Stalingrado (3) Operación Tormenta de Invierno (24-11-1942)

El 24 de noviembre, Hitler ordena a Manstein dirigirse al sur para controlar la situación en Stalingrado donde el 6º Ejército ha sido acorralado.   A lo largo de los ríos Don y Chir, von Manstein pudo reconstituir sus fuerzas en el nuevo Grupo de Ejércitos del Don.  El 7 de diciembre los rusos atacan por el Chir poniendo en peligro los aeródromos que sirven de punto de llegada de los abastecimientos para el 6º Ejército en Stalingrado.  La 11ª División Panzer logra detener el ataque pero con grandes pérdidas.

Pero, no sólo Hitler cometió el error de impedir el repliegue táctico del 6º Ejército para evitar ser encerrado, Stalin también cometió un error, porque en vez de atacar a Manstein y rechazar sus fuerzas hacia el oeste, ordenó que todo el esfuerzo se concentrara en la defensa de Stalingrado, dándole a Manstein el tiempo que necesitaba para organizarse.  Tanto Hitler, como Stalin le daban más importancia al significado político que el nombre de la ciudad tenía, que a las recomendaciones que recibían de los generales.

von Manstein

General Erich von Manstein

Manstein preparó los planes de la Operación Tormenta de Invierno para liberar al 6º Ejército de Paulus, que comenzó el 11 de diciembre.   Movió al 57º Cuerpo Panzer del Teniente General Friedrich Kirchner y lo puso bajo las órdenes del 4º Ejército Panzer del Coronel General Hermann Hoth ubicándolos a 100 kilómetros al suroeste de Stalingrado.

Las principales fuerzas del 57 Cuerpo Panzer estaban compuestas por las divisiones 6ª Panzer 6 del Mayor General Erhard Raus, 17ª del experimentado Mayor General Fridolin von Senger und Etterlin y la 23ª de Mayor General Hans von Boineburg-Lengsfeld.  Sólo la 6ª división estaba con todo su poder, mientras que las 17ª y 23ª estaban desgastadas y no en óptimas condiciones.

El ataque del 57º Cuerpo Panzer hizo buenos progresos.  Al finalizar el primer día la 6ª División Panzer alcanzó Samchin recorriendo un tercio de la distancia que los separaba de Stalingrado.  Hasta ese momento, no habían entrado en acción nuevas fuerzas soviéticas pero durante la noche del 12 al 13 de diciembre el 13º Cuerpo de Tanques y 4º Cuerpo Mecanizado bloqueó la ofensiva de Hoth.  Al mismo tiempo ordenaron al 2º Ejército de Guardias, que mantenían el cerco de Stalingrado, dar media vuelta para cambiar de posiciones y enfrentar la ofensiva alemana.

Los Panzers cruzaron el río Aksay donde los esperaba el 4º Cuerpo Mecanizado que entabló un combate que se prolongó hasta el 17 de diciembre.   Pero, el día 16, a 160 kilómetros al oeste comenzó la Operación Pequeño Saturno que se había preparado en previsión a los movimientos que haría Manstein.  Los soviéticos destrozaron las líneas italianas y Manstein se vio obligado a retirar al 6º Ejército Panzer para taponar el enorme hueco dejado por la desintegración del Ejército Italiano.

Panzers en Stalingrado

Ultimo intento para liberar a Paulus

La noche del 17 al 18, Hoth organiza un último intento para lograr contacto con el 6º Ejército que se encuentra a sólo 45 kilómetros de distancia de la punta de lanza.  Los 37 tanques disponibles de las divisiones 17ª y 23ª se combinan en el 39º Regimiento Panzer de la 17ª División Panzer encomendándole la tarea al General Frido von Senger und Etterlin, comandante de la 17ª División Panzer.  A su derecha deben marchar las divisiones Panzer 6ª y 23ª.

Mapa del intento de Hoth

Map del intento de Hoth por liberar a Paulus

Von Senger debe abrir un corredor desde Kolchos hasta Nish Kumskij, cruzar el río Myschkowa y completar los 40 kilómetros restantes si Paulus no podía intentar la ruptura.  La punta de lanza la componía el 63º de Granaderos Motorizados, que paralelo a la carretera entre Werchne Kumskij y Nish Kumskij, empujó a los rusos que se replegaban en dirección al río rodeados por la 6ª División Panzer.

El General Senger llegó al puente sobre el Myshkova pero en la ribera opuesta lo esperaba el 4º Cuerpo Blindado soviético que le impedía proseguir.  Senger tenía la intención de cruzar el río por Nish Kumskij para luego tomar la ribera norte y dirigirse a Gromoslawka debido a que esa ribera se encuentra a una cota superior a la sur, lo que le daría una buena ventaja para defender las posiciones.  Pero, los puentes estaban destruidos, los vados congelados y el enemigo recibía refuerzos y suministros constantemente.  La lucha casa por casa diezmaba las fuerzas alemanas y el cruce del río se hacía prácticamente imposible.   La 23ª Panzer no puede progresar y queda bloqueada en Krugliakoff.

Frido von Senger

General Frido von Senger und Etterlin

Ante la imposibilidad de pasar a la otra ribera, Senger decide girar a la derecha para llegar a Gromoslawka por la ribera sur, dejándole la ventaja táctica a los rusos que mantenían el acoso desde las partes altas.  Lo peor para la 17ª División Panzer es que ya se encuentra en el límite de combustible.

A lo largo de la ribera sur del río, se desata una dura batalla donde las fuerzas de Senger pierden la mayor parte de sus oficiales, quedando la punta de lanza al mando de un primer teniente, después que todos los oficiales superiores del regimiento fueron abatidos: 300 hombres en total.

Nish Kumskij peligra y Senger tiene que reforzar las líneas, suspendiendo el ataque a Gromoslawka.  Mientras tanto la 6ª División Blindada que marchó paralela a la 17ª de von Senger logró una pequeña cabeza de puente en la ribera norte del río.  La última posibilidad de intentar la ruptura la tiene Paulus, pero se niega a tratar de romper el cerco, no sólo por obediencia a Hitler, sino por carecer de medios para atravesar los 40 kilómetros que lo separan del río Myschkowa.

El 6º Ejército no sólo estaba escaso de combustible, sino que los efectivos se encontraban en total estado de agotamiento, por lo que difícilmente podrían haber realizado la tarea.  Si Paulus hubiera intentado hacer la ruptura significaba que tendría que haber transportado a todo un ejército por un agosto corredor de 100 kilómetros de largo sin tener cómo defender los flancos.  Por su parte von Senger estaba también en el límite de sus posibilidades y poco o nada habría podido hacer, no sólo para proteger la retirada de Paulus, sino para garantizar la suya propia.   Ya era demasiado tarde.

Rendición de Paulus

Rendición de Paulus

A Hoth no le quedó otra alternativa que suspender el ataque y ordenar a von Senger y la 6ª División Panzer a replegar sus fuerzas.  El último intento para liberar al 6º Ejército de Paulus había llegado a su fin.  El día después de Navidad, todas las fuerzas de Manstein están en franca retirada.

El 8 de enero de 1943, el General Rokossovsky comandante de las fuerzas soviéticas en el Don, conmina a Paulus a una rendición incondicional a la que Paulus se niega.  Dos días después el Ejército Rojo lanza su mayor ofensiva contra la sitiada ciudad.  El 14 de enero los soviéticos recuperan el campo aéreo de Pitomik.  El día 21 los alemanes pierden la pista de aterrizaje de Gumrak y el 6º Ejército se queda totalmente aislado y sin abastecimientos.


Bibliografía

LIBRO: Stalingrad (Mass Market Paperback)
por Anthony Beevor
Amazon
Ver detalles en Amazon

LIBRO: 199 Days: The Battle for Stalingrad (Paperback)
por Edwin P. Hoyt
Amazon
Ver detalles en Amazon


Publicado: 29 febrero/2004






Principal




Para tu Smartphone

Libro de Visitas

Blog de Exordio

Búsqueda sólo en el Blog



Página protegida por Copyscape en contra de copia y violación de contenido