Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Operación Cerberus (11-2-1942)

El 23 de Marzo de 1941k, el crucero alemán Scharnhorst llegó a Brest para reparar calderas.   A fines del mes de Junio de 1941, llega a Brest el Prinz Eugen luego de separarse del Bismarck.  En puerto se encuentran, el Gneisenau, que el 6 de abril fue atacado por una escuadrilla de Beauforts alcanzándolo un torpedo y obligando al buque a ingresar a dique seco para reparaciones.  Debió también refugiarse y hacer reparaciones, el Scharnhorst que recién había salido de dique y fue atacado en La Palice siendo averiado por cinco bombas.  El 2 de Julio un nuevo bombardeo deja en malas condiciones al Prinz Eugen que debe hacer reparaciones en el centro neurálgico del control de fuego de su artillería.  Estas averías lo obligan a mantenerse en puerto el resto del año.

Hitler indignado

Los mandos navales estaban consternados y Hitler indignado.  Lo que más le molestaba era lo que decía la teoría: Para construir un crucero de 35 mil toneladas se requería el trabajo de 10 mil obreros durante tres años y medio.  Por otro lado, se preguntaba Hitler, "¿Cuántos submarinos se pueden construir con el mismo número de horas/hombre?   Y ¿cuántas toneladas pueden hundir los submarinos y cuántas los cruceros?"

Otto Ciliax

Vicealmirante Otto Ciliax

Canceladas las salidas

La operación que pretendía que los cruceros alemanes atacaran los convoyes en el Atlántico no estaba dando resultados porque los convoyes estaban siendo escoltados por gran número de destructores y cruceros, apoyados por aviones.  Bajo esas condiciones era un suicidio enviar un crucero sin escolta, tal como lo había demostrado la tragedia del Bismarck.

Scharnhorst

Scharnhorst

Los grandes cruceros, en una época orgullo de la Kriegsmarine y temible amenaza para la flota británica se estaban convirtiendo en plataformas de artillería fondeados en el puerto de Brest, donde no causaban ningún daño al enemigo y más bien debían sufrir reparaciones cada vez, que los aviones ingleses atacaban el puerto.

Propuesta de Hitler

El 13 de noviembre, Hitler convocó al Gran Almirante Raeder sobre la posibilidad de que los tres cruceros cruzaran el Canal de la Mancha con éxito.   Raeder, se sorprendió ante la pregunta, pero manifestó que analizaría la factibilidad de llevar a cabo esa operación.   El 26 de Diciembre, Hitler volvió a recordarle a Raeder el asunto del traslado de los buques.  Conversando con su ayudante naval, Puttkamer, Hitler quería que los barcos cruzaran el canal para refugiarse en algún puerto alemán.

Consideraba el Führer que no se podían retener los cruceros en Brest por más tiempo.  Los británicos habían enviado sobre Brest 851 aviones y habían lanzado un total de 12 mil toneladas de bombas, pues estaban decididos a hacer lo que fuera necesario para hundir a los cruceros.  Por tanto era urgente que Raeder y su Jefe de Estado Mayor Contralmirante Fricke le presentaran un análisis con la posibilidad de efectuar esa maniobra.

Gneisenau

Gneisenau

Raeder se opone

Para Raeder, la travesía del canal era irrealizable debido a las minas y los ataques aéreos, aparte de los riesgos de la propia navegación.   Hitler no se dejó convencer.  Le dijo al Gran Almirante que los Aliados podían atacar el norte de Noruega y que necesitaba todos los cruceros pesados y de batalla, para la defensa.  Raeder solicitó permiso para reconsiderar la situación hasta el 8 de Enero.

Prinz Eugen

Prinz Eugen

El 8 de Enero de 1942, Raeder le informaba a Hitler que la operación terminaría con la pérdida total de los buques y que por eso él no podía responsabilizarse de dirigir una operación de esa naturaleza que iba en contra de su propio convencimiento.

Hitler insiste

Hitler no se amedrentó y convocó a los jefes de la Kriegsmarine y de la Luftwaffe.  La reunión se llevó a cabo el 12 de Enero de 1942 en el Cuartel General del Führer en la "Guarida del Lobo", a la que asistieron sus Jefes de Estado Mayor de la OKW, Keitel, Jodl, Jeschonnek, Galland, Raeder y Fricke, además del Jefe de la Flotilla de Cruceros Vicealmirante Otto Ciliax y de su ayudante Reinicke.  También acudió a la cita el comandante de la zona occidental, Comodoro Ruge.

Plan británico

Los británicos fueron alertados por los movimientos de buques en Brest y sospecharon que algo grande se estaba tramando, pero sin que los informes de inteligencia pudieran determinar las fechas y horas de salida de los buques.  En previsión de una salida al Atlántico o el cruce a través del Canal Inglés, de los buques alemanes, planificaron la operación , poniendo en alerta a todas las fuerzas metropolitanas de mar y aire.  Estaban seguros los británicos que cazarían a los tres buques alemanes, tal como lo hicieron con el Bismarck. (Ver Operación Fuller).

Gneisenau
Gneisenau
Scharn horst
Scharnhorst
Prinz Eugen
Prinz Eugen
Destructores
Destructores
Z29
Richard Beitzen
Paul Jacobi
Hermann Schoemann
Frederich Inn
Z25
Torpederos
Torpederos
T2, T4, T5, T11
T12, T13, T15
T16, T17
Kondor
Falke
Seadler
Iltis
Jaguar
Dragaminas
Dragaminas
1 ª Flotilla
5ª Flotilla
2ª Flotilla R-Boot
3ª Flotilla R-Boot
4ª Flotilla R-Boot
Luftwaffe
252 Cazas
Fw-190, Bf-109
176 Bombarderos
Antiradar He-111

Operación Cerberus

Hitler planteó la posibilidad de un ataque en el norte de Noruega y la necesidad que había de trasladar los cruceros a puertos alemanes cuanto antes.  El almirante Ciliax manifestó que era posible hacer la travesía por el canal siempre y cuando tuviera la protección aérea necesaria para dar la suficiente cobertura a los buques.  Consideraba Ciliax que eso era más factible que rodear las islas británicas e ingresar por el Mar del Norte.

Operación Cerberus

Ruta de la escuadra alemana

Jeschonnek prometió 250 cazas. Con una cobertura permanente de 16 cazas sobre la flotilla y con otros 16 que harían el relevo en un lapso de 20 minutos pondrían una protección de 32 aviones.   El plan de Ciliax proponía que los cruceros se hicieran a la mar de noche y que estarían cruzando el estrecho Dover-Calais a mediodía. La operación recibió el nombre de "Cerberus."

¡Leven anclas!

El 11 de febrero de 1942, a las 22:45, los buques alemanes levan anclas.   Momentos antes las baterías de la costa disparan obuses con carga de ácido clorhídrico y trióxido sulfúrico para generar nubes de niebla.  A las 21:55 el submarino británico HMS Sealion, que vigila el puerto de Brest, se dirigió a alta mar para recargar sus baterías.   Un avión británico equipado con radar no detecta los movimientos en la bahía.

La flota se hace a la mar

Con la tripulación en sus puestos de combate, los tres cruceros se hacen a la mar flanqueados a babor por 4 destructores de escolta.  En aguas británicas 14 lanchas torpederas esperan la incursión de cualquier buque que se atrevan a incursionar por sus aguas. Ciliax a bordo del buque insignia Prinz Eugen ordena avanzar a toda máquina rumbo al canal.   A 30 nudos la flota navega en línea, con el Schanhorst adelante seguido por el Gneisenau y cerrando filas el Prinz Eugen.  A babor siguen, guardando el flanco, los destructores y por delante avanzan los dragaminas encargados de abrir camino en las aguas minadas del canal.

Se ensambla la escuadra

En aguas afuera de Cherburgo y Le Havre, una escolta de lanchas rápidas espera a los cruceros.  En la costa francesa los puestos de escucha alemanes controlan a las estaciones costeras británicas, para dar el alerta al menor síntoma de reacción del enemigo.  En las bases aéreas de Caen, le Tourquet y Amsterdam 280 cazas están en estado de alerta para despegar inmediatamente.

En el Canal Inglés

A la 01:14 la flota entra en el canal.  Es el 12 de Febrero de 1942.   Nubes negras muy bajas cubren el mar del Canal Inglés.  Más tarde luego de 10 horas de navegación las estaciones alemanas de la costa interfieren las frecuencias de los radares ingleses.  Van seis horas de perturbaciones eléctricas que dejan ciego al enemigo británico.   A las 8:42 de la mañana se presenta la escolta de cazas alemanes volando a estribor de los cruceros.

Torpederas

Torpederas Alemanas

¡Alarma!

El comandante británico del aeródromo de Stanmore, encuentra sospechoso tantas perturbaciones eléctricas y ordena despegar una escuadrilla de Spitfires.  A las 11:09 los Spitfires encuentran con la flota alemana, a la altura de Boulogne-sur-Mer, poco antes de llegar a la barrera de minas que protegen el canal.

En el Estrecho de Dover

A las 11:40 la flota pasa la barrera de minas y a 20 nudos se adentra en el Estrecho de Dover, de sólo 33 Kms de ancho.  A las 12:18 la flota se halla en pleno estrecho.  Ciliax ordena aumentar la velocidad a 30 nudos.   Desde Dover las baterías costeras abren fuego pero el alcance no es suficiente.  Las lanchas torpederas británicas se lanzan en búsqueda de los buques alemanes.  Las baterías alemanas abren fuego también, pero tampoco tienen alcance suficiente.  La batalla comienza con el ataque de torpederas llegadas de Dover y Ramsgate.  Los aviones torpederos ingleses se lanzan contra el Scharnhorst y al igual que lo hizo con el Bismarck, el comandante E. Esconde enfila su avión contra el crucero alemán.   Esta vez no tienen suerte y es derribado.  Uno a uno, son derribados los Swordfish y Beauforts.

Me 109

¡Zafarrancho de combate!

Seis destructores zarpan a toda máquina desde Thorney Island.  El Worcester lanza tres torpedos contra el Gneisenau a 3000 yardas, sin lograr aproximarse más, debido al fuego artillero del crucero alemán.   Los torpedos no alcanzan al buque que continúa su marcha.  Los cazas alemanes al mando del Coronel Adolph Galand, caen encima de los Beauforts, Hudsons, Spitfires, Whirlwinds, Halifaxes, Hampdens, Wellingtons, Swordfish y Manchesters a los cuales sólo les queda darse a la fuga.  Todo lo que tienen los británicos no es suficiente para detener la flota alemana.  Son derribados 17 cazas británicos, 15 bombarderos, 3 Beauforts y 6 Swordfish.

En el Mar del Norte

Llueve y cae un manto de nieve sobre el canal.  Los cruceros ya se encuentran en el Mar del Norte.  La escuadra ha navegado 300 millas en menos de dos días.   Pero no ha terminado la travesía.  A las 15:28 el Scharnhorst choca contra una mina y queda al garete.  El almirante Ciliax y su estado mayor pasan al Destructor Z 29.  Doce minutos después el Scharnhorst reanuda la marcha.

Hurricanes

Último ataque inglés

A las 16:43 parecen nuevamente los ingleses con una escuadrilla de bombarderos y una flotilla de destructores.  El Worcester es alcanzado por la artillería alemana y queda al garete con grandes incendios a bordo.  Los aviones británicos no encuentran a los buques alemanes en las coordenadas indicadas y dan media vuelta.  A las 19:45 el Gneisenau choca con una mina y a las 21:34 nuevamente el Scharnhorst repite el choque con otra.  Esta vez no hay mayores daños.

Arribo a Wilhelmshaven

A primeras horas de 13 de febrero de 1942, la flota entra en aguas alemanas.   El Sharnhorst fondea en Wilhelmshaven, mientras el Gneisenau y el Prinz Eugen se dirigen a los diques secos de Brunsbüttel.  La travesía llegaba a su fin de manera exitosa para la Kriegsmarine, mientras los británicos vociferaban en todos los medios de comunicación.

Conclusión

La Operación Cerberus fue brillantemente planificada y ejecutada.   El plan era salir de Brest de noche para cruzar el Estrecho de Dover tomando por sorpresa a los ingleses que no esperarían esa osadía.  El radar sería interferido toda la noche para evitar la detección de la escuadra antes de entrar en el estrecho a la mañana siguiente.   Una vez en el estrecho la escuadra sería avistada y atacada, pero la cobertura aérea y la protección de la escolta de destructores y de torpederas rápidas, anularían cualquier ataque.  El poder de fuego antiaéreo de los tres cruceros se sumaba a la barrera antiaérea y serían capaces de repeler cualquier ataque durante el día.   Lo que no estuvo en los planes del Alto Mando alemán era el mal tiempo que les ayudó durante la parte más peligrosa de la travesía.  Sin embargo en ningún momento los británicos lograron franquear las defensas alemanas.


LIBROS

The escape of the Scharnhorst and Gneisenau (Sea battles in close-up)
por Peter Kemp Kemp.


Ver detalles en Amazon US/International

Battleship Scharnhorst: The Crew Photo Album.  Un extraordinario album con 150 fotografías inéditas tomadas por los tripulantes del buque durante las batallas y el cruce del Canal Inglés.  Incluye también más de 70 fotografías oficiales de la Kriegsmarine que fueron entregadas a los tripulantes para comenzar sus álbumes de fotos.  Varias páginas reproducen planos del buque que fueron vendidos en 1941 para construir modelos a escala.


Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 15 julio/2001