Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Escape de MacArthur de Filipinas (12-3-1942)

En febrero de 1942 resultaba imposible cualquier intento para detener a las fuerzas japonesas en el Pacífico.  La isla de Corregidor estaba rodeada y en Bataan la resistencia era inútil.  Con autorización presidencial, el 15 de marzo, el General MacArthur decidió escapar antes que fuera demasiado tarde.  De hecho la captura de MacArthur estaba dentro de los planes japoneses y todo indicaba que ocurriría, a menos que el general decidiera huir, antes de que fuera demasiado tarde.

panfleto

Panfleto lanzado por los japoneses en Filipinas.  Muestra al General MacArthur haciendo adiós y dejando a las tropas a su suerte. Dice:
"Mensaje a los soldados filipinos.
Ahora, Filipinas ha sido conquistada. MacArthur y Sayre han escapado.
Dirijan sus armas contra los americanos y combátanlos con coraje y valentía.
Sólo así podrán hacer realidad los deseos filipinos de libertad.
"

Huida de Corregidor

El plan era simple aunque arriesgado.  La única posibilidad para MacArthur era salir de Corregidor en una flotilla de maltrechos botes torpederos PT y dirigirse a Mindanao, para luego volar a Australia.  Como era comprensible, MacArthur tenía que llevar consigo a su familia, pero también lo hizo con todo su Estado Mayor, compuesto por 13 oficiales del ejército, dos de la marina y un sargento técnico.  La flotilla al mando del Tte. John Bulkeley estaba compuesta por 4 botes destartalados que habían cumplido largamente su tiempo de servicios, pertenecientes al 3º Escuadrón con base en Bataan.  Antes de salir, ordenó MacArthur el traslado de 3 bombarderos B-17 de Australia al campo aéreo de San José Del Monte en Mindanao, donde deberían esperar su llegada.

Del Monte fue un campo aéreo secreto, construido en noviembre de 1941 en medio de la plantación de piñas propiedad de Del Monte Pineapple Corporation donde se instaló la base de operaciones del 19º y 7º Grupos de Bombardeo cuando evacuaron Clark Field.  En realidad se trataba de 3 campos aéreos, dispersos en la plantación, más pistas auxiliares en Malaybalay, Dalirig y Valencia.  Las pistas fueron descubiertas por los japoneses el 18 de diciembre de 1941 y atacadas de inmediato por cazas Zero y bombarderos Betty.

Flotilla de Torpederos

A bordo del PT-41 bajo el mando del Tte John Duncan Bulkeley, viajarían el General Douglas MacArthur, su esposa Jean Marie Faircloth MacArthur, su hijo Arthur MacArthur, su ama Au Cheu, el General Richard D. Sutherland, Jefe de Estado Mayor, el Capitán de la Armada Harold G. Kay, su ayudante Tte Coronel Sidney L. Huff y el Oficial Médico, Mayor C. H. Morehouse.

En el PT 35 al mando del Insignia A.B. Akers, irían el G2, Coronel Charles A. Willoughby; el Ayudante Tte Coronel Le Grande A. Diller; el Ayudante del General Sutherland el Tte Coronel Francis H. Wilson y el secretario Sargento Paul P. Rogers.

En el PT 34 al mando del Tte. R.G. Kelly, se embarcarían, el Almirante Frances W. Rockwell; el Jefe de Estado Mayor encargado, General Richard J. Marshall; el G1, Coronel Charles P. Stivers y el Asistente G2 Capitán Joseph McMicking.

En el PT 32 al mando del Tte V.E. Schumacher, abordarían el Oficial de Comunicaciones, Brigadier General Spencer B. Akin; el Oficial de Ingenieros, Brigadier General Hugh J. Casey; el Oficial de Artillería Antiaérea, Brigadier General William F. Marquat; el Oficial de Artillería, Brigadier General Harold H. George y el oficial Asistente de Comunicaciones Tte. Coronel Joe R. Sherr.

Bote PT

Bote PT

Orden de zarpar

Con todos a bordo de sus respectivas naves y previa exploración aérea de los alrededores, a medio día, del 12 de marzo de 1942, la flotilla zarpó rumbo a Mindanao.  La mar gruesa hizo separar a los botes.  El PT-32 no tenía suficiente velocidad y al avistar un destructor japonés, para poder escapar tuvo que aminorar peso expulsando parte de la gasolina.  La maniobra desesperada significaba que no tendría combustible suficiente para llegar a Mindanao.  Arribaron a la Isla Cuyo, con los motores en muy mal estado al igual que el del PT-35 que tenía problemas de inyección de combustible.  Los pasajeros se dividieron entre el PT-32 y el PT-41.

La travesía en mar gruesa hizo estragos en la salud de MacArthur y su hijo, quienes quedaron totalmente mareados durante la travesía.   En el caso del niño es comprensible porque tenía apenas 4 años de edad.  La salida estaba pautada para la noche del día anterior, pero andaban retrasados y decidieron zarpar a las 2:30pm.  Una hora después estaban en mar abierto cuando avistaron al crucero pesado japonés Ashigara, afortunadamente no fueron descubiertos por los japoneses, pese a la velocidad máxima de apenas 18 nudos a la que podían navegar las maltrechas y sobrecargadas torpederas.  Unas horas después, cuando caía la noche, se aproximaron a las Islas Negros.  Desde la playa, los japoneses escucharon los motores pero pensaron que eran aviones e iluminaron el cielo tratando de rastrearlos, disparando ráfagas con balas trazadoras.

MacArthur parecía que no iba a resistir el viaje, pues su estado era cada vez peor.  A pesar de no haber comido, vomitaba agua y comenzaba a deshidratarse.  El 13 de marzo de 1942, el PT-41 había cumplido 35 horas de travesía, cuando pasó Punta Cagayan en Mindanao.  Sin duda que MacArthur le debía la vida al Teniente Bulkeley y a su PT-41, quien se hizo famoso por esa hazaña y luego de servir en el Mediterráneo llegó a Almirante.  Murió en 1996 y está enterrado en Arlington.

El 15 de marzo de 1942, mientras esperaban a los B-17, MacArthur y su ayudante el Tte Coronel Sid Huff sacaron del PT-41 el colchón de Jean MacArthur, supuestamente lleno de barras de oro, según dicen.  Los pasajeros del PT-32 fueron transferidos al submarino USS Permit y premeditadamente hundieron la torpedera después de encontrarse con el submarino.  El Permit estaba sobrecargado, pues llevaba a bordo a personal de comunicaciones de Corregidor.   La historia es, que ese personal conocía la posición de los destructores que más tarde le lanzaron cargas de profundidad al submarino, pero no le dijeron nada al capitán del Permit para evitar que los japoneses sospecharan que conocían las claves de codificación de los mensajes.

Los bombarderos B-17

El 11 de marzo de 1942, desde Batchelor Airfield, una de las más importantes bases militares de Australia ubicada a una hora al sur de Darwin, el Primer Teniente Harl Pease piloto del B-17 #41-2452, despegó poniendo rumbo a Del Monte.  Llevaba una carga de suministros de emergencia para las fuerzas Aliadas en Filipinas, sin embargo después del despegue, hubo un desperfecto en el sistema hidráulico y el avión se quedó sin Supercharger y sin frenos en las ruedas.  La falla lo obligaba a volar a menos de 2500 metros de altitud y aterrizar sin frenos, un asunto serio en pistas de limitada extensión.

B-17

Boeing B-17

Al aterrizar en Del Monte Pease informó su falla mecánica avisando que derraparía el avión al final de la pista, cosa que el joven teniente hizo de manera exitosa.  Luego de descargar el avión fue puesto en manos de los mecánicos, que poco pudieron hacer para reparar el desperfecto por falta de piezas de recambio.  Sin embargo, el B-17 despegó nuevamente llevando 16 pasajeros a Australia.  Nuevo aterrizaje sin frenos y nuevamente un derrape para detener el avión.

MacArthur y sus acompañantes tuvieron que esperar a que los tres B-17C llegaran al campo Del Monte, para iniciar el viaje de regreso a Australia.   Otro B-17 pilotado por el Capitán Godman salió del Batchelor Airfield, el 13 de marzo, con mal tiempo.  A 1200 pies de altura hizo la aproximación volando con instrumentos, pero el avión tocó el agua y dos tripulantes salieron despedidos fuera del avión; el resto tuvo que nadar en la bahía hasta alcanzar la playa, cosa que lograron cuatro horas después.

MacArthur estaba furioso pues no podía aceptar que él ni ninguno de sus acompañantes viajaran en esos destartalados e inseguros aviones.   Ordenó que tres B-17 nuevos con tripulaciones experimentadas, ya fuera desde Hawai o de los mismos Estados Unidos, fueran a rescatarlos inmediatamente.   El Mayor General George Brett, Comandante en Jefe de las Fuerzas de EEUU en Australia, al mando de la operación de rescate estaba en ascuas.   Los únicos aviones disponibles pertenecían a la Marina y MacArthur exigía que fueran aviones del Cuerpo Aéreo del Ejército.

El 14 de marzo de 1942, los B-17E #41-2408, #41-2429, #41-2434 y #41-2447 de la Fuerza de Tarea Naval del Comando de Bombardeo del Sur con base en Townsville fueron transferidos al 19º Grupo de Bombardeo del Cuerpo Aéreo del Ejército y eso le resolvió el problema al General Brett, aunque desafortunadamente uno de los aviones cayó al mar, aguas afuera de Mindanao.

Finalmente, el 14 de marzo de 1942, los tres aviones despegaron cargados con medicinas, químicos y cigarrillos para las fuerzas en Filipinas.   Uno de los aviones llevaba además 25 paracaídas, 25 salvavidas y 25 máscaras de oxígeno.  Los copilotos fueron reemplazados por pilotos experimentados que conocían las pistas de Del Monte.

Cuando los aviones llegaron a Batchelor Airfield, los pilotos fueron informados sobre la misión que iban a realizar.  Se trataba de recoger al General MacArthur y su comitiva que estaban esperando en una de las pistas de Del Monte, en la Isla Mindanao, en las Filipinas.  Para poder realizar el viaje de 2600 Km. era necesario colocarle a los aviones tanques de gasolina adicionales en el compartimiento de bombas, trabajo que se realizó en Batchelor Airfield.  Ante una señal de alarma por posible ataque aéreo, los aviones tuvieron que despegar para dar un corto rodeo hasta que la alarma pasó y volvieron a la base para terminar los trabajos.

El 17 de marzo, dos de los aviones pilotados por el Teniente Frank Bostrom y el Capitán William Lewis, Jr. despegaron poniendo rumbo a Del Monte.   En esos momentos nadie sabía que en cada avión iba un polizonte.   El vuelo debía discurrir cerca a dos bases japonesas separadas apenas por 48 Km., una de la otra.  Afortunadamente el vuelo transcurrió sin novedad y ambos aviones aterrizaron a la medianoche en la pista marcada con antorchas en sus dos extremos.  Poco después llegaban al campo la comitiva de MacArthur, compuesta por su familia y el gran número de oficiales superiores, acompañados por el General Sharp.  Detrás, se acercaban camiones con una enorme cantidad de equipaje perteneciente a la familia de MacArthur.

El avión de Bostrom llegó con problemas en los Supercharger, asunto que fue atendido por los mecánicos.  Bostrom le comunicó a MacArthur que su equipaje no podía ser embarcado y el Capitán Lewis aclaró, que sólo era posible llevar una maleta por persona.   Con disgusto, Jean MacArthur abordó sólo con una bufanda de seda y un abrigo con cuello de piel.  El teniente Bostrom quedó estupefacto cuando MacArthur le ordenó subir a bordo el misterioso colchón de su esposa.

Después de la medianoche, los dos B-17 estaban taxeando para despegar de la pista de Del Monte.  MacArthur ocupaba el puesto del radio operador en el avión de Bostrom.  El jefe de Estado Mayor de MacArthur, General Richard Sutherland, con cara de resignación iba apretujado en el compartimiento de bombas.  El sobrecargado avión despegó con un motor haciendo extrañas explosiones y echando fuego por los tubos de escape.  El hijo de MacArthur, haciendo más ruido que los motores, estaba excitado por su primer vuelo, pero cuando comenzaron las turbulencias se puso pálido y su ama Au Cheu, tomó la bolsa de emergencia, previendo lo que iba a ocurrir.  Minutos después todos quedaron sumidos en sus propios pensamientos.

Llegada a Australia

Cinco horas más tarde los dos aviones estaban aproximándose a Darwin cuando recibieron información de un posible ataque aéreo.   Les ordenaron dirigirse a Batchelor Airfield adonde llegaron a las 9 de la mañana.  Todos se encontraban exhaustos después de la arriesgada jornada.  Una formación de 6 efectivos al mando del teniente Julian se formó para dar la bienvenida a MacArthur.  Por primera vez, el general veía el nuevo casco que reemplazó al de tipo plato británico en las fuerzas de EEUU.  MacArthur preguntó sobre la concentración de tropas para la reconquista de Filipinas.  La respuesta que recibió de un alto oficial fue -"Que yo sepa señor, acá sólo hay un reducido número de efectivos."   MacArthur quedó consternado y le dijo en voz baja al General Sutherland -"Seguro está equivocado."

La comitiva desayunó raciones enlatadas de tropa.  MacArthur no quería saber nada de botes ni aviones y pidió ser transportado por tierra a la estación de trenes más cercana.  Lo que no sabía el general, era que la estación más cercana estaba a 1500 Km. de distancia.  La esposa de MacArthur estaba totalmente agotada y el pequeño Arthur estaba deshidratado y exhausto.  Un médico ordenó que le pusieran suero intravenoso.  Le recomendaron a MacArthur que reconsiderara el viaje por tierra, debido a la distancia y lo inhóspito de esa región desértica.

Vuelo a Alice Springs

MacArthur y sus acompañantes fueron subidos a dos aviones DC-3 de la Australian National Airways.  Para mantener a MacArthur calmado, el avión fue pilotado por el Capitán R. Carmichael, Comandante en Jefe del 435º Escuadrón de Transporte.   Horas después aterrizaban en Alice Springs, localidad que no tenía mayores comodidades y asemejaba más bien un caluroso pueblito del oeste de EEUU, con sus moscas y zancudos incluidos. Todos durmieron en catres de campaña en el pórtico del único hotel.

Jean-Douglass

Jean, Arthur y Douglas MacArthur en Australia

Viaje en tren

En Batchelor Airfield, el 18 de marzo, el B-17E #41-2408 pilotado por el teniente Harold N. Chaffin despegó cargado con suministros de emergencia.   Llegó a Del Monte y regresó con los demás miembros de la comitiva de MacArthur y algo de equipaje.  Mientras tanto, MacArthur envió a su Estado Mayor por avión, porque su esposa rehusó volver a volar nunca más, y para proseguir su periplo, ordenó un tren "DeLuxe" especial para él y su familia, travesía que debía mantenerse en el más estricto secreto por razones de seguridad.  Viajaron 1650 Km. a Adelaida en un tren de trocha angosta.  El tren era de tres vagones de madera tirados por una locomotora a vapor.  El trayecto duró 70 horas con sus pasajeros sentados en las dos bancas de madera ubicadas a lo largo del compartimiento.  El segundo vagón era el comedor con una sola mesa larga. Tenía dos grandes recipientes llenos de hielo y una cocina del ejército.  A la hora de comer, el tren debía detenerse para permitirles a los pasajeros cambiarse de vagón.  En el tercer vagón iba un contingente de tropas australianas.

Acompañando a la familia MacArthur iban dos sargentos y una enfermera del Ejército Australiano.  No hubo mayores incidentes durante el viaje, excepto cuando el tren fue detenido por un grupo de pastores de ovejas que pedían asistencia médica para uno de ellos.  Inicialmente MacArthur creyó que querían entrevistar a su "héroe de guerra", pero lo cierto es que los pastores ni siquiera habían oído hablar de él.  Luego del incómodo y agotador viaje, el tren llegó a la Estación de Trenes de Terowie a unos 220 Km. al norte de Adelaida.

"Volveré"

MacArthur suponía que el viaje era sólo conocido por algunos altos oficiales, pero ese 20 de marzo de 1942 al llegar a la estación a las 14:00 horas, lo recibió un grupo de personas que lo ovacionaron.   Ante las preguntas, aclaró que el Presidente Roosevelt le había ordenado salir de Filipinas, cruzar las líneas japonesas hasta Corregidor y después llegar a Australia para organizar la ofensiva con el propósito de primero liberar a Filipinas.  Cerró el discurso con la frase que se hizo famosa: "I shall return" (Volveré).

En Terowie hubo cambio de trenes y al día siguiente llegaban a Kooringa a 130 Km. al norte de Adelaide.  En ese lugar se le unió el Coronel Dick Marshall miembro de su Estado Mayor, quien se había adelantado viajando en avión.  Marshall investigó la situación de las fuerzas estadounidenses en Australia y constató que no habían las supuestas poderosas fuerzas que comandaría MacArthur para reconquistar las Filipinas.  Para entonces, en Australia apenas había unos 30.000 soldados aliados compuestas por unidades de Australia, Gran Bretaña y EEUU.  Las defensas aéreas contaban con unos 10 aparatos, la mayoría obsoletos Gypsy Moths, aviones que ni siquiera tenían motores eléctricos de arranque, sino que se ponían en marcha a mano, girando la hélice.   Al enterarse de la situación, MacArthur quedó confundido y contrariado pues esperaba encontrar un gran ejército listo para lanzarse al ataque.

Durante el resto del viaje, MacArthur avisó que no deseaba recibimientos públicos a su llegada, pues él y su familia no se encontraban en condiciones presentables. Finalmente la comitiva arribó a Adelaide, la noche del 21 de marzo de 1942, donde pese a los esfuerzos una gran cantidad de personas lo esperaban en la estación.  Fue recibido por el comandante de la base, Brigadier H.L. Bundock y por el Brigadier General Patrick Hurley del Ejército de EEUU.

Bienvenida oficial a Australia

MacArthur presentó a su esposa a los altos oficiales presentes diciendo —"les presento a mi mejor soldado".   Los periodistas le pidieron una declaración oficial y escribió en el reverso de un sobre: "The President of the United States ordered me to break through the Japanese lines... for the purpose, as I understand it, of organizing the American offensive against Japan, a primary object of which is the relief of the Philippines. I came through and I shall return." (El Presidente de los Estados Unidos me ordenó cruzar las líneas japonesas... con el propósito, así lo entiendo yo, de organizar la ofensiva estadounidense contra Japón, cuyo objetivo primario en liberar a las Filipinas.  Hice la travesía y volveré.)

Llegada a Melbourne

Prosiguiendo el viaje en un vagón de pasajeros especial, el 22 de marzo de 1942, llegaron a la Estación de la Calle Spencer cuando eran las 09:30 de la mañana.  En Melbourne el recibimiento fue más formal, con una Guardia de Honor de 350 efectivos estadounidenses con cascos tropicales blancos, una banda de guerra australiana y una muchedumbre que ovacionó a su héroe.

Misión Royce

Los primeros días de abril un grupo de 7 B-25 y B-17 volaron de Australia a Del Monte para realizar la Misión Royce, en realidad eran tres misiones de ataque a las líneas japonesas.  La primera misión realizada el 12 de abril de 1942, fue encargada a los B-25 para bombardear el puerto de Cebú, mientras los B-17 atacaban la bahía de Cebú y Nichols Field en Luzon.  La segunda misión, el 13 de abril atacó diversos blancos en las islas.  Aterrizaron en Del Monte y volvieron a despegar para atacar de noche Cebú y Davao en Mindanao.  La tercera misión fue ejecutada por los B-25 que bombardearon Davao.

Después de terminada la Misión Royce, embarcaron un número de militares de alta graduación y pertenencias del General MacArthur.   Entre otras personalidades que escaparon de Filipinas se encontraba el Presidente Manuel Quezon y el Comisionado Especial de EEUU, Francis B. Sayre

Los polizontes

Mientras tanto, la familia MacArthur fue llevada al Hospital General de Melbourne, donde les hicieron un examen general y unas radiografías.   Después pasaron a la sala de Rayos-X dos soldados que llegaron de Filipinas escoltados por dos policías militares.  Al preguntarles por qué estaban escoltados respondieron que estuvieron en Filipinas cuando MacArthur dio la orden de retirada diciendo "Arréglenselas como puedan". Los soldados dijeron que MacArthur, su esposa, su hijo y una criada filipina abordaron un avión con dirección a Australia, llevándose todo, incluso sus muebles.  Dijeron que ellos ayudaron a transportar el equipaje y subieron a los aviones para escapar como polizontes.   Por eso fueron encarcelados, acusados de sobrecargar un avión militar.

Cuartel General

Cuartel General de MacArthur

Reprimenda al General Brett

MacArthur y su familia fueron llevados al Hotel Wolsley donde ocuparon el 6º piso completo.  Más tarde tomaron posesión de las oficinas 401 al 403 en el edificio de la compañía Trustees Executive & Agency Co. Ltd. ubicada en la calle Collins de Melbourne.  Rápidamente compraron mobiliario y equipo de oficina para poner en funcionamiento el Cuartel General.   Apenas llegado a su oficina le dio una dura reprimenda al Mayor General George H. Brett por no poder defender Bataan y por las incomodidades que le causaron a él y su familia en la organización del escape de Filipinas, sobre todo lo último.  El General Brett fue relevado y enviado de regreso a Washington.  El General Brett "pagó el pato de la boda", sin embargo MacArthur sabía perfectamente que fue el propio General Brett quien lo había recomendado en Washington para que asumiera el cargo de Comandante Supremo del Sureste Asiático, cargo que MacArthur asumió oficialmente poco después el 18 de abril de 1942.

Medalla de Honor

La señora Jean MacArthur se dedicó inmediatamente a la búsqueda de ropa adecuada a su estatura y posición, porque toda su ropa había quedado en Manila.  El 25 de marzo se dirigió al Myers Emporium de Melbourne donde le recibió un dependiente que dándole una mirada de arriba a abajo dijo: —"SSW.  Bueno, no creo que tengamos mucho para usted." Jean MacArthur preguntó intrigada sobre el significado de "SSW" y el empleado le dijo —"Small Sized Woman" (mujer de talla pequeña) — "una talla muy difícil de encontrar en esta época de guerra".  Al día siguiente Jean acompañó a su esposo a la cena de gala donde el general fue condecorado con la Medalla de Honor y se hizo continuas referencias a su nombramiento como Comandante Supremo del Sureste Asiático.

El 20 de julio de 1942, MacArthur mudó su Cuartel General al edificio de la AMP en Brisbane, seguido de sus grupos de inteligencia.  El Central Bureau Intelligence se instaló en el 21 de Henry Street, en el suburbio de Ascot.  A esa dependencia de inteligencia se incorporó Eric Nave, quien después fue un conocido experto en códigos y claves, junto con un equipo mixto de expertos australianos y estadounidenses que trabajaron para el Cuartel General de MacArthur.  Después de la guerra, Eric Nave se enteró que muchos de los documentos de inteligencia del Central Bureau fueron tachados por la censura, evitando que se conozcan los pormenores de muchos episodios ocurridos durante la guerra.

El Shangri-La y el Bataan

Por la larga estadía de MacArthur en Australia era forzoso que algunos privilegios del general de cuatro estrellas le permitieran tener su propio yate, el "Shangri-La" y su propio avión, un bombardero B-17 bautizado "Bataan", que después fue reemplazado por un C-54.   Las horas de ocio, la familia MacArthur las solían pasar en una granja en Beaudesert, y para reuniones más serias los MacArthur se asociaron al Brisbane Club.

La estadía en Australia

Los esposos MacArthur entablaron una estrecha amistad con el Primer Ministro John Curtin, quien se convirtió en un adorno dentro del gobierno australiano, pues las decisiones relacionadas con la guerra las tomaba MacArthur.  Prácticamente fue MacArthur quien dirigió el esfuerzo de guerra australiano, a pesar que la responsabilidad recaía sobre el Comandante en Jefe de las fuerzas australianas General Thomas Blamey.  Australia trató muy bien a MacArthur, incluso pasando el limite de la adulación.  Tal vez porque los australianos sabían que les resultaba muy conveniente la presencia de tan poderoso general, garantía estadounidense ante la amenaza de invasión japonesa.  Un conocido músico australiano de la época, autor de "This is love", un éxito disquero en radio, escribió la canción "Marching with MacArthur and his men" con arreglos de Rex Shaw y que fue un éxito para la disquera D. Davis & Co. en 1942.

Marching with MacArthur

Durante el tiempo en que MacArthur permaneció en Australia hizo muchas amistades y se hizo muy conocido y respetado, a tal punto que en la actualidad existe un museo en su memoria llamado "MacArthur Museum Brisbane" que fue inaugurado por el Premier australiano el 15 de agosto de 2004.  El museo está en las que fueron las oficinas 806, 807 y 808 ocupadas por el Estado Mayor del General MacArthur en 1942.


LIBROS

American Caesar: Douglas MacArthur 1880-1964
por William Manchester.


Radio

Ver detalles en Amazon US/International

Reminiscences, por Douglas MacArthur .   Sus memorias escritas por su puño y letra antes de morir.


Radio

Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 16 noviembre/2006