Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Operación Sandcrab
[ataque a Dutch Harbor] (11-5-1943)

Operación Sandcrab (Attu)

En enero de 1943, se prepararon los planes de invasión de las Islas Aleutianas.  Las fuerzas de defensa se calculaban en 500 japoneses, con algo de artillería y antiaéreos, para lo cual una división parecía suficiente.   La 7ª División de Infantería se entrenó en los desiertos de Nevada y los simulacros de desembarco se realizaron en California entre el 21 de febrero y el 9 de marzo.  Los últimos ensayos se realizaron entre el 17 y el 27 de marzo incluyendo el simulacro en la isla de San Clemente con fuego real y apoyo naval.  Sin embargo los recursos materiales para esta operación eran muy limitados teniendo en cuenta las operaciones que se estaban realizando en Europa y otras partes del Pacífico.

Mapa de las Aleutianas

La fecha de la operación fue fijada para el 7 de mayo de 1943, pero hubo una serie de retrasos por deficiencias en el equipo y por problemas climatológicos.   Cuando se fijó la fecha del desembarco para el día 11, las patrullas de reconocimiento avistaron la llegada a las islas de un convoy japonés protegido por una fuerza naval y nuevamente se postergó la operación, sin embargo no hubo contacto con el enemigo los días 9 y 10.

11 de mayo de 1943

Pese a los pronósticos, el 11 de mayo de 1943, día del desembarco, en Attu las condiciones climatológicas fueron extremas con lluvias, nieblas y ventiscas.  Una fuerza de asalto de tres acorazados, seis cruceros, 19 destructores, cinco transportes y un portaaviones de escolta, bajo el mando del contralmirante Frank W. Rockwell, desembarcó el 11 de mayo a 1,000 hombres en la Bahía de Holtz, en la costa norte de Attu, y otros 2,000 en la Bahía Masacre, en la costa sur.  Ambas fuerzas debían avanzar hasta encontrarse en el interior montañoso y empujar a los japoneses al extremo oriental de la isla, donde los esperarían los cañones de la flota y los aviones embarcados de la escolta.

Lancha de desembarque

Lanzamiento de lanchones de desembarco

Composición de la flota

Fuerza de Tarea 16
Operación Sandcrab
La flota la conformaban el USS Pennsylvania, USS Idaho, USS Bell, USS Williamson, USS Meade, USS Phelps, USS Edwards, y USS Farragut, más el submarino USS Nautilus

Fuerza de Tarea 51
Operación Landcrab
Lo componían el USS Nevada, USS Zeilin, USS Heywood, USS Harris, USS Perida, USS Long, USS Ammen, USS Hull, USS Dewey, USS Dale, USS Abner Read, USS Pruitt, USS Chandler, USS Elliot y USS Casco, más los submarinos USS Narwhall y USS Kane.

Primer día

A las 3 de la mañana el USS Narwhal desembarcó una destacamento de reconocimiento y regresaron.  El USS Nautilus hizo lo mismo a las 5 de la mañana, pero el USS Kane no encontró la playa asignada y debió pedir ayuda al USS Pennsylvania para que lo guiara con el radar.  A las 9 de la mañana los aviones del USS Nassau bombardearon la Bahía Holtz y a las 2:50PM desembarcaron en el sector norte y poco después en el sur.  Las condiciones meteorológicas fueron tan severas que no fue posible que la flota diera soporte a las fuerzas de invasión por falta de visibilidad.

Una oleada de desembarco se dirige a la playa

Parece ser que los japoneses no descubrieron el desembarco sino hasta las 3:10PM.   Sin embargo los avances no fueron sustanciales para la fuerza de invasión que al final del día no vio cumplidas sus metas.  Al día siguiente el clima seguía igual.  A medio día mejoró y pudieron enviar aviones para brindar apoyo aéreo con bombas de demolición.   La resistencia antiaérea fue considerable por parte de los japoneses.   A las 2:00PM fue posible el bombardeo naval.

Al finalizar el día, tampoco se cumplieron los objetivos debido a la fuerte resistencia japonesa.  Las fuerzas invasoras se encontraron además que no era posible utilizar vehículos debido al fango que cubría la isla.  En el USS Pennsylvania hubo un momento de angustia cuando tuvo que hacer maniobras de evasión al ser avistado un torpedo.  A media noche se reportaron 44 oficiales y soldados estadounidenses muertos y al menos en el sector de Bahía Masacre las fuerzas invasoras estaban atascadas sin poderse mover debido al fuego enemigo.

Heridos

Transporte de un compañero herido en Attu

13 de mayo

El día 13 de mayo, la neblina impidió el fuego naval y el apoyo aéreo estadounidense.  Nuevos refuerzos fueron enviados a las playas pero el desembarco no puedo completarse sino hasta las 10:30AM del día siguiente y en la Bahía Masacre hasta la 9 de la noche.  Nuevos refuerzos estuvieron desembarcando hasta la medianoche.

14 de mayo

El día 14 de mayo, con la niebla muy espesa los estadounidenses hicieron muy pocos progresos.  Los japoneses conocían muy bien la isla y sabían dónde cubrir con fuego de artillería para impedir el avance de los invasores.  A medio día fue posible el apoyo naval cuando las condiciones de visibilidad mejoraron.  Cuando fue posible el despegue de los portaaviones, el resultado del apoyo no fue exitoso y se perdieron 4 cazas Wildcat.  Los bombarderos B-24 no pudieron lanzar sus bombas y los B-25 hicieron un lanzamiento a ciegas.  Un B-24 se estrelló.  Al finalizar el día los buques USS Nevada y USS Idaho habían agotado sus municiones.

Campamento bajo ataque japonés.

Así transcurrieron 8 días de operaciones, con los 2300 defensores luchando a muerte ante una fuerza infinitamente mayor, que se vio obligada a desembarcar más y más refuerzos.  Los japoneses esperaban atrincherados en Fish Hook Ridge sobre el Valle Chicagof (en honor al explorador ruso Vasili Chichagov) esperando a los refuerzos que nunca llegaron.  La enorme superioridad numérica y la falta de suministros obligaron a los japoneses a ceder terreno hasta quedar totalmente cercados.

Los estadounidenses tuvieron que desembarcar hasta 12.500 hombres para dominar la situación, complicada no sólo por la determinación de los japoneses sino por las condiciones del terreno y el clima.  Una vez acorralados los defensores en la costa norte, el ataque de la armada y de la aviación fue más efectivo.

23 de mayo

El día 23 de mayo, 16 bombarderos Betty bombardearon a las fuerzas estadounidenses, pero los cazas P-38 derribaron a cinco de ellos.  Fue el último intento de apoyar a las fuerzas japonesas.  A esas alturas, los estadounidenses habían desembarcaron más refuerzos que sumaron un total de 15 mil hombres.   El 29 de mayo, el coronel Yamasaki y los aproximadamente 750 hombres que le quedaban, lanzaron un ataque banzai en un intento desesperado de alcanzar la Bahía Masacre y capturar los depósitos de suministros de los estadounidenses.  Fueron detenidos en Engineer Hill y repelidos oleadas tras oleadas en un inútil sacrificio.  Los soldados japoneses que no murieron por el fuego enemigo, de acuerdo a la filosofía del Bushido, se suicidaron.  Sólo quedaron vivos 28 heridos incapaces de cargar un arma.  Los estadounidenses tuvieron 3300 bajas de los cuales 549 resultaron muertos y el resto heridos y desaparecidos.

Recibiendo suministros

Con altavoces guían a las lanchas de suministros


Publicado: 2 abril/2004