Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Ofensiva aliada en el Ruhr

Entre el Oder y el Rhin

A los mandos alemanes, ya no les quedaba ninguna sombra de duda, la ofensiva de las Ardenas fue un completo fracaso que había causado, 120 mil bajas entre muertos, heridos y desaparecidos.  Además, todas las armas pesadas quedaron destruidas en medio de los combates o fueron abandonadas durante la retirada.  De ellas, muchos Panzers y vehículos blindados fueron abandonados al quedarse sin combustible.  Lo que fue más grave, ante lo que se avecinaba, la Luftwaffe quedó liquidada definitivamente, pues gran parte de lo que restaba del equipo de caza fueron destruidos en el aire o en tierra.

Hitler ordenó el 2 de enero de 1945 que se reemprendiera el ataque en Bastogne y se restableciese el antiguo frente, pero el Mariscal Walter Model le respondió que simplemente no habían fuerzas suficientes para siquiera intentarlo, esa era una respuesta del tipo que enfurecían al Führer.

Click para ampliar
Click en el mapa para ampliarlo

Operación Eclipse

En esos días ocurrió un hecho, que en otro momento habría sido un éxito con consecuencias gravitantes.  Durante los combates, los alemanes capturaron a un oficial estadounidense que portaba documentos ultra secretos con información sobre la Operación Eclipse.  Meses después, el General Reinhard Gehlen, jefe de la sección del Estado Mayor de Ejércitos Extranjeros del Este, mostraría este plan al General Gotthard Heinrici.  El contenido de los documentos, describía nada menos que las ordenes militares para hacer cumplir los acuerdos aliados de Yalta que incluían entre otras cosas la capitulación sin condiciones y la división del territorio alemán y de la capital de Reich en 3 sectores: ruso, británico y estadounidense.  El comentario del General Heinrici a Gehlen fue "Esto es la sentencia de muerte del Reich".

Britanicos cruzan el Ruhr

El cruce del Ruhr

Orden de batalla alemán

Para el Mando Supremo de la Wehrmacht, significaba también, que pronto debían encarar una nueva ofensiva soviética desde el Oder y esa vez sobre Berlín sumándose al ataque de los Aliados en el oeste.  Pero antes, los británicos, canadienses, estadounidenses y franceses tenían ante sí un duro y largo camino, con un gran escollo.  Frente a ellos defendiendo el centro de la frontera occidental se encontraba el Grupo de Ejércitos B, al mando del Mariscal Model.  Por el norte se encontraba el Grupo de Ejércitos H, cubriendo la frontera con Holanda hasta el Mar del Norte, al mando del General Johannes Blaskowitz y en el sur, desde el ala izquierda de Model hasta la frontera con suiza, el Grupo de Ejércitos G, al mando del SS-Obergruppenführer und General der Waffen-SS Paul Hausser.

Pero, el Grupo de Ejércitos B, que defendía un frente demasiado amplio de 250 kilómetros, había quedado debilitado, no sólo por las pérdidas de la ofensiva de las Ardenas, sino también como consecuencia de la orden de Hitler de trasladar el 6º Panzerarmee, con sus cuatro divisiones Panzer, dos brigadas y tres cuerpos de artillería, hacia el Este, no para proteger la Silesia que se encontraba amenazada, sino hacia Hungría.  Por eso, lo que quedaba el Grupo de Ejércitos B no estaba en condiciones de enfrentar a los Aliados y menos detenerlos.

Puente de Remagen

Puente ferroviario de Remagen

Orden de Batalla de Aliado

Por el norte el 21º Grupo de Ejércitos, al mando del Mariscal Montgomery, conformado por el 1º Ejército Canadiense, del General Credar, el 2º Ejército Británico del General Dempsey y el 9º Ejército de EE.UU. del General Simpson, se enfrentaban al Grupo de Ejércitos H.   En el centro el 12º Grupo de Ejércitos de EE.UU. al mando del General Omar Bradley, conformado por el 3º Ejército de Patton y el 1º Ejército de Hodges, enfrentaba al Grupo de Ejércitos B.  Por el Sur el 6º Grupo de Ejércitos de EE.UU. al mando del General Devers, conformado por el 1º Ejército Francés del General Lattre de Tassigny, formado sólo seis meses antes; el 7º Ejército del General Patch que subía desde el Mediterráneo a lo largo de la frontera con Suiza y que desde Manheim bajaría luego a Italia para encontrarse con el 5º Ejército de EE.UU., enfrentaba al Grupo de Ejércitos G.

Ofensiva del General Bradley

Las fuerzas de Model luchaban aún desesperadamente en el Eifel y trataban de frenar el avance de los estadounidenses, que a finales de enero de 1945 ya habían logrado cruzar el Our, llegar hasta la "Muralla Occidental" y se encontraban no lejos del pantano del Rur.  La tan aireada "Muralla Occidental", tan voceada por la propaganda alemana, había quedado rota en las tres batallas en torno a Aquisgrán, donde quedó demostrado que no era todo lo inexpugnable que se creía.

Estando así las cosas, comenzó el avance del General George S. Patton al mando del 3º Ejército de EE.UU. al sur del Eifel.  En Prüm los defensores alemanes tuvieron que replegarse, no tanto de la manera ordenada como solían hacerlo los alemanes, sino casi en un verdadero sálvese quien pueda ante el ataque estadounidenses.  El Mariscal Model hizo dinamitar la presa del Rur, operación que le permitió ganar dos semanas retrasando al enemigo.  Posteriormente los estadounidenses pusieron en juego todos los efectivos de que disponían.  Su artillería batió a fondo las líneas alemanas en torno al Rur lugar donde las posiciones defensivas caerían en poder de los estadounidenses tras cinco días de duros combates.  Las tropas de Patton ocuparon poco después la "Línea Erft" y a finales de febrero de 1945 las fuerzas estadounidenses se lanzaban al ataque sobre Colonia.

Pronto se encontraron en Neuss y mientras tanto, algunas unidades tomaban el camino de Colonia, otras el de Euskirchen y Bonn.  El 6 de marzo se batieron los soldados estadounidenses con pequeñas formaciones alemanas en el desierto de escombros que era Colonia y los carros estadounidenses alcanzaron la plaza de la catedral.

Encuentro

Una batería antiaérea protege el puente de Remagen

El episodio de Remagen

La orden de Hitler era terminante, bajo ningún concepto los alemanes podían abandonar la ribera occidental del Rhin y menos los puentes, en especial el de Remagen.  El 7 de marzo, a las 11 horas, el comandante Hans Scheller tomaba el mando de las formaciones que defendían la localidad de Remagen y el puente.  Una unidad de transmisiones que le acompañaba se había tenido que detener por falta de combustible.  El estratégico puente ferroviario Ludendoríf, sobre el Rhin, había quedado asegurado por efectivos antiaéreos.  En Remagen, una débil compañía de zapadores había dispuesto todo lo necesario para la voladura del puente.

Hacia el mediodía, cuando lo cruzaban soldados y vehículos alemanes, apareció de repente en la orilla occidental del Rhin una patrulla de reconocimiento estadounidense, mandada por un tal teniente Karl Timmerman, de origen alemán.  El padre de Timmerman era estadounidense y se quedó en Alemania después de la Primera Guerra Mundial, donde conoció a la que sería madre de Karl.  Luego de unos años la familia se mudó a EEUU.

A las 15,30 del día 7 de marzo, Timmerman guiaba a toda velocidad a la unidad de avanzada, hasta que divisó el puente.  El comandante Scheller ordenó que fuese volado inmediatamente, pero falló el mecanismo de detonación.  La respuesta de fuego de los carros que llegaron detrás de Timmerman impidió a los alemanes reparar el sistema detonador.  Tras los carros, avanzaban amparados numerosos infantes estadounidenses, en dirección a la orilla oriental del Rhin.

El capitán Willi Bratge y su compañía fueron capturados, mientras el comandante del puesto y el jefe de la compañía de zapadores junto al comandante Scheller, lograron escapar de ser capturados y pudieron comunicar que los estadounidenses estaban cruzando por el puente de Remagen.  Luego de la escapatoria, ocho divisiones estadounidenses cruzaron el puente.

Este hecho fue la causa del inmediato desmoronamiento de las defensas alemanas en el Oeste.  Hitler despidió al Mariscal de Campo Gerd von Rundstedt y otros cuatro generales.  El General von Bothmer, comandante de Bonn y Remagen fue sentenciado a cinco años de prisión y se suicidó, pero eso no calmó la ira de Hitler quien ordenó que el General Rudolf Hubner instalara una corte marcial para juzgar a los culpables.

El 11 de marzo el comandante Scheller compareció ante un tribunal militar acusados de desobedecer la orden de no cruzar el río y abandonar el puente y fue condenado a muerte junto al teniente Karl Heinz Peters.  El capturado, capitán Willi Bratge fue sentenciado en ausencia.  Un día después fueron sentenciados los mayores Herbert Strobel comandante de puesto y August Kraft jefe de la compañía de zapadores.

Cercamiento del Grupo de Ejércitos B

Más al norte, el  21º Grupo de Ejércitos de Montgomery, cruzaba el Rhin el 23 de marzo a la altura de Wesel y penetraba en Westfalia por el norte de la cuenca del Ruhr.  El 25 de marzo el 1º Ejército de EE.UU. reanudó la ofensiva desde la cabeza de puente de Remagen.  Por su parte, el General Patton había cruzado el Rhin por Oppenheim y sus soldados marchaban ya a toda velocidad hacia el Este, hacia el corazón del Reich.  En el sur luchaba el 1º Ejército francés, al principio sobre los Vosgos y luego cruzando el Rhin y la Selva Negra.  La orden de Hitler —resistir en la orilla occidental del Rhin y no cruzarlo bajo ningún concepto— costó a la Wehrmacht 60.000 muertos y heridos y 300.000 prisioneros.   En total, más de 25 divisiones.  Según cálculos de los Aliados, los alemanes deberían de contar entonces, en el conjunto del frente occidental, tan sólo con 26 divisiones mal equipadas.  A pesar de todo, la situación se hizo aún más catastrófica: tres ejércitos estadounidenses más se desplazaron hacia el Este y cercaron la cuenca del Ruhr, donde operaban los restos del Grupo de Ejércitos B del Mariscal Model.

Prisioneros alemanes

Cientos de  miles de prisioneros alemanes atestaban los campos.

Muerte del Mariscal Model

Los estadounidenses presionaban tan sólo ocasionalmente sobre el cerco del Ruhr, porque estaban seguros de su victoria.  Por su parte, los alemanes apenas mostraban interés por continuar la lucha y se limitaban casi siempre a ceder cuando se presentía una embestida enemiga.  El Teniente General Bayerlein capituló sin consultar con nadie, junto con su 3º Cuerpo de Ejército, dejando gran número de unidades dispersas y escondidas en los bosques.

A mediados de abril los estadounidenses partieron en dos el cerco.  El Mariscal Model decidió entonces disolver el Grupo de Ejércitos B.  Quien quisiese seguir el ejemplo podría hacerlo.   Los soldados más jóvenes, y los veteranos, fueron licenciados sin más.  El 20 de abril los restantes mandos militares oyeron a través de la radio el discurso del Ministro Goebbels con ocasión del cumpleaños de Hitler: en él calificó de «traidor» al Ejército del Ruhr.  Al día siguiente, hacia las cuatro de la tarde, el Mariscal Model se suicidaba de un tiro en un bosque cercano a Wedau.

Violación de los acuerdos aliados

Las tropas aliadas occidentales prosiguieron su avance hacia el Este, fuera ya de los márgenes fijados en sus mapas operativos que limitaban los sectores que les correspondían a los rusos.  A veces los comandantes se orientaban por mapas escolares a falta de material táctico.  Montgomery se había marcado como objetivo la capital germana a instancias de Churchill que ya desconfiaba abiertamente de Stalin.  Stalin por su parte, apenas seis semanas después de la firma del Acuerdo de Yalta, había violado los acuerdos por primera vez al instigar la caída del gobierno rumano imponiendo un gobierno comunista.  Luego, en Polonia, las prometidas elecciones libres no ocurrieron y Moscú imponía también un gobierno comunista.

El plan Eclipse, en consecuencia, era letra muerta.  Churchill confió a su secretario el 24 de marzo que no les convenía que Alemania se desmembrase antes de confirmar las dudas sobre las verdaderas pretensiones de Stalin.   También Roosevelt se sintió muy afectado por la actitud de Stalin y cuando fue informado sobre lo ocurrido en Polonia estalló en furia.   Ya no quedaba ninguna duda, a partir de ese momento la alianza con la Unión Soviética era sólo un asunto de meros formulismos.


Publicado: 27 noviembre/2004