Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Batalla de Santa Cruz (23-10-1942)

Los preparativos japoneses hicieron que bajara la moral de las tropas estadounidenses en las Salomón.  El almirante Nimitz relevó a Ghormley del mando del Pacífico Sur y lo reemplazó con el indomable almirante William W. Halsey.  El almirante Turner que discrepaba con Vandegrift sobre la disposición de las tropas en el perímetro de Henderson Field, fue ratificado por Halsey quien le prometió todo el apoyo posible.

Ataque terrestre japonés en Guadalcanal

El 23 de Octubre las fuerzas japonesas lanzaron el ataque que fue resistido por la Infantería de Marina de Estados Unidos que se encontraban bien atrincherados.  Tres veces se revocó la orden de aterrizar en el campo Henderson a los aviones japoneses, en el último minuto, después que los portaaviones del almirante Kondo se aprestaban para lanzarlos al aire.   La flota agotaba el combustible y el tiempo se les terminaba.

Orden de retirada

A primeras horas del día 26, los aviones PB exploradores que operaban desde Espíritu Santo informaron que los portaaviones de Kondo estaba haciendo rumbo al Norte, alejándose de Guadalcanal.

Orden de ataque estadounidense

Halsey ordenó atacar cuando las fuerzas de Kinkaid alcanzaban las Islas Santa Cruz al alcance de la flota japonesa.  Las oleadas de aviones averiaron al portaaviones ligero Zuiho que no pudo lanzar más aviones al tener su pista con tremendos boquetes abiertos por bombas de 250 kilos.

Hundimiento del Chikuma

Los japoneses se concentraron en el Hornet que quedó en muy mal estado mientras el Enterprise se hallaba a 10 millas de distancia.  El Hornet quedó a la deriva, sin gobierno ni comunicaciones.  Mientras tanto, sus bombarderos tomaban cuenta del crucero pesado Chikuma y ponen fuera de combate al portaaviones Shokaku.

Hundimiento del Hornet

Una hora después la aviación japonesa encuentra al Enterprise que resulta averiado así como el Porter.  Kinkaid ordenó hundir al Porter y puso rumbo al suroeste.  Sin protección, se decide abandonar al Hornet, pero no pueden hundirlo creando más incendios a bordo.  Más tarde la fuerza de Kondo encuentra al portaaviones y en vista de no poder remolcarlo deciden hundirlo.

Las pérdidas

Kondo perdió 100 aviones y Kinkaid 74.  Resultó una victoria estratégica para los estadounidenses pues aunque tuvieron serias pérdidas pudieron reemplazarlas durante los meses siguientes.  Por su parte los japoneses no podían reemplazar la cantidad de pilotos experimentados perdidos y menos los barcos hundidos.


LIBRO

Carrier Strike: The Battle of the Santa Cruz Islands,October 1942 por Eric Hammel


Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 5 julio/2001