Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Batalla de Vitebsk

Durante la ofensiva soviética en Bielorrusia por el Ejército Rojo, como parte de la Operación Bragation, entre el 24 de junio de 1944 y el 29 de junio de 1944 ocurrió una batalla en la ciudad de Vitebsk para entonces una saliente en las líneas de defensa alemanas.  Esta ciudad estratégica en el cruce de los ríos Dvina y el Vitebsk, se encuentra cruzada por la autopista de Minsk.  Domina el hombro norte del puente de tierra entre los ríos Dniéper y por eso la ocupación de la ciudad ofrecería una ruta rápida al corazón de la Rusia Blanca y Minsk.

Declaradas Fester Platz por el Alto Mando Alemán, las ciudades de Vitebsk y Orsha debían ser mantenidas costara lo que costara - Las fuerzas alemanas estaban bajo el mando del General Gollwitzer (Vitebsk) y del General Traut de la 78ª División Sturm del XXVII Cuerpo (Orsha).

Por parte del Ejército Rojo, el Mariscal Vasilevsky agrupó una gran fuerza frente a Vitebsk disponiendo al norte de la ciudad al 1º Frente Báltico.
En el extremo norte de la línea, el Ejército Rojo produjo un milagro logístico al trasladar a marchas forzadas al 43º Ejército Soviético en el sur.  El 6º Ejército de Guardias rápidamente llenó la abertura de 30km que quedó en la línea alemana.  Aunque esto puede parecer un logro fácil, el esfuerzo enorme de movilizar 12 divisiones y un cuerpo de tanques con un total de más de 100.000 hombres en tres marchas por la noche y no ser detectados es asombroso.  Aún más milagroso fue el movimiento del 6º Ejército de Guardias a la línea de ataque, movimiento que pasó totalmente desapercibido a la inteligencia alemana — algo que resultó ser un factor decisivo en el resultado de la batalla.
En el sur de Vitebsk, Vasilevskiy colocó a los ejércitos 39º y 5º, contando en total, con cuatro ejércitos completos para la captura de la ciudad.

Vasilevsky

Mariscal Aleksandr Vasilevsky

Busch

Mariscal Ernst Busch

Orden de Batalla del Ejército Rojo

Frente Báltico y Frente Bielorruso
(Mariscal Aleksandr Vasilevsky)

1º Frente Báltico
(General Hovhannes Bagramyan)

4º Ejército de Choque
6º Ejército de Guardias
43º Ejército
3º Ejército del Aire

3º Frente Bielorruso
(General Ivan Chernyakhovsky)

11º Ejército de Guardias
(General Kuzma Galitsky)
5º Ejército
39º Ejército
31º Ejército
5º Ejército de Tanques de Guardias
(General Pavel Rotmistrov)
1º Ejército del Aire

Orden de Batalla de la Wehrmacht

Grupo de Ejércitos Centro
(Mariscal de Campo Ernst Busch)

Tercer Ejército Panzer
(Coronel-General Georg-Hans Reinhardt)

IX Cuerpo
(General Rolf Wuthmann)
LIII Cuerpo
(General Friedrich Gollwitzer)
VI Cuerpo
(General Georg Pfeiffer)

Flanco Norte del Cuarto Ejército
(General Kurt von Tippelskirch)

XXVII Cuerpo
(General Paul Völckers)

Reserva:

14ª División de Infantería
286ª División de Seguridad

Por parte alemana el OKH (Oberkommando des Heeres) hizo avanzar al 53º y 9º cuerpos del 3º Ejército Panzer.  Aunque el 3º era un Cuerpo Panzer sólo en el nombre, pues el 53º estaba muy disminuido por falta de suministros y reemplazos suficientes.  Frente al poderoso 6º Ejército de Guardias, en el norte se encontraba parte del 9º Cuerpo con la 252ª División de infantería y el Destacamento D, que se formó con los restos de las 56ª y 262ª divisiones de infantería.  La 45ª Brigada de Artillería de Asalto también fue colocada como apoyo para la línea de defensa.

El 53º Cuerpo tomó posiciones al sur, conformado por las 4ª y 6ª Divisiones de Campo de la Luftwaffe y también las divisiones de infantería 206ª y 246ª.  A diferencia de otras divisiones de campo de la Luftwaffe, estas divisiones habían visto acción prolongada en batallas defensivas en Rusia desde 1942.  Las fuerzas alemanas también incluyeron la 201ª División de Seguridad compuesta por un número de batallones de infantería, un batallón de artillería y un batallón de Cosacos Hiwi, que fue estacionado en Lepel.

Como Vitebsk, junto con Orsha, Mogilev y Bobruisk, fueron declaradas Fester Platz, o Ciudad Fortaleza, eso le dio a los defensores alemanes, superados en número, el beneficio de contar con fuertes posiciones defensivas.

Vitebsk también tenía algunas barreras naturales importantes en forma de terrenos pantanosos en el norte, así como las defensas que conforman los ríos Dvina y Druya.  Por tanto, capturar Vitebsk no sería una tarea fácil para el Ejército Rojo.

El plan soviético

El plan soviético habría hecho a cualquier oficial alemán sentirse orgulloso, ya que era una copia fiel de la Blitzkrieg en su más brutal expresión.  Los soviéticos habían aprendido sus lecciones de los prolongados asaltos frontales en Vitebsk que habían sido costosos e improductivos.  El nuevo plan de ataque supuso un doble cerco de la ciudad.  El 22 de junio, los ejércitos 43º y 6º de Guardias comenzaron el ataque a la ciudad desde el norte mientras que los ejércitos 5º y 39º hicieron lo mismo desde el sur.

El 1º Cuerpo de Tanques soviético se unió al 6º Ejército de Guardias y tuvo la tarea de penetrar profundamente en las líneas alemanas una vez que los guardias rompieran la línea de defensa alemana.

22 de junio

El asalto comenzó como estaba previsto el 22 de junio a las 04:00 horas.  El 6º de Guardias y el 43º Ejército comenzaron la ofensiva después de una devastadora andanada de artillería y bombardeo aéreo.  El grado de daños infligidos fue enorme.  Cada una de las siete divisiones de infantería soviéticas utilizó a dos de sus batallones, de los tres disponibles, junto a un total de 400 vehículos blindados de cuatro brigadas de tanques, tres regimientos de tanques y cuatro regimientos de asalto.  Toda esta potencia de fuego se desató en el área pequeña de 20km de la línea ocupada por la 252 ªDivisión de Infantería y el Destacamento D alemanes.  A las 10:00 horas la línea se rompió y las fuerzas de asalto soviéticas penetraron a través de la brecha.

Por la tarde, elementos del 43º Ejército soviético, muy reforzados por los grupos de zapadores de combate, empujaron a través del río Obel y avanzaron hacia Sirotino por la línea del ferrocarril de Vitebsk-Polotosk.  Al final del día el ataque soviético había forzado un corte profundo de 7 km en las líneas alemanas.

En respuesta, el alto mando alemán decidió trasladar a la 95ª División de Infantería del sur de Vitebsk hacia el norte para llenar la brecha creciente entre el 53º Cuerpo en Vitebsk y la 252ª División de Infantería y el Destacamento D.

También comprometieron a la 909ª Brigada de Cañones de Asalto para contraatacar en la zona norte del ataque soviético.

Pese a todo, las cosas alrededor de Vitebsk estaban relativamente tranquilas.  Los defensores fueron mantenidos en sus posiciones mediante ataques limitados y barreras de fuego de artillería.  Aún así, el Mariscal de Campo Busch, comandante del 53º Cuerpo solicitó permiso para retirarse del cada vez más precario saliente para evitar ser embolsado, pero fue rechazado por Hitler.

23 de junio

Aunque el primer día resultó muy costoso para los defensores alemanes, el segundo sería aún peor.  El ataque continuó en el norte a las 07:00 con los elementos de el 43º y 6º ejércitos de guardias, apoyados con aviones, que arremetieron contra el Destacamento D, que ocupaba una sólida posición defensiva.  El 1º Cuerpo soviético y la 71ª División de Guardias rompieron la línea a través de las posiciones del Destacamento D y prosiguieron contra el segundo escalón de las defensas alemanas.  Se las arreglaron para lograr un equilibrio en el lado opuesto del río Dvina, antes de la llegada de la noche.  Esperando contener el asalto ruso, los alemanes enviaron rápidamente a la 246ª División de Infantería a formar una línea defensiva en la orilla del río Dvina.  Por desgracia, todavía había una brecha de 3km entre ellos y los restos del Destacamento D que se mantuvo abierta por el ataque contínuo del 43º Ejército soviético.

Al norte, el 43º.Ejército forzó la marcha a través del Dvina.  El 6º Ejército de Guardias mantuvo separados a la 252ª División alemana del 53º Cuerpo.   Los frenéticos ataques soviéticos resultaron desastrosos para el 252º pues su flanco derecho estaba abierto debido a la demolición del Destacamento D.  El ataque soviético logró avanzar otros 18 kilómetros, a pesar de un contraataque alemán en el sector norte por la 24ª División de Infantería y la 909ª Brigada de Asalto.

Con las líneas alemanas obligadas a mantenerse separadas, el momento era preciso para el asalto final soviético.  El comandante del Frente Báltico, General Bagramyan, decidió meter al 1º Cuerpo de Tanques por la brecha.

Desafortunadamente para los soviéticos el ataque se retrasó debido a la fuerte lluvia que en buena parte convirtió en intransitables los caminos.  Se decidió que por el contrario la infantería debía continuar su ataque con el objetivo de mantener desorganizadas a las defensas alemanas que estaban cada vez más desesperadas.   El mando alemán reconoció la situación crítica de la línea y ordenó la retirada de todos los defensores a la tercera línea defensiva cerca de Beshenkovichi.

Las fuerzas soviéticas al sur de Vitebsk finalmente también consiguieron ganar terreno el 23 de junio.   El 84º Cuerpo del 39° Ejército aplicó presión al perímetro alemán alrededor de Vitebsk mientras que el 5º Cuerpo de Guardias rompió las líneas en el sur y cortó la carretera de Vitebsk-Orsha.  Por la tarde, la situación alrededor de Vitebsk era desesperada y el 53º Cuerpo en la ciudad Vitebsk quedó cercado.  El General Reinhart, comandante del 3º Ejército de Panzer, reconoció la gravedad de la situación y pidió al OKH autorización para evacuar Vitebsk, pero nuevamente fue rechazada la solicitud.

24 de junio

La madrugada del 24 de junio trajo más penurias para los defensores alemanes.  A las 02:45 bajo la extrema presión de las fuerzas soviéticas, el Destacamento D fue totalmente aniquilado y sus restos, así como la 252ª División de Infantería retrocedieron más, creando una brecha de 18 km.  Más avanzada la mañana a las 08:00 el 1º Cuerpo de Tanques penetró por la brecha.  Aunque obstaculizado por caminos empantanados debido a la rasputitza y por puentes derribados, terminó el día con una cabeza de puente soviética de 50 kilómetros de profundidad.

Los soviéticos se concentraron entonces en el envolvimiento final de Vitebsk.  El cerco fue confiado a los 43º y 39º ejércitos.  El 39º Ejército tuvo la tarea de continuar su avance desde el sur y el 43º por el norte para reunirse en el río Dvina.  Para evitar que las pinzas se cerraran a su alrededor, los alemanes montaron un contraataque con la 246ª División de Infantería.  Pero el ataque fue repelido y quedaron destruidos debido a la intervención de los aviones Shturmovik de ataque al suelo.  Cuando se cerraba el cerco, sólo quedó una abertura de 10km de abastecimientos para apoyar a los asediados defensores alrededor de Vitebsk.

En el Cuartel General alemán del 53º Cuerpo la situación era realmente desesperada.  A pesar de los repetidos intentos que se hicieron para obtener la aprobación para la retirada, todos los pedidos fueron denegados.  Como alternativa, Hitler sólo aprobó el uso de tres divisiones de reserva para mantener abierto el vital canal de abastecimeintos mientras que una división continuaba en la defensa de Vitebsk.  Se sumaron la 4ª y 6ª divisiones de Campo de la Luftwaffe que fueron enviadas para mantener la brecha de abastecimientos abierta mientras la 206ª División de Infantería tuvo la tarea de defender Vitebsk hasta el último hombre.

Aunque buena en teoría, la alternativa de compromiso de Hitler demostró ser una decisión fatal.  La reducción del perímetro alrededor de Vitebsk permitía a los soviéticos concentrarse en otros lugares, cortando los abastecimientos para los 35.000 hombres del 53º Cuerpo en Vitebsk, quedando aislados de cualquier apoyo.

Junio 25

Al oeste de Vitebsk, el comando alemán trató de estabilizar el frente lanzando un número de unidades a la línea para tapar el boquete que dejaron los dispersos Destacamento D y la 252ª División de Infantería.  Sin embargo, esto resultó inútil pues el ataque soviético tenía suficiente impulso para romper la nueva línea de defensas alemanes conocida como Línea Tigre.

Al amanecer del 25 de junio el General Gollwitzer ordenó romper el cerco de Vitebsk con la 4ª y 6ª divisiones de campo de la Luftwaffe y la 246º División de Infantería, dejando a la 206ª División en la retaguardia para proteger la retirada de Vitebsk.  Pero, las cosas no salieron bien.  La 4ª División de Campo de la Luftwaffe fue desbordada rápidamente y al final quedó aislada y dividida en pequeñas bolsas de resistencia.

27 de junio

Grupos aislados de supervivientes alemanes vanamente intentaron romper el cerco de Vitebsk, a las 09:00 del 27 de junio, el último asalto soviético realizado en Vitebsk por el 60º Cuerpo y 84º Cuerpo fue precedido por un bombardeo masivo de ablandamiento.  A las 12:00 la línea de defensa alemana había sido completamente desbordada y la resistencia en la ciudad terminó.  De las 38.000 tropas del 53º Cuerpo que fueron embolsados en Vitebsk, sólo 8.000 lograron romper el cerco.  Los restantes fueron calculados en 20.000 alemanes muertos y otros 10.000 prisioneros que marcharon al cautiverio.

Conclusión

La defensa alemana se vio perjudicada por la falta de efectivos debidamente capacitados.  Aunque eran veteranos combatientes, las divisiones de campo de la Luftwaffe no tenían experiencia en guerra defensiva o rompimiento de cercos y así tuvieron que luchar contra el enemigo.  Hubo una enorme deficiencia en inteligencia, lo que también contribuyó a la derrota.  Además, la terquedad de Hitler impidió la retirada que habría impedido el cerco y su posterior decisión de dividir las fuerzas en la ciudad de Vitebsk debilitó la fuerza de la defensa alemana que fueron sistemáticamente reducidos y aniquilados.

El Ejército Rojo aplicó con éxito las duras lecciones que habían aprendido de los alemanes a principios de la guerra.  Las fuertes arremetidas se hicieron sobre puntos débiles de las líneas alemanas.   Las unidades de infantería ocuparon el terreno ganado por los ataques de los tanques penetrando de manera profunda en las líneas alemanas.  La batalla de Vitebsk es un buen ejemplo de la aplicación práctica de todas las lecciones amargas que el Ejército Rojo había aprendido, logrando por ello una victoria decisiva en Bielorrusia al quedar destruido el Grupo de Ejércitos Centro.


LIBROS

Dunn, W. Soviet Blitzkrieg: The Battle for White Russia, 1944, Lynne Riener, 2000


Ver detalles en Amazon US/International

Operation Bagration: The Destruction of Army Group Centre June-July 1944, A Photographic History Hardcover - February 8, 2008 por Ian Baxter (Author)


Ver detalles en Amazon US/International

Belorussia 1944: The Soviet General Staff Study (Soviet (Russian) Study of War)


Ver detalles en Amazon US/International

Armageddon Ost: The German Defeat on the Eastern Front 1944-5


Ver detalles en Amazon US/International

Zaloga, S. Bagration 1944: The Destruction of Army Group Centre, Osprey Publishing, 1996


Publicado: 01 enero/2016