Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Mira de Bombardeo británica MK XIV

Recién en 1942, en Gran Bretaña se hicieron mejoras en las miras de bombardeo.  En el mes de agosto de ese año, fue puesta en servicio la mira Mk XIV que la llevaba el avión "Pathfinder" (buscador de ruta) que era el encargado de lanzar las marcas para indicar a los bombarderos la ubicación del blanco.  El bombardero realizaba los ajustes de rigor y apuntaba visualmente, pero un mecanismo electromecánico mantenía al avión en rumbo aún si el piloto tomaba acciones evasivas.  En 1943, la mira Mk XIV era usada en todos los bombarderos de la RAF.

MK XIV

Mira MK XIV

A diferencia de la mira Norden, la MK IXV era de más fácil mantenimiento, era más simple de usar y requería mantener el avión en rumbo durante 10 segundos previos al bombardeo, a diferencia de la Norden que requería 30 segundos.

Bombardeo con ayuda de radar H2S

Durante los últimos años de la guerra, además de la mira MK XIV, los bombarderos británicos estaban equipados con el radar H2S como ayuda complementaria, aunque varios sistemas se usaron para ayudar a la navegación de bombardeo..

Radar

Imagen del radar H2S

La Fuerza Pathfinder de los británicos utilizaba mayormente la ayuda del sistema Oboe para obtener el curso al blanco.  Pero, en 1944, los británicos revelaron la utilización del radar H2S que usaba un PPI (Plan Position Indicator), una pantalla de tubo de rayos catódicos, donde el agua del mar y de los ríos aparecía de color negro y todo lo demás, la tierra, puentes, muelles se mostraban en color brillante.  Con el H2S los británicos podían bombardear muelles y puentes con gran precisión aún con cielo cubierto de nubes o de noche.  Otra razón, para que los británicos prefirieran el bombardeo nocturno.

Miras con ayudas ópticas

Para el bombardeo de las represas de Mohne y del Eder, los británicos utilizaron bombas cuya precisión estaba basada en la altura y velocidad exactas a la que debía volar el avión.  Para el efecto, usaron un sistema muy ingenioso, pero elemental a la vez, consistente en dos reflectores, uno en la parte delantera del avión Lancaster y otro detrás, apuntando ambos hacia abajo.  Los dos haces de luz convergían en el mismo punto, sobre el agua, cuando la altura a la que volaba el avión era de 60 pies (18m), altura que era la máxima calculada para que la bomba rebotara como una pelota, sin estallar por el impacto. 

Ese sistema fue más preciso que cualquiera de los altímetros usados en la época, que calculaban la altura en base a la presión atmosférica.  El momento del lanzamiento se obtenía mediante la alineación de una simple horqueta, como las usadas para tirar piedras, con las dos torres de las represas que se encontraban centradas con una separación de 183 metros entre sí.  En ese preciso instante la distancia del avión a la represa era la requerida de 400 metros.   (Ver Operación Chastise


Bibliografía

- The Navy's Mark 15 (Norden) bomb sight: Its development and procurement 1920-1945, Robert Vance Brown - (No disponible)
- The Story of the Bomber 1914-1945,Bryan Cooper, Mandarin Publishers Co., 1972. - (No disponible)
- Echoes of War: The Story of H2s Radar, Bernard Sir Lovell - (No disponible)

LIBRO

Allied Photo Reconnaisance of World War II por Chris Staerck (Editor).


Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 8 setiembre/2005 - Actualizado: 16 agosto/2013