Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Sebastopol (3-7-1942)

Manstein ha ocupado todo Crimea con la recaptura de Kerch, pero aún está cercada la fortaleza de Sebastopol que frente a sí, el 3 de junio de 1942, tiene 1300 piezas de artillería prestas a demoler, la que hasta esa fecha había sido una fortaleza inexpugnable.  En 1851 durante la Guerra de Crimea el cuerpo expedicionario turco-anglo-francés sitia la fortaleza durante un año y sufrió enormes pérdidas de vidas antes de poder capturarla y sólo pudo ocurrir tras la inanición de sus defensores.

Crimea

Crimea.  Las fortalezas de Sebastopol se encontraban en el extremo inferior.  Dibujo publicado en Londres.

La fortaleza inexpugnable

Desde 1941, la fortaleza fue reforzada con material moderno y un sistema de bunkers coronados por macizas casamatas que albergaban piezas automáticas y artillería naval de 305 mm.  Todo un complejo de casamatas, bunkers y túneles rodean la base naval en la Bahía de Severnaya.  Para los alemanes el Mar Negro no podría estar seguro mientras las unidades navales pudieran operar desde esa base.  Dispuestas estratégicamente se encuentran los principales bunkers con 280 piezas de artillería pesada fueron bautizadas por los alemanes como Máximo Gorki I, Molotov, Stalin, Volga, Siberia, GPU, Lenin, etc.  Siete divisiones de infantería, una división de caballería y tres brigadas de marina completaban la dotación del personal de defensa.

1300 piezas de artillería

Manstein ordena limpiar la península de Crimea y prepara el asalto a la fortaleza. Dispone para ello 1300 piezas de artillería alrededor de la sitiada fortaleza, las que el 3 de junio abren fuego y disparaban constantemente mientras los Stukas y los aviones de combate del 8º Fliegerkorps cooperaban bajo el mando del general von Richthofen.  No fueron unas cuantas horas de bombardeo, sino cinco largos días durante los cuales las defensas de la fortaleza fueron machacadas casi sin descanso.

Mortero Thor de 300mm

Thor: Mortero de 600mm montado sobre orugas

Thor y Dora

Los alemanes habían agrupado 2 regimientos de lanzacohetes, 21 baterías en total con 576 tubos en un espacio reducidísimo.  Entre ellos, piezas pesadas con una capacidad de destrucción correspondiente a los calibres de 280 y 320 mm; 324 piezas se disparaban en unos pocos segundos sobre objetivos perfectamente delimitados.  Aparte del mortero Thor de 600 mm montado sobre orugas, la pieza más grande que se llegó a ver en esta batalla y en toda la guerra fue Dora, un cañón de 800 mm de calibre montado sobre rieles de ferrocarril.  Una de las granadas de 7,1 toneladas del Dora perforó el concreto de un almacén de municiones cavado a 30 metros de profundidad.  Los famosos 88 también participaron en la batalla, haciendo gala de su bien ganada fama.

Cañón Dora

Cañón Dora de 800mm. montado sobre rieles.

Sebastopol no cede

Pero, después de los 5 días ablandamiento artillero, la ciudad seguía sin estar lista para el asalto.  Todos los intentos de la infantería alemana eran rechazados por la artillería rusa con un elevado número de bajas.  Al cabo de 10 días las municiones comenzaron a escasear y el número de bajas era tal que unidades completas quedaron diezmadas.   Algunos comandantes de división le aconsejaron a Manstein que detuviera momentáneamente el ataque para recomponer las fuerzas.

Artilleria rusa

Estado en que quedó la artillería soviética

Cae Máximo Gorki I

Pero Manstein se niega.  Sabe que los refuerzos están en camino, que no puede reducir la presión y, en consecuencia, el 17 de junio ordena nuevamente un asalto general en todo el frente norte de las fortificaciones.  En ese punto sigue dominando en el campo de operaciones el gigantesco fortín Máximo Gorki I con sus piezas de artillería naval de 305 mm —montadas en torretas blindadas.  La coraza de hormigón de 1 metro de espesor resiste todos los disparos, incluso los de los cañones antiaéreos de 88 mm.

Sebastopol

Antiaéreos soviéticos

3 de julio de 1942

Por fin se logra situar relativamente cerca del Máximo Gorki I dos morteros de 355 mm.  También sus granadas especiales llamadas Rochling de 1 tonelada que estallan después de penetrar en el concreto.  Tres salvas de Rochling y el Máximo Gorki I, queda fuera de combate.  El 213º Regimiento de Infantería se lanza al ataque.  Desde el fortín los rusos hacen salidas casi suicidas, disparan desde todas las troneras.  Los zapadores alemanes preparan cargas de demolición, artefactos incendiarios, cohetes luminosos, pero los rusos siguen disparando.  Finalmente se abre una brecha en el muro del búnker y los infantes logran entrar.  De los 1000 hombres que defendían la posición sólo 40 son hallados con vida; y aun éstos, muy mal heridos habían estado combatiendo.  Así son conquistados búnker tras búnker, fortín tras fortín, casamata tras casamata, a lo largo de todo un mes.  Hasta que finalmente, el 3 de julio de 1942, cesa la resistencia: Sebastopol ha sido conquistado.

Sebastopol

Publicado: 30 setiembre/2003 - Actualizado: 12 abril/2014