Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Ofensiva soviética en Lyuban (7-1-1942)

En enero de 1942, Meretskov, comandante del Frente de Volkhov, tuvo que solicitar al Comandante General del Ejército, Teniente General Sokolov, un ex comisario de la NKVD, ser relevado del mando, ya que no sabía como conducir las operaciones.  Debido a la total incompetencia de Meretskov, fue relevado y el comando le fue entregado al Teniente General Klykov, ex comandante del 52° Ejército.  Más tarde, ese mismo mes, se lanzó la ofensiva contra Lyuban, al mando de otro nuevo comandante, el Teniente General Andrei Andreevich Vlassov, pero la ofensiva terminó con el completo aislamiento de su ejército.

Myasnoi Bor

Final de la línea de abastecimientos.

El 7 de enero de 1942, el ejército de Vlasov había encabezado la Ofensiva Lubanskaya, operación ofensiva para romper el cerco de Leningrado.  Lubanskaya fue proyectado como una operación conjunta entre los Frentes Volkhov y Leningrado sobre un frente de guerra de 30km, otros ejércitos del Frente de Leningrado (incluido el 54°) debían participar en esta operación según un programa preconcebido.

Myasnoi Bor

La mejor forma de caminar es a través de las traviesas o durmientes de las líneas férreas.

Cruzando el río Volkhov, el ejército del General Vlasov tuvo éxito al irrumpir a través de las líneas del 18° Ejército alemán y penetraron entre 70 y 74 kilómetros de profundidad dentro de la retaguardia alemana, donde había concentración de fuerzas alemanas, españolas de la División Azul, checas y de otras nacionalidades.  Sin embargo, las otras fuerzas soviéticas conformadas por el 52°, 4°, y 59° ejércitos del Frente de Volkhov, el 13° Cuerpo de Caballería, y los Cuerpos de Fusileros de la Guardia 4° y 6°, no proporcionaron el apoyo necesario, y el ejército de Vlasov quedó aislado.  Vlasov pidió permiso para replegarse pero le prohibieron dar un solo paso atrás.  Con la contraofensiva alemana de mayo de 1942, por fin le autorizaron la retirada al 2º Ejército de Choque, pero para entonces, estaba tan debilitado, que quedó prácticamente aniquilado mientras intentaba escapar a través del valle pantanoso de Myasnoi Bor.

Myasnoi Bor

En el frente los heridos soviéticos se las arreglan como pueden

Stalin ordenó que envíen un avión para rescatar a Vlassov, pero el general se negó a abandonar a sus tropas y permaneció combatiendo.  Finalmente, entre junio y julio de 1942, quebró la orden que tenían todos los generales soviéticos de sólo rendirse después de sufrir 50.000 bajas.  El General Vlassov no esperó eso, por el contrario, el 6 de julio de 1942, se rindió a los alemanes y fue enviado a un campo de prisioneros.  Más tarde Vlasov formó una legión de soldados rusos que lucharon junto a las fuerzas alemanas.

Mysnoi Bor

La llegada de un nuevo prisionero ruso es recibida con alegría por todos.


Bibliografa

LIBRO: The 900 Days: The Siege Of Leningrad (Paperback) por Harrison Salisbury
Amazon

Ver detalles en Amazon


Publicado: 31 octubre/2009