Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Operación Countenance (Operación Y) - Invasión Aliada a Irán (25-8-1941)

Tanto la URSS como la Gran Bretaña estaban listas para invadir a Irán debido a varias causas, entre ellas las simpatías que el Sha Reza Khan sentía por los alemanes y a la posición estratégica de Iran y del ferrocarril Trans-Iraniano que comunicaba la costa del Golfo Pérsico con el Mar Caspio.  La otra poderosa razón era el petróleo iraní que era necesario para mantener la guerra en África.  El precio del petróleo fue bajado por las empresas petroleras occidentales a US$1.00 por barril impidendo así que Iran pudiera reequipar sus fuerzas armadas.   Pero además, la ruta de comunicación cruzando Irán era imprescindible para abastecer a la URSS puesto que las comunicaciones por el Mar Negro estaban cortadas con la ocupación alemana de Crimea y el control de esas aguas por parte de la Regia Marina Italiana y la Kriegsmarine.  Por otro lado, la ruta del Ártico era sumamente peligrosa una vez que Alemania ocupó Noruega e impracticable en pleno invierno.

Iran

El 25 de agosto de 1941, los británicos y los soviéticos invadieron el país, justo a tiempo antes que los iraníes se pronunciaran en favor de Alemania.  La Operación Countenance estuvo al mando del Teniente General E.P.Quinan.  Los rusos atacaron por el noroeste (Operación Y) y los británicos desde el oeste y el sur por el Golfo Pérsico.  La resistencia fue vana y pronto los aliados se adueñaron del país.  La pequeña flota naval iraní fue destruida.  Las fuerzas rusas tomaron la base aérea de Ghale Morghi y los británicos tomaron la base Dooshan Tappeh y la pequeña planta de aviones de Shabaz donde se ensamblaban los aviones recien adquiridos en Estados Unidos, 15 Curtiss H75 A-9 Hawk.

Inmediatamente depusieron al Sha, quien abdicó el trono en favor de su hijo Mohammad Reza Pahlavi.  La incipiente fuerza aérea iraní fue desarticulada.  La pequeña flota de aviones recien adquiridos fueron destruidos y los 9 que se encontraban aún en sus cajas de embalaje fueron enviados a la India.  Las escuelas militares y la academia de oficiales técnicos de aviación fueron ocupadas.  En seguida, todas las fuerzas armadas fueron desarticuladas dando de baja a todos sus componentes.   Posteriormente, en 1942, fuerzas estadounidenses se unieron a la ocupación como una medida política que el Departamento de Estado en Washington consideraba imprescindible, no sólo para la guerra que se estaba librando, sino para lo que se esperaba que ocurriría durante la posguerra, dada la importancia que tenía el petróleo iraní.  El control político de Irán era fundamental para evitar que ese país cayera bajo la influencia soviética.

Iran

Irán, Gran Bretaña y la Unión Soviética firmaron un Tratado Tripartito de Alianza, mediante el cual extendían la ayuda no militar al esfuerzo de guerra, pero Gran Bretaña se aseguraba el control del petróleo a cambio de proteger la ruta de abastecimientos del material procedente de Estados Unidos.

EL ferrocarril transiraniano, recorría 1.400 kilómetros desde el Golfo Pérsico hasta el Mar Caspio, elevándose desde la costa hasta una altitud de 3.000 metros para descender luego hasta por debajo del nivel del mar en la depresión del Caspio.  Esa línea ferroviaria pasa a través de 4.102 puentes para vadear ríos y riachuelos.   Sólo el 27% de su longitud transcurría por llanuras, el 6% por túneles, y el resto por pendientes.  De manera casi paralela a la línea ferroviaria circulaba una carretera de tierra afirmada que transcurría a lo largo de escarpados riscos y estrechos desfiladeros, en especial en los montes Elburz que caen abruptamente sobre el mar Caspio al norte de Teherán.

Iran

A través de esas dos vías de comunicación, se transportaron ingentes cantidades de víveres, cañones, maquinaria y municiones para los ejércitos de la Rusia meridional.  Su desarrollo como arteria de tráfico militar comenzó después de haber quedado interceptado el acceso a Rusia a través del Mar Negro y el Báltico.  No quedaron más accesos a través de los cuales los aliados de Moscú pudieran hacerles llegar la ayuda, excepto por la ruta del Ártico a Murmansk, el largo transporte por ferrocarril a través de Siberia.   Por tanto, el acceso a través de Irán, era la única vía segura para los Aliados en 1941.

Los británicos y soviéticos adoptaron medidas para multiplicar la capacidad de transporte por ferrocarril y camiones a través de la vía de comunicación de Persia.  De los Estados Unidos zarpaban los buques de transporte que navegaban 14.580 millas marinas bordeando el sur de África, para desembarcar el personal y el material en Abadan.  Fueron construidos muelles en la costa entre Abadan y Buchir trazando carreteras para enlazarlos.  La carretera que cruza a través de Irán, desde el Golfo Pérsico hasta Teherán, fue reparada para que pudieran circular los convoyes de tractores tirando remolques de siete toneladas, y desde Estados Unidos se enviaron locomotoras y vagones que habían hacer el recorrido del ferrocarril iraniano.  La victoria de Túnez y la reapertura al tráfico del Mediterráneo para los buques aliados, acortaron el viaje hasta el Golfo Pérsico en 5.400 millas marinas.

Fueron enviados estibadores desde los Estados Unidos y desde la India para trabajar usando la mano de obra local, para descargar los buques que llegaban de los países aliados.  Una variedad de nacionales polacos, rusos, iraníes e indios conducían los convoyes de camiones a través de desiertos y por las montunas heladas hasta capital del Irán, donde los rusos tomaban el control de los suministros.

Iran

Aviones, tanques, carros blindados, camiones, jeeps, caucho, cuero, trigo, frutas en conserva, legumbres congeladas, cañones y municiones, material ferroviario, cables eléctricos y telefónicos, ropa, zapatos y grandes cantidades de alimentos secos todo eso y aún más eran transportados por esa vía de comunicación.  Los aviones de caza se enviaban por tierra para ser montados y probados por los rusos.

Al terminar la guerra, Estados Unidos tomó el control político de Irán apoyando al gobierno corrupto del Sha Reza Pahlavi y se convirtió en una potencia militar que mantuvo el equilibrio de la región durante la Guerra Fría.  Los rusos se negaron a dejar el control de todo el norte de Irán


LIBRO

Sunrise at Abadan: The British and Soviet Invasion of Iran, 1941 (Hardcover) por Richard A. Stewart


Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 17 noviembre/2005