Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Batalla del Mar de Java (27-2-1942)

Al General Sir Archibald P. Wavell, comandante aliado en el Pacífico Sur, no le quedó nada más que admitir que era imposible intentar detener a los japoneses con algún éxito y menos pretender defender Java, por lo que decidió disolver el mando Aliado (ABDA).   Zarpó el día 25, dejando que los holandeses coordinasen la prosecución de la defensa lo mejor que pudiesen.

El 26 de febrero, el Almirante Helfrich reforzó la escuadra del Contralmirante Karel Doorman, quien después de dos días de patrullar a lo largo de la costa norte de Java, para interceptar cualquier intento de desembarco, estaba regresando con su fuerza de tarea para descansar y reabastecerse.  La decisión de Helfrich se debió a un informe de que había transportes japoneses a occidente de la isla Bawean.  Aunque las tripulaciones se hallaban casi exhaustas, no vio otro camino que el de disponerse a un combate final y zarpó al día siguiente.

de Ruyter

Crucero ligero holandés De Ruyter

Fuerzas navales aliadas

Los cruceros de Doorman formaban en columna: el crucero ligero insignia De Ruyter a la cabeza, seguido por el pesado británico HMS Exeter, el pesado estadounidense USS Houston, el australiano ligero HMAS Perth y el ligero holandés Java.  Diez destructores formaban la escolta, tres británicos, HMS Júpiter, HMS Electra y HMS Encounter, que iban a la vanguardia, dos destructores holandeses, Kortenaer y Witte de With, cubrían el flanco de babor y cinco destructores estadounidenses, USS Paul Jones, USS Ford, USS John D. Edwards y USS Alden, cubrían la retaguardia.  Esta disímil fuerza no había actuado junta anteriormente y por tanto, era imposible que el Almirante Doorman pudiera obtener algún resultado positivo de unos comandantes que no lo conocían a él y que no se conocían entre sí.

USS Houston

Crucero pesado USS Houston

Fuerzas navales japonesas

Para el asalto de Java, el mando ejecutivo japonés recayó en el vicealmirante Takahashi, que asumió el mando de las dos fuerzas de asalto Oriental y Occidental que cerrarían la tenaza sobre Java.  La fuerza Oriental consistía en 41 transportes de tropas, escoltados por el contralmirante Nishimura con el crucero Naka y seis destructores y contaba con el apoyo de la fuerza de cobertura del contralmirante Nagi, que disponía de los cruceros pesados Nachi y Haguro, el crucero ligero Jintsu y doce destructores.

Naka

Crucero Naka

El grupo de transporte de la fuerza Occidental estaba compuesto por 56 buques escoltados por los cruceros ligeros Yuri y Natori y trece destructores bajo el mando del contralmirante Hara, y su cobertura la formaban los cruceros pesados Mikuma, Mogami, Suzuya y Rumano y tres destructores, al mando del contralmirante Kurita.

Con la fuerza Occidental estaba también el portaaviones Ryujo escoltado por un destructor.  Eso era todo el poder naval para ocupar Java.  La diferencia la conformaba la superioridad aérea japonesa que desde bases en las islas cercanas daría el apoyo requerido a las fuerzas de tierra.

Batalla del Mar de Java

El 27 de febrero de 1942, a las 16:00 horas, media hora después de zarpar de Surabaya, el destructor HMS Electra avistó las naves japonesas.   En dos grupos a estribor de su proa, la fuerza japonesa se movía hacia el suroeste, con intenciones de "cruzarle la T" a la fuerza aliada que navegaba en columna.  Quince minutos después, comenzó la acción a 28.000 yardas (25.600 metros), más allá del alcance de los cañones de los cruceros ligeros.  Aunque los japoneses gozaban de la ventaja de localización por el aire, durante algún tiempo no hicieron ningún blanco, pero la columna de Doorman quedó deshecha.   A las 17:08, un proyectil de ocho pulgadas dio en el HMS Exeter, disminuyendo su velocidad y obligándole a dejar la columna.  A tal punto llegaba la descoordinación entre las fuerzas aliadas, que el Houston, Perth y Java supusieron que Doorman había ordenado virar y cambiaron el curso siguiendo la maniobra del Exeter.  Se generó un estado de confusión en la flota aliada, pues es ese momento estaban presentando sus flancos de manera ideal para un ataque con torpedos de la flota japonesa.

Tromp

Destructor holandés Tromp

Los destructores japoneses contraatacaron logrando escapar los aliados, menos el destructor holandés Kortenaer que, tocado por el más avanzado torpedo del mundo, el tipo 93 ("Long Lance" para los aliados), partió en dos a la nave y se hundió.  Ninguno de los comandantes aliados se dio cuenta de lo que había ocurrido.  Incluso pensaron que se trataba de un submarino y el Witte de With se lanzó en un largo e inútil ataque con cargas de profundidad, con la seguridad de que se trataba de un submarino.

Cuando los japoneses se acercaron para rematar, fue hundido el destructor Electra por fuego de cañón al intentar auxiliar al Exeter.  Como protección, el crucero británico fue cubierto con una cortina de humo, pero la maniobra sólo causó más confusión entre los aliados.   Los otros cruceros se retiraron después que el Perth dejó fuera de combate al destructor japonés Asagumo y volvieron a formarse bajo la protección de un ataque con torpedos de los destructores estadounidenses.   Después de un inútil intento de atacar a los transportes japoneses con muy poca visibilidad, eran casi las 21:00 horas, la acción permitió que el Exeter escapara y la fuerza de tarea se retiró a Surabaya, sin torpedos y casi sin combustible.

Exeter

HMS Exeter

Mientras el resto de la fuerza de tarea se dirigía al oeste, a lo largo de la costa de Java, uno de los destructores británicos voló y se hundió, probablemente víctima del impacto de una mina holandesa sembrada esa noche sin conocimiento de Doorman.  Con proa hacia el Norte, Doorman pasó a través del área donde el destructor holandés había sido hundido y envió a su último destructor a recoger a los supervivientes.  Luego, con sus cuatro cruceros restantes, prosiguió rumbo hacia el Norte, y a las 23:00 encontró de nuevo a la fuerza de protección japonesa.

Se trataba de la flotilla de Takagi, con los cruceros pesados Nachi y Haguro.   Después de veinte minutos de fuego, a las 22:30, los japoneses lanzaron torpedos "Long Lance" que impactaron en el De Ruyter y en el Java.  A las 23:05 el de Ruyter se hundió arrastrando a 345 hombres incluyendo al Almirante Doorman.  A las 23:09 el Java al mando del capitán Van Straelen recibe un torpedo, se incendia y se hunde muriendo el capitán y 512 tripulantes.  Mientras el buque insignia se hundía, al USS Houston y al HMAS Perth, todo lo que le quedaba de la Fuerza de Tarea de Doorman, se retiraban al puerto de Tandjong Priok en Batavia (hoy Yakarta), al cual llegaron a salvo un poco después del mediodía siguiente.

Retirada aliada de Java

Los barcos aliados que sobrevivieron a la batalla se hallaban divididos entre Surabaya y Tandjong Priok, con potentes fuerzas japonesas entre ellos.  El problema para los aliados era cómo retirarse del Mar de Java, porque las fuerzas japonesas dominaban todas las salidas.  Con la destrucción de la escuadra de Doorman, quedó eliminado el último obstáculo importante a la invasión japonesa de Java

B5N1

Nakajima B5N1 Type 97 "Kate"

Los restos de la fuerza de tarea con el Hobart, Danae, Dragon y dos destructores, se retiraron a Ceilán.  Debido a que el calado del HMS Exeter era excesivo para permitirle seguir la misma ruta, fue enviado al oeste con dos destructores de escolta por los Estrechos de la Sonda, pero tropezaron con la fuerza de invasión japonesa y fueron echados a pique después de un duro combate.  El Exeter, fue hundido por torpedos "Long Lance" de los destructores Akebono e Ikazuchi apoyados por bombarderos japoneses, el día 28, en el Estrecho de Bali.  El capitán Oliver L. Gordon del Exeter y 375 hombres fueron rescatados por el destructor Inazuma.  El Encounter fue cañoneado y hundido por los destructores Ashigara y Myoko.  El viejo destructor USS Pope, viejo barco de cuatro chimeneas, escapó, pero fue encontrado por aviones de bombardeo en picada Aichi D3A Tipo 99 "Val" y por cinco bombarderos Nakajima B5N1 Tipo 97 "Kate" que terminaron con su larga vida.  El comandante Blinn y 150 supervivientes fueron rescatados, el 3 de marzo, por el destructor Inazuma marchando a un campo de prisioneros.

D3A Val

Aichi D3A Tipo 99 "Val"

El Houston, el Perth y un destructor holandés, dejaron Priok entre el 28 y el 29.  Casi habían llegado al Estrecho de Sonda cuando, una hora después de medianoche, encontraron una fuerza anfibia japonesa.   Los cruceros aliados lograron hundir o embarrancar a cuatro transportes, antes que las escoltas japonesas los hundieran a todos.  El Perth se hundió a las 00:25 a tres millas de Punta St. Nicholas y el Houston se hundió a las 00:45.

El 01 de marzo, el Almirante Helfrich autorizó a los pocos barcos aliados restantes basados en Tjilatjap, en la costa sur de Java, a retirarse.   La fuerza de acorazados y portaaviones de Nagumo que operaba al sur de Java interceptó a unos cuantos, incluyendo dos destructores y un cañonero de los Estados Unidos, pero una buena parte logró llegar a Australia. La noche del 01 de marzo, el almirante Helfrich ya no contaba con ningún barco bajo su mando.

Los japoneses habían empezado sus desembarcos en Java durante la noche del 28 de febrero.  La capital Batavia y Surabaya cayeron rápidamente y el 9 de marzo los japoneses ocupaban toda la isla.  El día 12 de marzo de 1942, se rindieron los Aliados.  Las fuerzas del ABDA habían sido sacrificadas para ganar tiempo, pero poco lograron a cambio.


Bibliografía

La Flota de Altamar Japonesa, Richard Humble
La Guerra en el Mar, Almirante Nimitz
The Battle for the Pacific, Donald Macintyre


Publicado: 22 octubre/2005 - Actualizado: 22 octubre/2010