Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Guerra de Verano

El 18 de enero de 1944, la Unión Soviética comienza su ofensiva en el frente de Leningrado y la Ofensiva Águila contra Finlandia.  Luego se iniciaron conversaciones para llegar a un acuerdo entre Finlandia y la URSS.  El 23 de abril el gobierno de Finlandia rechaza las condiciones propuestas por Moscú que incluían la rendición incondicional.

Simultáneamente, se realizaban duros combates tratando de rechazar la "Cuarta Ofensiva Estratégica", ofensiva soviética que se inició después que las fuerzas alemanas estaban siendo empujadas hacia el oeste.  Finlandia y la URSS siguieron negociando para llegar a un acuerdo.   La situación era crítica para ambos países, pues Finlandia buscaba un armisticio honroso, porque era evidente, que con la derrota inminente de Alemania, los finlandeses se las verían solos contra el Ejército Rojo, a pesar de las numerosas fuerzas alemanaas de montaña que se encontraban en Laponia, pero quienes tampoco podían esperar contar con ayuda de la propia Alemania.  Por su parte Stalin sabía que no era fácil derrotar a los fineses y que el costo sería muy alto.  Pero también quería sacar partido de la situación haciendo que Finlandia declarara la guerra a Alemania, no para que los alemanes evacuaran llevándose su equipo, sino para que Finlandia los combatiera evitando que se incorporaran a la defensa de Alemania.  Lo más importante, que por otro lado ya casi estaba garantizado, era que Finlandia cediera el istmo de Karelia y su soberanía sobre el lago Ladoga.

Puesto finlandés de vigilancia en un árbol.

Pero había otra importante razón que forzaba a Stalin a ceder un poco en las pretensiones que tenía en abril.  El presidente Risto Ryti negoció con Alemania armas antitanque y la transferencia de una unidad de la Luftwaffe bajo el mando del Teniente Coronel Kurt Kuhlmey.  Esta unidad contaba con 73 aviones Stuka y con eso se doblaba el potencial de la aviación finesa que fue fundamental en los combates que se sucedieron en Karelia y el Lago Ladoga.    Mientras todo eso ocurría, sangrientas batallas se libraban entre rusos y fineses.

Valkeasaari 9-6-1944

El 9 de junio comienza la Operación Águila, ofensiva soviética contra Finlandia.  Los fineses toman posiciones defensivas en la línea Vammelsuu-Taipale, pero pese a los esfuerzos que despliegan, los rusos rompen las defensas en Kuuterselkä.  El contraataque de una división blindada finesa fracasa.

Siiranmäki 15-6-1944

Las fuerzas del Teniente Coronel Adolf Ehrnrooth sufren el ataque incesante de la infantería rusa apoyada por tanques.  El regimiento combate durante cuatro días con la pérdida de 164 muertos, 760 heridos y 49 desaparecidos.  Los rusos sufren 500 bajas y pierden 20 tanques. Cae Kuuterselkä y para evitar ser rodeado y embolsado, Ehrnrooth ordena replegar las líneas cediendo importantes posiciones, pero se mantiene firme para permitir el retroceso del frente.

Patrulla finesa

Viipuri 20-6-1944

En pocas horas, el 21º Ejército soviético captura Viipuri (hoy Vyborg) principal ciudad de Karelia, cuando las líneas finesas son rebasadas.   La fuerza soviética debía capturar Viipuri para seguir luego hacia el noroeste a lo largo de la frontera finlandesa de 1940, para luego penetrar profundamente en territorio finés.  La mala interpretación de las órdenes hizo pensar a los fineses que había la orden de replegar todas las líneas y las tropas entraron en pánico y retrocedieron desordenadamente, en vez de hacerlo combatiendo como corresponde en esos casos.  Por increíble que parezca, oficiales de suministros negaron la entrega de municiones de artillería sin órdenes escritas y eso hacía imposible cualquier posibilidad de defensa.  Los efectivos de artillería abandonaron las armas y se replegaron uniéndose a fuerzas de infantería que seguían replegándose sin orden.  La caída de Viipuri fue un golpe duro contra la moral finesa.

Tali-Ihantala 28-6-1944

Pero la ofensiva soviética se detuvo en Karelia.  El avance soviético se enfrentó a los fineses en la batalla de Tali-Ihantala, un área de 100 kilómetros cuadrados donde se fortificaron 200 mil efectivos fineses.  Esa fue la batalla más grande ocurrida en los países nórdicos.  La defensa, que incluya los aviones y suministros cedidos por Alemania, se mantuvo firme hasta la firma del armisticio.  La derrota de los rusos en esa batalla fue inobjetable y como testimonio se encuentra el hecho de que años después, cuando el para entonces Mayor General Kurt Kuhlmey falleció, Finlandia envió una delegación oficial a su funeral en honor a su memoria y a los servicios prestados a Finlandia.   En recientes programas de la televisión finesa, se le sigue rindiendo homenaje a la memoria de Kuhlmey.

Viipurinlahti 5-7-1944

Mientras se desarrollaba la batalla en Tali-Ihantala, los soviéticos lanzan un ataque desde el mar en la Bahía de Viipuri con la intención de desembarcar fuerzas en la retaguardia occidental de Tali-Ihantala.  Eso hubiera cortado las líneas de suministros y la zona queda encerrada, pero los rusos son rechazados.

Äyräpää-Vuosalmi 7-7-1944

Cuando las fuerzas soviéticas son detenidas en Tali-Ihantala, los mandos rusos cambian el peso del ataque y hacia el este a través del río Vuoski.  Los fineses mantienen una cabeza de puente en la ribera sur lo que les permite construir posiciones defensivas al norte del río.   Pero la defensa no dura mucho tiempo y finalmente el Ejército Rojo rompe las defensas y cruzan a la rivera norte.  La batalla continúa por varios días debido al conocimiento del terreno por parte de los fineses que saben aprovecharlo para mantener a raya a los rusos.  La ribera norte es mantenida bajo fuego de artillería inmovilizando a los rusos que en ese momento toman posiciones defensivas, para no perder la cabeza de playa en la ribera norte del río.

Fineses cambiando letreros

Cambiando la dirección de los letreros indicadores para engañar a los rusos.

Nietjärvi 15-7-1944

A mediados de junio, las fuerzas finesas defensoras del istmo de Karelia comienzan a replegarse a mediados de junio, participando en las batallas de Tali-Ihantala y Äyräpää-Vuosalmi.  El Ejército Rojo presiona con infantería apoyada con tanques y pronto eliminan la resistencia en Karelia.  El repliegue de las fuerzas finesas al noroeste del Lago Ladoga forma una línea defensiva en forma de U y detiene el ataque soviético en Nietjärvi.

Ilomantsi 2-8-1944

La mayor batalla del verano de 1944 fue la única que se prolongó más allá de la firma del armisticio.  El General Raappana experto en lucha en los bosques rechaza a dos divisiones rusas cortando en dos la ofensiva soviética en Ilomantsi.

Costo de la guerra

La Operación Águila le costó a la URSS 105 mil hombres, 750 tanques, blindados, artillería y 1000 aviones.  Con esas pérdidas, Stalin perdió los deseos que tenía de anexarse Finlandia.  No le quedaba otro camino que detener el derramamiento de sangre y optar por la negociación cediendo en sus pretensiones.  Sólo en el Istmo de Karelia, el Ejército Rojo empleó 25 divisiones de infantería al mando del Teniente General Platonov con 175 mil hombres que se enfrentaron a 75 mil fineses.

3-9-1944 Firma del Armisticio

Los rusos exigieron que Finlandia pagara reparaciones de guerra y cediera importante territorios, que al final de cuentas fueron la causa de todas las guerras anteriores.  Los fineses de Karelia tuvieron que iniciar una marcha para conseguir dónde vivir, mientras el Ejército Rojo ocupaba el istmo.  El gobierno de Finlandia tenía que pagarles el valor de sus propiedades.  Con eso Finlandia perdía las tierras más productivas de su territorio.  La Unión Soviética permitió que el ejército finlandés mantuviera sus mandos, pero tenía que volver las armas contra sus aliados alemanes.  Stalin dio una vez más razones para pensar que era un buen estratega y mejor político.  Ganaba los territorios que tantas veces deseo poseer y que tanta sangre le costó a Rusia, sin necesidad de proseguir una guerra que por experiencia sabían que sería muy costosa de mantener, tanto en armas como en vidas.  Por otro lado se ganaba un aliado para expulsar a los alemanes de Finlandia, quienes se habrían unido en su defensa.

El 18 de setiembre de 1944, en Moscú, representantes de Gran Bretaña, la URSS y Finlandia firmaron el armisticio que dio como finalizado el conflicto ruso-finés.  En esos momentos comenzó la guerra entre Finlandia y Alemania que duraría más de siete meses.  La guerra conocida como "Guerra de Laponia" o "Guerra de Verano" tuvo varios episodios que se sucedieron a partir de junio de 1944.  La contienda se desarrolló en los bosques de Laponia donde los alemanes se encontraban muy bien equipados y con buenas defensas.  Las fuerzas de montaña eran un enemigo mucho más poderoso y entrenado que las fuerzas del Ejército Rojo, pero tenían la desventaja de que no podían esperar ni refuerzos ni abastecimientos.  Con eso contaban los fineses para obtener una rápida victoria que alcanzaron el 25 de abril de 1945.

Finlandia pagó las reparaciones de guerra en ocho años.  El último pago lo hizo el 18 de setiembre de 1952.  Fue reconstruida Laponia y todo el norte de Finlandia que quedó arrasado durante la lucha contra los alemanes.


Publicado: 22 setiembre/2004