Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Operación Detachment (19-2-1945)

Iwo Jima es una isla volcánica que está localizada a 650 millas al sur de Tokio.   La isla llamada ancestralmente Iwo To y bautizada Iwo Jima por los soldados japoneses, tiene un área de 21 Km² y su máxima elevación es el Monte Suribachi, un volcán extinguido de 167 metros de altura.   Hacia el norte la isla se ensancha formando una meseta.   En esa altiplanicie hay pequeñas colinas, tres de ellas de no más de 100 metros de altura.  La superficie es encrespada con profundas quebradas y elevados riscos.   Frente a los acantilados de las playas en el norte hay bancos rocosos que impiden la aproximación de cualquier embarcación.   La isla es inhabitable, carente de agua dulce, casi exenta de vegetación y de fauna.   Pese a todo, es lo suficientemente plana como para establecer varias pistas de aterrizaje y por tanto era de vital importancia para la defensa de Japón y para los planes de invasión estadounidenses.

Iwo Jima
Click en la imagen para ampliar

La importancia estratégica de Iwo Jima es que se encuentra a mitad de camino entre Japón y las Marianas, islas que EE.UU. había capturado y en ellas instalado una base de aviones B-29 con el propósito de bombardear las ciudades japonesas.   Para la aviación estadounidense era imperativo contar con una base de cazas que pudieran proteger a los bombarderos en su viaje de ida y vuelta desde las Marianas hasta Japón.   Pero, incluso el más avanzado caza estadounidense, el Mustang P-51, no tenía suficiente radio de acción para, basado en las Marianas, o en otras islas aledañas, dar protección a los bombarderos en su viaje de ida y vuelta.  Por último, Iwo Jima podía recibir a los bombarderos B-29 que sufrieran daños por la artillería antiaérea y los cazas japoneses mientras volaban sobre las islas metropolitanas japonesas.   Por su parte los japoneses tenían en Iwo dos pistas de aterrizaje, más una en construcción, para los aviones caza que diezmaban a las Superfortalezas Volantes B-29 y sus escoltas.   También contaban los japoneses con una estación de radar que les permitía avisar a las islas metropolitanas, con dos horas de anticipación, el avistamiento de los bombarderos estadounidenses.

Iwo Jima

Los tres campos aéreos en Iwo

Una vez capturadas las Marianas en 1944, los japoneses se prepararon desde junio de ese año para la inminente invasión de la isla.   Al mando de las fuerzas japonesas de 21.000 hombres, se encontraba el Teniente General Tadamichi Kuribayashi quien ordenó la fortificación subterránea de la isla y la construcción de grandes reservorios de concreto para almacenar el agua de lluvia.   Fueron excavadas en la roca volcánica 1500 cavernas y 25 kilómetros de túneles para interconectarlas.   Adicionalmente, el centro de mando del General Kuribayashi tenía paredes de concreto de 1,50 metros de espesor y una placa de 3 metros en el techo.   Todo el conjunto estaba enterrado a 22 metros bajo roca sólida.   Desde el Monte Suribachi los nidos de ametralladoras y emplazamientos de cañones y cohetes cubrían todas las laderas hasta las playas de la isla.

En octubre de 1944, el Almirante Nimitz le comunicó al Teniente General H. M. Smith que el próximo objetivo era Iwo Jima.   La fuerza que comandaría sería la más grande fuerza de Infantería de Marina que realizaría una acción anfibia durante la guerra. Esa fuerza incluía al V Cuerpo Anfibio de Marina con las Divisiones 3ª, 4ª y 5ª.   Aunque la fuerza parecía adecuada, contrastado con los conservadores informes de inteligencia, el análisis del terreno mostraba muy poco espacio para el desembarco y menos aún para maniobrar en las playas.   Por tanto era imperativo dar un golpe con el máximo de poder y mantener constante el ímpetu del ataque.   Para las aspiraciones estadounidenses la operación obviamente era muy difícil, debido a las terrazas empinadas en las playas, pero el poder de 8 batallones de infantería desembarcando en cientos de vehículos anfibios con apoyo de decenas de amtracs blindados, precedidos por un bombardeo de saturación, podían proveer las condiciones necesarias para el éxito.   Esa era pues la base de la Operación Detachment.

Iwo Jima - Suribachi

Imponente foto del Monte Suribachi

La invasión fue planificada para comenzar el 20 de enero de 1945, pero las operaciones en la isla de Leyte ocuparon a la marina más que lo previsto y además los kamikazes causaron mayores pérdidas que las esperadas.   Eso ocasionó que el desembarco en Luzon fuera postergado hasta el 9 de enero y la Operación Detachment hasta el 19 de febrero.   Esa serie de operaciones anfibias puso a la armada en serios aprietos.   Para Iwo Jima, las recomendaciones del Teniente Coronel Donald M. Weller eran de 10 días de bombardeo de saturación previo al desembarco y la armada sólo pudo proporcionar tres, pese a los esfuerzos de los generales Smith y Schmidt para revertir la decisión.

Sin embargo, hay que mencionar que Iwo Jima sufrió masivos ataques aéreos (Operación Scavenger) y bombardeos navales el 11 y 12 de noviembre de 1944 y menos severos el 8 de diciembre y adicionalmente sufrió el bombardeo naval del día de Navidad.  Además, desde el 8 de diciembre la 7ª Fuerza Aérea comenzó 74 días de bombardeos contra todas las Islas Volcán, principalmente Iwo Jima.   El 5 y el 24 de enero la armada regresó una vez más, pero lo cierto es que si bien esos ataques deshabilitaron los campos de aterrizaje, siempre fue por sólo muy corto tiempo, pues fueron puestos en servicio muy rápidamente.   Lo que era más preocupante para los mandos estadounidenses era que en vez de reducir las defensas japonesas con los bombardeos, cada vez eran más y mejores.   Así, cuando el Contralmirante William H. Blandy, comandante del la Fuerza Anfibia de Apoyo llegó a Iwo Jima el 16 de febrero de 1945, todavía quedaban 724 objetivos prioritarios para destruir, por los 6 acorazados, 5 cruceros y 16 destructores bajo su mando.   Cuando el 16 de febrero las unidades de Blandy se colocaban en posición otras fuerzas navales lanzaban sus aviones para atacar Honshu con el objeto de distraer a los japoneses de la inminente invasión de Iwo Jima, ocupando así un importante número de fuerzas que podían haber sido usadas durante el desembarco en la isla.

El día 17, fueron enviados barreminas y equipos de demolición para despejar el camino a las playas y en esos momentos los japoneses cometieron un error, contradiciendo las órdenes del General Kuribayashi, abriendo fuego y poniendo al descubierto las posiciones de defensa.  Inmediatamente las unidades de Blandy respondieron atacando los nuevos objetivos identificados.

Iwo Jima

El primer incidente ese día, fue el fuego de armas automáticas contra los barreminas que se desplazaban a 750 yardas de la playa.   Luego el acorazado USS Tennesee fue atacado por una batería costera que abrió fuego a las 0900 matando a cuatro marineros.   Media hora después el crucero USS Pensacola recibió seis disparos que mataron al oficial ejecutivo e hirieron a 120 marineros, aparte de daños inflingidos en la superestructura del buque.   A las 1100 horas, cuando 12 cañoneras se acercaron a 1000 yardas de la playa para dar cobertura a los 100 hombres rana que hacían el reconocimiento de las playas para el desembarco, recibieron disparos que alcanzaron a todos los botes y hundieron a 6. Un destructor fue también dañado cuando trató de proteger a los botes.   Murieron 4 marineros, otros 183 fueron heridos y un hombre rana desapareció.   Pese a descubrirse nuevos emplazamientos japoneses, esos ataques convencieron a los mandos navales que era necesario aumentar la disponibilidad de municiones para el ataque.   El clima favoreció a los atacantes aunque la flota pasó el día bombardeando las nuevas posiciones descubiertas y otras a lo largo de las playas.   Ese mismo día, los portaaviones lanzaron repetidos ataques aéreos.   El día 18, la visibilidad ayudo a los defensores con el resultado que al caer la noche sólo 194 de los 724 objetivos prioritarios pudieron ser atacados.

Sin embargo y a pesar de todo el fuego desplegado, el daño fue mínimo pues las bombas resultaron incapaces de traspasar la dura roca volcánica.   Desconociendo el efecto real, el 19 de febrero de 1945 el General Smith y el Almirante Blandy dieron la luz verde para el desembarco.   Ese día a las 02:00 horas, 43 transportes, 63 LST (Landing Ship Tank) y 31 LSM (Landing Ship Medium) desembarcaron la primera oleada en cinco de las siete áreas de desembarco , a las divisiones 4 y 5 de Infantería de Marina en los 3200 metros de playa al suroeste de la isla.   La costa de Iwo Jima tiene aguas bajas con profundidades de más de tres metros a apenas un poco más de un metro de la línea costera.   Las angostas playas de arena negra forma terrazas en las que no es posible atrincherarse por la poca profundidad de la arena.   La única posibilidad para los asaltantes era protegerse en los cráteres formados por las bombas que apenas dejaban una ligera depresión.

Amtracs

Amtracs destruidos en las playas

El plan de asalto era que la 5ta División al mando del Mayor General Keller E. Rockey tenía asignado el sector en las faldas del Monte Suribachi.   Su 28 Regimiento tenía que desembarcar en la Playa "Green" a la izquierda con los batallones en columna para cubrir Suribachi y atravesar la isla en el sector más angosto.   Dos batallones del 27º de Marinos tenían que desembarcar en las Playas "Red 1" y "Red 2" cruzar la isla y girar al norte.   La 4ta División al mando del Mayor General Clifton B. Crates tenía que desembarcar frente a las defensas principales de la isla.   Dos batallones de su 25º de Marinos en la Playa "Blue 1" y girar a la derecha para tomar la Playa "Blue 2".   Dos batallones del 23º de Marinos tenía que desembarcar en las playas "Yellow 1" y "Yellow 2" para tomar el aeropuerto No. 1 y después girar al norte en el flanco de la 5ª División del 27º de Marinos.   La 3ª División al mando del Mayor General Graves B. Erskine quedaba en reserva en los barcos de transporte.   Todos los efectivos desembarcarían en 348 vehículos anfibios LVT "amtrac" transportados por 19 LST por cada división, aparte de los anfibios para transporte de municiones, raciones, agua y suministros médicos.   El más frágil anfibio M29C "Weasel" haría su aparición por primera vez en la guerra, para llevar 1/2 tonelada de abastecimientos y suministros de emergencia.

Así dispuesta, la operación reposaba en la experiencia de las unidades amtrac, pero adoleció de las deficiencia de las bisoñas unidades de la armada que cometieron los mismos errores experimentados en el desembarco en Kwajalein.   A la 0539 del día 19 de febrero de 1945, 27 unidades de la armada abrieron fuego contra la isla.   Poco después los LST se acercaron a 4500 yardas de la playa y abrieron las compuertas.   La orden de lanzamiento llegó a las 0725.   En 20 minutos 448 anfibios formaron oleadas de asalto detrás de los botes de guía.   A las 0805, 72 aviones bombardearon las faldas de Suribachi y el resto de las playas, seguidas por otros 48 más, mientras los buques de apoyo se acercaban a la costa para continuar el bombardeo.  A las 0830 los amtrac cruzaron la línea de partida a 4000 yardas de la playa.   Los botes cañoneros estaban en camino seguidos por los amtrac cargados de tropas.   Antes de llegar a la playa las cañoneras dispararon los cohetes contra las defensas de la playa mientras un última oleada de aviones volaba rasante bombardeando las posiciones japonesas.   Luego los infantes de marina desembarcaron tomando posiciones en la primera terraza de la playa mientras los amtrac tomaban posiciones a los flancos del sector para dar cobertura de fuego a las tropas.

Treinta minutos después de la primera oleada, 8 batallones estaban avanzando para llegar a sus objetivos.   Mientras tanto los japoneses no repelieron el ataque sino hasta cinco minutos después que los infantes desembarcaron en el sector "Yellow".   El infierno se desató sobre las playas con fuego de morteros y artillería.   Mientras las tropas en la playa quedaban atascadas por el fuego llegaban más tropas que congestionaron las playas bajo el fuego japonés.   A las 1030 las fuerzas del flanco izquierdo llegaron a la playa opuesta y cubrían las faldas del Monte Suribachi y en la Playa "Red 2" las unidades estaban al borde del aeropuerto No.1.  El caos reinó a todo lo largo de las playas de desembarco.

Los estadounidenses esperaban el usual contraataque de los japoneses, pero no llegó nunca.   En vez de eso el bombardeo de las playas desde el Monte Suribachi continuó toda la noche.   Al finalizar el día, era muy poco el avance de las fuerzas estadounidenses, que en ese primer asalto de 30.000 hombres, perdieron al 10% de sus fuerzas sin contar los heridos.  Al día siguiente, el Coronel Liversedge recibió la orden de tomar Suribachi con su 28º de Marinos.   El regimiento había sufrido 385 bajas el primer día y ocupar Suribachi le tomó cuatro días y le costó otros 510 hombres, hasta que en la mañana del 23 de febrero fue izada la bandera estadounidense, imagen que quedó grabada en un fotografía que ha sido la más famosa de la guerra en EEUU.

Iwo Jima

Menos espectacular, pero más sangriento, fue la penetración hacia el norte que comenzó a las 0830 con el ataque de siete batallones de infantería.   El avance fue muy lento a través de campos de minas y bajo intenso fuego de morteros y artillería.   Al atardecer apenas habían avanzado cerca de 500 metros cuando 50 aviones japoneses aparecieron para ametrallar las playas y a la flota de desembarco.   El portaaviones ligero USS Bismarck Sea fue hundido y otro averiado.   También el USS Saratoga fue seriamente dañado y debió regresar a Pearl Harbor.   Otros dos barcos sufrieron daños graves, uno de ellos un LST que logró embarrancar pero pudo descargar en la playa.   Las condiciones climáticas empeoraron ese día haciendo imposible el desembarco de refuerzos.   El 4º Batallón del 14º Regimiento de Artillería perdió los siete sobrecargados DUKW que llevaban los cañones de 105 mm y municiones, rodando por las rampas de los LST y se hundieron; otros dos sucumbieron en la marejada.   Sólo el 3er Batallón logró llegar a la playa sin pérdidas.

El día antes que la bandera fuera izada en Suribachi, el 21º de Marinos logró desembarcar para relevar al 23º de Marinos.   Dos días después el General Erskine instaló el puesto de comando de la 3ra División de Infantería de Marina en la playa.   Al día siguiente tomó posiciones entre las divisiones 4ª y 5ª uniéndose al avance hacia el norte.   Finalmente a las 1600 horas del día 16 de marzo de 1945 la isla estaba practicamente tomada, pero la resistencia continuó hasta el 26 de marzo.

Los B-29 no esperaron mucho para comenzar a llegar a Iwo Jima.   El primero aterrizó de emergencia el 4 de marzo.   Dos días después 28 cazas P-51 y 12 cazas nocturnos P-61 llegaron para sumarse a la dotación permanente de la isla.   Al finalizar la guerra 2250 aviones B-29 hicieron aterrizajes de emergencia en Iwo Jima.

Iwo Jima

Pero el costo fue muy alto para ambas partes.   La Infantería de Marina estadounidense desembarcó 80.000 hombres y sufrió 22.000 bajas y la marina 3.000.   Sólo el 1% de los 21.000 efectivos japoneses sobrevivieron al ser tomados prisioneros por estar heridos.   Los mandos estadounidenses calcularon que la batalla duraría a lo más una semana, pero fueron 36 días de lucha en los que ninguna de las partes dio cuartel.  Al final los defensores tuvieron que ser atacados con tanques Sherman y lanzallamas, pero nadie se rindió.  Una vez agotadas las municiones los japoneses de acuerdo a los códigos de honor del Bushido optaron por el suicidio.

Iwo Jima (いおうじま) fue oficialmente rebautizada ‘Iwo To’(いおうとう)

Aunque el nombre Iwo Jima se usó durante la Segunda Guerra Mundial y durante la Guerra Fría, el nombre fue oficialmente cambiado a Iwo To, que fue el nombre original de la isla.  Aparentemente los primeros soldados japoneses que llegaron a las islas Volcanes la llamaron Iwo Jima. 

Hasta 1968 la isla estuvo administrada por los EEUU, pero ese año pasó bajo la administración del Municipio de las Islas Ogasawara.  Antes del cambio de administración, el gobierno de Estados Unidos solicitó a Japón que la bandera estadounidense ondeara permanentemente en la isla como homenaje a los caídos, pero el gobierno japonés se opuso.  Actualmente existe una base aérea con el nombre Iata: IWO, en vez de los dos construidos durante la guerra y el tercero que fue terminado por las fuerzas de ocupación.


LIBRO

Iwo Jima: Portrait of a Battle: United States Marines at War in the Pacific por Eric Hammel


Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 19 agosto/2009