Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Operación Detroit

Al comenzar la Segunda Guerra Mundial, una división de infantería fue reorganizada como la 82ª División Aerotransportada, también conocida como los "All American", y fue la primera fuerza paracaidista a nivel de división de Estados Unidos.

Paracidistas

Después de participar en combate en África, Sicilia y Salerno, en noviembre de 1943, fue evacuada de Italia para prepararse para la Operación Overlord.   Desde su formación, la división se encontraba al mando del Mayor General Matthew B. Ridgway quien tenía como asistente al Brigadier General James Gavin.

La división estaba conformada por:

504º Regimiento de Infantería paracaidista.
505º Regimiento de Infantería paracaidista.
507º Regimiento de Infantería paracaidista.
508º Regimiento de Infantería paracaidista.
325º Regimiento de Infantería en Planeadores.

La 504ª Brigada permaneció en Italia y sólo se incorporó a la división después del Día-D, para compensar las pérdidas sufridas por la división.

Acompañando a la 101ª División Aerotransportada, la 82ª se embarcó en Portland Bill el día 5 de junio. La 82ª debía saltar detrás de la Playa Utah, tierra adentro al sur del río Merderet y al oeste de Ste. Mere Eglise para bloquear la carretera Carentan-Cherburgo y destruir dos puentes sobre el río Douve para proteger el flanco occidental y asegurar el cruce de carreteras sobre el Merderet.  La Fuerza B de la 82ª contaba con 3.871 infantes transportados en planeadores.

Paracaidista

La imperfección en el salto evidencia falta de preparación.  Los pies del paracaidista deben ir juntos al momento de saltar.

La 82ª debía comenzar sus operaciones en la madrugada del día 6 de junio, después que la 101ª ya se encontraba en tierras francesas, con unos pronósticos nada alentadores que estimaban las bajas en un 70%.  El salto se efectuó en muy malas condiciones climáticas y con fuerte oposición de la artillería antiaérea.  La flota se dispersó, con aviones que llegaron a la zona de salto a mucha velocidad y muy baja altura y comenzando el salto fuera de las zonas preestablecidas.

De los 6.396 hombres que componían la 82ª Aerotransportada, 272 fueron muertos o heridos como resultado del salto.  Las brigadas 507ª y 508ª fueron totalmente esparcidas alrededor de su zona con muchos efectivos que aterrizaron en Sainte-Mère-Église.   El paracaidista John Steele aterrizó sobre la torre de una iglesia y fingió estar muerto durante dos horas y media hasta que fue capturado por los alemanes.  Sólo la 505ª aterrizó en el sector previsto.

Las fuerzas paracaidistas no fueron acribilladas en el aire mientras descendían, una "profecía" del Mariscal de Aire jefe de las operaciones aéreas, Sir Trafford Leigh-Mallory, que luego fue usada como propaganda en medios de prensa y en películas.  El mayor problema fue que resultó muy complicado reunir a los hombres en sus respectivas unidades, pues muchos caminaban erráticamente sin saber dónde se encontraban, ni adonde iban.  En Saint-Pierre-du-Mont, el general de brigada Taylor asumió el mando de un grupo de 40 hombres y 18 oficiales de diversas compañías, entre ellos el general de división, comandante de la artillería divisionaria, que era a quien le correspondía el mando por jerarquía.

Sin embargo, la división se las arregló para alcanzar todos sus objetivos principales. Sainte-Mère-Église fue desalojada por los alemanes y fue fácilmente capturada y asegurada al atardecer del día 6, siendo la primera villa francesa ocupada.  Esa noche el 30% de la fuerza de la división se encontraba reunida y bajo control de una línea a lo largo del río Merderet.  La 82ª continuó peleando en la Península de Cotentin hasta su relevo el día 8.  De los efectivos que se lograron reunir después del salto, hubo 1.259 bajas de los cuales 156 resultaron muertos.  El 11 de junio, la división fue trasladada a la Playa Utah para su traslado a Inglaterra.


Publicado: 13 junio/2004