Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Operación Gauntlet (27-8-1941)

Mucho antes de comenzar la guerra, las potencias marítimas mundiales establecieron estaciones meteorológicas que transmitían los datos del clima en especial en el Atlántico Norte.  Pero una vez que la guerra estalló, muchas estaciones fueron abandonadas o sus transmisiones fueron codificadas para evitar que el enemigo utilizara la información.

Había comenzado la batalla del clima por ser las condiciones meteorológicas vitales en especial para la navegación aérea en la paz y en la guerra y porque las estaciones claves alrededor del mundo, estaban en manos de los beligerantes.  Alemania poseía estaciones en diversos lugares del Círculo Polar Ártico y los británicos también, pero algunos países, como Noruega, tenían soberanía sobre islas de gran valor estratégico para la instalación de esas estaciones.

Click para ampliar
Click en el mapa para ampliar

Apenas Alemania invade Noruega y expulsan a los británicos, el gobierno de Londres decide tomar por asalto las estaciones polares noruegas.  Una de ellas en la isla de Svalbard ("tierra de las costas heladas") conocida por los británicos como Spitzbergen.  Svalbard es un archipiélago de islas montañosas que fue tierra de nadie hasta que en 1920 fueron ocupadas por Noruega por mandato del Tratado de Paz de París.  Sin embargo, los países signatarios recibieron derechos de explotación de recursos en las islas.

En esa isla se instalaron puertos para facilitar el mantenimiento de la flota ballenera y como descubrieron carbón, también se establecieron minas para su explotación.  En vista que las islas no tienen población indígena, los noruegos propiciaron que inmigrantes rusos se asentaran en su territorio para trabajar como mineros.

Declarada la guerra y después de la ocupación alemana de Noruega, el Almirantazgo Británico trazó los planes para destruir las instalaciones de Svalbard mediante un ataque sorpresa utilizando una pequeña escuadra dándole el nombre clave de Operación Gauntlet.

La escuadra fue puesta bajo el mando del Almirante Sir Phillip Vian compuesta por el crucero HMS Nigeria, apoyado por destructores, escoltando al Empress of Canada un viejo barco construido en 1920 —perteneciente a la empresa Canadian Pacific SS Co.— y que fue convertido en transporte artillado de tropas en 1939.  Este barco serviría de transporte para los trabajadores y militares que serían evacuados de las islas Svalbard.   Después de haber hecho 200 travesías en el Atlántico, con un cambio de motores que le dio una velocidad de 21 nudos el Empress of Canada fue hundido por el submarino italiano Leonardo Da Vince el 14 de marzo de 1943.   Una vez completada la preparación y recibida la orden de zarpar, la escuadra se dirige al archipiélago, adonde llegan el 27 de agosto de 1941.

En rápida operación, evacuan a todos los 3200 habitantes de las islas, entre los cuales había más 1000 noruegos y unos 2000 rusos.  El cónsul ruso se resiste a evacuar sin órdenes de su gobierno, pero el Almirante Philips ordena que lo embarquen a la fuerza.   Una vez que todos los civiles y la escasa dotación de militares noruegos son embarcados en el Empress of Canada, el Almirante Philips procede primero a transmitir reportes climatológicos falsos, indicando niebla y tormentas en la zona, con el propósito de evitar que la Luftwaffe haga vuelos de reconocimiento y encuentre a la escuadra británica.  Una vez concluida esa parte de la operación, procede a evacuar a los últimos civiles que tenían el cargo de operadores de la estación y luego ordenó destruir todas las instalaciones y en especial las facilidades meteorológicas mediante cargas de demolición que colocan los zapadores.

Las entradas de las minas fueron voladas, los depósitos de carbón esperando ser embarcados fueron incendiados y finalmente la estación de radio y la planta de energía eléctrica fueron destruidas.   Esa misma tarde se aproximaron a las islas dos buques carboneros alemanes que a su vez, también fueron capturados.  La operación Gauntlet culminó el día 2 de setiembre y la escuadra, con los evacuados y los buques capturados, partió de regreso a Gran Bretaña.   Tres días después, los rusos eran repatriados a Arkangel.

Meses después de este episodio, una pequeña guarnición noruega procedente de Inglaterra se establece en la isla con unas baterías antiaéreas y un pequeño destacamento de infantería y en los meses posteriores, los británicos instalarían nuevas estaciones meteorológicas.


Bibliografía

Records of the German Naval High Command (Guides to the Microfilmed Records of the German Navy, 1850-1945, No. 3) by United States National Archives and Records Administration (Corporate Author), Germany Kriegsmarine Oberkommando (Corporate Author), Timothy Mulligan (Editor)


Publicado: 28 noviembre/2003 - Actualizado: 16 setiembre/2013