Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Operación Overlord [4]: El Día-D

Hora H -5

Las primeras tropas que aterrizaron en Normandía fueron las tres divisiones aerotransportadas, que empezaron a lanzarse de los aviones alrededor de la 01:30 de la madrugada del 6 de junio.  La 6ª División de paratropas británicas aterrizó entre Caen y Cabourg, con la misión de capturar los puentes sobre el río Orne y el vecino Canal de Caen a fin de impedir que los refuerzos alemanes llegasen del Noreste.  Las divisiones aerotransportadas estadounidenses 82ª y 101ª, aterrizaron detrás de la playa "Utah".  Su objetivo consistía en apoderarse de los caminos que iban hasta las playas, pasando los terrenos pantanosos inundados por los alemanes, y capturar los puentes en las cercanías de Sainte-Mère-Église y Carenten.  Los paracaidistas hallaron al principio limitada resistencia, porque los alemanes, convencidos de que el asalto principal se realizaría en el área del Paso de Calais, creyeron que los lanzamientos sobre Normandía eran una acción de engaño.  Al amanecer, la 6ª y la 101ª divisiones de paracaidistas se acercaban a sus objetivos, y la 81ª estaba conteniendo a una división de infantería motorizada alemana cerca de Sainte-Mère-Église.

Paracaidistas

Preparación para desembarcar

Frente a las playas, los buques de transporte aliados habían empezado a descargar las barcazas de desembarco y a las 04:00 empezaron a embarcar las tropas de asalto.  Éstas debían avanzar en una serie de oleadas a lo largo de las rutas de lanchas desde la línea de partida, donde las barcazas debían mantenerse hasta la señal de avance hacia la playa.  Entre la zona de los transportes y la playa, los barcos con artillería de apoyo estaban fondeados protegiendo los flancos de las lanchas de desembarco: los acorazados y cruceros a unos diez kilómetros de la orilla y los destructores a menos de cinco.  El tiro de apoyo a las playas de los estadounidenses lo proporcionaban el acorazado USS Texas, el USS Nevada y el USS Arkansas, que debían silenciar los cañones costeros alemanes y sus mayores defensas con sus cañones de 12 y de 14 pulgadas, mientras los cruceros pesados USS Tuscalllosa, USS Quincy y USS Augusta, más cinco cruceros ligeros británicos y dos franceses, un cañonero holandés y 22 destructores se encargaban de los objetivos más ligeros en las playas.  En el sector británico los acorazados HMS Warspite, HMS Nelson y HMS Ramillies, proporcionaban la artillería pesada, auxiliados por cinco cruceros británicos y numerosos destructores para atacar los blancos menores.  A medida que las barcazas de desembarco avanzaban en oleadas desde la línea de partida, eran acompañadas por cañoneros y LCT equipados con numerosos tubos lanzacohetes que habían de cubrir las playas con sus fuegos antes que las tropas pusieran pie en la orilla.

Planeadores

Al igual que todas las aeronaves, los planeadores llevaban franjas negras y blancas para identificarlos.

Los alemanes detectan la flota enemiga

Poco después de las tres una estación de radio-escucha alemana al fin había descubierto e informado que "gran número de embarcaciones" se hallaban a lo largo de la costa de Normandía.  En seguida se ordenó preparar las baterías de costa y disponerlas a abrir fuego.  Un poco después de las 05:00, cuando las primeras luces permitieron distinguir vagamente las siluetas de los barcos de apoyo más cercanos, las baterías entraron en acción.  Unos cuantos barcos replicaron inmediatamente y a las seis el bombardeo naval previo al desembarco se hallaba en pleno auge.

USS Texas

El viejo acorazado USS Texas.

Réplica alemana

En la playa de "Omaha" las baterías de la costa abrieron fuego contra el USS Arkansas a las 05:30.  Algunos barcos replicaron inmediatamente y a las 05:50 todos empezaron el bombardeo fijado para esa hora contra los objetivos asignados.  Se suponía que esta playa sería bombardeada desde gran altura por 480 bombarderos pesados B-24.  Pero los B-24, obligados a bombardear por instrumentos debido a la nubosidad, demoraron el ataque varios segundos para no tocar a los barcos o barcazas.  El resultado fue que esparcieron 1,285 toneladas de bombas hasta tres millas tierra adentro.  En "Omaha" ni una sola bomba cayó sobre las defensas de la playa o costeras, y ciertamente las fuerzas invasoras no se dieron cuenta de que los B-24 habían pasado sobre sus cabezas.  Pero si bien los bombarderos poco contribuyeron a destruir las defensas de la Muralla Atlántica, los aviones aliados de combate lograron mantener a la Luftwaffe fuera de las playas, durante todo el Día D.

Bombarderos

Todos los aviones aliados lucieron franjas blancas y negras de identificación exclusiva para el Dia D. 

Hora H

En la playa "Utah" la artillería naval detuvo el fuego para que 276 bombarderos medianos B-26, barrieran las playas con 4,400 bombas, pero debido a las nubes bajas muchos B-26 descargaron sus bombas en el agua.  No obstante, a las 6:30 en punto, la 4ª División de Infantería desembarcó en "Utah" en veintiséis oleadas sin topar con mucha resistencia.  La falta de puntos de referencia y fuertes corrientes marinas hacia el sur determinaron que el desembarco se realizase a más de un kilómetro al sur de las playas asignadas.  El accidente los favoreció, porque allí había menos obstáculos que en la playa prefijada en el plan "Neptuno".  Además, las playas del sector "Utah" no se hallaban protegidas con obstáculos formidables y sus tropas de defensa eran de una división "estática" de reservistas bisoños y de reclutas ucranianos sin muchas ganas de combatir.

Al final del Día D, habían desembarcado en la playa "Utah" 21,300 soldados, 1,700 vehículos y 1,700 toneladas de suministros, con el solo costo de 200 bajas.  La 4ª División había establecido una cabeza de playa de 9 Km.  de fondo y 9 Km.  de ancho, había hecho contacto con la 101ª División Aerotransportada y estaba lista para avanzar por la base de la península y enlazar con el 5º Cuerpo en las proximidades del Estuario del Vire.  Tal como se desarrollaron los sucesos, las mayores pérdidas de material de los estadounidenses ocurrieron en las aguas frente a las playas, donde minas ocultas hundieron un destructor, dos LCI y tres LCT.  En marcado contraste con "Utah", "Omaha" resultó ser la playa más fuertemente defendida y fortificada que encontraron los estadounidenses o sus aliados en toda la guerra.

H<s nelson=

HMS Nelson

Primera oleada

El bombardeo naval de la playa "Omaha" duró únicamente 35 minutos.  Todos los barcos cesaron el fuego cuando la primera oleada de barcazas de desembarco salió de la línea de partida.  Indudablemente, el tiempo permitido para bombardeo fue demasiado breve, especialmente porque numerosos objetivos no habían sido localizados antes por los reconocimientos aéreos y muchos de los conocidos eran invisibles a los aviones de localización que volaban sobre las playas.  Pero, a pesar de los inconvenientes, fueron destruidos casi la mitad de los cañones enemigos.

LST

LST

Primeras bajas

El primer asalto de la infantería fue precedido de naves LCT, llevando tanques ligeros y anfibios, algunos en lanchas, otros con su propio motor.  La mayor parte de los tanques en barcazas encallaron en el mar, lleno de huecos, y se volcaron.  Los tanques que llegaron a la playa fueron objeto de nutrido fuego y varios se inmovilizaron y se incendiaron.  Los LCVP que siguieron, empezaron a recibir impactos a casi medio kilómetro de la playa.  Cuando dejaron caer las rampas, alrededor de las seis treinta, el fuego desde los acantilados era intenso.  En medio de una granizada de balas y de obuses las tropas tuvieron que vadear unos 70 metros hasta la playa y luego abrirse paso unos 225 metros más a través de los obstáculos, a pesar de la dudosa protección del Muro Atlántico hubo muchas bajas.

LCVP

LCVP

Los zapadores abren las brechas

Mientras la primera ola de tropas de asalto se arrimaba a la muralla, desembarcaron 16 grupos de zapadores submarinos y abrieron cauces a través de los obstáculos en el desembarcadero a fin de que las oleadas sucesivas pudiesen ser transportadas más cerca de la muralla frente al mar, durante la alta marea, que se aproximaba.  Esos grupos lograron volar cinco amplios corredores al costo de más de la mitad de sus componentes, que fueron muertos o heridos.  Oleadas de infantería, a intervalos de 30 minutos, después de las siete, al principio sólo aumentaron el número de tropas acurrucadas contra la Muralla Atlántica.

Poco después de las ocho, los LCI, LCM y DUKW se dirigieron a la playa provistos de artillería.  Casi todos los DUKW encallaron o volvieron hacia atrás en el mar de arenosos bajíos, y tres LCI fueron tocados, se incendiaron y se hundieron.  En realidad, escasa artillería llegó a la playa "Omaha" el Día D.  Pero los zapadores lograron abrir brechas en las alambradas de detrás de la muralla, donde se emplazaron ametralladoras y, bajo la dirección de los oficiales supervivientes, pequeños grupos de soldados empezaron a trepar a la plataforma y a escalar los acantilados.  Al mediodía los estadounidenses habían penetrado tierra adentro.

DUKW

DUKW

Resultados de Neptuno

En Omaha hubo mucho coraje por parte de los infantes apoyados con tanques ligeros, pero todo fue posible gracias a la artillería naval.  El USS Texas, el USS Arkansas, dos cruceros británicos y dos franceses, empleando dirección de fuego desde cazas Spitfire, pusieron un cerco de fuego alrededor de la cabeza de playa, impidiendo que los alemanes llevasen refuerzos o pudiesen salir de sus fortines.  El apoyo directo que despejó el camino para el asalto de la infantería lo proporcionaron nueve destructores estadounidenses y tres británicos.  Acercándose a la costa hasta menos de un kilómetro, hasta rozar la quilla con el fondo, dirigieron sus andanadas a indicación de los grupos en tierra o según la oportunidad.  Los riscos, inaccesibles para los vehículos, fueron una galería de tiro para los destructores, que pudieron completar el fuego a petición con la observación visual de las posiciones enemigas en el terreno elevado.

Durante el Día D solamente el USS Carmick, disparó 1,127 proyectiles de cinco pulgadas, y otros destructores casi otro tanto.  Con este apoyo, al anochecer del 6 habían desembarcado unos 34,000 hombres, casi cinco regimientos de las divisiones estadounidense 1ª y 24ª.  El costo fue elevado, casi 2,000 bajas entre muertos, heridos y desaparecidos.

Playa de embarque

Durante todo el día 6 de junio, los puertos de embarque estuvieron en constante actividad

Sector británico

Los desembarcos en el sector británico fueron fáciles, en comparación con el de "Omaha".  Los obstáculos eran menos formidables y sembrados a mayores espacios.  Las defensas costeras estaban guarnecidas por tropas de una división "estática", incluyendo numerosos polacos y ucranianos.  También hubo más extensa preparación de bombardeo que en "Utah" o en "Omaha", porque los desembarcos británicos tuvieron que demorarse entre hora y media para permitir que el avance de la marea cubriese los bajos y el fondo marino.  Al final del Día D la 50ª División británica, la 3ª canadiense y la 3ª británica, que desembarcaron, en las playas "Gold", "Juno" y "Sword", habían adelantado seis kilómetros hacia el interior, y la 3 división británica había enlazado con la 6ª División Aerotransportada.  Aunque la penetración británica durante el Día D fue mucho más profunda que la de los estadounidenses en "Omaha", tampoco alcanzó lo planeado, que incluía la ocupación de Caen.  Los británicos tuvieron que luchar varias semanas para apoderarse de esa ciudad.

Rescate

Durante todo el día se rescataron del mar a los hombres caídos.

Rommel se lamenta

Difícilmente pudo tomar la invasión aliada más de improviso a los alemanes.  Debido al mal tiempo precedente al Día D, el 7º Ejército alemán que protegía Normandía y Bretaña no estaba en alerta.  Rommel reconoció que fue un error haber dejado Francia en esos momentos y se apresuró a volver, llegando a su Cuartel General el día 6, al filo de la medianoche.  Después de recibir los partes de la lucha de aquel día, dijo a su ayudante: "Si yo fuese el comandante de las fuerzas aliadas terminaría la guerra en catorce días."

Trincheras en la playa

Las cabezas de playa estaban tomadas

Dudas en el OKW

El Gran Cuartel General de Hitler, convencido todavía de que los desembarcos en Normandía constituían solamente un acto de diversión y que el ataque principal se realizaría por el Paso de Calais, retuvo el 15º Ejército alemán en Flandes con dos divisiones Panzers que hubiesen podido ser lanzadas contra las cabezas de playa a primeras horas del 6 de junio.  Fue una de estas divisiones, tardíamente despachada, la que contuvo a los británicos delante de Caen.  Hitler acabó por darse cuenta que el avance aliado desde Caen hacia el Sur aislaría la 7ª División de la 15ª, que seguía guardando el Paso de Calais.  Por esto ordenó a Rommel y a Rundstedt que volcasen sus reservas disponibles en el área de Caen, convirtiéndolo en punto focal de la defensa del Continente.  Hitler hacía lo que Montgomery había planeado.  Quería atraer tantas fuerzas alemanas como fuese posible a Caen, mientras los estadounidenses capturaban primero el puerto de Cherburgo a fin de asegurar la afluencia regular de suministros y luego atacar hacia el Sur y hacia el Este en las cercanías de Saint Lo.  Así las fuerzas aliadas podrían girar a la izquierda, utilizando Caen como pivote, estableciendo un sólido frente en el este, tanto para defender el área como para avanzar hacia Alemania.

Arromanches

Antes que los alemanes pudieran reaccionar adecuadamente, el desembarco estaba consolidado.

Consolidación de las cabezas de puente

En la tarde del 6 de junio la más multipinta flota que jamás nunca antes se había visto nunca zarpar de ningún puerto se había hecho a la mar desde los puertos británicos.  Incluía viejos barcos mercantes (llamados Gooseberries en clave) requeridos para su último viaje; enormes cajas (Phoenixes) voluminosas de hormigón, como casas de cinco pisos; grandes balsones de acero de borda apenas visible (Bombardons) y un enjambre de remolcadores y otras embarcaciones auxiliares.  Todo esto formaba parte de la operación "Mulberry" para construir puertos donde ninguno había: uno, delante de la playa "Omaha", y otro, delante de la "Gold".  "Mulberry" llegó ante la "Omaha" al amanecer del 7 después de navegar a cinco nudos a través del Canal.  La construcción empezó inmediatamente, hundiendo una hilera de Goosberries frente a la orilla.  Para ampliar la línea de éstos fueron hundidos seguidamente los "Phoenix", con sus superficies planas sobresaliendo del agua, en la escollera exterior del puerto artificial (Mulberry); así formado se anclaron las hileras de Bombardons, como rompeolas flotantes.  Dentro del puerto, muelles sobre pontones comunicaban con la playa, acabando en desembarcaderos, que se elevaban o descendían al compás de la marea.


Publicado: 4 junio/2004