Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Stalingrado [4] Operación Saturno (10-12-1942)

Una vez concluida la Operación Uranus, lo que venía era un ambicioso plan soviético que debía forzar la ofensiva de los ejércitos del suroeste y del Frente de Voronezh, aplastando al 8º Ejército Italiano para proseguir hacia Rostov.  De esa manera la Stavka esperaba separar al Grupo de Ejércitos del Don de del Primer Ejército Panzer y el 17º Ejército del Cáucaso.

El 26 de noviembre de 1942, Vasilevsky envió a Stalin el plan del proyectado ataque que debía empezar el 10 de diciembre.  Pero la Stavka analizaba cuál podía la reacción de Manstein para salvar al 6º Ejército.  Stalin comenzó a perder la paciencia y exigía que comenzara la Operación Saturno y que simultáneamente se destruyera al 6º Ejército de Paulus.  Vasilevsky sabía que no era fácil destruir al 6º Ejército de Paulus que aunque aislado, mantenía todo su poder y sería imposible destruirlo en un enfrentamiento directo.

El 28 de noviembre, Stalin consultó con Zhukov quien analizó la situación y llegó a la conclusión que Manstein intentaría liberar al 6º Ejército.  En conversación privada entre Zhukov y Vasilevsky, ambos generales estuvieron de acuerdo en que era necesario por el momento cambiar los planes de la Operación Saturno para convertirla en la Operación Pequeño Saturno, con el propósito de enfrentar y contrarrestar los planes de Manstein que parecían inminentes.

Operación Pequeño Saturno

Para llevar a cabo los planes de la Operación Pequeño Saturno, Zhukov ordenó que el 2º Ejército de Guardias que era una de las más experimentadas unidades del Ejército Rojo tomara posiciones para esperar el contraataque de Manstein que intentaría liberar al 6º Ejército de Paulus. 

Las fuerzas rusas esperarían a los Panzers de Hoth en el río Myshkova a mitad de camino entre las líneas alemanas y las cercadas fuerzas de Paulus.  Una vez que los tanques alemanes cruzaran el río Aksay, el 51º Ejército atacaría la retaguardia de la ofensiva alemana con el propósito de embolsar a las fuerzas Panzers en un movimiento de pinzas que separaría la punta de lanza del 4º Ejército Panzer y el 28º Ejército atacaría hacia el oeste para mantener ocupado al 4º Ejército Panzer que se vería obligado a replegarse hacia Rostov.

Esperando a la punta de lanza Panzer, la 13ª Brigada de tanques estaría bloqueando el paso en el puente del río Myshkova.  El plan de Zhukov dio resultado porque los Panzers no pudieron proseguir el avance en dirección a Stalingrado al cruzar el puente sobre el río Myshkova, debido a que estaban en el límite de sus fuerzas y sólo tendrían gasolina para llegar a hacer contacto con el 6º Ejército, quien sin posibilidad de forzar la ruptura del cerco ruso obligaría al los Panzers de Hoth a detenerse en medio de las fuerzas rusas.


LIBROS

Stalingrad por Anthony Beevor


Ver detalles en Amazon US/International

Stalingrad - Battle Atlas Vol 1


Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 29 febrero/2004