del acorazado.   Para rodear la red de protección el teniente Place decidió sumergirse y pasar por debajo, pero se encontró con una segunda red que le bloqueó el paso.   Logró desenredarse nuevamente y emergió porque el compás quedó inservible en las maniobras por salir de la red y no podía saber cual era su posición.   Emergió al lado de la red a 27 metros de la nave.   Se sumergió a 12 metros y se aproximo al Tirpitz para soltar la primera carga de 3570 libras de amatol bajo la quilla.   Luego dio marcha atrás y viró a a popa para soltar la segunda carga.   Poco después se sumergió a 30 metros y se dirigió al lugar por donde entró.   Sin poder verificar el rumbo, nuevamente quedó enredado en la red.

A las 0740 emergió y fue recibido por una andanada de armas de pequeño calibre, pero logró salir de la red y se sumergió al otro lado cuando una violenta explosión lo inmovilizó.   No tuvo otra alternativa que emerger y ser recibido por nuevas descargas de fusiles.   Estaba al lado de un blanco móvil de artillería y el comandante se subió a la torre agitando un suéter en señal de rendición.   Pocos instantes después el X-7 se hundió.   El Subteniente Aitken logró escapar del submarino hundido, pero los otros dos tripulantes murieron asfixiados en el intento, al aspirar los gases de la mezcla del ácido de las baterías con el agua de mar.

En el ínterin, el Comandante Meyer del Tirpitz no sabía si el submarino intentaba lanzar un torpedo contra su barco o soltar minas, por lo que decidió salir cuanto antes del fiordo al saber que el submarino había emergido muy cerca y se había hundido, no obstante la maniobra le tomaría cuando menos 1 hora.   Ordenó que mientras tanto buzos revisaran el fondo.   Poco después dos explosiones prácticamente levantaron al Tirpitz medio metro a popa.   La fuerza de las explosiones dañaron seriamente al buque y minutos después el X-7 se hundía muy cerca.   El Z27 se acercó y lanzó cargas de profundidad donde se vio al X-7.

X-5

A las 04:43 otro submarino fue avistado por los destructores que patrullaban el Kåfjord y lo hundieron con fuego de ametralladoras antiaéreas y cargas de profundidad.   Debió ser el X-5 del Teniente Henty Henty-Creer que esperaba su turno para atacar a la 09:00, porque de haberlo hecho antes podría haber interferido con la operación del X-6 y X-7.   Henty Henty-Creer, australiano, fue dado por desaparecido y no le otorgaron postumamente la Cruz Victoria, probablemente porque no se probó que hubiera participado en el ataque al Tirpitz.  Durante muchos años su hermana luchó porque le reconocieran los méritos a su hermano, pero sin lograrlo.   Incluso llegó a hacer una exploración en el fondo marino de Kåfjord pero no encontró rastros del X-5.

A-A

Batería antiaérea del Tirpitz

X-10

El X-10 pasó todo el día sumergido en Tommelholm tratando de reparar los desperfectos, pero al caer la tarde todavía tenía problemas.   El Teniente Hudspeth escuchó las explosiones y decidió abortar la misión por el estado de su nave y teniendo en cuenta que los alemanes estarían en alerta ante la aparición de otro submarino.   A las 18:00 del 22 de setiembre decidió regresar al punto de encuentro con la nave madre, adonde llegó a las 23:00 del día siguiente.

Durante todo el día recorrió la zona sumergiéndose de tanto en tanto, pero ningún submarino madre apareció.   El día 25 se dirigió a Sandøy Fjord.   Buscó refugio en la playa de Ytre Rappafjord y esperó.   El 27 de setiembre el X-10 se dirigió a 0fjord que se encuentra a 20 millas de distancia donde finalmente se encontró con el HMS Stubborn y fue remolcado a su base.   El 3 de octubre el Teniente Duff, comandante del Stubborn recibió ordenes de prepararse para una galerna que se aproximaba y que barrenaran el X-10.   Minutos después el minisubmarino se iba al fondo del mar y el Stubborn se dirigía a Lerwick, adonde llegó el 7 de octubre de 1943.

Resultado

Para los alemanes, los reportes de averías en el Tirpitz eran desalentadores.   Para realizar las primeras reparaciones del acorazado fueron enviados dos buques taller el Karl Junge y el Watt que se unieron al Neumark.   Posteriormente tendría que ser enviado a un puerto en el norte de Noruega para ponerlo en condiciones operativas.

El resultado de la Operación Source para el Almirantazgo Británico fue alentadora.   El Tirpitz estaría fuera de combate por mucho tiempo.   Nueve tripulantes de los minisubmarinos resultaron muertos y seis fueron hechos prisioneros.   El X-8 y X-9 fueron barrenados antes de llegar al objetivo, el X-5 fue hundido antes de comenzar el ataque, el, X-6 y X-7 fueron hundidos al realizar la misión y el X-10 fue barrenado sin cumplir la misión.

Aprovechando el invierno, el Tirpitz comenzó a ser reparado en Kåfjord.   Cinco meses después, la noche del 10 de febrero de 1944, 15 bombarderos soviéticos pretendieron terminar con el acorazado con bombas de 1 tonelada.   Sólo 4 de los bombarderos lograron llegar al objetivo en Kåfjord pero todas las bombas lanzadas contra el Tirpitz erraron el blanco.   El 15 de marzo de 1944, el acorazado alemán comenzó las pruebas de navegación en Barbrudalen.

Eventualmente el Tirpitz fue puesto fuera de combate por bombarderos de la RAF usando bombas Tallboy de 5 toneladas en noviembre de 1944.


LIBROS

Underwater Raid on The Tirpitz (Secret Ops) por Peter Howard

Wingate

Ver detalles en Amazon US/International

ABOVE US THE WAVES: The Story of Midget Submarines and Human Torpedoes (Pen & Sword Military Classics) por C E T Warren y James Benson

Wingate

Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 25 mayo/2008