Ofensiva italiana en el Norte de África (13-9-1940)

Un día en la Plaza Venecia de Roma, un encendido discurso de Mussolini es interrumpido constantemente por una delirante multitud que gritaba: ¡Guerra!¡Guerra!   Es el 10 de junio de 1940, día en que Il Duce declarala guerra a Francia e Inglaterra.

Mapa del Imperio Italiano 1939

Imperio Italiano en 1939

7de setiembre de 1940

Para Italia, después de invadir Francia, el norte de África era un escenario que no podía ser dejado de lado.  Pero, las fuerzas italianas apenas comienzan a preparar la ofensiva el 7 de septiembre de ese año, cuando Mussolini ordenó al Mariscal Graziani, reemplazante del Mariscal Italo Balbo, comandante del Regio Essercito Italiano en Libia, que empezase una ofensiva por tierra contra Egipto.  Graziani, poco experimentado en la guerra, se resiste argumentando no estar preparado.  Mussolini pierde la paciencia y le ordena atacar inmediatamente, so pena de ser destituido.  Il Duce lamenta la muerte de Balbo, un verdadero héroe nacional, ocurrida en un accidente el 28 de junio.

Las fuerzas italianas

Graziani contaba con 3 divisiones de infantería, 2 divisiones de Camisas Negras y un Grupo Móvil con media centena de tanques al mando del General Maletti.  La moral era alta, luego de los triunfos en Abisinia y de la reciente invasión de Francia y firma del armisticio.  Pero las fuerzas estaban mal equipadas y los mandos no eran de lo mejor, empezando por el propio Mariscal Graziani.  A la larga, todo eso mermó la moral de unas tropas que, luego de los efímeros éxitos coloniales, pocas ganas tenían de pelear esa guerra en el desierto.  Ya no se trataba de una guerra contra nativos africanos, sino de enfrentar a la Mancomunidad Británica cuyos mandos y núcleo principal de las fuerzas que las constituían, eran soldados profesionales, con gran experiencia militar en varias partes del mundo.

m11/39 a toda velocidad por el desierto

Tanque ligerom11/39 italiano.

13de setiembre de 1940

La ofensiva comenzó el 13 de septiembre, fijándose como primerobjetivo al débilmente defendido Sollun, situado a menos de 10 km de la frontera entre Libia y Egipto.  Un par de días después, Graziani captura el puerto de Sidi el-Barrani.  Las fuerzas de Graziani no pudieron seguir adelante, porque estaban muy limitados en abastecimientos, puesto que la armada británica, desbarató las rutas de aprovisionamiento, por aire, atacando a Bengazi, Sollum, Bardia y al mismo Sidi el-Barrani.  En el mar, la fuerza submarina británica no logró grandes resultados, debido a que los barcos italianos navegaban en aguas poco profundas y muy pegados a la costa.  Por otra parte, el destacamento aéreo de la RAF en la vecina Malta, era insignificante y poco podía hacer estando tan cerca de las bases aéreas italianas.  En esos primeros días de lucha, no hubo ninguna batalla significativa, pues el número de las fuerzas italianas sobrepasaba largamente a las defensas británicas.

En Sidi el-Barrani los italianos arrasan a las fuerzas inglesas

Fuerzas italianas arrían la bandera británica en Sidi-Barrani

Operación Compass

El comandante supremo británico en Egipto, General Sir Archibald Wavell, prepara la Operación Compass, al mando del General Connors, quien cuenta con la 4ª División de Infantería India y la 7ª División Blindada británica.

El 9 de diciembre de 1940, los británicos lanzan el ataque.  En rápido desplazamiento ocupan el campo Nibeiwa, la fuerza de tanques arremete contra Sidi el-Barrani tomando por sorpresa al grupo del General Maletti.  Las fuerzas británicas pelean con lo mejor de sus fuerzas blindadas, el tanque Matilda, equipado con un cañón de 40mm, contra los tanques M11/39 italianos con un cañón de 37mm y ligero blindaje.  El violento ataque arrolló las líneas italianas.  Los blindados M11/39 son diezmados y la artillería italiana de 75mm apenas logra averiar a 22 tanques británicos, al no contar con proyectiles perforantes.  Dos docenas de tanques italianos fueron capturados.  Wavell detiene la ofensiva y retira a la división india, enviándola a Sudán, donde amenazan las fuerzas del DuqueD'Aosta, perdiendo así la oportunidad de derrotar completamente al General Graziani.

15de diciembre de 1940

Hasta el mes de diciembre los italianos no perdieron buques en la ruta Italia-Libia, ni por ataques de submarinos, ni por aviones, por el contrario, llegaron a desembarcar 602.403 toneladas de abastecimientos en Libia durante aquel año.   Mientras Malta no estuviese bien equipada los británicos eran impotentes para interrumpir el tráfico marítimo.

Después de esos primeros meses de guerra, el frente se estabilizó.  En Roma,Mussolini probablemente pensó que la guerra en África era apenas un aperitivo para las grandes jornadas que debía vivir el Regio Esercito Italiano.  Ante el asombro de Graziani, el 28 de octubre, las fuerzas italianas invaden Grecia.  Al abrirse ese nuevo frente, se crea una nueva situación, no esperada por los mandos militares.  Los griegos presentan encarnizada resistencia, reciben ayuda británica y la situación en los Balcanes comienza a comprometerse seriamente.

Refuerzos británicos

Refuerzosbritánicos en Egipto

Ante esos acontecimientos, las fuerzas de Graziani enfrentan serios problemas de abastecimiento, obviamente no por la acción de los británicos, sino porque los Balcanes son la primera prioridad para los mandos italianos.   Por otro lado, los británicos que ya estaban actuando en Grecia y otros países de la zona, como Yugoslavia, desde antes de comenzar la guerra, deciden prestar ayuda efectiva a Grecia y por tanto deben actuar rápidamente en África en vista de que los italianos daban muestras de no poder continuar con la ofensiva.  Era vital para los británicos, obligar a replegarse a los italianos, para poder sacar fuerzas de Egipto y enviarlas a Grecia.

Repliegueitaliano

Mientras eso ocurría, la 7ª División Blindada británica es metida como punta de lanza y corta la carretera de Sidi el-Barrani por el oeste.   Por el sur, no resulta tan fácil para los británicos, que se enfrentan a unos 20 cañones apostados en las alturas quienes detienen a los carros ligeros del 3º de Húsares.  Acude en su ayuda un escuadrónde tanques Cruiser logrando así derrotar a las fuerzas italianas.

Motociclista italiano

Retirada italianade Bardia

Lasfuerzas italianas retroceden incluso más allá de la frontera y dejan en el camino 24 mil bajas incluyendo unos 14 mil soldados libios.   El saldo para los británicos es de 600 bajas.  Los británicos aprendieron la lección que les dieron los Panzers de Guderian: en ese momento, todos los blindados están equipados con radio.  Las fuerzas italianas por su parte, sólo intercomunicaban por radio a los jefes de grupo.  Se repitió el escenario de Francia, pero al revés.

Navidad y Año Nuevo 1941

El Mariscal Graziani repliega sus agotadas fuerzas a Bardia y los británicos mantienen el acoso.  Una división australiana refuerza a los británicos, mientras Graziani clama por refuerzos y equipo, sin que haya alguien que pueda satisfacer sus demandas.  Pasa la Navidad y el Año Nuevo, cuando los británicos tienen ya un Cuerpo de Ejército en África.

Incendios en Tobruk.  Australianos inspeccionan
tanques italianos capturados.

3de enero de 1941

Los británicos comienzan el ataque el día 3 de enero, y Bardia caeen manos australianas el día 6, capturando cerca de 40 mil efectivos italianos con apenas medio millar de bajas.  Los italianos se atrincheran enTobruk.  Los australianos inician el ataque el día 21 y en 24 horas vencen a las fuerzas italianas.  Unos 25 mil prisioneros más, marchan al cautiverio.

Repliegue hasta la línea de partida

A fines del mes de enero, las fuerzas italianas se retiran de Babbini y Derna dejando la Cirenaica en manos británicas.  El Mariscal Graziani ordena el repliegue de sus tropas a Bengazi.  Un mes después las fuerzas italianas se encuentran en Beda Fomm cuando nuevamente son atacados por las fuerzas australianas, que en esos momentos reciben 76 mil soldados más, al estar Gran Bretaña libre de la amenaza de invasión.  Se complementan las fuerzas de Wavell con 50 mil efectivos más de Australia y Nueva Zelanda.

Prisioneros italianos

Prisioneros italianos

Destitución de Graziani

Graziani es sustituido por el General Gariboldi quien ordena al General Bergonzoli hacer lo que sea necesario para detener el avance australiano, que es reforzado con efectivos blindados ingleses.  Bergonzoli arremete contra los mejor equipados británicos y está a punto de romper las líneas aliadas, sin embargo, una vez más, no hay refuerzos y el equipo de reemplazos implemente no existe.  Las exiguas fuerzas italianas dejan centenas de vehículos en el campo y Bergonzoli ordena replegarse y establecer una línea defensiva que finalmente estabiliza el frente.  Cirenaica está prácticamente perdida, a menos que ocurra un milagro.

Laayuda alemana

Mussolini, asediado en Grecia y casi derrotado en África, se ve obligado a pedirle ayuda a Hitler, quien acepta, dándose cuenta que Inglaterra puede vencer a Italia y obligarla a volverse contra Alemania.  Hitler promete mandarle al recién formado Afrikakorps, que será sólo una unidad de refuerzo operando bajo el mando italiano.  Por supuesto que esa no era, ni remotamente, la idea de su jefe: el General Rommel.


Publicado: 22 enero/2002 - Actualizado: 22 julio/2009






Principal




Para tu Smartphone

Libro de Visitas

Blog de Exordio

Búsqueda sólo en el Blog



Página protegida por Copyscape en contra de copia y violación de contenido