Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Operaciones Aliadas de engaño en el Día-D

El Alto Mando aliado hizo esfuerzos para convencer a los alemanes que la invasión —que por su envergadura no podía ocultarse— no se llevaría a cabo en las playas de Normandía.  Dos de los planes de distracción fueron ideados por el Comandante de Ala de la RAF E.I. Dickie, quien planteó a sus superiores dos operaciones, una aérea y una naval.  Los planes operacionales conjuntos que serían ejecutados por la RAF y la Royal Navy fueron llamados Operación Taxable y Operación Glimmer, que tenían el propósito de crear imágenes de radar que parecieran ser de una gran flota de invasión.

Operación Taxable

La Operación Taxable se llevó a efecto de manera conjunta entre marinos y aviadores con una flotilla de 16 aviones Lancaster del 617º Escuadrón de Bombardeo que realizaría un ataque entre Dieppe y Cabo d'Antifer.   Los tripulantes de ese escuadrón eran experimentados en operaciones de precisión como lo demostraron en el bombardeo de las represas con las minas "Dambusters".  El ataque fue limitado para destruir parte de las estaciones de radar para que les permitiera a los alemanes mantener una vigilancia restringida sobre el área.  La Royal Navy utilizó una flotilla de 18 pequeñas embarcaciones remolcando balones que se mostrarían en las pantallas de radar como una flota de invasión.

Los aviones volaron en patrones circulares paralelos a la costa lanzando paquetes de tiras de aluminio llamadas "Window" a razón de 12 paquetes por minuto, sobre el área establecida.  La flotilla cubrió un área de 14 por 15 millas dando la impresión de ser una gran flota moviéndose a 7 nudos en dirección a la costa.  Las investigaciones posteriores rebelaron que los alemanes llegaron a la conclusión que tres flotas de invasión se acercaron a las costas de Dieppe entre los días 5 y 6 de junio.

Operación Glimmer

De manera similar, seis aviones Short Stirling Mk.III del 218º Escuadrón, obsoletos para misiones regulares de bombardeo, y unos cuantos botes simularon un "convoy" dirigiéndose a las costas de Boulogne.  La vigilancia antiaérea alemana rastreó los aviones con reflectores y los cañones costeros abrieron fuego contra la "flota de invasión."   A su vez fueron enviados aviones de caza nocturna para rastrear el área junto con Botes-E que durante horas cubrieron las aguas costeras sin encontrar rastros de la flota aliada.

Operación Titanic

15 aviones de los escuadrones 138º, 149º y 161º de la RAF, dando la impresión de ser una flotilla más grande de lo que en realidad era, lanzó muñecos en paracaídas llamados "Rupert" entre Rouen y Le Havre.  A las 04:00 el general Marcks abandonó la vigilancia y protección de la playa que sería para los aliados la playa de desembarco "Omaha" y se dirigió para interceptar a los "paracaidistas" británicos.  Les tomo muchas horas reagrupar las fuerzas y regresarlas a sus puestos en Omaha, cuando ya era muy tarde.

Aviones Hudsons, Halifaxes y Stirlings hicieron lo propio lanzando "Ruperts", simuladores de fuego de fusil, Window y dos escuadras SAS.  Un grupo de 200 Ruperts fueron lanzados cerca a la Península de Cotentin, 50 al suroeste de Caen, acompañados de grabadoras de alambre con sonidos de batalla, 200 Ruperts junto al equipo del SAS fueron lanzados cerca a Yvetot al sureste de Dieppe.   Las órdenes del equipo SAS era permitir la fuga del enemigo para que esparcieran la voz de que efectivamente habían descendido paracaidistas en la zona.  Los Rupert llevaban una carga explosiva para incinerarlos dejando lo que parecía una evidencia de que los paracaídas habían sido quemados.

Otras operaciones

16 aviones de los escuadrones 90º, 138º y 149º volaron en rutas preestablecidas 15 millas al sur de las playas de invasión simulando desembarcos en Maligny y Villers Bocage.  El engaño en Maligny favoreció a las fuerzas paracaidistas que se lanzaron sobre Sante-Mere-Eglise.

24 aviones Lancaster del 101º Escuadrón y cinco B-17 del 214º Escuadrón de Bombardeo estadounidense siguieron un patrón de vuelo llevando 82 radiotransmisores que interfirieron las frecuencias de operación de la caza alemana durante 5 horas, manteniéndolos inactivos.

16 aviones Short Stirling Mk.III del 199º Escuadrón de Bombardeo de la RAF y cuatro fortalezas B-17 estadounidenses del 803º Escuadrón de Bombardeo equipados con radiotransmisores, establecieron un patrón de vuelo continuo desde Litlehampton a Portland Bill interfiriendo a no menos del 85% de los radares Freya alemanes entre Cherburgo y Le Havre.


Publicado: 23 junio/2005