Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Operaciones del submarino I-25 (7-12-1941 / 24-8-1943)

El día 21 de junio de 1942, en un caluroso día de verano, el submarino japonés I-25 penetró en el estuario del río Columbia, se aproximó al Fuerte Stevens y disparó 17 veces con su cañón de 14 cm.  Fue el primer ataque japonés al territorio continental de Estados Unidos, pero no el único...

El I-25 era un submarino de ataque de la clase I-15, tipo B1, clase que inicialmente fue diseñada como exploradores para los submarinos de ataque tipos A1 y A2.  Estos submarinos exploradores contaban con un hangar y catapulta neumática de lanzamiento para un hidroavión.  Los aviones tipo Yokosuka E14Y1, "Glen" (nombre dado por los estadounidenses), estaban también equipados para portar dos bombas y eventualmente hacer ataques a naves de superficie o sumergidas.   Dependiendo del tipo de misión, a algunos de estos submarinos les reemplazaban la catapulta por un segundo cañón de 5,5 pulgadas, pudiendo ser utilizados como muy bien armados submarinos de ataque.  Más tarde, hacia el final de la guerra, por su gran capacidad fue utilizado como submarino de abastecimiento y transporte de heridos.

Clase B

Submarino Clase B I-26

El Yokosuka E14Y1 era un avión biplaza de exploración construido por K. K. Watanabe Tekkosho.  Tenía 11 metros de envergadura y 8,54 metros de largo, impulsado por un motor radial Hitachi Tempu-12 de nueve cilindros enfriado por aire y podía volar a 165 kms por hora.  Como protección el observador disponía de una ametralladora de 7,7mm apuntando hacia atrás.  Con esas medidas es fácil imaginar el tamaño del submarino que contaba con una hangar estanco para albergar el avión con las alas plegadas.

Clase B

Hangar de submarino Clase B

El I-25 formaba parte de un grupo de seis submarinos construidos por Mitsubishi en Kobe y puestos en servicio el 15 de octubre de 1941.  La nave tenía una eslora de 108 metros y desplazaba 2584 toneladas.  Era impulsada por dos motores diesel que le permitían recorrer 14.000 millas sin reabastecimiento.   La tripulación, bastante numerosa, la conformaban 97 hombres, incluyendo el personal a cargo del avión.  Estaba armado con 17 torpedos, un cañón de 5,5 pulgadas en la popa y dos cañones antiaéreos de 25mm.   El 25 de octubre de 1941, el I-25 fue comisionado al mando del Teniente Comandante Meiji Tagami quien aprestó la nave, dejándola lista para operar el 21 de noviembre de 1941.

Glen

Yokosuka E14Y1, "Glen"

Diciembre de 1941

El 2 de diciembre recibe la orden de comenzar las operaciones para el ataque a Hawai.  El día 7 de diciembre, al comenzar la Operación Z, los submarinos I-25, I-9, I-15 e I-17, que formaban el grupo de exploración, tenían como misión el patrullaje de una línea de 120 millas al norte de Oahu, pero un daño en el aeroplano del I-25, ocurrido durante la travesía, le impidió que fuera lanzado.

El día 10 de diciembre el I-6 informa haber avistado una flotilla compuesta por un portaaviones de la clase Lexington escoltado por dos cruceros.   El I-25 junto con los sumergibles I-9, I-15, I-17, I-19, I-21 e I-23 inician la cacería.  Mientras realizaba la búsqueda el I-25 es detectado por un avión TBD-1 “Devastator” perteneciente al USS Enterprise.   El avión atacó, pero el comandante Tagami reaccionó a tiempo sumergiéndose y evadiendo el ataque con cargas de profundidad.

Sin haber podido encontrar al portaaviones enemigo, el día 14 de diciembre el I-25 junto con otros 8 submarinos fueron enviados a la costa oeste de Estados Unidos, el I-25 tenía órdenes de operar entre San Francisco y Alaska.  Tagami avistó al buque cisterna St. Clair pero su ataque nocturno fracasó y la nave escapó.  Llegando a su área designada, el día 27 de diciembre, el I-25 navegaba a la altura de Cabo Dissapointment en Oregon cuando cruzó la ruta de un buque cisterna navegando a 10 millas de la costa, se trataba del SS Connecticut de bandera estadounidense y 8684 toneladas.  El comandante Tagami le disparó un solo torpedo. Incendiándose, pero estando a punto de hundirse logró escapar, embarrancando en la desembocadura del Río Columbia.

Enero de 1942

El 8 de enero, el I-25 se encontraba entre las islas Johnston y Kwajalein cuando reporta haberle disparado 4 torpedos a un porta hidroaviones.  Luego, el 11 de enero de 1942, el I-25 regresó a su base en Kwajalein, atolón de las Marshall, para reabastecerse, acoderando en el muelle de submarinos de la 6ª Flota de Submarinos.

Febrero de 1942

El 01 de febrero de 1942, la base de la 6ª Flota de Submarinos en Kwajalein fue atacada por aviones embarcados de la 8ª Fuerza de Tarea estadounidense.   El I-25 fue ametrallado pero sin mayores daños.  Nuevamente el 5 de febrero, el I-25 reanudó sus operaciones en el Pacífico sur.   Las órdenes del comandante Tagami eran hacer un reconocimiento de las bahías de Sydney, Melboune y Hobart, en Australia, seguidas de las bahías de Wellington y Auckland en Nueva Zelanda.  El día 13 de febrero hundió al mercante británico SS Derrymore y un día después se encontraba frente a las costas de Sydney.

Fujita

Oficial de Vuelo Nabuo Fujita

En vista del mal tiempo reinante, el I-25 quedó estacionado en el fondo del mar a 100 millas de la costa y esperó hasta que el tiempo mejorara.  Emergiendo de noche para observar el clima, se mantuvo a la espera hasta el 17 de febrero cuando pasó la tormenta.  El avión pilotado por el oficial de vuelo Nobuo Fujita, y el observador Shoji Okuda, fue catapultado para explorar la bahía de Sydney.  A las 07:30 el hidroavión de Fujita regresaba al punto de encuentro y la recuperación se realizó sin mayor novedad.  La siguiente misión de Tagami era hacer un reconocimiento similar en Melbourne.  Navegando en superficie, el I-25 puso rumbo sur hasta el día 18 a mediodía, buscó una zona protegida al norte de la Isla King, al oeste del Estrecho Bass que se encuentra a mitad de camino entre Victoria y Tasmania.  El hidroavión fue lanzado el 26 de febrero para el vuelo de reconocimiento de la Bahía de Puerto Phillip en Melbourne.   Aviones de la RAAF despegaron del Campo Laverton pero no lograron encontrar al avión de Fujita quien logra observar una veintena de mercantes acoderados en el puerto de Melbourne.  También se encuentran un crucero pesado y cinco cruceros ligeros.

Marzo de 1942

El siguiente vuelo de reconocimiento sobre Hobart en Australia fue realizado el 01 de marzo de 1942.  Observan cinco mercantes pero ningún buque de guerra.  Luego el I-25 se dirigió a Nueva Zelanda donde, el 8 de marzo de 1942, efectuó un vuelo de reconocimiento sobre Wellington.   El 12 de marzo, en aguas afuera de Wellington, fue atacado por dos pequeños torpederos, pero no lograron hacerle daño.  Al día siguiente, 13 de marzo, nuevamente fue lanzado el hidroavión "Glen" para una misión de reconocimiento nocturno sobre Auckland.  Luego de terminada la misión, el comandante Tagami puso proa a las islas Fiji adonde llegó el día 17 de marzo.  En vuelo nocturno Fujita exploró la isla de Suva divisando un viejo crucero de la Clase Emerald.  Desde tierra reflectores tratan de alumbrar al avión, pero Fujita les hace señas con su reflector de señales y las luces se apagaron.  Finalmente, el 23 de marzo, después de hacer un reconocimiento en Pago Pago puso rumbo a la base de Truk adonde llegó el día 30 de marzo de 1942.  El I-25 se reabasteció de combustible y regresó a Japón al día siguiente.

Abril de 1942

El 4 de abril, Tagami acodera su nave en Yokosuka para reabastecerse y hacer una revisión completa de la nave y reparar pequeños daños.   Una semana después los trabajos de mantenimiento estaban concluidos, la nave espera turno para entrar en dique seco y completar la revisión.   El 18 de abril ocurre el ataque aéreo del General Doolittle a Japón.   Uno de los B-25 causa daños leves en el portaaviones Ryuhu mientras en dique se encuentran los submarinos I-25, I-15, I-19 e I-26.

Mayo de 1942

El día 11 de mayo el I-25 zarpa junto al I-26 para su tercera patrulla de combate rumbo a la costa noroeste de Estados Unidos.  Como parte de las medidas de seguridad para la próxima misión de las dos naves, el I-26 no lleva a bordo el avión de exploración.

Los submarinos I-25 e I-26 penetraron en aguas estadounidenses para explorar la costa de Kodiak en Alaska, realizando vuelos aerofotográficos con el objeto de planificar un ataque de diversión en Dutch Harbor, operación que formaba parte de la estrategia japonesa para el ataque a Midway.  Debido a la importancia de la misión de reconocimiento aéreo que sería realizada por Nabuo Fujita, el alto mando dispuso que el I-26 se estacionara a las afueras de Dutch Harbor para rescatar al piloto, en caso de que algo le sucediera al I-25 antes de la maniobra de recuperación de la nave de Fujita.  Esa fue la razón para que el I-26 participara en la misión sin su avión de exploración.  Fujita observa un crucero y dos destructores.  El día 30 de mayo un crucero pasa cerca a la posición del I-25 cuando está lanzando al "Glen" para explorar Dutch Harbor.  El crucero no se percata de la presencia del submarino.

Junio de 1942

El I-25 es enviado a la costa de Oregon.  El 14 de mayo se encuentra con patrullas antisubmarinas y para evadirlos el comandante Tagami lanza varios periscopios falsos de bambú y escapa.  El Oficial de Vuelo Nabuo Fujita tuvo la idea de realizar ataques desde el submarino I-25 en la costa de Oregon y el Canal de Panamá.  En prueba fueron autorizados dos ataques a Oregon el 18 de junio.  Para el ataque al Canal de Panamá, que no se llevó a cabo, fueron diseñados los submarinos de la clase I-400 con un avión más moderno y poderoso el Aichi M6A1 “Seiran”.

El 20 de junio, mientras el I-25 navegaba en dirección a la costa del estado de Washington, el comandante Tagami atacó desde la superficie al carguero SS Fort Camosun, y otros dos barcos menores pero no pudo hundirlos.

El día 21 el comandante Tagami guió la nave hacia el estuario del río Columbia para atacar el Fuerte Stevens que se encontraba en el lado de Oregon.  En el lado del estado Washington se encuentran los fuertes Canby y Columbia.  El submarino penetró en el estuario siguiendo la ruta de las embarcaciones pesqueras durante la noche para evitar las minas.   Las luces en tierra estaban encendidas y sirvieron al comandante Tagami para colocar la nave en posición de disparo.  Al mando de la batería del submarino el oficial Sensuke Tao divisaba perfectamente la costa y ordenó abrir fuego a las 23:30.  En un lapso de 15 minutos, Sensuke Tao dio 17 veces la orden de fuego, mientras la nave se movía a unas tres millas en línea recta, luego viró al norte, finalmente al sur y desapareció en la oscuridad de la noche.

Oakland tribune

El 22 de junio los períodicos de Estados Unidos difundían la  noticia del ataque en Oregon.

Ante los estallidos de las primeras granadas, en tierra cundió el pánico.  Luego de la confusión inicial que causó algunas contusiones y restablecido el control, los defensores tomaron sus posiciones y los reflectores comenzaron a alumbrar hacia el río tratando de descubrir a las naves agresoras.  Las baterías costeras (todas ellas anticuadas de la Primera Guerra Mundial) se aprestaron a responder el fuego, pero la orden no llegó.  El comandante de las Estaciones de Control de Fuego, Robert M. Huston, decidió no responder al enemigo porque estimó erróneamente que el submarino estaba fuera de alcance, aproximadamente a 20 mil yardas y el alcance máximo de las baterías de 10 pulgadas era de 16.200 yardas.  Consideró Huston en ese momento que el submarino podía estar tratando de atraer el fuego de las baterías para cubrir ataques de otras naves y al no disparar evitaba descubrir su posición.  Las defensas costeras no contaban con radar y por tanto las estimaciones de distancia, observando sólo el resplandor de los disparos del submarino, eran poco confiables.

Fort Stevens

Batería de Fort Stevens
(Foto del US National Archives)

Si fue acertado no responder el fuego o no, es sujeto a debate, pero el efecto moral fue un hecho que causó daño pues a seis meses del taque a Pearl Harbor cuando las heridas no habían siquiera cicatrizado, para los estadounidenses lo mejor hubiera sido haber intentado hundir al submarino respondiendo al fuego.

Los 17 proyectiles del cañón del I-25 no causaron mucho daño, pero en prevención de lo que podría ocurrir, alrededor de Fuerte Stevens solamente, fueron tendidos más de 50 kilómetros de alambres de púas y se construyeron una serie de obstáculos, incluyendo zanjas y campos minados, en prevención de cualquier intento de desembarco.  Las guardias nocturnas fueron reforzadas aumentando el número de reflectores, que desde entonces funcionaron constantemente durante la noche.

Fort Stevens

Cráter abierto por uno de los proyectiles del I-25
(Foto del US National Archives)

Habían apenas pasado seis meses desde el ataque a Pearl Harbor y por segunda vez, en Estados Unidos, las fuerzas de defensa se pusieron en alerta ante un eventual ataque enemigo en las costas del Pacífico.   La noticia tenía particular importancia pues desde 1812 era el primer ataque por una fuerza enemiga al territorio continental de los Estados Unidos.

Al finalizar el mes, después de la misión, regresando a Yokosuka, el I-25 se encontró con un submarino al que hundió.  Las evidencias parecen indicar que se trató del USS Grunion (SS-216) que desapareció cerca a Kiska en las Islas Aleutianas.

Agosto de 1942

Para la siguiente misión el alto mando japonés dispuso que el I-25 se pusiera bajo las órdenes directa de la sexta Flota de Submarinos, ordenándole que cargara seis grandes bombas incendiarias de 76 kgs, con el propósito de acercarse a la costa noroeste de Estados Unidos para incendiar los bosques de Oregon.  Esperaban con eso que parte de la flota estadounidense se desplazara hacia el norte con el propósito de detener esos ataques amenazantes para las ciudades estadounidenses.  El 15 de agosto el I-25 estuvo listo para partir.

Setiembre de 1942

La nave llegó a las costas de Oregon a comienzos de setiembre con muy mal tiempo, de hecho las lluvias, tres veces más intensas que lo normal, estaban abatiéndose sobre los bosques de Oregon.  Tuvo que esperar hasta el 9 de setiembre cuando el tiempo mejoró para permitir la operación del hidroavión.  Al atardecer, el avión "Glen" fue lanzado y Fujita se dirigió a la costa rumbo al faro de Cabo Blanco.   Luego tomó rumbo al sur recorriendo 50 millas y finalmente se acercó al Monte Emily donde lanzó, en Brookings, las dos bombas separadas unas millas una de otra.  Pero el bosque estaba totalmente húmedo debido al mal tiempo y el resultado no fue el esperado.

Fujita regresó al submarino no sin dejar de mirar hacia el lugar del bombardeo comprobando que no se había iniciado un gran incendio como esperaba.  Mientras tanto, un bombardero Lockheed "Hudson" A-29 de patrulla desde su base en Campo McChord en Tacoma, avistó al submarino cuando terminaba la maniobra de recuperar el avión de Fujita.  El bombardero lanzó primero dos cargas de profundidad pero el submarino logró sumergirse hasta una profundidad bastante segura y causaron sólo ligeros daños.  Luego el Hudson lanzó otras 7 cargas, pero ya el submarino estaba fuera de su alcance, dirigiéndose al oeste de Port Orford.

El 29 de setiembre el submarino nuevamente se acercó a distancia prudencial de la costa para hacer un segundo intento de bombardeo.  La costa de Oregon estaba en tinieblas pero el faro de Cabo Blanco seguía encendido normalmente.  Fujita se dirigió a los bosques y lanzó las dos bombas incendiarias.  Fujita reportó el incendio, pero en los registros históricos de Estados Unidos no aparecen grandes incendios forestales en esa fecha, lo que debió ocurrir por la falta de vientos que esparcieran las llamas.  Sin embargo ese mismo día hay un informe de avión no identificado volando al este de Port Orford y ligeros incendios forestales.   Durante el regreso, Fugita debió seguir una leve estela de petróleo dejada por el comandante Tagami, quien para evadir el tráfico marítimo tuvo que cambiar de posición.

Octubre de 1942

El clima durante los primeros días de octubre no permitió ningún tipo de operaciones.  Cuando mejoró el tiempo, el I-25 no repitió la operación de bombardeo, dedicándose a acechar presas para ataques con torpedos.  El día 4 de octubre, avistó y atacó al mercante SS Camden a la altura de la bahía de Coos al sur de la costa de Oregon, después de una cacería de 4 horas.  El Camden fue ayudado por un remolcador que acudió en su ayuda, pero el incendio a bordo era muy fuerte y se hundió el 10 de octubre.  Después del ataque, el 5 de octubre, el I-25 hundió al buque cisterna SS Larry Doheny en las cercanías de Cabo San Sebastián.  El cisterna trató de embestir al submarino y Tagami le lanza un torpedo a tan corta distancia que apenas 18 segundos después del disparo estalla el torpedo lanzando desechos del buque cisterna sobre la cubierta del submarino.

El día 10 de octubre, el comandante del I-25 decidió regresar a Yokosuka.  En el camino se encontró con dos submarinos soviéticos, uno de ellos el L-16, que se dirigían de Dutch Harbor en Alaska a San Francisco.  El comandante del submarino japonés pensó que se trataba de una nave estadounidense, pues Japón no se encontraba en guerra con la URSS.  Le lanzó su último torpedo y lo hundió.   La nave soviética estaba al mando de Dmitri F. Gussarov que murió junto con toda su tripulación de 50 hombres.  El otro submarino, L-15, informó haber dañado el periscopio del I-25 con fuego del cañón de 45mm, pero en realidad los disparos no acertaron en el submarino japonés.   El 24 de octubre el I-25 llegó a su base en Yokosuka para reabastecerse.

Diciembre de 1942

Después de un período de descanso para la tripulación, el 01 de diciembre la nave esta lista para reanudar las operaciones de combate.

El 19 de mayo realiza misiones de abastecimiento en Nueva Guinea y Rabaul.   El día 25 se dirige a Buna transportando suministros.  La presencia de numerosas lanchas torpederas PT le impiden completar la misión.   Al día siguiente intenta entrar en contacto con las fuerzas japonesas en tierra pero fracasa nuevamente en abastecerlas.

Enero de 1943

Después de varios intentos fallidos, el I-25 logra entregar los abastecimientos a las fuerzas de Buna evacuando a 70 soldados heridos.  En su viaje de regreso rescata a 117 soldados de la 51ª División que eran transportados por el Nichiryu Maru, que fue hundido por aviones P-38 a la altura de Lae.   El 13 de enero nuevamente abastece a las fuerzas japonesas en Buna evacuando a 37 heridos.

El día 23 de enero zarpa de Truk para dirigirse a la Salomón en patrulla de combate llevando su avión Glen.  El 29 de enero mando naval ordena a los submarinos I-25, I-17, I-26 e I-176, sumarse al ataque contra el USS Chicago, pero una borrasca le impide a Tagami ponerse en posición de disparo.  El Chicago muy averiado por dos impactos de torpedo y es remolcado por el USS Louiseville.  El comandante Tagami observa cerca a la Isla Rennel a un grupo de bombarderos Mitsubishi G4M Betty atacando a la flota enemiga.   Antes que Tagami pueda ponerse en posición de disparo observa a los bombarderos que impactan cuatro nuevos torpedos en el costado del USS Chicago que inmediatamente se hunde.  Aparecen destructores y el I-25 se sumerge haciendo maniobras de evasión.  Recibe 40 cargas de profundidad pero no es tocado.

El 31 de enero el I-25 acompañado por los submarinos I-11 e I-32, son apostados al sureste de Guadalcanal para cuidar las espaldas de la flota japonesa que evacua 11.700 soldados de la isla.

Febrero de 1943

Una flotilla compuesta por el I-25 e I-32 son enviados a Espíritu Santo para efectuar reconocimientos aéreos.  Hacia fines de mes, el I-25 regresa a Truk.

Marzo de 1943

La situación ha cambiado en el Pacífico.  El I-25 parte de Truk en su sexta misión de combate, pero en esos momentos es una lucha defensiva con pocas posibilidades de encontrar blancos apropiados para un ataque con torpedos.  El patrullaje de los buques antisubmarinos estadounidenses es tan intenso que no hay día en que no suene la alarma de inmersión en el I-25.

Mayo de 1943

El 18 de mayo de 1943, el I-25 se encontraba en el Pacífico Sur cuando encontró y hundió al buque cisterna H. M. Storey de bandera estadounidense que se dirigía de Nueva Caledonia a California.  Luego se dirigió a las islas Hébridas para hacer reconocimientos aéreos en Espíritu Santo.

Junio de 1943

Después de casi un mes decepcionante, el I-25 regresa a Truk para reabastecerse.

Julio de 1943

El 7 de julio el comandante Meiji Tagami y el Comandante Shichiji Tsuneo intercambian comandos.  Tagami asume así de manera temporal el mando del I-11.  El 15 de julio el comandante Kohiga Masaru releva al comandante Shichiji en el mando del I-25.  El día 25 de julio el I-25 zarpa de Truk con el capitán Miyazaki Takeji para realizar exploraciones aéreas en Espíritu Santo.

Agosto de 1943

El 23 de agosto, en un nuevo vuelo de exploración, Takeji informa haber visto 3 acorazados y un número de naves menores.  El día 24 de agosto, el comandante Kohiga Masaru informa a su cuartel general sobre las exploraciones aéreas.

A partir de ese momento, no se sabe exactamente que pasó con el I-25, excepto que ese informe radial del 24 de agosto fue el último recibido por el mando naval japonés.  Sobre el destino del I-25 hay varias hipótesis.

Una de las hipótesis es que pudo ser hundido por el USS Patterson (DD-392) destructor que escoltaba un convoy entre las Nuevas Hébridas y las salomón.  El destructor hizo un contacto de radar con un submarino y al aproximarse hizo varias pasadas con cargas de profundidad siguiendo el patrón del sonar.  Sin embargo es hundimiento podría haberse tratado del submarino RO-35.

Otra hipótesis es que podría haber sido el hundimiento ocurrido al chocar con una de las minas sembradas por los destructores USS Preble, USS Gamble y USS Breese aguas afuera de Espíritu Santo.

Otra hipótesis es que el 3 de setiembre de 1943, mientras operaba en Espíritu Santo fue detectado por los destructores estadounidenses el USS Ellet (DD-398) y USS Patterson (DD-392).  Luego de una intensa cacería fue hundido con toda la tripulación a 150 millas de la costa.  El 01 de diciembre de 1943, el I-25 fue dado por perdido y retirado del listado de submarinos de la Marina Imperial.  Los oficiales y suboficiales fueron ascendidos al rango inmediato superior como correspondía a las bajas de acuerdo al reglamento de las Fuerzas Armadas japonesas.

Después de la guerra, Nobuo Fujita hizo cuatro visitas a Brookings donde bombardeó en Oregon.  En una de esas visitas Fujita obsequió una Espada Samurai de 300 años de antigüedad que es exhibida actualmente en la Biblioteca Pública.  En 1985 estudiantes de Brookings hicieron una visita a la casa de Fujita en Tsukuba, Prefectura de Ibaraki en Japón.

Nobuo Fujita falleció el 30 de setiembre de 1997.  Parte de sus cenizas fueron esparcidas por sus familiares en el lugar donde cayó la primera bomba lanzada por Fujita, que ha sido la primera bomba lanzada por una fuerza enemiga en Estados Unidos, después de la guerra de independencia.

La historia del I-25 se conoce gracias al cambio de mando ocurrido el 7 de julio de 1943 y al personal que pasó a ocupar cargos de instructores, como fue el caso de Nobuo Fujita, sobreviviendo la guerra.


LIBRO

Panic! at Fort Stevens: Japanese Navy Shells Fort Stevens, Oregon in World War-II : Documentary. Por Bert Webber, Webb Research Group Publishers.


Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 6 junio/2006