Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Batalla de las Ardenas [2] Resumen de las operaciones

La Batalla de Las Ardenas, o Batalla del Bulga, se divide en varias claras fases.   Para mejor comprender su desarrollo es conveniente mencionarlas antes de dar detalles de los diversos combates.

Primera fase.

El asalto inicial iniciado el día 16 de diciembre tuvo sorprendente éxito.   La extensión del avance territorial particularmente en el ala derecha, no fue, sin embargo, tan grande como esperaban los mandos alemanes.    Ver artículo siguiente sobre Schnee-Eifel, Batalla de St. Vith.

Click
Click para ampliar

Segunda fase.

Durante los tercero y cuarto días de la operación se hace perceptible la intervención de las reservas aliadas, particularmente contra el flanco izquierdo de nuestras fuerzas atacantes.

Tercera fase.

El día 20 se produce un significativo deterioro de la situación a lo largo del flanco sur del Séptimo Ejército.  Esto señala el principio del cambio de rumbo del curso de la operación.

Sin embargo, en el sector central del 5º Ejército Panzer prosigue el avance hasta el día 24, cuando una débil vanguardia se encuentra a sólo unas tres millas al este de Dinant.  El centro de gravedad de la operación se traslada, en consecuencia, al sector del 5º Ejército Panzer.

La ofensiva en el sector Monschau-Malmedy fracasa y las fuerzas atacantes son divididas.  Se nota la presión aliada procedente del noroeste.  Ya se empieza a sentir la escasez de combustible.

Durante esas tres fases, el enemigo continuó sosteniendo el cruce de carreteras de Bastogne, hecho que tuvo una importancia vital.  Debido a la ausencia de reservas alemanas y a la falta de una clara dirección, el Alto Mando alemán ordenó retirar tropas de las fuerzas atacantes para cercar Bastogne.  Eso debilitó considerablemente la fuerza del ataque hacia el Mosa.

Malmedy

El avance fue meteórico hasta que se agotaron las reservas, sobre todo el combustible..

Cuarta fase.

Los días 24 y 25 de diciembre cambia la situación y los atacantes se convierten en atacados.  Las fuerzas alemanas pasan a la defensiva.

Hitler prohíbe el ataque en el sector Maastricht-Heerlen, por el XII Cuerpo Panzer-SS del XV Ejército, que debía aliviar la presión enemiga en el frene más al sur.  Por orden de Hitler, las fuerzas móviles disponibles en el sector del XII Cuerpo Panzer-SS son trasladadas al sur, tomando parte en la batalla de Las Ardenas, donde se observan las primeras señales de un movimiento de pinzas enemigo.  La batalla para la toma de Bastogne requiere la transferencia a ese sector de fuerzas retiradas del Sexto Cuerpo Panzer-SS.

Las pérdidas estadounidenses fueron enormes,
pero no era nada que no pudieran reemplazar

Quinta fase.

La presión enemiga aumenta continuamente durante los siguientes días.   Se observan dos puntos de máximo esfuerzo enemigo, uno en el noroeste contra el flanco norte, y otro en el sudoeste contra el flanco sur.  En el transcurso de fuertes combates, las fuerzas enemigas caen sobre los flancos de los ejércitos alemanes.

Al mejorar el tiempo, comienzan las preocupaciones por los ataques aéreos.

Sexta fase.

Para esos momentos, la situación es crítica.  La Batalla de Las Ardenas, que debió ser una operación ofensiva se convirtió en defensiva.  Las bajas tanto en hombres como en equipo son grandes.  El sistema de aprovisionamiento es defectuoso, no siendo posible recibir combustible para los vehículos debido a la total supremacía aérea enemiga.  A principios de enero Bastogne es aliviada.  La batalla ha perdido su razón de ser.   El Mariscal von Rundstedt propone la rápida retirada del frente a las posiciones de partida de la ofensiva.  Sin embargo, Hitler ordena una lenta retirada combatiendo.

Fin

Séptima fase.

Los flancos alemanes son continuamente empujados hacia adentro.  El peligro para los alemanes de quedar cercados es evidente y las posibilidades de recibir refuerzos son casi nulas.

El 13 de enero de 1945 empezó la gran ofensiva rusa en el Frente del Este y el Mando Supremo se vio obligado a trasladar tropas del frente occidental al oriental, entre las que se encuentran formaciones que estaban combatiendo en la batalla que se libraba en Las Ardenas.  La totalidad del 6º Ejército Panzer-SS es retirado de Las Ardenas para operar en el Este.

Final

Al agotarse la gasolina y al aparecer la aviación aliada llegó el final de la última ofensiva alemana.

Octava fase.

El día 25, con el fin de cubrir la retirada del 6º Ejército Panzer-SS, el frente es replegado hasta una línea más corta delante de las posiciones de partida de la operación.

En ese momento, los aliados empiezan a avanzar directamente hacia las dos presas, clara indicación de que su gran ataque a través del Roer será pronto desencadenado.  Simultáneamente, el Grupo de Ejércitos británico se prepara para iniciar su gran ofensiva en al zona del codo del Rin inferior.

El poder defensivo de las fuerzas alemanas en el oeste ha sido grandemente afectado, habiéndose desvanecido la última posibilidad estratégica de sostener el decisivo frente del Rin.


Publicado: 4 agosto/2004