Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Operación Overlord [1]

Después de la Conferencia de Casablanca en enero de 1943, fue formado el Estado Mayor del Mando Supremo Aliado o "Cossac" y el británico Teniente General Sir Frederick Morgan, recibió instrucciones de formar un Estado Mayor Combinado de Planificación para preparar la invasión aliada de la Europa Occidental.

El equipo del General Morgan estudió las posibilidades de desembarcos en las costas europeas, desde Noruega hasta Portugal, con particular atención en las costas del Canal Inglés o Canal de la Mancha, puesto que estas playas ofrecían las rutas más cortas desde Inglaterra y, por tanto, permitían el regreso más rápido para el reabastecimiento de los barcos de asalto aliados.  El personal de Cossac estudió y decidió sobre problemas tan variados como la dirección táctica del mando estratégico del aire en la Gran Bretaña y la disponibilidad de embarcaciones de desembarco.  El éxito de la operación aliada que tenía como objetivo final la invasión y derrota de Alemania, dependía en gran parte del éxito de la operación Overlord, nombre en clave de la invasión que sería conocida más tarde como el Día-D.

Conferencia de Teherán

Al realizarse la Conferencia de Teherán, en noviembre de 1943, Morgan había cumplido su tarea, pero faltaba el nombramiento del comandante en jefe de Overlord.  En esa conferencia, Roosevelt, Churchill y Stalin se pusieron de acuerdo en la fecha del 19 de mayo de 1944 para Overlord, pero no llegaron a definir el nombre del supremo comandante de la operación.  Habiéndose proyectado el ataque, el Estado Mayor Conjunto acordó que el mando recaería en un miembro de las fuerzas que tomarían parte en Overlord.  En aquellos momentos se suponía que el número de fuerzas serían en su mayoría británicas y Churchill se apresuró a prometerle el mando al Mariscal de Campo Sir Alan Brooke.  Pero en mayo de 1944 estaba claro que las fuerzas más numerosas serían de EE.UU. y Churchill no tuvo otra alternativa que aceptar a un general estadounidense.

Dwight Eisenhower

General Dwight D. Eisenhower

Eisenhower Comandante Supremo

Inicialmente Roosevelt pensó en el General Marshall, pero no podían prescindir de ese general en la Junta Combinada de Jefes de Estado Mayor de Estados Unidos y por tanto a principios de diciembre de 1943, el presidente estadounidense decidió nombrar al General Dwight D. Eisenhower.  Sin embargo, todos los demás generales que tendrían el mando de las fuerzas de aire, mar y tierra, bajo las órdenes de Eisenhower, serían británicos.  Fueron designados el almirante Sir Bertram H.  Ramsay, el general Sir Bernard I.  Montgomery y el mariscal de aviación Sir Trafford Leigh-Mallory.

Las órdenes para Eisenhower

Eisenhower recibió como Directiva la siguiente orden de gran amplitud:

".  .  .  Entrará usted en el Continente de Europa y, en conjunción con las otras Naciones Unidas, emprenderá las operaciones dirigidas al corazón de Alemania y a la destrucción de sus fuerzas armadas.  La fecha para penetrar en el Continente es el mes de mayo de 1944.  Después de quedar asegurados los puertos adecuados, la expansión se dirigirá a asegurar un área que facilite a la vez las operaciones terrestres y aéreas contra el enemigo. "

Plan de operaciones

Todas las operaciones Aliadas previas, en Europa, habían tenido hasta ese momento objetivos más limitados.  Los planes preveían el desembarco de más de 50 divisiones, antes de que se presentase el invierno, destinadas a obtener el objetivo final.  En concreto, la planificación de Overlord ha sido el problema más complejo en toda la historia militar en el mundo.  El Supremo Cuartel General de las Fuerzas Expedicionarias Aliadas, cuyas siglas en inglés eran "SHAEF", tenía que considerar no sólo cuándo y dónde realizar la invasión, sino logísticamente, cuidar de que los abastecimientos, equipo y personal estuviese dispuesto y transportado para alcanzar objetivos específicos.

Normandía o Calais

El General Morgan recomendó el sector de la costa de Normandía, entre la desembocadura del Orme y la Península de Cotentin en Cherburgo, elección que fue aceptada por el SHAEF, aunque un asalto a través del Estrecho de Dover hacia el Paso de Calais, ofrecía la ruta marítima más corta y, por tanto, la vuelta más rápida de las embarcaciones de asalto.

El Paso de Calais ofrecía también la playa natural de mejores condiciones y estaba cerca de los puertos de Holanda, de Bélgica y del Ruhr, centro industrial de Alemania.  Pero los servicios de información sabían que los alemanes se habían preparado para la invasión en esa zona, precisamente por ser la distancia más corta entre Inglaterra y el continente, opción que después fue reforzada por el MI5 que usó los servicios de la agente Treasure para inducir a los alemanes a pensar que por ese lugar se realizaría la invasión.

Todos los jefes de información aliada sabían que los alemanes esperaban que la invasión tuviese lugar por dicho lugar y se habían preparado en ese sitio minuciosamente para arrojar a los invasores al mar.  Pero además, había una razón fundamental y era que la zona era demasiado estrecha para contener operaciones en la escala proyectada después del asalto inicial.

Calais

La costa de Calais

La costa normanda

La costa de Normandía resultaba más apropiada por tener playas muy extensas, estar resguardada por el rompeolas natural de la Península de Cotentin y se hallaba dentro del radio de acción de los aviones de combate basados en Inglaterra.  Lo que parecía una dificultad era que el terreno se elevaba tras las playas, pero sin embargo ofrecía ciertas ventajas especiales, pues proporcionaba la oportunidad de abrir brecha en ambos flancos.  Con un ataque por mar en el flanco derecho se aislaría a las fuerzas alemanas en la Península de Bretaña (Brest) y un movimiento envolvente hacia el flanco izquierdo podría dar la posibilidad de capturar importantes puertos de Francia, sobre todo el de El Havre.  Debido a que el establecimiento de puertos operativos en la playa tomaría tiempo y considerando que los alemanes destruirían los puertos existentes antes de abandonarlos, los aliados decidieron construir puertos artificiales frente a las cabezas de playa para desembarcar con rapidez los abastecimientos que se requerirían.

La costa de Normandía

Operación Anvil

El general Morgan había recomendado también un ataque de distracción en la costa sur de Francia, a realizar simultáneamente con los desembarcos en Normandía.  La invasión de Francia en la costa del Mediterráneo no sólo sería una diversión de fuerzas, sino un medio de aislar las tropas alemanas en el suroeste de Francia y de asegurar el puerto de Marsella para abastecer y reforzar el flanco sur del avance aliado sobre Alemania.  El proyecto del Sur recibió el nombre de Operación Anvil.

El General Morgan recomendó también la invasión de Normandía podría ampliarse incluyendo desembarcos en la costa oriental de la Península de Cotentin, para capturar el puerto de Cherburgo en el extremo de la Península.  Al asumir el mando de Overlord, Eisenhower aceptó el concepto de un frente ampliado en Normandía, aumentando la fuerza de asalto de tres a cinco divisiones.  Esto obligó a retrasar la Operación Anvil hasta mediados de agosto, una vez alcanzados los objetivos de la invasión quedaría libre parte del personal y equipo de la Overlord para marchar al Mediterráneo.  Este expediente, junto con la asignación de todo un mes de la producción de armamento para el escenario del Pacífico, redujo el número de embarcaciones de desembarco para la Overlord al mínimo aceptable.  El aplazamiento de Anvil significaba que no podría servir para desviar la atención de la Overlord, pero sin embargo, la ventaja de disponer de un gran puerto en el Mediterráneo era importantísima para Eisenhower.

Debido a que las tropas para Anvil tendrían que sacarse de Italia, esa operación quedaba descartada cuando el avance aliado fue detenido en Anzio y en la Línea Gustavo alemana.  La resistencia germana en Italia fue tan grande, que después que los aliados rompieron las líneas de defensa del Eje en la primavera de 1944 y avanzaron en dirección a Roma, los británicos insistieron en cancelar Anvil y ejecutar una operación en Lubliana para atacar por la retaguardia a las fuerzas alemanas.  Eisenhower insistió en la operación Anvil, respaldado por Roosevelt que calificó a Lubliana una excentricidad militar de los británicos.  Por razones de seguridad la Operación Anvil fue renombrada Operación Dragoon.

Fuerzas Aliadas

A medida que se iban cristalizando los planes para Overlord, se vio que sería necesario lanzar tres divisiones de paracaidistas durante la noche anterior al Día-D.  Luego, después del amanecer, dos divisiones estadounidenses y tres británicas asaltarían casi simultáneamente desde el mar en cinco playas llamadas con los nombres clave de Utah y Omaha, donde desembarcarían los estadounidense y Gold, Juno y Sword para el ataque británico.  Antes del desembarco, las playas y defensas costeras serían atacadas con un fuerte bombardeo aeronaval.

Aunque Overlord, incluyendo las fuerzas auxiliares, fue el asalto anfibio más colosal que jamás se había montado, únicamente era una parte de la estrategia total contra Alemania en la primavera de 1944.  El quinto y el octavo ejércitos mantenían atadas a 25 divisiones alemanas en Italia, impidiendo movilizarse a otras partes.  Además en el Frente del Este había 212 divisiones alemanas enfrentadas a las soviéticas.  Aunque las fuerzas aliadas en Italia y en Rusia superaban en número a las que se emplearían en la invasión del oeste de Francia, tenían el efecto estratégico de mantener importantes fuerzas alemanas alejadas de la Overlord, permitiendo que los invasores de Normandía ejerciesen toda su presión contra una fracción del poderío total de Alemania.

¿Por qué se llama Día-D?

La Operación Overlord, mediante la cual se llevó a cabo la invasión de la costa occidental de Francia es conocida como el "Día-D".  Pero ese no es el nombre propio de esa invasión.  Durante la Segunda Guerra Mundial, los Aliados llamaban "Día-D" al día en que se realizaba una operación determinada, para de esa forma no revelar la fecha de ejecución.  Como era necesario establecer ciertas fechas anteriores o posteriores a ese día, se llamaba, por ejemplo, "Dia-D -1", al día anterior.  Si se decía "Dia-D -7" se entendía que era exactamente 7 días antes del inicio de la acción y "Día D+3", correspondía a 3 días después.  La hora exacta para iniciar la operación era definida como "Hora H" y para los efectos correspondientes se empleaba la misma técnica para definir las horas anteriores y las posteriores.  Así por ejemplo, Hora H+2 correspondía a dos horas después de iniciada la operación.  Para las fuerzas involucradas, no importaba si la operación se retrasa uno o más días pues cronológicamente, los planes serán los mismos acordados con anticipación.


Publicado: 3 junio/2004