Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Ofensiva soviética (07-1943)

El ataque a Moscú constituye uno de los episodios más importantes de los que tuvieron lugar en todo el frente ruso, un frente que llegó a tener más de 2800 km de longitud, desde Murmansk hasta Sebastopol.   Su importancia fue, sobre todo, de orden moral más que estratégica y de haberse realizado la conquista de la ciudad, es indudable que el factor psicológico habría superado ampliamente en interés a la victoria militar propiamente dicha.  Tanto es así, que el 21 de agosto de 1941, o sea a los dos meses justos de haber iniciado la operación, y tras haber conquistado Smolensko, el propio Hitler ordenó detener el avance hacia Moscú, con el fin de que una parte de los efectivos militares que en ella intervenían pasaran a engrosar los Ejércitos del Sur y del Norte.

Hasta el 2 de octubre, no llegó la orden de reanudar el ataque, que culmina con una gran victoria para el Eje en la batalla de Viadsma y en la Operación Tifón.  Aunque llega el invierno, y los soldados han de combatir con temperaturas de 40 grados bajo cero, se llega el 6 de diciembre, a las mismas puertas de Moscú.

Ese 6 de diciembre de 1941, víspera de Pearl Harbour, se desencadenó el contraataque soviético a ambos flancos de las líneas alemanas que amenazaban tomar Moscú en tenaza, en un frente de 450 kilómetros, bajo el mando del general Zhukov.  Con esta contraofensiva se consiguió derrotar completamente a un adversario que, a pesar de su agotamiento, mantenía sus inútiles esfuerzos.   Luego, los alemanes van de sorpresa en sorpresa.  Habían destruido millares de mediocres tanques rusos en el verano y el otoño de 1941 y he aquí que surge el tanque soviético T 34, admirablemente concebido y equilibrado, mejor blindado y más armado que cualquier máquina alemana; la Luftwaffe había pulverizado después del 22 de junio una infinidad de aviones soviéticos de limitada capacidad y de pronto los soviéticos empiezan a producir en serie el Yak I y los aviones de asalto Iliushin II, llamados Stormovik, temible instrumento que pronto lanzaría cohetes.

Esta primera derrota en el frente oriental tuvo fatales consecuencias.  Causó desmoralización, en especial de los reclutas y se sumó la decisión de Hitler de aceptar, el 19 de diciembre de 1941, la dimisión de Von Brauchitsch.  Hitler asume el mando de las Fuerzas Armadas.  El Führer es desde ese momento el jefe del OKW (Fuerzas Armadas), con Keitel como Jefe de Estado Mayor General, y del OKH (Ejército de Tierra), con Halder como su Jefe de Estado Mayor.  Sin embargo, la contraofensiva soviética que hará retroceder el frente Centro unos kilómetros, no impide que los alemanes hagan progresos en el Sur, mientras en que en el centro se repliegan ordenadamente y estabilizan el frente durante un buen tiempo.  Esta posición se mantiene sin cambios importantes durante todo el año 1942 y buena parte de 1943, gracias a la mejor preparación y eficiencia de las fuerzas alemanas y pese a las deficiencias en el armamento y sobretodo en los abastecimientos.

La gran contraofensiva soviética a lo largo de todo el frente comienza (1) en el mes de julio de 1943 y se prolonga hasta el mes de setiembre de ese mismo año.  El contraataque se extendió por todo el frente, del Mar Báltico al Mar Negro, y alcanzó su máxima profundidad al sur de Moscú: 350 kilómetros.  Sus éxitos fueron, desde luego, menos espectaculares que los logrados por los alemanes durante los meses precedentes.  Las fuerzas del Eje sufrieron pérdidas elevadas, pero pudieron detener el avance adversario.  Sin embargo, esta campaña de invierno no dejó de mostrar que el Ejército Rojo conservaba toda su fuerza de empuje y que se había recuperado de la inicial derrota.  El Ejército Rojo marcha contra el Donetz y el Dniéper tomando Jarkov. 

Posteriormente (2), desde el mes de octubre de 1943 al mes de abril de 1944, en el sur, el Ejército Rojo reconquista Kiev y en el norte recobran las ciudades de Odessa y Smolensko.  En enero de 1944 las fuerzas soviéticas (3) rompen el cerco de Stalingrado que embolsaba al 6º Ejército del General Paulus.   Luego de una lucha enconada los alemanes rinden las armas ante la imposibilidad de ser reabastecidos.  Luego del crudo invierno, en la primavera de ese año, quedan liberados todos los territorios de la Unión Soviética.

De junio a diciembre de 1944, (4) el Ejército Rojo realiza la gran ofensiva sobre el Vístula y ocupa Varsovia, los gobiernos de Rumania, Bulgaria y Hungría piden el armisticio.  Con eso queda terminada la primera parte de la ofensiva soviética. Ahora faltaba el más duro escollo: la ofensiva contra Alemania, que comienza el 12 de enero de 1945.


LIBRO

Panzer Operations: The Eastern Front Memoir of General Raus, 1941-1945 por Erhard Raus.


Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 8 julio/2005