Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Operación Fuller (7-2-1942)

Luego de la invasión de Francia, los británicos minaron las aguas del Canal Inglés (Canal de la Mancha), que se encuentra entre Inglaterra y el continente europeo, en especial, el lugar más estrecho entre Calais en Francia y Dover en Inglaterra.   En la costa francesa, entre Cherburgo y Brest se encuentran las islas Guernsay, Aldernay y Jersey, que fueron las únicas islas británicas invadidas por los alemanes.

A comienzos de 1942, la hazaña del hundimiento del Bismarck en mayo de 1941, era todavía noticia para los británicos que no se cansaban de elogiar la proeza del comandante Esmond con su escuadrilla de Swordfish.  La RAF ordenó vuelos diarios de exploración y aerofotografía pues los demás acorazados alemanes eran un peligro inminente.

Preparativos británicos

El Comando de Bombardeo británico, bombardeó y minó las aguas de Brest y el canal durante varias noches desde el 11 de Diciembre de 1940 y mantuvieron una estrecha vigilancia sobre el puerto francés.   En sus patrullas observaron que había mucho tráfico de destructores y torpederos alemanes en el canal y que el Scharnhorst, Gneisenau y Prinz Eugen habían sido vistos haciendo ejercicios conjuntos.  En un memorando, el comandante del Comando Costero británico informó, que la escuadra alemana podía intentar cruzar el canal entre los días 10 y 15 de Febrero, en especial el día 15 porque no habría luna.   Tanto el Comando de Bombarderos, como el Comando de Caza y el Almirantazgo coincidían con la idea.  Sólo el Almirante Bertram Ramsay pensó que los alemanes intentarían irrumpir en el canal a plena luz del día y que las fuerzas de la RAF y la RN carecían de los bombarderos torpederos necesarios para detener al escuadrón alemán.

Plan alemán

No se equivocaron los británicos, pues efectivamente los alemanes planearon llevar los buques alemanes a Alemania a través del Canal Inglés.  Lo que no imaginaron los británicos fue que el recorrido en la parte más estrecha del canal lo harían durante el día, desafiando todo el poder de la RAF y de la RN, a plena luz del sol.  (Ver Operación Cerberus).

Operación Fuller

Pese a las recomendaciones del Almirante Bertran, el Almirantazgo delineó el Plan Fuller que se basaba en que los alemanes saldrían de Brest de día para cruzar el peligroso Estrecho de Dover, de noche y sin luna, puesto que en ese punto estaban al alcance de las baterías costeras, la aviación, las torpederas y los campos minados.  Durante todo el día, una vez que salieran de Brest serían atacados con cuanto tenían en el sur de Inglaterra, mientras que durante el día siguiente, si acaso lograban cruzar el estrecho, estarían al alcance de la Home Fleet, los campos minados, torpederas y destructores y la aviación.  Imposible que llegaran al Mar del Norte.

Las líneas de defensa

Hacía poco tiempo que el Bismarck había sido hundido con aviones torpederos y pensaban que esa misma táctica podía ser utilizada por buques británicos para hundir los tres cruceros.  De cualquier forma, el Comando Costero ordenó tres líneas de patrulla, "Stopper" al este de la península de Brest, "Habo" y "Línea SE" y ordenó reforzar Manston, con el 825 Escuadrón de Bombardeo de Lee-on-Solent.  Los demás escuadrones se encontraban en el Mediterráneo.

El HMS Sealion

El submarino HMS Sealion fue ordenado a patrullar los accesos a Brest todas las noches desde el 7 al 11 de Febrero.  El procedimiento exigía la recarga de baterías en mar abierto durante las noches.  El Sealion se encontró en su puesto desde las 19:00 hasta las 22:00 del día 11, pero a partir de esa hora se retiró para navegar en superficie y recargar las baterías.

Bombardeos nocturnos

Como todas las noches, el Bomber Command ordenó el bombardeo de Brest desde las 20:30 hasta las 21:00 del día 11.  Para apoyar la vigilancia de la Línea Stopper despegó la Escuadrilla de Hudson 224 a las 19:00 y prácticamente casi chocan con un Ju88.  El radar fue apagado, pero al encenderlo nuevamente ya no funcionaba.  Los aviones regresaron a su base.  Un escuadrón de reemplazo fue enviado a Brest quien reportó que no había señales de movimiento de los buques alemanes.  No se enviaron aviones a patrullar le "Línea SE", el escuadrón 223 de Hudsons fueron enviados a la "Línea Habo" pero no observaron nada al alcance del radar.

Spitfire

Los acorazados

El Almirante Tovey rechazó la intervención en el canal del acorazado HMS King George V debido a que estaría muy cerca de los bombarderos en picada alemanes y de las bases de submarinos alemanes.  Por otro lado, en esos momentos esa nave estaba vigilando los movimientos del Tirpitz.  Los otros buques mayores, HMS Duke of York, HMS Rodney y HMS Renown, estaban ocupados en otras tareas o en reparaciones.

El radar descubre al enemigo

A las 10:00 del día 12 un radar costero detecta dos buques y se envían dos spitfires a investigar.  Cuando los aviones estaban al sur del río Somme, avistan a la escuadra alemana.  Totalmente sorprendido, el Almirante Ramsey reporta el avistamiento al Primer Lord del Mar.  Se ordenó silencio de radio, mientras el clima desmejoraba con lluvias y mucha niebla.

Operación Fuller

Ataques aeronavales desde que la escuadra fue descubierta

Orden de ataque

El almirantazgo confirmó que los buques alemanes estaban en el canal de Dover y envió una flotilla de torpederos a las 11:50 y poco después fue enviada la Flotilla Harwich que había hecho ejercicios antiaéreos con una flotilla de destructores.  Los cañones costeros abrieron fuego a las 12:19 y el escuadrón 825 despegó a las 12:25.  A las 12:25 zarpó la Flotilla Ramsgate.

La flota aérea

Un total de 700 aviones británicos fueron enviados a detener la escuadra alemana.   Ya sea por mal tiempo o por ser repelidos por los cazas alemanes y una fabulosa barrera de artillería antiaérea, no pudieron acercarse a los cruceros alemanes.

Hurricane

Esmonde ataca

A las 12:45 seis aviones torpederos Swordfish divisan los buques alemanes a la altura del cabo Griz Nes.  El comandante de los torpederos era el Teniente Comandante Eugene Esmonde, el mismo que avistó y participó en el hundimiento del Bismarck.  En esta oportunidad el solicitó un ataque nocturno, pero los buques fueron hallados de día.  En cambio pidió cobertura de cinco escuadrillas de Spitfires.  Sólo llegaron a sus bases 11 aviones.

Torpederos Swordfish

Muerte de Eugene Esmonde

La escuadrilla de Esmonde se encontraba a 37 millas de los buques alemanes en un patrón de espera, pero decidió arriesgarse e iniciar el ataque pese a no contar con la cobertura necesaria.  En esos momentos 16 Fw-190 estaban relevando a 16 Bf-109 que escoltaban a los buques alemanes.  Mientras los Spitfires eran atacados por un grupo de Bf-190 y Messerschmitts Bf-109, el otro grupo atacaba a los Swordfish, desde su parte más vulnerable, al frente y abajo.   Esmonde descendió a 15 metros sobre las olas y se enfrentó a la formidable defensa antiaérea de las escuadra alemana.  El fuego artillero cortó un ala del avión de Esmonde y se precipitó al mar.  Dos Swordfish lanzaron los torpedos pero fallaron.  En pocos segundos los 6 aparatos británicos fueron derribados.  Cinco supervivientes fueron rescatados, pero Esmonde no se encontraba entre ellos.

Primeras bajas

Los Spitfires reportaron trece aviones alemanes dañados y cinco destruidos.  En realidad solo derribaron tres.  Este ataque contó con la participación de un escuadrón de pilotos Checos, comandados por Karel Mrazek, que dijeron haber derribado dos Bf109.  Todos los demás ataques británicos tuvieron más o menos el mismo resultado, al encontrarse con la barrera antiaérea que les impedía acercarse a los blancos.  Ningún avión logro acertar en los cruceros.  Años más tarde, Karel Mrazek dijo que nunca vio barreras de fuego antiaéreo tan formidables, como en aquella oportunidad.

Submarinos
Submarinos
HMS H.34
HMS Sealion
1 Clase U
1 Clase S
1 Clase T
1 Clase Porpoise
1 Clase R
1 Clase P
1 ex Turkish
1 R.Nor
4 franceses
HMS Graph
2 Clase O
2 Clase L
3 R.Net
1 polaco
Destructores
Destructores
HMS MacKay
HMS Whitshed
HMS Walpole
HMS Worcester
HMS Campbell
HMS Vivacious
Dragaminas
Dragaminas
HMS Manxman
HMS Plover
HMS Cardiff
HMS Belfast
Apoyo aéreo
Av iación
Bombarderos
92 Wellingtons
64 Hampdens
37 Blenheims
15 Manchesters
13 Halifaxes
11 Sterlings
10 Bostons
Fotorecon:
50 Spitfires
Torpederos:
6 Swordfish

HMS Worcester

El destructor Worcester atacó al Prinz Eugen mientras su escolta de Spitfires era diezmada por la Luftwaffe y los antiaéreos alemanes.  El Worcester siguió adelante, disparó un torpedo que no dio en el blanco, y fue virtualmente destrozado por los artilleros alemanes.  Milagrosamente logró regresar a puerto, con 45 tripulantes muertos y prácticamente inutilizado.

Ataca la Royal Navy

Durante la tarde, hasta las 18:15 se realizaron ataques sin coordinación por destructores y torpederas que no pudieron detener, o siquiera retardar, el avance de la escuadra alemana.  Luego el Scharnhorst tropezó con dos minas, pero en menos de media hora reanudaba la marcha.  Igual ocurrió con el Gneisenau que hizo estallar una mina a las 19:55 sin mayores consecuencias.

La escuadra alemana fuera de alcance

La operación llegaba a su final, cuando ya los buques alemanes ingresaban en aguas alemanas.  Resultó un verdadero fiasco para los ingleses.  Las críticas de la prensa y la radio duraron semanas.  Los británicos habían sido burlados en sus propias narices.

Conclusión

La flota alemana fue recién avistada a las 10 de la noche y el Comando Costero fue tomado de sorpresa, puesto que esperaban que la escuadra alemana saldría de día.  La detección por medio del radar fracasó porque los alemanes interfirieron el radar toda la noche.  El mal tiempo perjudicó las operaciones de día en el Estrecho de Dover y la barrera de fuego antiaéreo y de la aviación alemana fue infranqueable por los pocos aviones que lograron atacar a la escuadra.  Los submarinos Aliados no tuvieron la menor oportunidad de actuar por el mal tiempo y la barrera de las lanchas rápidas alemanas y destructores.  Los destructores británicos fueron contenidos por la Luftwaffe y las torpederas alemanas.   El único destructor británico que pudo atacar directamente, resultó tan averiado que fue un milagro que llegara a puerto.  Los aviones torpederos que atacaron a los destructores fueron todos derribados y ninguno hizo blanco.


LIBROS

The escape of the Scharnhorst and Gneisenau (Sea battles in close-up)
por Peter Kemp Kemp.


Ver detalles en Amazon US/International

Battleship Scharnhorst: The Crew Photo Album.  Un extraordinario album con 150 fotografías inéditas tomadas por los tripulantes del buque durante las batallas y el cruce del Canal Inglés.  Incluye también más de 70 fotografías oficiales de la Kriegsmarine que fueron entregadas a los tripulantes para comenzar sus álbumes de fotos.  Varias páginas reproducen planos del buque que fueron vendidos en 1941 para construir modelos a escala.


Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 21 julio/2001