Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Ejercicio Tiger (27-4-1944)

Como preparación para el desembarco del Día-D, en la playa Utah, fuerzas de Estados Unidos realizaron una serie de ejercicios en las playas Slapton Sands y Torcross cerca a Plymouth al sur de Inglaterra.  Las playas se seleccionaron por ser similares a la Playa Utah.  En preparación para los ejercicios, que fueron mantenidos en máximo secreto, fueron evacuadas 750 familias y 180 granjas asentadas en los alrededores.  Se hicieron modificaciones en los alrededores para que el lugar fuera lo más parecido posible a la playa normanda donde se llevaría a cabo la invasión durante el Día-D.  La evacuación no fue del todo pacífica pues muchos pobladores se resistieron a abandonar sus hogares y un anciano se suicidó antes que la policía militar y las autoridades civiles pudieran evitarlo.

LST

LST

Los planes para la operación demandaban la utilización de 30 mil hombres de la 279ª División de Infantería y el 70º Batallón de Tanques.  Todas las fuerzas serían desembarcadas en las playas utilizando los transportes, lanchas de desembarco y unidades de la marina para dar apoyo y protección naval.  La armada zarparía de los puertos locales incluyendo Dartmouth y Plymouth.  Entre los buques de escolta y apoyo cercano se encontraban el destructor HMS Scimitar y la corbeta HMS Azalea.  El ejercicio se efectuaría con munición real.

Inteligencia naval alemana

Pero no todo pudo mantenerse en secreto pues las estaciones alemanas de escucha en la costa francesa descifraron los mensajes y el Alto Mando alemán se preparó para intervenir por sorpresa.  No habían comenzado los ejercicios cuando el HMS Scimitar fue embestido por otro buque y tuvo que se llevado a dique para las reparaciones respectivas.  Curiosamente, se ignoran las causas por las que el comandante en jefe de la operación no fue informado de este suceso y el ejercicio comenzó sin el apoyo del destructor.  Otra curiosa situación se presentó cuando los mandos se percataron que la corbeta HMS Azalea no podía comunicarse por radio con las lanchas de desembarco.  Un error de escritura equivocó las frecuencias de radio y mientras las lanchas operaban en una frecuencia la corbeta lo hacía en otra diferente.

Bote-E

Torpedera E-Boote

Pese a todo, la mañana del 27 de abril de 1944, el convoy se puso en marcha aproximándose a la zona de ensamblaje sin mayor novedad.  Hasta ese momento la falta del destructor HMS Scimitar pasó desapercibida y durante las primeras horas de la mañana la 4ª División de Infantería desembarcó en Slapton Sands.

Ataque alemán

En las primeras horas de la noche, en Start Bay y Lyme Bay 8 transportes LST comenzaron las operaciones de desembarco de personal de intendencia con camiones, anfibios, jeeps y equipo pesado para los zapadores.

Sorpresivamente, en la oscuridad de la noche aparecieron 9 botes-E alemanes y a 35 nudos atacaron al inerme convoy matando a 749 soldados.   La inteligencia naval alemana en Cherburgo pudo planificar el ataque gracias a la intercepción de las comunicaciones.  Los botes-E atacaron con torpedos a las lanchas de desembarco LST 507 y 531 que fueron hundidas de inmediato, la 289 quedó en muy mal estado, con muchos muertos y heridos a bordo embarrancando en la playa poco después.

Recuperación de cuerpos

El General Eisenhower ordenó que fueran recuperados todos los cadáveres pues entre los muertos se encontraban oficiales que utilizaron mapas verdaderos de la Playa Utah.  Todos los cuerpos se recuperaron y por tanto el secreto de la Playa Utah se mantuvo a buen recaudo.  Por el momento Eisenhower ordenó mantener el episodio en el más estricto secreto, al menos hasta después de concluida la invasión en Normandía.

Nota de prensa

La orden nunca fue levantada después del Día-D y las unidades involucradas fueron redistribuidas en diversas divisiones.  En julio de 1944 del Cuartel General de Eisenhower fue entregada a los corresponsales de guerra un remitido de prensa dando a conocer de manera muy escueta lo ocurrido.  De igual forma, fue publicada la nota de prensa en el periódico "Star & Stripes" publicación del Ejercito de Estados Unidos.

Investigaciones de posguerra

Después de la guerra ese episodio no fue recordado, tal como ocurrió con el hundimiento de un transporte belga, ocurrido en la Navidad de 1944 en Cherburgo, tragedia donde murieron ahogados 800 infantes de marina estadounidenses.  Sólo unos años después esos hechos aparecieron en al menos tres libros incluyendo la detallada descripción de los hechos relatada en el libro "Mis tres años con Eisenhower" escrito en 1946 por el Capitán Harry C. Butcher, ayudante naval del General Eisenhower.  También aparecen referencias en "Cross channel attack" de Gordon A, Harrison escrito en 1951 y en "Logistical Support of the Armies" de Roland Ruppenthal.  Oficialmente en el National Archives aparece un recuento oficial de lo acontecido.

Dice un superviviente

Muchos años después, los supervivientes han comenzado a relatar sus propias versiones, como una que dice que no fueron entrenados en el uso correcto del chaleco salvavidas y en consecuencia, debido al equipo que llevaban los soldados se lo colocaron en la cintura en vez de llevarlo alrededor del pecho.  Cuando los hombres cayeron al agua —tiene que haber sido peor con el LST 507 que dio media vuelta—  el peso del equipo los puso de cabeza flotando por la cintura, y el agua estaba casi helada a unos cuantos grados apenas por encima del punto de congelación.  Muchos de los soldados murieron por hipotermia, con la cabeza bajo el agua y los pies en el aire.

Muertos y supervivientes fueron enviados a Portland.  Los muertos fueron enterrados en el Cementerio de Brookwood cerca a Londres.  Los vivos fueron ayudados por la Cruz Roja que les proporcionó ropa seca y fueron llevados a un hospital del ejército cerca a Sherborne.  Después de un mes de descanso, fueron reasignados a otras unidades.


Publicado: 25 junio/2004