Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Operación Cottage (15-8-1943)

Operación Cottage (isla de Kiska)

Terminada la Operación Sandcrab y con ello ocupada la isla de Attu, los estadounidenses prepararon el asalto contra la isla de Kiska, operación que fue señalada para mediados del mes de agosto de 1943.

Mapa de las Aleutianas

Islas Aleutianas

El mando del Pacífico del Norte supo aprovechar bien las duras lecciones aprendidas en Attu y por eso, durante seis meses, la 11ª Fuerza Aérea dejó caer en la isla 1,200 toneladas de bombas, mientras acorazados, cruceros y destructores bombardearon el campo aéreo principal y el puerto.  En la isla de Adak 29.000 soldados estadounidenses y 5,000 canadienses, bajo el mando del mayor general Charles H. Corlett, equipados todos con el atuendo necesario para resistir el clima ártico, practicaron una y otra vez desembarcos y maniobraron en terreno pantanoso.

15 de agosto de 1943

Esta enorme fuerza, embarcada en numerosos transportes y apoyada por casi un centenar de barcos de guerra, zarpó de Adak el 13 de agosto.  Al amanecer del día 15, todas las bocas de fuego de la flota arrojaban proyectiles sobre las posiciones enemigas.  Luego de horas de preparación artillera, las primeras lanchas de desembarco se aproximaron a las playas que seguían siendo atacadas con la artillería naval.  Los primeros hombres tomaron tierra y establecieron una cabeza de puente mientras la barrera de artillería se adentraba en la isla para permitirles asegurar las posiciones y continuar el avance.

Oleadas tras oleadas de tropas estadounidenses y canadienses desembarcaron asegurando la cabeza de puente y los relevos pasaron al ataque.  Todas las laderas de las montañas donde los aviones de exploración habían detectado baterías de artillería y antiaéreos fueron arrasadas por las baterías navales.  Los comandantes comenzaron a preocuparse cuando cayeron en cuenta que las líneas japonesas no respondían el fuego.  Llegó la orden de alto el fuego cuando los cazas hicieron su aparición para dar soporte aéreo mientras los destructores se aproximaban a la costa prestos a bombardear con sus batería de 5.5 pulgadas.  Se hizo el silencio y los invasores quedaron petrificados por la sorpresa, la isla estaba desierta.


Publicado: 2 abril/2008