Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Operación Lightfoot (23-10-1942)

Con el frente estabilizado en El-Alamein, no había ya comentarios sobre la llegada del Afrikakorps a Alexandria.  La falta de recursos había detenido a las fuerzas ítalo-alemanas que en esos momentos sólo hacían preparativos defensivos.

La defensa ítalo-alemana.

Cuenta el Teniente General, entonces coronel, Fritz Bayerlein, en sus memorias que las fuerzas ítalo-germanas se componían de batallones alternados de italianos y alemanes en todo el frente.  Una división alemana, una brigada alemana de paracaidistas, más cinco divisiones italianas de infantería sostenían posiciones estáticas en el frente.   Las reservas móviles eran, en el sector norte la 15ª División Panzer y la División Acorazada Littorio, detrás de ellas.  La 9ª División Ligera y la División Triestre, y en el sur como reserva del ejército, la 21ª División Panzer con al División Italiana Ariete.

Mapa de El-Alamein
Click para ampliar el mapa

23 de octubre de 1942

En la la noche a las 9:30pm, mil cañones británicos abrieron fuego en el frente de diez kilómetros desde Bir-El-Atash y Bir-Abu-Sifai.   Cinco horas de bombardeo martillaron a las fuerzas de infantería italo-alemana atrincheradas en los sectores norte y centro del frente de El-Alamein.  Durante el día, escuadrillas de bombarderos procedentes de los campos de aviación en El Nilo dejaban caer sus cargas de bombas, aminorando hacia las 10 de la noche.  En los jardines del diablo empezaron a dejarse sentir las explosiones de las minas y de las bombas de aviación.

De norte a sur se encontraban detrás del frente la 15ª Panzerdivision, la División Littorio italiana, la 21ª Panzerdivision y la División Ariete.  Un poco más atrás, en el norte, sobre la carretera de la costa se encontraba la 90ª División Ligera.

El poderío estadounidense refuerza a los británicos.
El B-26 de la foto tiene los colores del Día-D.

Situación catastrófica

Todo parecía indicar que Montgomery se decidiría por atacar el flanco más débil, al sur cerca a la depresión de El-Qattara.   El fuego desencadenado en el sector norte constituiría así una maniobra de diversión sobre todo teniendo en cuenta que en los otros frentes también se estaba disparando.  Sin embargo, esta vez eran los británicos los que se estaban valiendo de la técnica de Rommel.

El sur es el punto débil: ataque por el norte

En el sur, los británicos habían establecido una unidad de comunicaciones dedicada exclusivamente a los escuchas de las fuerzas alemanas y era por el norte donde el Cuerpo de Ejército XXX se preparaba a atacar.  Pero las fuerzas británicas no consiguieron perforar el frente donde se mantenía firme el 125º Regimiento acorazado.  Sin embargo, en el sur, en el flanco izquierdo del 382º Regimiento, tropas de infantería australianas y escocesas consiguieron abrirse paso y expulsar de sus posiciones a las tropas italianas, mientras los carros se acercaban desde el este.  Al mismo tiempo comenzaron a moverse en el este los carros de combate.  Toda la noche se luchó en el frente norte donde los Jardines del Diablo hicieron su trabajo deteniendo la ofensiva. Tras sangrienta lucha un pequeño grupo de supervivientes fue hecho prisionero.

Consolidated B-24 Liberator

24 de octubre de 1942

En las primeras horas de la mañana del 24 de octubre, y ante la falta de información sobre el estado del frente, el general Stumme decidió ir personalmente a examinar la situación.  Junto con el coronel Büchting, que mandaba una unidad de transmisiones, emprendió la marcha hacia la primera línea.   Antes de llegar a ella el vehículo en que viajaban se vio envuelto por el fuego de las ametralladoras.  El coronel resultó muerto de un disparo en la cabeza y el general Stumme murió de un ataque cardíaco.   Sólo el conductor del vehículo salió con vida.  El general von Thoma se hizo cargo del mando.  Poco después el general Keitel, desde el cuartel general del Führer, avisó a Rommel de lo que estaba sucediendo.

Muere el General Stumme

Mientras tanto, en Europa, restableciéndose de sus problemas de salud, Rommel se encontraba en Semmering, cerca a Viena, cuando le llegó la noticia de que Montgomery había comenzado su ofensiva y lo peor, que sólo al comenzar las acciones su reemplazo, el General Stumme, había muerto.

Regreso de Rommel

Hitler le comunica a Rommel que la situación es mala en África y el mariscal decide regresar inmediatamente, pese a encontrarse aún enfermo.   Durante su escala en Roma, esperaba al mariscal en el aeropuerto el representante alemán en el Cuartel General italiano, general Enno von Rintelen quien informó al mariscal sobre la catastrófica situación de su ejército.

Tanque estadounidense Sherman

Superioridad aérea anglo-americana

La aviación británica, reforzada con bombarderos pesados estadounidenses tipo Liberator y con bimotores Marauder, acababa en mar y tierra con todos los refuerzos y con todo el abastecimiento destinado al DAK.  Durante los meses de agosto, setiembre y octubre, el Eje perdió 200 mil tn de irremplazables buques, entre los que se encontraban todos los buques cisterna, que eran el objetivo predilecto de los anglo-estadounidenses.  La falta de combustible y el continuo ataque de la aviación hacían que escasearan en el frente los proyectiles de artillería, por más que se encontraran en los puertos de la Cirenaica 20.000 t de municiones que no había forma de hacerlas llegar con seguridad al frente, desprovisto como estaban de soporte aéreo.

Recursos materiales ilimitados

Montgomery, por su parte, seguía recibiendo refuerzos de todo tipo por el canal de Suez y el Mediterráneo, y sus baterías concentraban el fuego sobre las posiciones alemanas de El-Alamein, con objeto de poder realizar el ataque con el menor número posible de bajas.  Miles de carros, más de la mitad Shermans y Grants estadounidenses, estaban preparados para la batalla.

Tumba de un soldado alemán
al lado de su Panzer destrozado

Defensa desesperada

Sin embargo,  el primer ataque de los carros, no llegó muy lejos.  A unos 8 km, del frente fue contenido por la artillería del 33º Regimiento Acorazado, y la 15ª Panzerdivision.  El fuego concentrado se detuvo y, en el instante más apremiante , apareció un destacamento blindado por el flanco.  Para su desgracia los ingleses fueron a adentrarse por un sector intacto de los Jardines del Diablo.  Los carros británicos dieron media vuelta y emprendieron la fuga, dejando 35 carros incendiados.  Poco podían hacer los defensores por reacondicionar el sector debido a la escasez de combustible que obligaba a racionar su uso para cuando fuera necesario.  Por otro lado, el número de unidades era insignificante, por ejemplo, la 15ª Panzerdivision sólo disponía de 35 carros en condiciones de combatir.

27 de octubre

La 21ª Panzerdivision continuaba en el sur esperando el ataque de Montgomery, considerando aún, que todo lo demás no pasaba de una maniobra de diversión.   El Mariscal Rommel la mandó al norte, pero en un infructuoso contraataque se concentraron las unidades gastando para ello el preciado combustible, mientras que el enemigo, las iba dejando una tras otra fuera de combate.  Inexplicablemente Montgonmery suspende el ataque.

Defensa antiaérea en los Jardines del Diablo


Bibliografía


Paul Carell, Die Wüsten Füchse (Zorros del Desierto), Nannen Verlag GMBH


Publicado: 24 junio/2002