Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Batallas del Golfo de San Lorenzo (08-05-1942)

A comienzos del año 1940, los altos mandos militares canadienses comenzaron a analizar la posibilidad sobre lo que sucedería en caso de que Alemania invadiera Inglaterra.   Se sabía que ante esa eventualidad el gobierno británico se trasladaría al Dominio del Canadá y por ende también la Royal Navy, o al menos parte de ella.   Pero, se diera el caso o no, para el gobierno canadiense la navegación en el Golfo de San Lorenzo (Saint Lawrence Gulf) y en el mismo río San Lorenzo, era de vital importancia debido al enorme tráfico marítimo que circula por dicho río que une el Atlántico con los grandes lagos.

Los mandos navales expresaron, que en unos meses era de esperarse que ocurrirían incursiones de los submarinos alemanes en esas aguas, pues ya sabían que la fuerza submarina alemana podía zarpar de bases en Francia cruzar el Atlántico y operar en aguas americanas durante varios meses.

San Lorenzo

La primera previsión para la puesta en marcha de un sistema eficaz de defensa, era la construcción de una pequeña base naval en Gaspé, Québec, donde se estacionarían cuatro o cinco yates armados para la lucha antisubmarina y que además servirían de escolta a los convoyes de la marina mercante.

La Royal Canadian Navy revisó todos sus planes de defensa a mediados de 1940, cuando uno a uno los países europeos fueron ocupados por las fuerzas alemanas.   En esos momentos la posibilidad de que Gran Bretaña fuera también invadida parecía un hecho irremediable, por tanto los trabajos en Gaspé se redoblaron convirtiéndose en una de las principales bases navales en la costa atlántica, junto con Sydney y Halifax en Nueva Escocia.

Pero a medida que pasaron los meses, llegó un momento en que parecía que se desvanecía la posibilidad de una invasión de Gran Bretaña.   En vez de eso, en 1941, el Primer Ministro William Lyon Mackenzie King manifestó en el Parlamento la preocupación del gobierno sobre la inminente incursión de los U-Boot en el Golfo de San Lorenzo.

El 01 de mayo de 1942 oficialmente entró en operaciones la Base Gaspé y el Fuerte Ramsay con defensas dirigidas al mar, depósitos de combustible, talleres, almacenes de municiones, una línea de ferrocarril para abastecimientos, facilidades de comunicaciones, barracas para el personal militar, hangares y atracaderos para hidroaviones y demás facilidades.   Por último, el reducido contingente de defensa fue reforzado con unidades de la armada.

HMCS Raccoon

HMCS Raccoon

U-553

Mientras tanto, en enero de 1942, la Kriegsmarine ponía en marcha la ofensiva submarina contra la costa este de EE.UU. y Canadá, llamada Operación Paukenschlag (Redoble de Tambor) y así una semana después que Fort Ramsay entraba en funciones, el 08 de mayo de 1942, el U-553 al mando del Kapitänleutnant Karl Thurmann, emergía en la oscuridad de la noche frente al Golfo de San Lorenzo.   Desde su comienzo, la ofensiva submarina había obtenido 48 victorias en la costa este de Canadá y en ese momento comenzaban las operaciones en las propias costas y aguas interiores del país.

U-517

El U-517 un submarino Clase IX-C recién puesto en servicio el 21 de marzo, al mando del Kapitänleutnant Paul Hartwig, se unió a la cacería en el golfo.   Era la primera patrulla del U-517, es decir básicamente una patrulla de entrenamiento.

El 11 de mayo, el U-553 de Thurmann avistó al mercante SS Nicoya a 15 km al norte de Pointe-à-la-Frégate, al cual hundió con un sólo torpedo.   Cundió la alarma en la base Gaspé despegando inmediatamente un hidroavión que lanzó un ataque contra el U-517 pero falló.   Poco después el U-553 encontró al mercante holandés SS Leto, aguas afuera de Rivière-la-Madeleine, y también lo hundió rápidamente.   Murieron 6 tripulantes en el primer ataque y 12 en el segundo.  El anuncio del Servicio Naval informó del rescate de 46 marineros y advirtió que no se harían nuevos anuncios de hundimientos para no proporcionar información valiosa para el enemigo.

HMCS Charlotte

HMCS Charlottetown

U-132

En julio de 1942 hizo su aparición en el Golfo de San Lorenzo el U-132 al mando del Kapitänleutnant Ernst Vogelsang.   El día 6 de julio, se puso al acecho del convoy QS-15 y en el lapso de media hora hundió el SS Dinaric, SS Hainaut y el mercante griego Anastassios Pateras.   Se hizo presente el barreminas de la Clase Bangor, HMCS Drummondville, comandado por el Teniente J.P. Fraser que le lanzó una ronda de cargas de profundidad que lo obligaron a bajar hasta el fondo y permanecer quieto durante 12 horas.   Acudió en apoyo una escuadrilla de cuatro cazas Curtiss Kittyhawk del 130º Escuadrón, estacionado en Mont-Joli, al mando de J.A.J. Chevrier.   Durante la misión de búsqueda, el avión de Chevrier desapareció y no se le volvió a encontrar, sin que se supiera lo sucedido a la nave.  El 20 de julio el U-132 ingresó al golfo y torpedeó al mercante británico SS Frederika Lensen al oeste del Pointe-à-la-Frégate, matando a 10 marineros.

U-165

Luego, en el mes de agosto, los submarinos alemanes fueron desplegados en los alrededores del Estrecho de Belle Isle para atacar los convoyes que enviaban los materiales para la construcción de las nuevas bases militares de Estados Unidos en Goose Bay, Labrador, y atacar también a los convoyes que se dirigían de Sydney a Groenlandia.   Destacaron en esas operaciones la dupla del U-517 al mando de Paul Hartwig y el U-165 comandado por el Kapitänleutnant Eberhard Hoffmann que infligieron los más grandes daños a los mercantes durante la campaña en el Golfo de San Lorenzo.

El 27 de agosto, ambos submarinos realizaron un ataque diurno en pareja, sobre el convoy LN-6 que cubría la ruta Québec Goose Bay y el SG-6, un convoy estadounidense escoltado que se dirigía de Sydney a Groenlandia.   Cuando los dos convoyes ingresaban al Estrecho de Belle Isle, Hartwig torpedeó el transporte de tropas SS Chatham un transporte de tropas con 562 soldados a bordo.   Afortunadamente sólo perecieron 13 efectivos del Chatham, pues los demás fueron rescatados por las escoltas.

HMCS Shawinigan

HMCS Shawinigan

Al día siguiente, en el Estrecho de Belle Isle, la dupla de submarinos atacó nuevamente al convoy SG-6.   El U-165 torpedeó al mercante SS Laramie y el U-517 atacó al SS Arlyn.   El Laramie, protegido por las escoltas logró escapar muy maltrecho dirigiéndose a Sydney, pero el SS Arlyn fue alcanzado por dos torpedos y enviado al fondo del mar con 9 tripulantes.

La siguiente presa del U-517 fue el mercante canadiense SS Donald Stewart cargado con gasolina de avión y cemento, procedente de Labrador.   La carga de esta nave estaba destinada a las pistas de aterrizaje para la aviación estadounidense, en construcción en Goose Bay.

El U-517 fue avistado por la corveta HMCS Weyburn que trató de embestirlo, pero con habilidad Thurmann logró sumergirse mientras recibía disparos del cañón de 4" y 2 cargas de profundidad, logrando escapar del acecho de la nave canadiense.   Horas después un avión Douglas DB-18 "Digby", apareció en escena tratando de localizar al U-517 y al ver su sombra sobre el fondo marino le lanzó cargas de profundidad, pero estallaron al tocar el agua y le hicieron más daño al avión que al submarino.

A partir de ese momento la aviación canadiense lanzó todo lo que tenía en la zona para encontrar a los elusivos submarinos.   A la cacería se les unieron unidades aéreas de entrenamiento de Greenwood y Debert y de la Escuela de Reconocimiento de Summerside y Charlottetown en la Isla Prince Edward.   La búsqueda fue infructuosa para los pilotos canadienses, pues los submarinos protegidos por el mal tiempo, en vez de salir del golfo, subieron aguas arriba del San Lorenzo, hasta el oeste de Point-des-Monts donde la distancia entre riberas es de 50 kms., burlando así a los perseguidores.   En ese punto los alemanes interceptaron a 8 mercantes escoltados por la corveta HMCS Arrowhead, el barreminas HMCS Truro, el yate armado HMCS Raccoon y dos lanchas torpederas Fairmiles.

Farmilies

Motobote torpedero Clase Farmilies

El convoy se encontraba frente a Cap-Chat poco antes de las 22:00 horas del 6 de setiembre cuando el U-165 hundió al mercante griego Aeas, con un solo torpedo.   El Arrowhead y el Raccoon iniciaron la cacería, pero a las 01:12 horas del 7 de setiembre, después de dos intentos fallidos, un torpedo voló al yate armado Raccoon que en instantes se fue al fondo del mar con todos sus tripulantes.

Al día siguiente, el U-517 atacó nuevamente al convoy.   Hartwig se apostó a la espera frente a Cap-Gaspé y cuando los tuvo en la mira, con certeros disparos envió a fondo del mar a otros tres mercantes, los griegos Mount Pindus y Mount Taygetus y un tercero, el canadiense The Oakton que llevaba una carga de carbón.   Pudieron ser rescatados 78 tripulantes.

En vista de las pérdidas ocurridas en tan corto tiempo, el 9 de setiembre de 1942 el gobierno canadiense cerró el tráfico marítimo en San Lorenzo, dejando sólo abierto el tráfico local de barcos caleteros.   La defensa se complicó debido a que 17 corvetas fueron enviadas al norte de África para participar en la Operación Torch.

Las patrullas aéreas se redoblaron con la incorporación del Destacamento Especial de Caza Submarina del 113 Escuadrón de Chatham, New Brunswick.   El primer ataque lo realizaron contra el U-165 que logró evitar las cargas de profundidad a tiempo.   Pero, aunque la aviación no logró apuntarse una victoria, sus acciones fueron suficientes para interferir en los ataques de los submarinos alemanes que vieron frustrados los intentos de ataque a los mercantes que navegaban por el San Lorenzo.  Sin embargo las perdidas aumentaron, el HMCS Charlottetown que había escoltado 11 convoyes fue hundido por el U-517 el 11 de setiembre.   El ataque ocurrió de día y fue presenciado por horrorizados espectadores que vieron el drama desde la costa.

El 15 de setiembre de 1942 el U-517 de Hartwig avistó al convoy SQ-36 compuesto por 21 buques.   Hundió los mercantes SS Inger Elisabeth y SS Saturnus a pesar de los contraataques de las escoltas incluyendo al destructor HMS Salisbury y otros cinco barcos menores y la aviación.   Poco después el U-165 envió también al fondo al mercante SS Joannis.   Los submarinos alemanes se convirtieron entonces de perseguidores en perseguidos, siendo atacados por barcos y aviones que no les dieron tregua a los submarinos alemanes.   El 16 de setiembre, en uno de los ataques, una de las cargas de profundidad se quedó atascada en la cubierta del submarino pero pudo ser soltada y tirada por la borda.

DB-18

Douglas DB-18 "Digby"

El 21 de setiembre, el HMCS Georgian descubrió al U-517 cuando se preparaba para atacar al convoy SQ-38 a la altura de Gaspé y lo persiguió durante dos horas con ataques de cargas de profundidad.   En uno de los intentos, el submarino emergió y volvió a sumergirse segundos después mientras hacía un rolido, pero inerte se asentó en el fondo donde los submarinistas alemanes precisaron de dos largas horas para hacer las reparaciones que le permitieron emerger nuevamente.   Era el turno de la aviación que en un lapso de 24 horas logró avistarlo en siete oportunidades el día 24 de setiembre y realizaron tres ataques con cargas de profundidad, pero sin éxito.   Sin embargo las explosiones causaron daños al submarino alemán que no tuvo otra alternativa que tomarse el tiempo necesario para salir del Golfo de San Lorenzo sin ser descubierto.

U-69

El Almirante Dönitz ordenó a los dos submarinos suspender los ataques y regresar, mientras otras cinco naves se aproximaban a la zona.   Esos U-Boots encontraron un gran numero de patrullas aéreas y para entonces las naves de superficie estaban mejor preparadas.   Sin embargo el U-69 al mando del Kapitänleutnant Ulrich Gräf, logró subir por el río San Lorenzo hasta 300 kilómetros de Québec, hundiendo a la altura de Métis Beach al mercante canadiense Carolus.

U-106

El U-106 comandado por el Kapitänleutnant Herman Rasch, se deslizó por el Estrecho Cabot y encontró condiciones desfavorables debido al intenso patrullaje aéreo y marítimo, pero a pesar de eso, cuando encontró al convoy BS-31 procedente de Corner Brook en Newfoundland, Hhundió al mercante SS Waterton, afortunadamente sin pérdida de vidas.   Era el quinto barco de la empresa papelera Bowood de Newfoundland hundido por los submarinos alemanes.   Acudieron al sitio el yate armado HMCS Vison y aviones de 117º Escuadrón de bombardeo y Reconocimiento que obligaron al submarino a sumergirse a máxima profundidad y permanecer quieto durante 8 horas.

Una nueva tragedia marítima ocurrió el 14 de octubre de 1942, cuando el U-69 avistó al ferry Caribou escoltado por el HMCS Grandmère aguas arriba del Estrecho Cabot.   El torpedo dio en el blanco e inmediatamente la escolta intentó embestir al submarino, sin conseguirlo, pero le lanzó 6 cargas de profundidad que lo obligaron a permanecer en el fondo.   Mientras tanto los pasajeros del ferry intentaban salvar sus vidas.   Durante 90 minutos el Teniente James Cuthbert se mantuvo al acecho de la nave alemana tratando de destruirlo siguiendo las órdenes de mantenerse en la cacería y no acudir en ayuda de los náufragos para evitar que el submarino escape.   Sin embargo desistió y acudió al rescate, al que se unieron otras naves.   El ferry llevaba 237 personas a bordo, de las cuales 46 eran tripulantes que pertenecían a la Marina Mercante de Newfoundland; 118 civiles canadienses, otros 73 civiles y personal militar británico y estadounidense.   Se salvaron 101 personas.

En esos momentos el Almirante Dönitz decidió retirar los submarinos del San Lorenzo.   El limitado número mercantes hundidos no justificaba mantenerlos en aguas tan peligrosas.   Los cinco últimos submarinos habían hundido sólo cinco barcos.   Sin embargo, en total fueron destruidos, en el Golfo de San Lorenzo, 23 buques y muchos otros resultaron con daños de diferentes grados.

En Canadá, hubo algo de controversia en relación a los resultados de la campaña en el San Lorenzo, algunos pensaban que la batalla se perdió, pero otros, como Angus MacDonald, Ministro de Defensa Nacional para los Servicios Navales, pensaba que perder 3.000 toneladas de cada 10.000 toneladas de buques que navegaron por el San Lorenzo durante la campaña, significaba que las fuerzas de defensa aeronaval canadienses lo hicieron bien, al menos comparando los resultados con los obtenidos por los Aliados en el Atlántico, en el mismo período.

U-536

Sin embargo, las operaciones submarinas no terminaron en las aguas interiores de Canadá.   En 1943, los U-boots regresaron para efectuar otras misiones, entre ellas dos para rescatar a prisioneros alemanes que escaparon de los campos de prisioneros en Canadá.   En setiembre el U-536 ingresó a la Bahía Chaleur para recoger a un grupo de alemanes que escaparon del campo de prisioneros de Bowmanville en Ontario.   Los canadienses se enteraron de lo que estaba ocurriendo y destinaron un destructor, tres corvetas y cinco barreminas de la Clase Bangor a cercar el área y buscar al submarino.   El único prisionero que logró huir de Bowmanville fue capturado antes de llegar al punto de encuentro con el submarino alemán.   En esa oportunidad, el U-536 fue descubierto y atacado, pero logró escapar del cerco.

En 1944, los U-Boot regresaron al Golfo de San Lorenzo, que fue reabierto al tráfico trasatlántico, con la intención de reeditar los éxitos de 1942, pero para entonces la guerra antisubmarina canadiense había mejorado mucho, así como las tácticas de los convoyes y del patrullaje aéreo.   Pero la Kriegsmarine había equipado a los submarinos con el schnorkel que entre otras ventajas les permitía a los submarinos recargar sus baterías mientras navegaban sumergidos.   Estando la mayor parte del tiempo sumergidos reducía el tiempo de inmersión con motores eléctricos apenas era detectado algún buque en la superficie.   Así equipados, reanudaron las operaciones en el golfo de San Lorenzo.

U-1223

El U-1223 al mando del Oberleutnant zur See Albert Kneip, disparó un torpedo acústico al HMCS Magog el 14 de octubre cerca al faro de Point-des-Monts y fue gracias al mejor control de averías que no se hundió y pudo ser remolcado a Québec.   Sin embargo apenas llegó a puerto fue inspeccionado y dado por irrecuperable, dada la magnitud de los daños.   El 2 de noviembre el mismo U-1223 hundió al barco granelero Fort Thompson cerca a Matane en Québec.

A finales de noviembre, en Estrecho Cabot fue hundida la corveta HMCS Shawinigan una nave veterana en los combates ocurridos en el Golfo de San Lorenzo en 1942.   La corveta Shawinigan y el Guardacostas estadounidense USS Sassafras se encontraban escoltando al ferry Burgue cuando se encontraron frente al U-1223. En las cercanías del lugar del encuentro, el U-1228, al mando del Kapitänleutnant Friedrich Wilhelm Marienfeld, estuvo tratando de reparar el schnorkel.   Al anochecer del 24 de noviembre comenzó a hacer las pruebas del reparado dispositivo, llegando a la conclusión que no sería posible continuar operando en esas condiciones y decidió enrumbar a Alemania.   Fue entonces cuando se encontró con el Shawinigan, al que envió al fondo del mar en cuatro minutos con todos sus 91 tripulantes.

U-806

El submarino U-806 al mando del Kapitänleutnant Klaus Hornbostel, torpedeó al HMCS Clayoquot, el 24 de diciembre de 1944, en Cabo Breton, pero no logró hacer blanco y escapó del contraataque de la nave canadiense.

Terminó así el último episodio de la Batalla del Golfo de San Lorenzo que en resumen resultó ampliamente favorable para los alemanes.

Buques hundidos por los alemanes durante la Batalla de San Lorenzo
(n) = Pérdidas humanas
U-553
SS Nicoya (6)
SS Leto (12)
11-may-1942
12-may-1942
U-132
SS Dinaric
SS Hainaut
SS Anastassios Pateras
SS Frederika Lensen
06-jul-1942
06-jul-1942
06-jul-1942
20-jul-1942
U-517
SS Chatham (13)
SS Arlyn (9)
SS Donald Stewart (3)
27-ago-1942
28-ago-1942
03-set-1942
U-165
SS Aeas (2)
HMCS Raccoon (37)
06-set-1942
07-set-1942
U-517
SS Mount Pindus (2)
SS Mount Taygetus (5)
SS Oakton (3)
HMCS Charlottetown (10)
SS Saturnus
SS Inger Elisabeth
07-set-1942
07-set-1942
07-set-1942
11-set-1942
15-set-1942
15-set-1942
U-165
SS Joannis (0) 16-set-1942
U-69
SS Carolus (11)
SS Caribou (136)
09-oct-1942
14-oct-1942
U-106
SS Waterton (0) 11-oct-1942
U-1223
HMCS Magog 14-oct-1944
U-1228
HMCS Shawinigan (91) 24-nov-1944

LIBRO

Victory in the St. Lawrence: The Unknown U-Boat War por James W. Essex

Amazon
Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 23 setiembre/2008