Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Operación Baldur (13-10-1939)

Durante la Primera Guerra Mundial los submarinos alemanes habían intentado penetrar en Scapa Flow, la principal base naval británica en la islas Orcadas.  Primero, en octubre de 1914, el U-18 de von Henning, navegando en la estela de un mercante inglés, había podido llegar a uno de los accesos de la base e ingresar, pero la bahía estaba desierta porque la flota había logrado escapar al enterarse de las intenciones alemanas de penetrar en el complejo naval.  Luego, en 1918 el U-116 de von Emsmam, intentó nuevamente ingresar pero fue detectado y hundido con toda la tripulación.

Mapa de la Operación Baldur con explicaciones
Click en el mapa para ver detalles.

Operación Baldur

En 1939, el Almirante Doenitz, estaba convencido que era posible ingresar a Scapa Flow, pero como lo había demostrado la experiencia, sólo había una forma de entrar en la base y era de noche y utilizando un submarino.  La mayor dificultad era determinar la ruta que se debía tomar, problema difícil de resolver debido a las características de la bahía y a los obstáculos que existían para ingresar por otros lugares, que no fueran los accesos normales usados por la flota británica.

Trabajos de inteligencia

Doenitz llega a la conclusión, de que la única forma de realizar una operación exitosa es mediante datos precisos de inteligencia que provean informes sobre los movimientos de barcos y tropas en la base naval británica, datos meteorológicos, informes sobre las mareas, vientos y lluvias.   Además, había que hacer un análisis detallado de las operaciones navales efectuadas durante la Primera Guerra Mundial y muchos otros etcéteras.  Así comienza a tomar forma la Operación Baldur.

Vista panorámica de Scapa Flow

Las entrada del Skerry Sound y del Kirk Sound estaban bloqueadas con barcos hundidos.

Pero, desde mucho antes de estallar la guerra, la Abwehr había comenzado los trabajos de inteligencia para realizar la operación con el objeto de vengar la humillación de la Primera Guerra Mundial.  Canaris, ya era Jefe de la Inteligencia Alemana y sin duda sus agentes en Gran Bretaña habían estado trabajando desde hacía mucho tiempo, para obtener los informes que la operación requería.

Los obstáculos

La entrada oriental de la base se llama Kirk Sound; es un estrecho y turbulento brazo de mar comprendido entre la costa rocosa de Pomona y el escollo arenoso de Lamb Holm.  De acuerdo a los informes de inteligencia de la época, el acceso a la rada de Scapa estaba bloqueado con tres pontones, los cuales, impelidos por la impetuosa corriente, se habían distanciado entre sí, de modo que las embarcaciones más pequeñas, como los pesqueros y las dedicadas al transporte de víveres, se arriesgaban a cruzar, evitando dar un inmenso rodeo cuando las condiciones de la marea lo permitían.   Finalmente, las barreras submarinas no recibían mantenimiento desde hacía varios años, por tanto estaban dañadas o simplemente no funcionaban.

U-47

El U-47 regresa de Scapa Flow victoreados por la tripulación del Crucero Emden.

Exploración

Hacia la mitad de septiembre, el mando de submarinos alemán envió a las cercanías de Scapa Flow al U-14, un pequeño submarino del tipo Einbaum, de 279 toneladas, para estudiar los sistemas de vigilancia, las corrientes y cuanto pudiera ser útil a la operación.  De igual forma, aprovechando un día despejado, los aviones de reconocimiento de la marina sobrevolaron las Islas Orcadas, por la tarde del 12 de octubre, y fotografiaron varias veces el Kirk Sound.  Las fotos indicaban con claridad la posición de las naves hundidas en el canal y ratificaron la presencia en la bahía de un portaaviones, cinco acorazados y diez cruceros.

U-14

El U-14 hizo la exploración para verificar los obstáculos existentes.

Doenitz se decide

A principios de octubre, Doenitz decide realizar la operación, comunicándole a su Estado Mayor: "Un U-Boot intentará entrar en Scapa Flow, durante la noche sin luna, entre 13 y el 14 de octubre, cuando la marea alta será totalmente favorable para el ingreso".  La decisión estaba tomada.

Prien el elegido

Doenitz le comunica al Gran Almirante Raeder los detalles de la Operación Baldur y Raeder firma la orden de ataque.  Doenitz, escoge al hombre que puede realizar esta operación, el teniente de navío Günther Prien, un joven y experimentado comandante, de treinta y un años, que ingresó en la marina de guerra en 1933 y que mostraba una impecable hoja de servicios.

Prien, es citado por el Almirante Doenitz, quien le informa que la misión es voluntaria, por tanto debe decidir si acepta o no el encargo.  Después de estudiar las posibilidades y analizados los informes de inteligencia, Prien acepta y afina la operación táctica con el Mando de Submarinos.  Está decidido y aceptado el reto.  Dos días después el joven oficial ingresa a la oficina del Almirante Doenitz y completan los planes de la operación que es tan secreta, que ni el primer oficial de Prien, el teniente Endrass, está enterado de la operación que están por realizar.

Royal Oak

HMS Royal Oak

Orden de zarpar

El U-47 de Prien parte de Kiel la mañana del 8 de octubre, rumbo hacia el Mar del Norte.  La tripulación normal del U-47, comprendido el comandante era de 44 hombres, ese día fue una tripulación reducida de 40, todos ellos voluntarios y convencidos de salir a unas maniobras rutinarias.

En la mañana del día 12, el submarino está a la altura de las islas Orcadas, pero el cielo está cubierto y el oficial de derrota no puede determinar la posición exacta.  Prien ordena la inmersión, y pasa la noche posado en el fondo a 90 metros de profundidad.  Sólo entonces revela a sus hombres el verdadero objetivo de la misión.

En posición de espera

Cuando el U-47emerge, puede por fin calcular su posición y comprobar la exactitud del rumbo.  El U-47 se encuentra al sudeste del Kirk Sound, y vuelve a posarse en el fondo, donde permanece 16 horas.  A las 19:00 horas del 13 de octubre, emerge de nuevo tomando rumbo nordeste.  El cielo está nuevamente cubierto, y al norte resplandece una magnífica aurora boreal.

Prien en la Cancillería

Prien llega a la Cancillería del Reich

Barco a la vista

A las 23:07, al oeste de South Ronaldsay Island, los vigías del submarino avistan en el horizonte un barco mercante inglés.  El U-47 se sumerge continuando el rumbo a profundidad de periscopio durante media hora, y luego sale otra vez a superficie para entrar en el Kirk Sound.

Ingreso a la bahía

A las 23:25, maniobrando con gran habilidad entre la costa rocosa (tan cercana que pudieron ver a un hombre pasar en bicicleta por la senda costera) y el casco de uno de los barcos hundidos como obstáculos, Prien penetra en la bahía de Scapa Flow.

Es medianoche, la visibilidad es buena debido a la Aurora Boreal, y el U-47 enrumba hacia las islas de Cava, Fara y Flotta, pero en el ángulo sudoeste de la bahía, no hay navíos fondeados, porque el grueso de la flota se hizo a la mar, el mismo día 13 de octubre.  Prien da la vuelta, dirigiéndose a la costa septentrional, y descubre dos grandes buques y varios destructores anclados.  Ha llegado el gran momento.

¡Fuego!

Hacia la 01:00, Prien ordena disparar los torpedos.  Son de propulsión eléctrica y permanecen invisibles durante la carrera sumergida.  Uno sólo de ellos, toca en la proa al "Royal Oak"; los otros no explotan.   Sorprendidos en pleno sueño, los marineros ingleses piensan que se debe tratar de un ataque aéreo, pero no viendo aviones y al no percibir los daños, suponen que el estallido es debido a una explosión interna.

Prien saludado por Hitler

Fin del HMS Royal Oak

Prien, que ha dado ya media vuelta, se da cuenta de que los navíos enemigos están casi indemnes, pues no se nota escoramiento y la línea de flotación no indica inclinación ni a proa ni a popa, tampoco humo y decide volver a atacar.  Se acerca a 1500 metros del objetivo y lanza una segunda salva de torpedos, tres de los cuales hacen blanco en el acorazado.  Es la una y media, y el "Royal Oak" (un acorazado de la clase Resolution que había entrado en servicio en 1916, había participado en la batalla de Jutlandia y había sido modernizado en 1934) se hunde, escorando rápidamente.  En su casco volcado mueren 786 hombres, entre marineros y oficiales, incluyendo su comandante, el contralmirante H. E. C. Biagrove.

Retirada

Cumplida la misión, el U-47 vuelve al mar abierto por el mismo camino, un destructor lo persigue, pero inexplicablemente, cuando estaba por alcanzar e identificar al submarino, da media vuelta.  A las 02:15, el U-47 está fuera de la rada, Prien dirige la proa hacia Alemania.

Epílogo

El U-47, después de su regreso a Wilhelmshaven reanudó las misiones habituales. Pero en 1941, sumergido bajo el ataque del destructor inglés "Wolverine", al sur de Islandia, el submarino no volvió a la superficie, desapareciendo bajo las olas junto con su comandante y tripulación.  Esta es la versión histórica del fin del U-47 y de su comandante Guenther Prien.  Otra versión que cobra fuerza es que el U-47 fue víctima de su propio torpedo, que navegó en círculos impactando a la nave.  El HMS Wolverine habría atacado al submarino UA de Eckermann, no al U-47, que logró escapar muy averiado.


LIBRO

La verdad sobre Scapa Flow por Alexandre Korganoff

Scapa Flow


Publicado: 3 diciembre/2001

Anotaciones

comments powered by Disqus