Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Kaiten (Torpedos tripulados)

Los primeros diseños de torpedos tripulados japoneses consideraban la posibilidad de que el piloto pudiese escapar por una escotilla, una vez que el torpedo se encontraba en rumbo de colisión con el objetivo.   Sin embargo, hay muchas dudas que el piloto pudiera salir del interior sin que la maniobra alterara el curso del torpedo.   Después de los primeros diseños, tal posibilidad fue descartada, haciendo del Kaiten un torpedo tripulado suicida.

Kaiten

Aprobado el proyecto Kaiten, el 10 de julio de 1944, la Armada Imperial estableció la Primera Base de Entrenamiento Especial de Submarinos en la Isla Otsushima en la Bahía Tokuyana en la Prefectura Yamagushi, bajo el comando de Contralmirante Mitsuru Nagai.  El número de voluntarios que se presentaron para el entrenamiento en las unidades especiales suicidas (Tokko)  fue enorme y por tanto se siguieron normas estrictas de selección.  Nada se supo del Kaiten hasta después de la guerra por haber sido un proyecto secreto.   El primer ataque se realizó el 20 de setiembre de 1944 en el Atolón de Ulithi, Islas Carolinas y continuaron hasta el fin de la guerra.

Los tres primeros modelos, 1, 2 y 3, fueron un desarrollo a partir del torpedo convencional Tipo 93 ("Lanza Larga") de 61 cm. (24") propulsados por oxígeno/kerosene y el cuarto modelo o tipo 10, fueron desarrollados a partir de un torpedo convencional del tipo 92 de 53,3 cm. (21") con propulsión eléctrica.   Los tipos 2, 4 y 10 se fabricaron en pequeñas cantidades sólo para hacer las primeras pruebas de navegabilidad.   Para darle cabida al piloto la parte central del torpedo fue alargada con la inserción de la torre de mando.

El entrenamiento fue difícil, puesto que resultaba muy complicado y arriesgado maniobrar el torpedo a velocidades de 40 nudos y por tanto los accidentes fueron frecuentes.  La primera víctima fue el Teniente Ingeniero Kuroki que perdió la vida en un accidente ocurrido en setiembre de 1944.  El torpedo era muy inestable y la navegación por medio del periscopio una tarea que demandaba enorme esfuerzo por parte del piloto, en especial durante la noche.  Por todos los problemas que se presentaron, hubo muchos retrasos antes de declarar el proyectil en estado operativo y aún así el Kaiten tuvo muchas deficiencias que no se resolvieron, como filtraciones, cortocircuitos, fallas en los motores y baterías etc.

Eventualmente el Kaiten Tipo 1 con cabeza explosiva de 1360 kg pasó las pruebas operacionales y fue puesto en servicio.   Se fabricaron unas 400 unidades y de ellas aproximadamente 100 realizaron misiones suicidas.   La ventaja del Kaiten era que podía ser lanzado desde un submarino sumergido y podía ser guiado al blanco mientras navegaba bajo la superficie, sirviéndose el piloto de un compás y de un periscopio.

Kaiten

Kaiten recuperado en Ulithi,después de hundir al USS Mississinewa

EL Kaiten Tipo 2, fue diseñado para transportar dos tripulantes, era más grande, más veloz y tenía un radio de acción mayor que el primero, aunque la carga explosiva era la misma.

Las características promedio de los kaiten eran: 550 HP, 14.75 m (45 pies) de eslora, 1.55 ton de carga explosiva, velocidad máxima de 30 nudos y 23 km de radio de acción a máxima velocidad.

Primera Operación Gen

La primera operación Gen fue fijada para setiembre de 1944 en las Islas Marshall, especialmente contra buques fondeados en Kwajalein, Majuro y Eniwetok, pero no se pudo llevar a cabo por problemas técnicos y por eso la misión fue postergada hasta el mes de noviembre.   Finalmente fue autorizada esa primera operación Gen, para lo cual fueron designados el I-36, I-37 e I-47 como submarinos madre, que fueron equipados con 4 kaiten en cada uno.  El objetivo fue la Base Naval estadounidense en Ulithi, Islas Carolinas.

La flotilla zarpó de Otsujima el 8 de noviembre de 1944 y once días después llegaron a Ulithi.  Luego de estudiar el objetivo con detenimiento fijaron el ataque para el día 20.  Se aproximaron a la entrada del atolón, el I-36 e I-47.  El primero lanzó un Kaiten y el segundo cuatro.  Entre los tripulantes de estos últimos se encontraba el Insignia Sekio Nishima.  En los submarinos escucharon varias explosiones y a través de los periscopios observaron la densa columna de humo que se elevaba cientos de metros.  Los destructores detectaron a los otros kaiten y los hundieron con fuego graneado y cargas de profundidad antes que pudieran acertar los blancos.

Ambos submarinos madre regresaron a japón e informaron el hundimiento de varios buques, al menos un portaaviones, probablemente llevados a presumirlo debido a las varias explosiones en el petrolero Mississinewa y por los objetivos asignados a los demás kaiten.  El I-47 no tuvo igual suerte.  Su objetivo era las Palau, pero al llegar fue detectado y hundido por destructores.  El Alto Mando Naval Japonés, dio como exitosa la operación.

Segunda Operación Gen

Se designaron 6 submarinos madre: I-36 e I-48 para operar en Ulithi; I-46 en Hollandia; I-53 en Palau; I-56 en las Islas Almirante;  I-58 en Guam.  La flotilla zarpó a fines de diciembre de 1944 y fue fijado el día del ataque para el 12 de enero de 1945.  El I-36 lanzó 4 kaiten en la entrada de Ulithi y ocurrieron 4 explosiones.   El I-46 lanzó 4 kaiten cerca a Hollandia y las llamas producto del ataque fueron observadas a través del periscopio.  El I-53 lanzó 3 kaiten, uno voló poco después del lanzamiento debido a algún accidente y poco después pudieron escuchar tres explosiones probablemente ocurridas durante el ataque a naves enemigas.  El I-56 abortó la misión porque no pudo aproximarse al objetivo en las Almirante debido a fuerte actividad antisubmarina en los alrededores.   El I-58 lanzó 4 kaiten cerca a la Bahía Apra en Guam e informó haber observado humo negro procedente de dos blancos diferentes.  El I-48 tuvo retrasos en la salida de su base y recién zarpó para Ulithi el día 9 de enero de 1945.  Fue hundido el 22 de enero por los destructores USS Conklin, USS Corbesier y USS Ravy, cerca de la entrada a la base naval con los 4 kaiten a bordo.  Igual que después de la primera operación, los informes recibidos por el Alto Mando Naval japonés indicaban el hundimientos de varios buques mayores enemigos.  Sin embargo, la US Navy negó el hundimiento de ningún buque debido a esta segunda operación Gen.

USS Underhill

USS Underhill

Las fuentes de la US Navy dicen que la efectividad del Kaiten fue relativa porque sólo pudieron constatar el hundimiento de dos naves, el petrolero USS Mississinewa, ese 20 de noviembre de 1944, en la Base Naval de Ulithi y después el destructor de escolta USS Underhill, el 24 de julio de 1945, a 250 millas al noreste de Cabo Engaño.   Las fuentes japonesas aseveran el éxito de muchos más, cosa que es probable, si el ataque era sorpresivo y exitoso en alta mar, porque sería imposible obtener restos de un kaiten a grandes profundidades.  Sin embargo los informes dicen que no hubo pérdidas de buques mayores aliados durante ese período.

Cuando fue hundido el petrolero USS Mississinewa, en Ulithi, los estadounidenses encontraron los restos del torpedo y en esa oportunidad el hundimiento del USS Underhill se realizó mediante repetidos ataques de varios kaiten, vistos por muchos marinos, hasta que uno acertó el blanco que los partió en dos y lo hundió.

La principal desventaja del Kaiten era que al ser transportados en las cubiertas de un submarino, en número de 2 a 6, limitaba las maniobras de inmersión de la nave madre, poniéndola en peligro si se encontraba bajo ataque enemigo.

Kaiten

Kaiten a bordo del I-367

Una vez que el submarino nodriza ubicaba al enemigo, generalmente un convoy, a los pilotos les asignaban un blanco, los Kaiten eran lanzados al agua a unos 6500 metros de distancia, y cada uno se dirigía en dirección general a su objetivo.   Al llegar a unos 1000 metros del blanco, subía a nivel de periscopio para hacer correcciones de ultimo momento y luego imprimía máxima velocidad sumergiéndose justo por debajo de la superficie.   Si erraba el blanco tenía la opción de emerger a nivel de periscopio, reasignar el blanco y volver al ataque.   Si fallaba en todos los intentos y quedaba al garete por agotamiento de la propulsión, el Kaiten se hundía, al piloto no le quedaba otra alternativa que estallar la carga explosiva, para evitar una larga agonía, puesto que no tenía forma de regresar al submarino nodriza o incluso emerger.

Durante los últimos meses de la guerra, perdieron la vida 106 pilotos de kaiten, 15 murieron en accidentes durante el entrenamiento y otros más de 600 tripulantes de los submarinos de transporte murieron al ser hundidas las naves.


Bibliografía

LIBRO - The Japanese Submarine Force and World War II por Carl Boyd y Akihiko Yoshida.
Five graves to Cairo
Ver detalles en Amazon

LIBRO - History of United States Naval Operations in World War II. Vol. 8: New Guinea and the Marianas, March 1944-August 1944 (History of United States Naval Operations in World War II) por Samuel Eliot Morison.
Five graves to Cairo
Ver detalles en Amazon


Publicado: 06 julio/2008 - Actualizado: 22 octubre/2010